Lamarck, el padre de la biología I

Napoleón, que aparecía representado en las dos imágenes en la entrada anterior (en una, a caballo, invadiendo la mezquita de El Cairo; en otra, charlando con Goethe) representa al imperio francés de principios del siglo XIX. Los mamelucos, soldados reclutados para el ejército napoleónico en Egipto, pelearon en México y en España, como se aprecia en este cuadro de Goya. Como todo gran imperio, el napoleónico contó, además de con un gran ejército, también con grandes instituciones civiles. Entre sus científicos, destacan las figuras notables de Lamarck, Cuvier y Geoffroy Saint Hilaire, de las que trataremos en ésta y en las siguientes entradas.

En su comentario al libro titulado Filosofía Zoológica, de Lamarck, Máximo Sandín deja ver su admiración por el autor francés del que dice que fue un hombre que vivió la vida con intensidad. Ciertamente, parece que tanto su vida como sus aportaciones al conocimiento fueron notables, pero, además, un detalle a destacar en su biografía es que fue un hombre honesto. Además de describir limpiamente por primera vez y a grandes rasgos las leyes que deben regir los cambios que tienen lugar en los seres vivos con el tiempo, reconoció que eso no eran ideas suyas sino que rondaban desde los tiempos de los griegos. En el capítulo VII de su Filosofía Zoológica, Lamarck escribe:

Hice ya observar (cap V) que el objeto esencial de una distribución de los animales no debe limitarse por nuestra parte a la posesión de una lista de clases, géneros y especies, sino que esta distribución debe ofrecer al propio tiempo por su disposición el medio más favorable para el estudio de la Naturaleza y el que es más propio para darnos a conocer su marcha, sus medios y sus leyes. No obstante, no temo decirlo, nuestras distribuciones generales de los animales han recibido, hasta el presente, una disposición inversa del orden que aquella ha seguido al dar sucesivamente la existencia a sus producciones vivientes. Así, procediendo, según el uso de lo más compuesto a lo más simple, comprendemos con mayor dificultad los progresos de la organización y nos encontramos en el uso de advertir, con menos facilidad ya las causas de este progreso, ya las que les interrumpen acá y allá. Cuando se reconoce que una cosa es útil y hasta que es indispensable para el objeto que uno se propone, no debe existir inconveniente en aceptarla aunque resulte contraria al uso. Tal es el caso relativo a la disposición que es preciso dar a la distribución general de los animales…… En efecto, si es verdad que todos los cuerpos vivientes son producciones de la Naturaleza, no es posible negarse a creer que no pudo producirlas más que sucesivamente y no todas a la vez en un tiempo sin duración. Luego, si los ha formado sucesivamente, hay motivo para pensar que comenzó por los más simples, no habiendo producido más que en último lugar las organizaciones más compuestas, sea del reino animal, sea del vegetal……. Al propio tiempo que este orden representará mejor al de la Naturaleza, hará mucho más facil el estudio de los objetos y hará conocer mejor la organización de los animales, los progresos de su composición y las conexiones entre los diferentes grados de la organización animal,……. Considerando el orden natural de los animales, la gradación positiva que existe en la composición creciente de su organización y en el número lo mismo que en el perfeccionamiento de sus facultades, dista mucho de ser una verdad nueva la que acabamos de exponer, pues esta verdad ya la habían sospechado los griegos (1), aunque no pudieron exponer sus principios y sus pruebas por carecer entonces de los conocimientos necesarios para establecerlos.

(1) El viaje de Anacarsis

La formación sucesiva a la que se refiere Lamarck es sinónimo de evolución, aunque este término sea posterior. Ignoro el motivo a que se refiere Lamarck al decir que hay motivo para pensar que comenzó por los más simples.

Related posts:

  1. La palabra Biología I: Su origen
  2. Fundamentos de la biología anteriores al siglo XIX: Más referencias notables y una reflexión
  3. Fundamentos de la biología anteriores al siglo XIX. Personajes de la Ilustración: La chaîne des êtres y un precursor de Einstein
Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

leanlo es bn intrzant

chauuuuuuuuu

QUIEN ES EL PADRE DE LA BIOLOGIA UNA FOTO

pues lo uniko k pido es k no confundan a loz estudiantes pork en otraz paginas dicen otras kosas. y pues digan nadamas k la verdad.

bexozºº

Muchas gracias a todos por su participación. Oriana, la verdad puede verse desde diferentes puntos de vista y admite así distintas versiones. He comentado tu comentario en una respuesta a Miguel Vicente en la entrada "Este terreno libre de dogmas" (http://weblogs.madrimasd.org/biologia_pensamiento/archive/2008/09/11/100629.aspx)

bueno lamarck toda tu histori esta rete bien pero solo yo queria coneirmar quien es el padre de la biologia y bueno parese q si usted es el padre

bueno chauuuuuuuuu y besos

yo supongo que fue jean baptiste lamarck por que la historia esta basada en este personaje.

En México hay presidentes de Historia de la Ciencia y de la evolución a nivel Internacional, todos ellos de la UNAM, de ciudad universitaria. Estos personajes son adictos al neodarwinismo más ortodoxo. Quizás esto se deba a que en ciudad universitaria, en efecto, hay una gran carga artificial seleccionadora basada principalmente en la superioridad de la raza blanca. Son aliados del actual sistema neoliberal en turno y lo son a ultranza, junto al hiper represor y violento Juan Pedro Laclette quien también es biólogo y es portador de el más profundo y corrupto linaje en México y su mejor universidad. Eso explica perfectamente su “tan racional ortodoxia al Darwinismo.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*