La trilogía de Louis Pasteur: 3. El ángel

                     

Pasteur fue uno de los más grandes microbiólogos.  A veces se le considera con Koch el fundador de la microbiología. Su trabajo, impulsado por un tesón excepcional, estuvo coronado por éxitos memorables, pero no debe hacernos olvidar el principio fundamental de la Biología: Para la vida no hay leyes, porque la vida es catálogo de excepciones a todas las leyes.
Su carrera científica sirvió para establecer las bases de la microbiología y su voluntad hizo cambiar la manera de ver el mundo. Ahora bien,……una personalidad tan compleja dotada de una voluntad tan poderosa se explica mal en estos tiempos. La genética y la psicología aportan soluciones triviales que harían semejantes a Pasteur y a cualquiera de sus contemporáneos. Si no implicasen elementos hoy rechazadas de plano por la ciencia, algunas explicaciones antiguas podrían ofrecer visiones más completas. Por ejemplo, en Las elegías del Duino, Rainer María Rilke nos ofrece unas frases que pueden contribuir a ilustrar el problema:
             

Cuando me dispongo a esperar ante el escenario de marionetas, no, más bien a mirarlo plenamente,

Un ángel tiene que aparecer allí como jugador

Que levante de un golpe los cuerpos de los títeres para poder al fin equilibrar mi mirada.

Ángel y muñeca; entonces, por fin hay espectáculo.

Luego se reúne lo que constantemente

dividimos por el hecho de existir. Y recién entonces surge,

desde nuestras estaciones del año, el contorno

de toda la transformación. Por encima y más allá

es el ángel el que juega.

Surge así, inaudito, el esbozo de una explicación poética basada en los ángeles. Y es que cabe que la vida de Pasteur, su voluntad, se podrían explicar mejor en términos de la poesía o la filosofía medieval que en términos de la genética o del psicoanálisis. Si, aunque sólo por una vez, se nos permitiese considerar que detrás de cada niño hay un ángel, si cupiese la mínima posibilidad, aún siendo remota, de considerar que detrás de una voluntad excepcional como la de Louis Pasteur ha de haber un ángel, entonces y sólo entonces podríamos investigar acerca de ese ángel y encontrarlo en otros lugares.

 El blog de Paula García Rivero, una niña de diez años del pueblo de Boiro en La Coruña, contiene una biografía básica muy bien redactada del científico.


Bibliografía

Rilke RM. Las elegías del Duino. Colección Visor de poesía. Madrid, 2002.

La imagen procede de este libro en el que ilustra la cuarta elegía.

Related posts:

  1. La trilogía de Louis Pasteur: 2. La voluntad
  2. La trilogía de Louis Pasteur: 1. El cazador
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

creo q es muy buena la imforamación y ademas amo a elizabeth

La pesteurización la demostró con vino, lo que supuso una alegría al comprobar que funcionaba, consiguió que se
dejasen de echar a perder muchas partidas que se infectaban,
sin aumentar demasiado la temperatura ni demasiado tiempo.
Pasteur fue un genio, un microbiólogo genial.

errata: “La pasteurización quise escribir…”

Me sugiere la pasteurización la idea de que es como
“iducir una fiebre” que neutraliza microorganismos.

Una cosa que no tengo clara es sobre el experimento que realizó con antrax en ovejas, en el que murió medio rebaño infectado y sobrevivió el otro medio inoculado con la vacuna.
No sé si inoculó la vacuna y al tiempo infectó todo el rebaño y sobrevivieron las vacunadas o si al mismo tiempo
infectó medio rebaño e inoculo otro medio

errata “inducir una fiebre”

Tambien tiene detractores que dicen:

Pasteur plagió, malinterpretó, tergiversó y manipuló las ideas de su maestro Antonine Bechamp, hasta tal punto que la historia de la medicina ha ido por un camino radicalmente opuesto al que debió seguir, con gravísimas consecuencias para la salud de la gente. Los diarios de Pasteur demuestran que “arregló” sus experimentos para que coincidieran con las ideas que quería demostrar, ideas erróneas y fraudulentas que a pesar de todo continúan vigentes en los libros de texto, y defendidas -a lo que veo- por asesores internacionales…

REFERENCIAS:

* GEISON, Gerald L. The Private Science of Louis Pasteur, Princeton University Press, 1995.
* R. B. PEARSON, El sueño y la mentira de Pasteur (http://www.homeopatia.ws/El%20Sue%F1o%20y%20la%20Mentira%20de%20Pasteur.htm).
* http://www.pmf.ukim.edu.mk/PMF/Chemistry/reactions/bechamp.htm

(requerido)

(requerido)


*