Archivo de marzo 19th, 2014

Extendiéndome sobre lo que no me iba a extender en el párrafo cuadrigentésimo nonagésimo noveno de El Origen de las Especies

Llama la atención que,  si el párrafo anterior terminaba así:

no me extenderé sobre este asunto tan obscuro.

 

 

El siguiente continúe con la misma historia:

 

 

 

499

We may, however, infer as probable from the consideration of dimorphic and trimorphic plants, that the sterility of distinct species when crossed and of their hybrid progeny, depends exclusively on the nature of their sexual elements, and not on any difference in their structure or general constitution. We are also led to this same conclusion by considering reciprocal crosses, in which the male of one species cannot be united, or can be united with great difficulty, with the female of a second species, while the converse cross can be effected with perfect facility. That excellent observer, Gartner, likewise concluded that species when crossed are sterile owing to differences confined to their reproductive systems.

 

De la consideración de las plantas dimorfas y trimorfas podemos, sin embargo, deducir, como probable, que la esterilidad de diferentes especies cuando se cruzan y de su progenie híbrida depende exclusivamente de la naturaleza de sus elementos sexuales, y no de alguna diferencia en su estructura y constitución general. Nos lleva también a esta misma conclusión el considerar los cruzamientos recíprocos en los que el macho de una especie no puede ser unido, o puede serlo sólo con gran dificultad, a la hembra de una segunda especie, mientras que el cruzamiento inverso puede efectuarse con toda facilidad. Gärtner, tan excelente observador, llegó también a la conclusión de que las especies, cuando se cruzan, son estériles debido a diferencias limitadas a sus aparatos reproductores.

 

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: