El autor en situación de desventaja en el párrafo ducentésimo sexagésimo sexto de El Origen de las Especies

El autor viene a considerarse en este párrafo en situación de desventaja por poder dar sólo un par de ejemplos de transiciones en especies afines o en la misma especie (no explica bien si se trata de lo primero o de lo segundo).

Curiosamente no ha considerado tal desventaja en los muchos casos en que ha expuesto sus teorías sin ejemplo alguno, así como en el diagrama largamente comentado del final del capítulo cuarto. Una lástima que el autor reconozca su desventaja en unos casos y no lo haga en otros. Lástima también que tal situación de desventaja no tuviese lugar a la hora de la promoción editorial de su obra y que entonces la situación fuese la contraria, es decir de enorme ventaja para publicar cualquier cosa sin atención alguna a su contenido.

 

 

266

 

Here, as on other occasions, I lie under a heavy disadvantage, for, out of the many striking cases which I have collected, I can give only one or two instances of transitional habits and structures in allied species; and of diversified habits, either constant or occasional, in the same species. And it seems to me that nothing less than a long list of such cases is sufficient to lessen the difficulty in any particular case like that of the bat.

 

En esta ocasión, como en otras, me encuentro en una situación muy desventajosa; pues de los muchos casos notables que he reunido, sólo puedo dar un ejemplo o dos de costumbres y conformaciones de transición en especies afines y de costumbres diversas, constantes o accidentales en la misma especie. Y me parece que sólo una larga lista de estos casos puede ser suficiente para aminorar la dificultad en un caso dado como el del murciélago.

 

 

Related posts:

  1. Insiste el autor en uno de sus argumentos preferidos en el párrafo ducentésimo sexagésimo segundo de El Origen de las Especies
  2. El autor expone algunas cuestiones que le han presentado sus oponentes en el párrafo ducentésimo sexagésimo quinto de El Origen de las Especies
  3. Nuestra ignorancia de las leyes de la variación es profunda. Concluye el autor en el párrafo ducentésimo cuadragésimo sexto de El Origen de las Especies
  4. Una lista de ejemplos que el autor no va a presentar en el párrafo ducentésimo trigésimo octavo de El Origen de las Especies
  5. Afirmaciones de Perogrullo en el ducentésimo sexagésimo párrafo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*