La Selección Natural se opone al diseño

Habíamos leído unos fragmentos del libro titulado “What is darwinism?” de Charles Hodge (Princeton, 1870) viendo la ambigüedad que domina en el texto de Darwin. La lectura permite avanzar hasta encontrar un contenido más preciso que la descripción de tan total ambigüedad y así podremos responder a la pregunta allí planteada que era esta:

¿Cuál es, entonces, la aportación de Darwin?……..

Sigamos leyendo a Hodge :


From what has been said, it appears that Darwinism includes three distinct elements.

First, evolution; or the assumption that all organic forms, vegetable and animal, have been evolved or developed from one, or a few, primordial living germs; second, that this evolution has been effected by natural selection, or the survival of the fittest; and third, and by far the most important and only distinctive element of his theory, that this natural selection is without design, being conducted by unintelligent physical causes. Neither the first nor the second of these elements constitute Darwinism; nor do the two combined.

De lo que se ha dicho, vemos que el darwinismo incluye tres elementos distintos.

En primer lugar, la evolución, o la suposición de que todas las formas orgánicas, vegetales y animales, han evolucionado o se han desarrollado a partir de uno o unos pocos gérmenes de vida primordial; en segundo lugar, que esta evolución se ha llevado a cabo por la selección natural o la supervivencia del más apto, y tercero, con mucho el más importante y el único elemento distintivo de su teoría, que esta selección natural ocurre sin diseño, conducida por causas físicas no inteligentes. Ni el primero ni el segundo de estos elementos constituyen el darwinismo, ni tampoco los dos juntos.

It is that Darwin rejects all teleology, or the doctrine of final causes

 

Hodge explica claramente la aportación principal de Darwin:

It is however neither evolution nor natural selection, which give Darwinism its peculiar
character and importance. It is that Darwin rejects all teleology, or the doctrine of final
causes. He denies design in any of the organisms in the vegetable or animal world. He
teaches that the eye was formed without any purpose of producing an organ of vision.

 

No es, sin embargo, ni la evolución ni la selección natural, lo que da al darwinismo su peculiar carácter e importancia. Es el hecho de que Darwin rechaza toda teleología, o la doctrina de las causas finales. Niega diseño en cualquiera de los organismos en el mundo vegetal o animal. Él enseña que el ojo se formó sin ningún propósito de producir un órgano de la visión.

 

La aportación principal de Darwin no es la evolución (que corresponde a Lamarck y que ya había sido presentada en ” The Vestiges of Creation”, obra publicada en 1844) ni la selección natural ( descrita por Wells en 1813 y por  Matthew en 1831). No. ¿Cuál, entonces es la aportación de Darwin? ¿En qué consiste? La aportación de Darwin es que su visión cosmológica rechaza toda finalidad, la existencia de
todo propósito en la Naturaleza.

La aportación de Darwin es que su visión cosmológica rechaza toda finalidad, la existencia de todo propósito en la Naturaleza

A tal respecto Hodge opina:

It would be absurd to say anything disrespectful of such a man as Mr. Darwin, and scarcely less absurd to indulge in any mere extravagance of language; yet we are expressing our own experience, when we say that we regard Mr. Darwin’s books the best refutation of Mr. Darwin’s theory.

He constantly shuts us up to the alternative of believing that the eye is a work of design or the product of the unintended action of blind physical causes. To any ordinarily constituted mind, it is absolutely impossible to believe that it is not a work of design. Darwin himself, it is evident, dear as his theory is, can hardly believe it.

 

Sería absurdo decir nada irrespetuoso de un hombre como el Sr. Darwin, y no menos absurdo permitirse extravagancias del lenguaje, sin embargo, estamos expresando nuestra propia experiencia, cuando decimos que consideramos los libros de Darwin la mejor refutación de la teoría de Darwin.

Constantemente nos indica la alternativa de tener que decidir entre creer que el ojo es o bien un producto de diseño o el producto de la acción involuntaria de causas físicas ciegas.

Para cualquier mente normalmente constituida, es absolutamente imposible creer que no es un producto de diseño. Para Darwin mismo, es evidente, aún a pesar de su teoría, apenas puede creerlo.

 

Esta entrada se discute también aquí y, a continuación aquí

 

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:

Share/Bookmark//

Related posts:

  1. La ambigüedad, característica fundamental en Darwin. Ejemplo: significado de la palabra Natural
  2. El diseño inteligente (ID), producto de la ingeniería social (I, Ingsoc) del darwinismo (D)
  3. Conservando la máquina incapaz de distinguir: “Evolución” de Dobzhansky, Ayala, Stebbins y Valentine, donde se demuestra que la Selección Natural no es teoría sino proceso
  4. ¿Por qué celebrar a Darwin? I
  5. Los pilares de la biología
Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Ya, que quien no piensa como Vd. no tine una mente "normalmente constituida". Eso es ciencia, y lo demás es dogmatismo e irracionalidad. Sr. Cervantes, ya va siendo hora de que alguien le diga claramente que lo que hace Vd. desde este blog es de una prepotencia intolerable. Buenas días y buena suerte.

Aún a riesgo de que me falte conocimiento para realizar un comentario en este blog (es la primera vez que llego a él), pero no creo que con el "normalmente constituida" se esté estableciendo una línea entre lo correcto y lo incorrecto, sino que se quiere destacar que la naturaleza del ser humano es buscar siempre una razón, y que en ausencia de esta, y por muy evidente que sea la no existencia de la misma, nuestra mente se encuentra justamente con el contraste entre lo que por "fisiología" le es lógico y aquellos que el razonamiento nos indica.

La frase ("Para cualquier mente normalmente constituida, es absolutamente imposible creer que no es un producto de diseño") es de Hodge.

No creo que le falte a usted conocimiento para opinar, dasangon. Comparto con usted la opinión de que en la frase, "normalmente" no indica tanto diferencia con lo que es "anormal" o "patológico", sino que expresa lo que es "natural" en el ser humano o,…..digamos mejor era natural hasta el darwinismo. Normal (natural) es (era) la búsqueda de esa razón que usted indica y que el darwinismo "prohibe" .

Se me ocurre que Darwin hizo lo principal: dudar, cuestionar; quizá no es lo más importante en la ciencia encontrar la respuesta tanto como buscarla, por cada respuesta (cuántas veces halladas sin pregunga previa, buscando otras respuestas), aparecen cien preguntas más, cuanto más sé más ignoro…

Darwin luchó contra ideas preconcebidas…. creó (nada menos), abrió una puerta, encontró un camino, y no encontró una "verdad" (¿qué es eso en ciencia?) sino algunos indicios y muchas incertidumbres y, lo más importante, lo compartió con el resto de la humanidad, nos empujó otro pasito en ese camino nuestro que, como tampoco es producto del diseño, no sabemos dónde nos llevará.

Muy sugerente el post.

Un saludo

Parafraseemos a Hodge (que para eso tenemos aproximadamente el mismo número de neuronas):

""To any ordinarily constituted mind, it is absolutely impossible to believe that it is the work of an omnipotent, omnipresent, omniscient, omni-*, white-bearded superhero"""

""Cervantes himself, it is evident, dear as his theory is, can hardly believe it.""

Gracias por sus comentarios, Ana MGA y Ricardo. Contestaré primero al de Ricardo Sanz.

La idea de diseño permite un espacio muy amplio que incluye muchas posibilidades además de la del super-héroe de barba blanca que usted menciona. Según la opinión de Hodge, a la que no le falta sentido común ni base científica, la selección natural no entra en dicho espacio, pues es contraria a la idea de diseño. Estoy de acuerdo con Hodge y me parece que el concepto de selección natural debería ser desterrado del lenguaje científico. Para mantenerlo, el darwinismo ha debido apoyarse muchas veces en el azar, al que ha dado una preponderancia única (y ridícula) en toda la historia de la ciencia. La selección natural se opone no sólo a diseño, sino casi a cualquier tipo de orden establecido en la naturaleza.

En cuanto al comentario anterior, de Ana MGA, preferiría no entrar en muchos detalles. Desde este blog llevo dos años criticando al darwinismo como una postura dogmática que se ha impuesto basada en la creencia en la selección natural.

Pero la selección natural no es una teoría científica. Como muchos autores han indicado es una tautología y por tanto no abre ninguna puerta interesante. Abre otras: las del materialismo, las de la eugenesia y, en ciencia, las del control por parte del capital. Por estos caminos nos ha llevado hasta el momento presente.

Felicito a este "blog" tan interesante y valientemente crítico.

A pesar de no tener ninguna formación científica (soy un mero "aficionado") me atrevo a opinar.

Considero que la obra de Darwin tiene un mérito: a partir de ella se generalizó la aceptación de que el fenómeno de la "vida" podía ser objeto de estudio científico en toda su amplitud y ni en todo ni en parte estaba reservada a explicaciones sobrenaturales. Del mismo modo que Dios no "va moviendo" los planetas y las estrellas (¿uno a uno?), tampoco hace falta pensar que Dios ha ido creando las especies una a una.

Esto -dicho sea de paso- no es incompatible con la Creencia en un Dios, causa útlima de todas las cosas.

En segundo lugar, pocas personas han comprendido la teoría de Darwin, porque sus más acérrimos defensores lo han sido y lo son por causas extracientíficas, religiosas o más bien anti-religisosas, lo que viene a ser lo mismo.

La tesis de la creación divina de cada especie por separado, en contra de lo que pueda parecer fue inicialmente una hipótesis "científica": la experiencia (tan limitada en el tiempo de unas pocas generaciones) parece decirnos que la progenie es exactamente de la misma especie que los progenitores, lo cual no puede extrapolarse hasta el infinito; esto lleva a la hipótesis de un primer ejemplar de cada especie, que no puede surgir espontánemanete por casualidad; lo cual a su vez lleva a la hipótesis de un Dios creador.

Es interesante notar que las especies no existen sino como "conceptos", en la realidad existen los individuos concretos (de una u otra especie) y los individuos proceden por generación de sus progenitores (ni siquiera los creacionistas defiende que Dios haya creado "separadamente" todos y cada uno de los seres vivos concretos).

Por lo tanto, una vez asumida que la edad de nuestro planeta se cuenta por miles de millones de años (y allí estaban las teorías geológicas de Lyell), se hace "científicamente" más fácil de asumir que los individuos de una especie puedan provenir de otra especie anterior.

Por otra parte parece claro que la selección natural, que no fue idea original de Darwin, tiene un papel en la historia de la vida. En mi opinión, la selección natural solo es la responsable del "ajuste fino" de la adaptación de los seres vivos a su ambiente. La descendencia presenta caracteres variados (más o menos alto, gureso, rápido, etc …), pero siempre dentro de ciertos LÍMITES. Pues bien la selección natural, favorece las características que mejor se adapten al ambiente del momento.

En mi opinión el gran error de Darwin fue suponer que esta variación podía superar indefinídamente dichos límites y que en consecuencia la selección natural fuera la única responsable de la transformación de unas especies en otras, en forma gradual, casi insensible, a lo largo de los años.

La magnitud de este error se agrava por haber minusvalorado dos claras evidencias científicas en su contra: 1) el registro fósil muestra súbitas apariciones y extinciones y largos períodos de establidad (sí, el equilibrio puntuado); 2) la paradoja de Darwin: ¿por que la naturaleza no está toda ella en confusión? y en cambio vemos las especies bien definidas.

La primera dificultad la despachó Darwin con la vana esperanza de que llegaría el día que se se superaría la "imperfección" del registro fósil; la segunda con la hipótesis de que todos los individuos de transición entre una especie y otra se han extinguido. Darwin desconocía entre otras muchas cosas la existencia del genoma. Hoy parece claro, que las causas "naturales" que determinan la aparición de una especie son complejas y bastante menos simples que la selección natural.

Actualmente existe un "fundamentalismo" neodarwinista, que se opone obstinadamente a toda crítica a Darwin y a la selección natural; es un obstáculo para el avance de la ciencia. Lo rídiculo es su temor a que cualquier crítica favorezca el fundamentalismo religioso; en esto son iguales a los que critican, que temen (infundadamente) que el avance de la ciencia favorzca el ateísmo.

La crítica Darwin o mejor al darwinismo posterior no puede olvidar la ideología subyacente, individualista, de competencia feroz, supervivencia de los más fuertes, legitimación moral de los más aptos … capitalismo salvaje, racismo, etc. Darwin no fue completamente ajeno a todo ello.

Buenas, simplemente me gustaría felicitarte por el trabajo que estás haciendo con este blog.

Gracias a ti Guillermo

Es claro que la evolucion entendida a la manera “darwiniana” no es lo que se estudia hoy… Darwin no entendia como se segrebaban los caracteres o como funciona la biologia reproductiva y las consecuencias en el acervo genico de un población (esos serian trabajos posteriores de Mendel, Morgan, Hardy y Weinberg), asi que no existe una facultad donde se enseñe evolucion darwiniana porque hoy la teoria goza de una arquitectura muy fina y solida, quizas existen problemas para explicar la seleccion sexual y otros fenomenos, pero a falta de explicaciones alternativas, la gente del ramo trabaja profundamente en ello (Por ejemplo Teoria del Juego de Maynard Keys para explicar la reproduccion sexual o la estructura de castas – sociobiologia)… me parece que este escrito hubiese sido muy bueno en las discusiones contra la evolución hace 150 años porque hoy la hoja ha pasado y se mira en otra dirección.

[...] Son muchos entre los lectores de El Origen de las Especies los que detectaron su objetivo de ir en contra de la idea de diseño. Ya vimos por ejemplo la interpretación del Reverendo Charles Hodge en su libro “What is darwinism…. [...]

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*