‘Louis Agassiz’

Contradicción en el párrafo septuagésimo tercero de El Origen de las Especies

 

Así es como terminaba el párrafo anterior (72):

Una variedad bien caracterizada puede, por consiguiente, denominarse especie incipiente, y si esta suposición está o no justificada, debe ser juzgado por el peso de los diferentes hechos y consideraciones que se expondrán en toda esta obra.

Pero ahora éste (73) empieza así :

No es necesario suponer que todas las variedades o especies incipientes alcancen la categoría de especies.

Es decir que algunas especies incipientes no darán lugar a especies. Entonces,…¿Por qué llamarlas especies incipientes si no lo son?

 

El autor pretende quitar peso al concepto de especie y a tal fin va aportando aquí y allá, si no argumentos, si frases, construcciones verbales, juegos de palabras. En definitiva, confusión. Todos los ejemplos recopilados en este capítulo apuntan en esta dirección, pero si se hubiese molestado en juntar ejemplos para apoyar la idea contraria, es decir la importancia del concepto de especie, entonces no le habría bastado con un capítulo.   Por muchos ejemplos que junte  a favor o en contra hay un criterio: La reproducción. Las variedades pueden entrecruzarse, las especies, no.  Pero la variación en la naturaleza,  que es el tema del capítulo,  no debe limitarse a una discusión de la importancia o no de la especie. Además existen otras categorías taxonómicas bien definidas: El género, la familia, el orden la clase y el Philum. Louis Agassiz, contemporáneo de Darwin, se había preocupado seriamente por estas categorías en un trabajo riguroso, científico y metódico del que no se han editado ni la milésima parte de la cantidad de los ejemplares de OSMNS: Essay on Classification. En el Essay, Agassiz expresaba su opinión limpiamente, sin los ambages característicos de Darwin. Decía:

 

I confess that this question as to the nature and foundation of our scientific classifications appears to me to have the deepest importance

 

 

73.

It need not be supposed that all varieties or incipient species attain the rank of species. They may become extinct, or they may endure as varieties for very long periods, as has been shown to be the case by Mr. Wollaston with the varieties of certain fossil land-shells in Madeira, and with plants by Gaston de Saporta. If a variety were to flourish so as to exceed in numbers the parent species, it would then rank as the species, and the species as the variety; or it might come to supplant and exterminate the parent species; or both might co-exist, and both rank as independent species. But we shall hereafter return to this subject.

 

No es necesario suponer que todas las variedades o especies incipientes alcancen la categoría de especies. Pueden extinguirse o pueden continuar como variedades durante larguísimos períodos, como míster Wollaston ha demostrado que ocurre en las variedades de ciertos moluscos terrestres fósiles de la isla de la Madera, y Gaston de Saporta en los vegetales. Si una variedad llegase a florecer de tal modo que excediese en número a la especie madre, aquélla se clasificaría como especie y la especie como variedad; y podría llegar a suplantar y exterminar la especie madre, o ambas podrían coexistir y ambas se clasificarían como especies independientes. Pero más adelante insistiremos sobre este asunto.

Etiquetas: , , ,

El peso de la autoridad

 

La confusión patente en los párrafos analizados de El Origen, la falta de mención  a los autores de cuyo trabajo está hablando (Lamarck y Blyth, por ejemplo), o los argumentos de escaso rigor científico,  hacen pensar en que Haughton sabía bien de que estaba hablando cuando dijo:

 

This speculation of Mess. Darwin and Wallace would not be worthy of note were if not for the weight of authority of the names under whose auspices it has been brought forward. If it means what it says, it is a truism; if it means anything more, it is contrary to fact.

Esta especulación de Mess.  Darwin y Wallace no sería digna de mención si no fuera por el peso de la autoridad de los nombres bajo cuyos auspicios se ha adelantado. Si significa lo que dice, es una verdad de Perogrullo, si es que significa algo más, es contraria a los hechos.

 

Párrafo que generosamente pone a nuestra disposición el Diccionario de Neolengua en su entrada correspondiente a Haughton y que recuerda mucho a otro de Agassiz:

I have for Darwin all the esteem which one has to have; I know the remarkable work that he has accomplished, as much in Paleontology as in Geology, and the earnest investigations for which our science is indebted. But I consider it a duty to persist in opposition to the doctrine that today carries his name. I indeed regard this doctrine as contrary to the true methods that Natural History must inspire, as pernicious, and as fatal to progress in this science. It is not that I hold Darwin himself responsible for these troublesome consequences. In the different works of his pen, he never made allusion to the importance that his ideas could have for the point of view of classification. It is his henchmen who took hold of his theories in order to transform zoological taxonomy. The different incarnations of that influence is felt on the general conceptions of Paleontology and more directly on those of Zoology; it is thus that Haeckel published on the whole of this science a substantial work, entierly grounded on Darwin’s theories. Therefore, before expressing an analysis Haeckel’s system, it is indispensable to present a consideration on the nature of the doctrine of the English naturalist.

 

Tengo toda la estima que uno tiene que tener por Darwin , y sé la extraordinaria labor que ha realizado, tanto en paleontología como en geología y las investigaciones serias con que nuestra ciencia está en deuda.  Pero considero que es un deber persistir en oposición a la doctrina que hoy lleva su nombre. Yo veo  esta doctrina como contraria a los verdaderos métodos que ha de inspirar la Historia Natural , como perniciosa, y como fatal para el progreso de esta ciencia. No es que tenga al  mismo Darwin como responsable de estas problemáticas consecuencias . En los diferentes trabajos de su pluma, nunca hizo alusión a la importancia de que sus ideas podrían tener para el punto de vista de la clasificación. Se trata de sus secuaces, que se apoderaron de sus teorías con el fin de transformar la taxonomía zoológica. Las diferentes encarnaciones de esa influencia se dejan sentir en las concepciones generales de la paleontología y de manera más directa en las de la Zoología, es así como Haeckel publicó en el conjunto de esta ciencia una obra importante, enteramente basada en las teorías de Darwin. Por lo tanto, antes de expresar un sistema de análisis de Haeckel, es indispensable presentar una reflexión sobre la naturaleza de la doctrina del naturalista inglés.

Imagen de Louis Agassiz tomada de ésta página en la que se lee:

“I trust to outlive this mania” (1867: in reference to Darwinism)

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Louis Agassiz, carismático fundador de la Historia Natural de Norteamérica


      


Las acuarelas de Winslow Homer (1836-1910) presentan la Naturaleza salvaje, misteriosa y más que generosa, espléndida, de la segunda mitad del siglo XIX en Norteamérica. La obra de Louis Agassiz titulada “Contribution to the Natural History of the United States” pretendía mostrar meticulosamente los detalles de la composición de dicha naturaleza. Los paisajes de Winslow Homer representan el hogar en donde habitan los animales objeto de estudio de Agassiz.

Louis Agassiz (1807-1873) había nacido en Motiers, en la suiza francófona. Estudió en Zurich, Heidelberg y Munich. Su educación estuvo bajo la influencia del embriólogo Ignatius Döllinger, el zoólogo Lorenz Oken, y el filósofo Friederich Schelling, quienes contribuyeron a edificarla sobre dos pilares fundamentales: la necesidad de basar la ciencia en investigaciones exactas y una visión de la naturaleza como ilustrativa de un propósito cósmico.

                              

En 1832, Agassiz se desplazó a Paris para tener acceso a la magnífica colección de peces fósiles albergada en el museo de Paleontología del Jardin des Plantes. Su objetivo era convertirse en un gran naturalista a partir de su particular interés por la ictiología. A tal efecto, trabajó con Cuvier en los últimos meses de su vida, cuyo aprecio por Agassiz le llevó a poner todos sus materiales a su disposición.

 En 1847 se estableció como profesor de Zoología y Geología en la Lawrence Scientific School de la Universidad de Harvard y a partir de entonces desarrolló una carrera docente, de promoción de la ciencia y de investigación memorable. Organizó múltiples viajes por los Estados Unidos y propuso la realización de una monumental Historia Natural de Norteamérica en diez volúmenes que la editorial Little, Brown, y Co, estuvo de acuerdo en producir en caso de que pudiese estar garantizada una venta anticipada de 450 suscripciones, a la vez que seguía recolectando ejemplares para sus colecciones.

El profesor John Lienhard, de la Universidad de Houston,  en sus páginas web tituladas Engines of our Ingenuity, nos cuenta una fantástica anécdota acerca de esta manía recolectora y un caso real ocurrido con la recolección de tortugas. La edición del relato en español está a cargo de Aymará Boggiano.

Edgard Lurie, biógrafo de Agassiz y autor del prólogo de su libro “Un ensayo sobre la clasificación” en Belknap Press de la Universidad de Harvard, nos cuenta:

(más…)

Etiquetas: