Archivo de enero 12th, 2015

La importancia para la clasificación en el septingentésimo noveno párrafo de El Origen de las Especies

La importancia, para la clasificación,… comienza este párrafo. Y nosotros nos preguntamos ¿Qué importancia tiene la clasificación?,  ¿Acaso no recuerda el autor que decía en los primeros capítulos que era lo mismo una especie que una variedad?,  ¿A qué viene ahora tanta preocupación por la clasificación cuando ha demostrado en muchas ocasiones su escaso interés por el concepto de especie, el principal en taxonomía?

 

709.

 

The importance, for classification, of trifling characters, mainly depends on their being correlated with many other characters of more or less importance. The value indeed of an aggregate of characters is very evident in natural history. Hence, as has often been remarked, a species may depart from its allies in several characters, both of high physiological importance, and of almost universal prevalence, and yet leave us in no doubt where it should be ranked. Hence, also, it has been found that a classification founded on any single character, however important that may be, has always failed; for no part of the organisation is invariably constant. The importance of an aggregate of characters, even when none are important, alone explains the aphorism enunciated by Linnaeus, namely, that the characters do not give the genus, but the genus gives the character; for this seems founded on the appreciation of many trifling points of resemblance, too slight to be defined. Certain plants, belonging to the Malpighiaceae, bear perfect and degraded flowers; in the latter, as A. de Jussieu has remarked, “The greater number of the characters proper to the species, to the genus, to the family, to the class, disappear, and thus laugh at our classification.” When Aspicarpa produced in France, during several years, only these degraded flowers, departing so wonderfully in a number of the most important points of structure from the proper type of the order, yet M. Richard sagaciously saw, as Jussieu observes, that this genus should still be retained among the Malpighiaceae. This case well illustrates the spirit of our classifications.

 

La importancia, para la clasificación, de los caracteres insignificantes depende de que son correlativos de otros muchos caracteres de mayor o menor importancia. En efecto: es evidente el valor de un conjunto de caracteres en Historia Natural. Por consiguiente, como se ha hecho observar muchas veces, una especie puede separarse de sus afines por diversos caracteres, tanto de gran importancia fisiológica como de constancia casi general, y no dejarnos, sin embargo, duda alguna de cómo tiene que ser clasificada. De aquí también que se haya visto que una clasificación fundada en un solo carácter, por importante que sea, ha fracasado siempre, pues ninguna parte de la organización es de constancia absoluta. La importancia de un conjunto de caracteres, aun cuando ninguno sea importante, explica por si sola el aforismo enunciado por Linneo de que los caracteres no dan el género, sino que el género da los caracteres; pues éste parece fundado en la apreciación de detalles de semejanza demasiado ligeros para ser definidos. Ciertas plantas pertenecientes a las malpigiáceas llevan flores perfectas y flores atrofiadas; en estas últimas, como ha hecho observar A. de Jussieu, «desaparecen la mayor parte de los caracteres propios de la especie, del género, de la familia, de la clase, y de este modo se burlan de nuestra clasificación». Cuando la Aspicarpa produjo en Francia, durante varios años, solamente estas flores degeneradas que se apartan asombrosamente del tipo propio del orden en muchos de los puntos más importantes de conformación, monsieur Richard, no obstante, vio sagazmente, como observa Jussieu, que este género tenía que seguir siendo conservado entre las malpigiáceas. Este caso es un buen ejemplo del espíritu de nuestras clasificaciones.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: