Archivo de junio 19th, 2015

Ninguna razón válida en el párrafo octingentésimo vigésimo tercero de El Origen de las Especies

Indica el autor:

No veo ninguna razón válida para que las opiniones expuestas en este libro ofendan los sentimientos religiosos de nadie.

En realidad sabe muy bien que la frase es tan cierta como esta otra:

No veo ninguna razón válida para que las opiniones expuestas en este libro no ofendan los sentimientos religiosos de nadie.

 

Estaría muy bien que acompañase el autor sus afirmaciones de las debidas referencias, en el caso de Leibniz, y también en el caso de ese celebrado autor al que se refiere y que permanece en el anonimato.

 

 

823.

I see no good reasons why the views given in this volume should shock the religious feelings of any one. It is satisfactory, as showing how transient such impressions are, to remember that the greatest discovery ever made by man, namely, the law of the attraction of gravity, was also attacked by Leibnitz, “as subversive of natural, and inferentially of revealed, religion.” A celebrated author and divine has written to me that “he has gradually learned to see that it is just as noble a conception of the Deity to believe that He created a few original forms capable of self-development into other and needful forms, as to believe that He required a fresh act of creation to supply the voids caused by the action of His laws.”

 

No veo ninguna razón válida para que las opiniones expuestas en este libro ofendan los sentimientos religiosos de nadie. Es suficiente, como demostración de lo pasajeras que son estas impresiones, recordar que el mayor descubrimiento que jamás ha hecho el hombre, o sea la ley de la atracción de la gravedad, fue también atacado por Leibnitz «como subversiva de la religión natural y, por consiguiente, de la revelada». Un famoso autor y teólogo me ha escrito que «gradualmente ha ido viendo que es una concepción igualmente noble de la Divinidad creer que Ella ha creado un corto número de formas primitivas capaces de transformarse por sí mismas en otras formas necesarias, como creer que ha necesitado un acto nuevo de creación para llenar los huecos producidos por la acción de sus leyes».

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: