Archivo de noviembre 10th, 2008

Louis Agassiz, carismático fundador de la Historia Natural de Norteamérica


      


Las acuarelas de Winslow Homer (1836-1910) presentan la Naturaleza salvaje, misteriosa y más que generosa, espléndida, de la segunda mitad del siglo XIX en Norteamérica. La obra de Louis Agassiz titulada “Contribution to the Natural History of the United States” pretendía mostrar meticulosamente los detalles de la composición de dicha naturaleza. Los paisajes de Winslow Homer representan el hogar en donde habitan los animales objeto de estudio de Agassiz.

Louis Agassiz (1807-1873) había nacido en Motiers, en la suiza francófona. Estudió en Zurich, Heidelberg y Munich. Su educación estuvo bajo la influencia del embriólogo Ignatius Döllinger, el zoólogo Lorenz Oken, y el filósofo Friederich Schelling, quienes contribuyeron a edificarla sobre dos pilares fundamentales: la necesidad de basar la ciencia en investigaciones exactas y una visión de la naturaleza como ilustrativa de un propósito cósmico.

                              

En 1832, Agassiz se desplazó a Paris para tener acceso a la magnífica colección de peces fósiles albergada en el museo de Paleontología del Jardin des Plantes. Su objetivo era convertirse en un gran naturalista a partir de su particular interés por la ictiología. A tal efecto, trabajó con Cuvier en los últimos meses de su vida, cuyo aprecio por Agassiz le llevó a poner todos sus materiales a su disposición.

 En 1847 se estableció como profesor de Zoología y Geología en la Lawrence Scientific School de la Universidad de Harvard y a partir de entonces desarrolló una carrera docente, de promoción de la ciencia y de investigación memorable. Organizó múltiples viajes por los Estados Unidos y propuso la realización de una monumental Historia Natural de Norteamérica en diez volúmenes que la editorial Little, Brown, y Co, estuvo de acuerdo en producir en caso de que pudiese estar garantizada una venta anticipada de 450 suscripciones, a la vez que seguía recolectando ejemplares para sus colecciones.

El profesor John Lienhard, de la Universidad de Houston,  en sus páginas web tituladas Engines of our Ingenuity, nos cuenta una fantástica anécdota acerca de esta manía recolectora y un caso real ocurrido con la recolección de tortugas. La edición del relato en español está a cargo de Aymará Boggiano.

Edgard Lurie, biógrafo de Agassiz y autor del prólogo de su libro “Un ensayo sobre la clasificación” en Belknap Press de la Universidad de Harvard, nos cuenta:

(más…)

Etiquetas: