La herencia de caracteres adquiridos en la obra de Darwin: Párrafo decimoquinto de El Origen

  El autor ha terminado la sección titulada Causas de Variabilidad, en la cual ha presentado  el trabajo de Lamarck sin mencionar su nombre.  Comienza ahora otra sección cuyo título vuelve a recordar directamente a Lamarck: Effects of Habit and the use and disuse of Parts. ¿Mencionará el autor en alguna ocasión adecuadamente sus fuentes? No en lo que se refiere a varios autores. Entre ellos,  Lamarck. No obstante,  sus ejemplos no tienen nada que envidiar al de la jirafa,…

Reconsiderando a Lamarck

Terminábamos ayer el comentario de la sección dedicada a las causas de variación que comprende los párrafos décimo a décimo cuarto de El Origen. La ausencia de una mención adecuada de  Lamarck en ellos es vergonzosa. No hay duda de que Darwin conoció la obra de Lamarck puesto que lo cita en el Historical Sketch y más de una vez en su biografía. Pero igual o peor ocurrirá en la sección siguiente titulada,  precisa y paradójicamente, como en homenaje a…

Cuatro problemas en el duodécimo párrafo de El Origen de las Especies

  Nos encontramos en éste párrafo con cuatro problemas. Si bien es cierto que el primero puede atribuirse a los responsables de alguna edición,  los demás  quedan bajo la responsabilidad del autor.   Primer problema: En muchas ediciones en inglés, por ejemplo en ésta de Classic Reader se ha mantenido in definite (dos palabras separadas) en lugar de la correcta indefinite (una sóla palabra), habitual en otras ediciones.   Segundo problema:  El párrafo contiene alguna expresión bien confusa, como por…

Un señor llamado Weismann (eugenista) y otro señor de cuyo nombre tampoco hoy quiero acordarme: más Lamarckismo en el undécimo párrafo de El Origen de las Especies

  Como tantas veces ocurre en El Origen, éste párrafo contiene una frase muy clara y muy cierta,  algunos llegarían a calificarla como elemental o de Perogrullo. Empero,   hay a su alrededor algo obscuro.  La frase es la siguiente:   “there are two factors: namely, the nature of the organism and the nature of the conditions”   El problema, la obscuridad que la rodea,  es que ni  Weismann ni el propio Darwin merecen ser citados en conexión con la mencionada…

Lamarckismo sin Lamarck ya en el primer párrafo del primer capítulo (décimo párrafo de El Origen de las Especies)

    Comienza el primer capítulo de El Origen………. Dedicado a “Variation under domestication” con un epígrafe titulado “Causes of Variability”.  Asume el autor que las causas de variación deben ser las mismas en la naturaleza que en estado doméstico, pero ni se toma la molestia de indicarlo ni explica el porqué. Directamente empieza su travesía: When we compare the individuals of the same variety or sub-variety of our older cultivated plants and animals, one of the first points which…

Fundamento del darwinismo: La fe en la selección natural manifiesta en el noveno párrafo de El Origen de las Especies

  Poco sabemos del origen de las especies: casi tan poco  como hace ciento cincuenta años.  Tampoco sabemos mucho acerca de las relaciones entre los seres que viven a nuestro alrededor, cuestión que  nos importa menos hoy que hace ciento cincuenta años. Empero,  algo sabemos. Por ejemplo, que la Ciencia no trata tanto de si las cosas son o no posibles, como de las demostrables.  No consiste en llevar la contraria a una supuesta mayoría ignorante, y menos inventada por…

Ejemplos absurdos y una ausencia importante en el quinto párrafo de El Origen de las Especies

  En el quinto párrafo de El Origen de las Especies debería citarse adecuadamente a Lamarck, pero no sólo no se le cita,  sino que su trabajo se menciona impropiamente. No será la única vez que Lamarck recibe tal trato en esta obra. Leamos el párrafo:   En inglés:   In considering the Origin of Species, it is quite conceivable that a naturalist, reflecting on the mutual affinities of organic beings, on their embryological relations, their geographical distribution, geological succession,…

Cien años malinterpretando a Lamarck: se descubre el pastel

La figura histórica de Darwin ha fagocitado, no sólo a la de Lamarck, sino a la de todos y cada uno de los estudiosos de la evolución del siglo XIX. El descubrimiento de esta fagocitosis o, al menos, eclipsamiento, que empieza a manifestar una realidad palmaria entre biólogos y especialistas en evolución, promete ser una fuente de sorpresas. Para entender lo que pueda haber de inteligible en evolución, primero habrá que hacer una criba y analizar rigurosamente cómo se nos…

Cien años malinterpretando a Lamarck: ejemplo de una injusticia

Quien analiza la obra de un autor del pasado se enfrenta a su tarea con enorme libertad, pero tanta libertad es una herramienta delicada. Si se utiliza de manera sesgada, buscando un propósito diferente de manifestar las cosas como fueron, entonces a la postre, se pondrán de manifiesto las auténticas intenciones que le motivaron a hacer tal análisis y que no obedecieron exactamente a la necesidad de una exposición clara y honesta de los hechos, sino a otros motivos, a menudo de…

Lamarck, el padre de la biología II

En una entrada ya antigua veíamos que Lamarck había dado el nombre a la biología y la había definido. Sin embargo, Ortega y Gasset, en su obra titulada Pasado y porvenir para el hombre actual (1951), no está muy de acuerdo con la nomenclatura de Lamarck y este uso que él da a la palabra Biología. Parece que, para Ortega, que a veces escribe como enfadado, el motivo de enfado se centrase ahora en Lamarck. Como si detrás del nombre Biología…