XXIII Reunión Científica de ADEBIR, miércoles, 13 de mayo de 2022. Genómica Nutricional

 

La XXIII Jornada Científica de ADEBIR tendrá lugar el viernes 13 de mayo de 2022, a las 17:00 horas, en la Sala de conferencias de la biblioteca de la Rioja (c/ de la Merced, 1. Logroño).

El ponente será J. Alfredo Martínez Hernández, médico, farmacéutico, Catedrático de Nutrición e Investigador del Institutos Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA), que impartirá la conferencia titulada “Genómica nutricional”.

La nutrición del futuro se orienta hacia una personalización dependiente del genotipo y el metabotipo nutricional. El concepto de nutrición de precisión permite definir subgrupos nutricionales y metabólicos singulares o Nutritipos, tomando en consideración el genotipo y el fenotipo nutricional, incluyendo la valoración de información personal junto con variables y marcadores clínicos como la historia médica, la edad, el sexo, la actividad física, el estado psicoemocional y social, así como preferencias alimenticias y situaciones metabólicas y fisio-patológicas especiales, como el tipo/estadio o grado de una enfermedad.

Los últimos estudios genéticos confirman que las diferencias genotípicas interindividuales explican solo parcialmente la heterogeneidad en la respuesta a una determinada pauta dietética

Uno de los progresos científicos más notables en el campo de la nutrición médica ha sido el concepto y desarrollo de ciencias “ómicas”. para referirse el análisis completo de genes (genómica), de ARNm o mensajero (ARNm) responsable del transcriptoma (transcriptómica), de proteínas (proteómica), de lípidos (lipidómica), de metabolitos (metabolómica), de alimentos (alimentómica) y la microbiota (metagenomica). Estas metodologías con enfoques Nutriómicos pueden ser empleadas por separado, de manera secuencial o integrada, para un mejor conocimiento del metabolismo y del diagnóstico o pronóstico de la salud o enfermedad, con objeto de prescribir una nutrición de precisión exclusiva para cada persona considerando una multiplicidad de factores. Estas tecnologías “ómicas” podrían utilizarse para diseñar dietas específicas que contribuyan al mantenimiento de la salud y la prevención de enfermedades y posteriormente ampliar su aplicación en las atenciones propias de salud pública.

Compartir:

Deja un comentario