Archivo de agosto 13th, 2012

La importancia del entrecruzamiento en el párrafo centésimo cuadragésimo séptimo de El Origen de las Especies

Vuelve a descubrir la pólvora el autor en este párrafo al destacar la importancia del cruzamiento en la naturaleza. Una frase digna de Groucho Marx surge pronto en este enternecedor párrafo:

 

It will obviously thus act far more efficiently with those animals which unite for each birth

(el cruzamiento) obrará así con mucha más eficacia en los animales que se unen para cada cría

 

Lo mismo que ocurría en párrafos anteriores, al leer éste con atención, uno tiene la impresión de que el autor confunde individuos, grupos familiares, variedades y especies.

 

 

 

147.

Intercrossing plays a very important part in nature by keeping the individuals of the same species, or of the same variety, true and uniform in character. It will obviously thus act far more efficiently with those animals which unite for each birth; but, as already stated, we have reason to believe that occasional intercrosses take place with all animals and plants. Even if these take place only at long intervals of time, the young thus produced will gain so much in vigour and fertility over the offspring from long-continued self-fertilisation, that they will have a better chance of surviving and propagating their kind; and thus in the long run the influence of crosses, even at rare intervals, will be great. With respect to organic beings extremely low in the scale, which do not propagate sexually, nor conjugate, and which cannot possibly intercross, uniformity of character can be retained by them under the same conditions of life, only through the principle of inheritance, and through natural selection which will destroy any individuals departing from the proper type. If the conditions of life change and the form undergoes modification, uniformity of character can be given to the modified offspring, solely by natural selection preserving similar favourable variations.

 

El cruzamiento representa en la naturaleza un papel importantísimo conservando en los individuos de la misma especie o de la misma variedad el carácter puro y uniforme. Evidentemente, el cruzamiento obrará así con mucha más eficacia en los animales que se unen para cada cría; pero, como ya se ha dicho, tenemos motivos para creer que en todos los animales y plantas ocurren cruzamientos accidentales. Aun cuando éstos tengan lugar sólo tras largos intervalos de tiempo, las crías producidas de este modo aventajarán tanto en vigor y fecundidad a los descendientes procedentes de la autofecundación continuada durante mucho tiempo, que tendrán más probabilidades de sobrevivir y propagar su especie y variedad, y así, a la larga, la influencia de los cruzamientos, aun ocurriendo de tarde en tarde, será grande. Respecto a los seres orgánicos muy inferiores en la escala, que no se propagan sexualmente ni se conjugan, y que no pueden cruzarse, si continúan en las mismas condiciones de vida pueden conservar la uniformidad de caracteres sólo por el principio de la herencia y por la selección natural, que destruirá todo individuo que se aparte del tipo propio. Si las condiciones de vida cambian y la forma experimenta modificación, la descendencia modificada puede adquirir la uniformidad de caracteres simplemente conservando la selección natural variaciones favorables análogas.

Etiquetas: