La eugenesia busca la transformación de la sociedad mediante un esquema que aspira a la perfección. Una supuesta perfección según el diseño de una élite que, como en tantos otros casos, conlleva la exclusión de puntos de vista diferentes. Nace y se desarrolla en Inglaterra en un entorno en el que la ciencia va ampliando sus posiciones en una sociedad cada vez más partidaria del positivismo.

No es exacto decir que la eugenesia es consecuencia de determinadas “teorías evolutivas” (selección natural, eficacia del más apto, competición y lucha por la supervivencia) sino que ambas, eugenesia y dichas teorías” son el fruto de un entorno social, de una época imperialista cuyo desarrollo se apoya en una ciencia positivista.

La eugenesia y el darwinismo tienen sus orígenes muy próximos. Aquella doctrina fue elaborada en buena parte en la década de los sesenta del siglo XIX por Francis Galton (1822-1911), primo segundo de Charles Darwin, quien basándose en sus propias observaciones acerca de la herencia de caracteres físicos y psíquicos, propone que las capacidades de cada individuo vienen genéticamente determinadas, y que el ambiente puede hacer poco para su modificación. Galton había estudiado en Cambridge en donde adquirió una sólida formación en ciencias y en matemáticas. Si bien algunas de sus aportaciones a una estadística incipiente parecen ser de indiscutible mérito, sin embargo, los resultados de sus estudios sobre la herencia del talento y de la inteligencia serían algo más discutibles.

Galton, que después de sus estudios en Cambridge fue un consumado explorador y miembro de la Royal Geographic Society, fue el fundador y primer presidente de la Eugenics Society. En 1905 sostuvo la necesidad del certificado prematrimonial para asegurar la idoneidad eugenésica de los contrayentes, idea que cobró interés en muchos países y fundó en la Universidad de Londres un laboratorio de eugenesia que poco después de su muerte recibió el nombre de Galton Eugenics Laboratory. En 1908 se creó la Eugenics Education Society con el fin de impulsar estos estudios.

En su obra titulada “Sir Francis Galton (From African Exploration to the Birth of Eugenics)”, Nicholas Wright Gillman nos habla del artículo  “Hereditary talent and carácter” firmado por el protagonista de su libro y publicado en el Macmillan’s Magazine de 1865. Dice:

La segunda parte del artículo de Galton era un intento inconexo de construir su demostración de que el talento es heredable. Empieza desarrollando la noción de que el apareamiento selectivo podría utilizarse para potenciar una casta con cualidades ventajosas, y para desaconsejar la propagación de una segunda casta de cualidades menos deseables. Estas nociones se incorporaron después en los conceptos de Eugenesia Positiva y Eugenesia Negativa. Una de las ideas más notables en este artículo, para la cual no se presentó justificación científica, era que los embriones de cada generación surgían a partir de los embriones de la generación anterior. Esto anticipó en más de veinte años a la teoría soportada experimentalmente de la continuidad del plasma germinal de August Weissmann.

Pero lamentablemente, la teoría de Weismann no tenía ningún soporte experimental. Los experimentos que pretendidamente la apoyaban eran más que nada pruebas de la crueldad de su autor. Al contrario de lo que indica este párrafo, la teoría de Weismann se mantuvo durante muchos años precisamente porque venía a apoyar las tesis eugenésicas de Galton y de paso, convenía al darwinismo. No en vano, Weismann fue nombrado en 1904 Presidente Honorario de la Society for Racial Hygiene. Pero no es esta la única conexión entre (neo)darwinismo y eugenesia. Veremos otra…..


Bibliografía

Wright Gillman, N. 2001. Sir Francis Galton (From African Exploration to the Birth of Eugenics), Oxford University Press. La imagen está tomada de este libro.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Compartir:

64 comentarios

  1. Que haríamos si pudiéramos escoger el sexo de nuestros hijos: Imagínense si en un futuro pudiéramos manipular nuestra genética y cada vez generaciones futuras pudieran vivir cada vez mas, se poblaría el planeta, y llegaría al punto en que nuestro planeta no se de abasto. Entonces te obligasen a tener solo un hijo, como en china con el programa agresivo de control de la natalidad, cosa que tal vez pueda suceder en un futuro no muy lejano debido tal vez a que los recursos de este planeta ya no puedan sustentar a la población humana, algunos decidiríamos tal vez, en razón de tener progenie tener un hijo a pedido y escoger el sexo de nuestro único hijo, y muchos de nosotros decidiríamos solo tener varones, entonces con el tiempo las mujeres escasearían, es mas habría un trafico ilícito de ellas, las cuales se las buscaría para poder cumplir con tener más generaciones. nuestra población así languidecida miraría con rareza a las mujeres que en un tiempo atrás estaban a la par en número con los varones, tal vez después de muchas generaciones, su numero caería tan bajo, que simplemente, el tener una mujer seria un privilegio, pero como?, ahora quisiéramos tener una mujer como padres, pero te pregunto ahora búscate una mujer, jaja veras que no encontraras con quien procrear, es más las mujeres estarían abocadas solo a la alta sociedad, crearía una casta de varones de los cuales pensar en casarse solo sería un sueño. una catástrofe mundial, tal vez y solo tal vez se podría procrear entre varones con las técnicas modernas de clonación, pero sería muy difícil esta situación debido que para clonar necesitarías tener una matriz de una mujer cosa en este futuro catastrofal nunca vas a encontrar, además que será muy caro como para que un varón de la casta baja pudiera acceder, aun si pudieras ahorrar toda tu vida y pudieras tener una niña, debido a que has comprado óvulos congelados, cosa que te costó mucho, y ahora quisieras combinarlo con tu genética, al tenerla y ser de la casta baja, te implicaría que serias objeto de muchas cosas como el que te la roben, o que te maten para traficar con tu hija, y si decidieras tener un hijo, y lo tuvieras, solo le darías pobreza, debido a que sería uno más de esa casta del cual tendría muy pocas posibilidades de sobresalir, entonces piensas bueno, ahora que tengo la tecnología a mi alcance le daré los mejores genes que mi genética pueda darles; es así que haces un tamizaje de tus espermatozoides y busca aquel que te pueda dar un hijo genio con muchas cualidades que le den una oportunidad de sobresalir y poder acumular fortuna, y casarse con una mujer de la alta sociedad, entonces lo haces, bueno sale un genio y con muchas cualidades excepcionales tuyas, pero sabes que tu genética tiene un límite y que tu genética solo puede ofrecer bellas cualidades hasta cierto punto, igual han hecho otros, y se generara una población excepcional, claro con limites de sus capacidades, y tu hijo será uno más, y no sobresalió, entonces tu hijo ya adulto piensa y dice bueno ahora que tengo la tecnología al alcance de mis manos bueno pienso tener un hijo en el cual los defectos de mi genética los repararé, o comprare cromosomas de genética mejor que la mía y los combinare y así daré a mi hijo un mejor futuro, cosa que ya habían hecho los de la alta sociedad. y lo tienes, pero te das cuenta tu hijo tu nieto y bisnieto cada vez se parecen menos a ti, y te daría mucha tristeza porque aunque no lo creas la diferencias genéticas hacen que uno sea único e inigualable, así con sucesivas generaciones la población se llenaría de gente cada vez mas idéntica, cada vez mas igual, con muchas similitudes y virtudes, así que nos volveríamos superhombres entre comillas, pero tal vez fue el peor error, porque?, porque tal vez el futuro nos depare una catástrofe o una plaga inimaginable y como somos tan idénticos, diezmaría nuestras poblaciones de nuestras utópicas ciudades. entonces te das cuenta solo quedan unos cuantos hombres de los millones que éramos, además te das cuenta que estos pocos hombres están en peligro de adquirir el virus, enfermedad o no pueda vivir más en ese ambiente que desgraciadamente su volvió hostil, entonces los pocos que quedan entre ellos seleccionan los que aparentemente son más sanos, y se creará el proyecto de llevarlos fuera de nuestro planeta para buscar un ambiente idóneo; así salen naves de nuestra madre tierra y llevaran nuestra humanidad al la infinidad del universo. Dejando atrás un planeta languidecido y agotado por nosotros mismos. Es solo una triste posibilidad.

  2. En su HEREDITARY GENIUS Galton llegaba a la conclusión de que la civilización ateniense estaba muy por encima de la británica de su propia época en cuanto a habilidad mental; la diferencia era tan grande como la diferencia que existía entre los británicos y los negros, y siempre estuvo muy preocupado en el problema de mejorar la raza. En 1883 dió el nombre de EUGENESIA a la ciencia de sustituir la selección natural por otra inteligente en aras del mejoramiento racial, tema que fue muy controvertido tanto en su tiempo como después. Finalmente, en 1904, se comprometió en una investigación sobre EUGENESIA en la Universidad de Londres, relacionándose con Karl Pearson. De allí resultó el Laboratorio Francis Galton para la Eugenesia Nacional que estaba en el University College y se organizó con la colaboración del viejo laboratorio biométrico de Pearson. En 1911 se unieron los dos laboratorios y se formó el departamento de estadística aplicada bajo la dirección de Pearson, que era profesor, el trabajó realizado por éste es una historia diferente, bien es sabido que el desarrollo que dió a los métodos estadísticos fue la tendencia predominante en los trabajos de psicología individual en Inglaterra y en Estados Unidos.

  3. emilio akel y silveri yo en lo personal, aunque no cientifico, tengo derecho a una opinion,
    1- akel.- el creacionismo es acientifico eso cree usted, pero el libro de genesis con el cual comienza la biblia, no discrepa ni un poco con la ciencia, de hecho la biblia entera no discrepa con la ciencia, ¿porqué lo digo? ahora yo me pongo objetivo, el no creer en el creacionismo es aborrecer lo que dice el darwinismo, no quiero decir con esas palabras que esten relacionados, como lo piensa mi querido emilio, pero el hombre desde un principio creyo en la creación, y despues al no estar conforme con ello creo el darwinismo y lo apoyó, esto explica lo facil que es moldear al hombre, por que las dos teorias son solo eso, teorias, yo en lo personal creo en la biblia y el creacionismo y se me hace dificil creer que como hombres de ciencia, al ver lo maravilloso que es este planeta no reflexionen acerca de que tuvo que haber alguien que lo diseñara

  4. He estado leyendo por encima este blog. Se me queda un poquito sabor amargo cuando al realizar una exegesis, tal y como se pretende plantear al dar mayor peso a la historia contextual en el que tienen lugar los términos revisados: evolución, selección natural; no se tiene en cuenta más que una parte del compromiso adquirido para la defensa o la refutación. En este caso, y estoy de acuerdo con unos comentarios por encima mío, se mezclan churras con merinas, por querer convencer únicamente del “mal y desencaminado uso de los términos”, sin tener en cuenta para qué acontecen.

    Sin ánimo de ofender, porque sí, me resulta complicado asimilar algunas afirmaciones, cuando soy consciente de que los compromisos adquiridos por Darwin eran mayores que lo que ahora mismo se plantea.

    Por ejemplo, soy consciente de que Darwin remarcó machachonamente que el nivel de selección (natural) al que aludía y se ceñía era el nivel organísmico o personal, no al de especies, como poco después asumiría en sus pensamientos Weismmann, llevando la Allmatch de la selección natural a su extremo, lo que hizo que tuviese que solventar un handicap: la desaparición de los órganos inútiles, con su teoría germinal.

    Darwin se encontraba exigido por la estructura de su propia teoría, a negar la jerarquía de niveles, lo que hizo que su acercamiento a la selección de especies fuese, cuanto menos, desacertada, y sí, un argumento tautológico: para la selección de especies; no para la selección organísmica. Su acercamiento partía desde la selección natural cuyo ámbito estaba restringido al mismo que él había destacado, selección de un solo nivel, el personal.

    Es más, remarcó, y de ahí su confrontación con la dicotomía entre ontogenia y filogenia, que la primera acusaba de menor nivel entre ellas. Usted sabrá que las incoherencias o contradicciones se dan cuando existe o se da una independencia crucial entre los términos de un gradiente. Él expuso que la filogenia acontecía por encima de ontogenia (del desarrollo), porque la teoría de selección natural exigía una vertiente histórica, lo que si su imaginación visual le permite, daba dirección a la taxonomía. Es decir, fundamentaba uno de los dos extremos como prioritario y abarcador. Pero porque una vez introducida la historia, lo exigía, o si no se entraba en contradicción.

    Asimismo, en el momento en el que Darwin tuvo que enfrentarse a la selección de especies, y al problema de las tendencias, se encontraba bastante influido por una teoría de su época, que básicamente venía a concluir lo siguiente “el mayor bien para el mayor número de personas”, lo que se reflejó en la explicación tautológica, que él mismo refirió como circular, en la que la divergencia o variación venía a procurarse (y explicarse) gracias a la diversificación y multiplicación de las formas extremas, siempre concediendo una ventaja adaptativa (que no voy a explicar) sobre las variantes antecesoras. Ese éxito era medido o por uno, o por otro lado del cubo de necker (misma expresión de diferentes momentos de la medida)

    Ese es el problema del extrapolacionismo, al que parece que no se le ha prestado especial atención en las líneas que llevo leídas en el blog (por lo menos, hasta el momento, puede que esté equivocada). Extralimitó el campo de actuación de la selección natural.

    Me gustaría añadir un par de cosas (más) sobre los diagramas taxonómicos.
    Imagino que también sabrá usted quién es Wittgenstein. Verá, resulta que las frases llevan implícito siempre un orden. Cambie su estructura y variará su significado. Cambie las palabras y seguirá variando. No es algo deslumbrante, en realidad el nivel en el que se refleja el significado no está en el orden de la frase, si no lo que emana del conjunto. Lo que “completamos” de él con nuestra idiosincrasia particulá.

    Pues para hablar del lenguaje con lenguaje, la cosa se pone difícil. Porque para representar “la imagen” del lenguaje, se necesita de usar este en su ámbito restringido, de una forma puramente representativa. Lo que hace que el orden que permanece implícito para los significados, salga a la luz de forma explícita.

    Uff, esto es complicado. Lo que quiero decir es que cuando aparece en los diagramas taxonómicos representados las diferentes líneas filéticas, también aparece representado LA DISTANCIA que existe entre ellas, en el sentido que si hay …..A………b………c……..d……….E……F……g

    Se le está exigiendo al observador VER que no solo hay orden representado, sino lo que hay de A en cuanto b, en cuanto a c, en cuanto a d, en cuanto E.

    Que el hecho de que A y E estén separados por b, c, y d (en pequeñito), produce la relación entre A y E. La distancia les exige la relación entre ambas (el hecho de que deban ser mayúsculas en vez de minúsculas).

    No sé cómo explicarme mejor, es bastante abstracto y visual, es un orden que hace intervenir Darwin de forma explícita, no solo implícita. Por ello hay que tenerlo muy en cuenta, porque parte de sus diagramas hacían referencia a la estructura de su teoría, no a los significados de estas.

    Son diagramas axiomáticos, no argumentativos, por lo que no pueden ser tratados como errores desde la argumentación, ya que la carga puede ser solo simbólica.

  5. Hola Alicia,

    Bienvenida al blog.

    Encuentro frases curiosas en su comentario. Permítame que destaque algunas:

    1. En el primer párrafo se equivoca. No doy más importancia a la historia que a la refutación. Mi primer objetivo es la crítica del concepto absurdo de Selección Natural, fantasma semántico o flatus vocis. Tales términos sólo pueden acontecer para generar confusión.

    2. En el segundo párrafo. No se preocupe que no ofende usted. Al menos de momento. Eso sí me gustaría que nos dijera usted quién es porque no acepto comentarios anónimos. En cuanto a lo que dice usted:

    “…que los compromisos adquiridos por Darwin eran mayores que lo que ahora mismo se plantea.”

    Ya nos explicará usted cuáles eran esos compromisos tan importantes como para sembrar la confusión que sembró.

    3. Y de momento no haré más comentarios. Cuando usted dice:

    “Darwin se encontraba exigido por la estructura de su propia teoría”

    Debe saber que la frase está mal construída tanto gramaticalmente (Una persona nunca puede estar exigida) como en cuanto a significado: La estructura de una teoría no puede exigir nunca a cometer disparates.

    Un cordial saludo,

  6. Gracias por la bienvenida, Emilio.

    Voy a enterarme mejor de que va la revisión de los términos de selección natural, ya que solo me quedé con la idea de que sería conveniente hablar de “deriva” en vez de selección, para no confundirlo con la idea de agente activo intencional, volitivo, lo que da lugar a enrevesar bastaste las cosas. Pero imagino que eso no es a lo que se refiere.

    Mis disculpas si he resultado irreverente. También lo pretendía, es una forma de oponer las ideas que sustento contra aquellas con las que aún no me he formado un sentimiento al respecto.

    Respecto a quien soy, pues ¿estudiante? de… grado superior , de veintidos años. Poquito más, ¿no? Igualmente sigo siendo anónima. ¿O hace falta dar más datos?

    De momento, no he visualizado una gran confusión, me parecía , dentro de la teoría, bastante coherente. Un poco esforzado en algunos puntos, pero por lo general sin grandes distorsiones. Pero reconozco carecer de medios y de estudios para realizar una comparativa que no se ciña a la lógica que sustenta la teoría.

    Así que le puedo explicar, que seguramente ya conocerá usted, los compromisos que sustentaba con la teoría, pero para ello debería serme ofrecido (que ya lo buscaré), aquellos aspectos que generan confusión, que de momento, incido, no observo.

    Me llevan echando la bronca por mala comunicadora desde hace… ains, ¿mal construida la frase?

    Si, es cierto.

    El significado que quería darle es que la propia estructura indica los límites de la misma.

    “La estructura de una teoría no puede exigir nunca a cometer disparates”

    Bueno, con “exigido” no me refería a justificar posibles errores que se hayan podido observar (por otros), sino más bien a que le obligaba a ceñirse al entramado construido.

  7. Gracias por el comentario, Alicia. Le agradecería que escribiese sus comentarios en las entradas a las que se refieren. Por ejemplo esta entrada trata sobre Darwinismo y Eugenesia. Si usted encuentra coherente la Teoría de Evolución por Selección Natural, entonces le pedriría por favor que vaya a las entradas que tratan directamente de la Selección Natural. Hay muchas al respecto puesto que es un tema que me preocupa. Pensar que llamamos a una Teoría científica con el nombre de algo que no existe y que además es imposible, como usted comprenderá puede dar quebraderos de cabeza. Yo no creo que usted encuentre la teoría coherente, si así fuese podría decirme ¿ Qué es la selección natural?

    No me responda que es un entramado construido, por favor, que eso ya lo sé. Una teoría científica no puede ser tal cosa.

    Un cordial saludo

  8. De acuerdo, con este último comentario cierro mi aportación en esta entrada.

    ¿Qué es la selección natural?

    ¿Cómo quiere que le responda? ¿Con una definición de lo que es (teoría o hecho, ya que la mayor parte de la refutación que ostenta en este blog se debe a esta distinción), o en cuanto a lo que afirma?

    En cuanto a lo que es:
    La selección natural es un fenómeno complejo, que se encuentra reivindicado en la Teoría de la Evolución dentro de tres pilares (según la vieja ortodoxia) conocidos como agencia, eficacia y alcance.

    Por ello, para mí resulta coherente, ya que no existe contradicción en el concepto señalado. Dice usted que los hechos han de ser probados experimentalmente. Asumiendo que la selección natural (sin recurrir a la extrapolación a todas las escalas, ciñéndonos a la personal) es un hecho, si no pudiese probarse de forma experimental, caería con todo el equipo, y si usted afirma que NO puede reproducirse experimentalmente, no hay mucho más que decir.

    Eso presupone que todas las ciencias que no puedan probarse experimentalmente debido a que las escalas sobre las que afirma su autoridad son excesivamente grandes, o pequeñas, pongamos la física astronómica, serían estarían invalidadas de facto.

    Por supuesto, puedo entender que aquello que es “imposible”, y que “no existe” no debe ser tenido en cuenta para teoría, conocimiento científico, o modelizado.

    Pero es una afirmación tan general, que no puede ser cierta en su totalidad.

    Para negar algo de ese modo, con tanta rotundidad (y después de lo que he dicho, digo que entiendo su postura), debe de estar usted admitiendo otra teoría evolutiva, la cual no identifico con la “selección natural”, pues para mí sigue siendo un fenómeno, no una teoría.

    Ahora, le puedo preguntar, si es posible: ¿para usted qué es una teoría científica?

  9. Esta entrada se dedica a las teorías científicas. Ahí puede usted ver lo que son:

    http://www.madrimasd.org/blogs/biologia_pensamiento/2012/03/23/134410

    Un fenómeno complejo no puede ser teoría científica. Su comentario anterior está lleno de barbaridades y de confusión. Usted no es una estudiante como indica sino un viejo darwinista del colmillo retorcido como tantos que vienen a molestar a este blog disfrazados de nombres falsos, de seudónimos y ahora, como usted, vestido de caperucita.

    Saludos

  10. Pues claro que un fenómeno complejo no puede ser una teoría científica, es que yo no he dicho que la selección natural sea una teoría.

    Pero sabrá usted más que yo, así que supongo que aquí se queda.

    Se puede ser estudiante y joven, y tener una visión aparentemente equivocada, y revocable, pero se tiene que ver qué es lo que se puede revocar.

  11. Querida Alicia,

    Esta entrada se dedica al tema de Darwinismo y eugenesia. Ya sabe que entre ambas corrientes hay una íntima vinculación.

    Como le decía arriba en uno de mis comentarios anteriores le agradecería que escribiese sus comentarios en las entradas a las que se refieren. A partir de ahora, si usted quiere escribir un comentario en este blog, sólo puede hacerlo en la entrada titulada Un darwinista disfrazado de Alicia (en el pais de los trabalenguas)

    http://www.madrimasd.org/blogs/biologia_pensamiento/2012/09/24/135419

    Un saludo

Deja un comentario