Dispersión durante el período glaciar: la explicación continúa pero ahora con cierta confusión en el párrafo sexcentésimo quincuagésimo del Origen de las Especies

Continúa la explicación sobre la dispersión durante el período glaciar. Queda claro que en los periodos glaciares, la flora ártica se expandió por los continentes, y que en los periodos interglaciares, se retiró hacía las zonas más frías. Abundando en esta explicación, éste párrafo viene a añadir cierta confusión. Así cuando dice, refiriéndose a las formas árticas:

 

Por consiguiente, según los principios repetidos en este libro, estas formas no habrán sufrido grandes modificaciones.  Pero el caso habrá sido algo diferente para las producciones alpinas, que, desde el momento de la vuelta del calor, quedaron aisladas, primero en la base de las montañas y finalmente en sus cumbres; pues no es probable que el mismo conjunto de especies árticas hayan quedado en cordilleras muy distantes entre sí y hayan sobrevivido después.

 

No queda claro por qué el caso debe de haber sido algo diferente para las producciones alpinas, puesto que si las árticas no se modifican por no haber estado expuestas a cambios de temperatura, tampoco las alpinas han estado expuestas a cambios de temperatura. Sigue:

Lo probable es que estas especies se hayan mezclado con antiguas especies alpinas que debieron existir en las montañas antes del principio de la época glaciar, y que durante el período más frío fueron temporalmente forzadas a bajar a las llanuras.

 

(¿??) Y más aún:

 

Aquellas especies han estado además sometidas a influencias algo diferentes de clima; sus relaciones mutuas habrán sido así alteradas en cierto grado, y en consecuencia las especies habrán estado sujetas a variación y se habrán modificado; pues, si comparamos las plantas y animales alpinos actuales de las diferentes cordilleras principales de Europa, aun cuando muchas de las especies permanecen idénticamente iguales, algunas existen como variedades, otras como formas dudosas o subespecies y otras como especies distintas, pero muy afines, que se representan mutuamente en las diferentes cordilleras.

 

Algo confuso ¿no? Pero sigamos leyendo…..

 

 

 

650

As the arctic forms moved first southward and afterwards backward to the north, in unison with the changing climate, they will not have been exposed during their long migrations to any great diversity of temperature; and as they all migrated in a body together, their mutual relations will not have been much disturbed. Hence, in accordance with the principles inculcated in this volume, these forms will not have been liable to much modification. But with the Alpine productions, left isolated from the moment of the returning warmth, first at the bases and ultimately on the summits of the mountains, the case will have been somewhat different; for it is not likely that all the same arctic species will have been left on mountain ranges far distant from each other, and have survived there ever since; they will also, in all probability, have become mingled with ancient Alpine species, which must have existed on the mountains before the commencement of the Glacial epoch, and which during the coldest period will have been temporarily driven down to the plains; they will, also, have been subsequently exposed to somewhat different climatical influences. Their mutual relations will thus have been in some degree disturbed; consequently they will have been liable to modification; and they have been modified; for if we compare the present Alpine plants and animals of the several great European mountain ranges, one with another, though many of the species remain identically the same, some exist as varieties, some as doubtful forms or sub-species and some as distinct yet closely allied species representing each other on the several ranges.

 

Como las formas árticas se trasladaron primero hacia el Sur y después retrocedieron hacia el Norte, al unísono del cambio de clima, no habrán estado sometidas durante sus largas migraciones a una gran diversidad de temperaturas, y como todas ellas emigraron juntas, en masa, sus relaciones mutuas no se habrán alterado mucho. Por consiguiente, según los principios repetidos en este libro, estas formas no habrán sufrido grandes modificaciones. Pero el caso habrá sido algo diferente para las producciones alpinas, que, desde el momento de la vuelta del calor, quedaron aisladas, primero en la base de las montañas y finalmente en sus cumbres; pues no es probable que el mismo conjunto de especies árticas hayan quedado en cordilleras muy distantes entre sí y hayan sobrevivido después. Lo probable es que estas especies se hayan mezclado con antiguas especies alpinas que debieron existir en las montañas antes del principio de la época glaciar, y que durante el período más frío fueron temporalmente forzadas a bajar a las llanuras. Aquellas especies han estado además sometidas a influencias algo diferentes de clima; sus relaciones mutuas habrán sido así alteradas en cierto grado, y en consecuencia las especies habrán estado sujetas a variación y se habrán modificado; pues, si comparamos las plantas y animales alpinos actuales de las diferentes cordilleras principales de Europa, aun cuando muchas de las especies permanecen idénticamente iguales, algunas existen como variedades, otras como formas dudosas o subespecies y otras como especies distintas, pero muy afines, que se representan mutuamente en las diferentes cordilleras.

Lectura aconsejada:


 

Related posts:

  1. Dispersión durante el período glaciar: la explicación continúa (1) en el párrafo sexcentésimo cuadragésimo octavo del Origen de las Especies
  2. Dispersión durante el período glaciar: la explicación continúa (2) en el párrafo sexcentésimo cuadragésimo noveno del Origen de las Especies
  3. Dispersión durante el período glaciar: Gmelin versus Agassiz en el párrafo sexcentésimo cuadragésimo sexto del Origen de las Especies
  4. La explicación continúa en el párrafo centésimo septuagésimo cuarto de El Origen de las Especies
  5. Continúa la explicación prometida en el párrafo cuadrigentésimo trigésimo quinto de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*