Archivo de junio 18th, 2008

Evolucionistas rusos del XIX

                  

A lo largo del siglo XIX, numerosos científicos rusos defendieron puntos de vista favorables a la evolución de las especies. Así, Herzen (1812-1870) en sus “Cartas para el estudio de la Naturaleza”, presenta una teoría de la evolución del mundo. En su obra,  Tchernychevsky (1828-1889), subraya la idea de un origen común para el hombre con los animales. Conocedor de Lamarck, ensalza la parte materialista de su discurso rechazando su idealismo. El estonio Karl Ernst von Baer (1792-1876) describió los óvulos humanos y de otros mamíferos. Sus trabajos en embriología contribuyeron al desarrollo de las ideas evolucionistas. Karl Roulié (1814-1868), profesor en la Universidad de Moscú, presentaba en sus clases la teoría de la evolución diez o quince años antes de la aparición de la obra de Darwin, para lo cual se basaba en pruebas geológicas, paleontológicas, embriológicas y anatómicas. Según su punto de vista, la naturaleza es una unidad en perpetuo cambio, no tiene ni puede tener especies inmutables. La evolución de las especies es lenta, progresiva, permanente y sometida a la influencia del medio exterior. Al estudiar las formas fósiles, Roulié describió que la tierra pudo haber conocido un periodo en el cual la vida estaba ausente, que los primeros protistas aparecieron primero y que las formas vivas actuales son el resultado de la evolución. Para Roulié, los animales terrestres tienen sus antepasados en animales marinos y el hombre tiene un origen animal.

Borzenkov, discipulo de Roulié y profesor, como él, en la Universidad de Moscú, a propósito del Origen de las Especies, de Darwin, escribió:

(más…)

Etiquetas: