Sociedad de Biología Humanista: su necesidad, campo de acción e interés

Cuando hace unos años se nos decía que la biología sería la ciencia del futuro, había una sensación de que aquello era cierto, de que, efectivamente así sería; pero,….. hasta hoy no hemos podido concretar en qué ha consistido aquella frase premonitoria.

Los avances de la biología en la segunda mitad del siglo XX y en lo que va del XXI han sido espectaculares, sus aplicaciones han ido a veces más allá de lo esperado en agricultura y en biomedicina. Pero, ….por otra parte, existe una creciente preocupación por lo que puede ser el fundamento teórico de la biología, y lo que puede haber en él de manipulación del conocimiento. Una especialización excesiva unida a la búsqueda de resultados aplicados asociados a una rentabilidad económica no garantizan que los resultados de la investigación se transmitan siempre en condiciones óptimas. Además, el darwinismo, que en algunos foros de debate y medios académicos se defiende a ultranza, difunde la idea de una naturaleza en perpetuo estado de competición, lo cual no viene a aclarar la situación

Algunos de estos aspectos, hoy sin duda problemáticos, han sido expuestos en el MANIFIESTO POR UNA BIOLOGÍA DEL SIGLO XXI, que un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma de Madrid ha publicado hace unos días, y al cual he dado publicidad en el blog Biología Humanista.

La biología ha dado muchos resultados que deben ser hoy discutidos en foros abiertos en los que biólogos y todas las personas, profesionales o no, pero con interés en el tema, puedan obtener información de primera mano y opinar. Es particularmente crítica la situación del profesorado de Enseñanza Secundaria y Bachillerato, que ha de explicar a sus alumnos desarrollos recientes de la ciencia, implicando importantes cuestiones sociales y aplicadas, pero que no entraban en sus planes de estudios. Aspectos recientes de la biología como la secuenciación de genomas, las células madre, los priones o los métodos más recientes de diagnóstico genético están en la prensa y, a menudo, también en los libros de texto, pero la mayoría de los profesores apenas si los vieron en sus carreras. Ésta situación ha sido detectada, por ejemplo, en el caso del Investigador Miguel Vicente, quien desde su blog Esos pequeños bichitos indica:

“……es urgente dar a los educadores y a la opinión pública información científica fidedigna en español pues en su mayoría se trata de audiencias que no dominan (muchos ignoran) la lengua inglesa.”

Pero la biología va más allá de todos estos aspectos de importancia incuestionable y define lo que es el ser humano. Por eso, sus resultados y técnicas deben ser objeto de debate abierto con un fondo filosófico, humanista. Profesionales y docentes de otras materias (periodismo, literatura, filosofía, matemáticas, física,….) tienen mucho que aportar a la biología de hoy.

Proponemos desde aquí la discusión abierta acerca del interés y objetivos de una Sociedad de Biología Humanista. Están todos invitados al debate y agradeceríamos en particular la participación de profesores de Enseñanza Secundaria.

Related posts:

  1. Historia y Biología II
  2. Lamarck, el padre de la biología II
  3. La palabra Biología II: Su significado etimológico
  4. La palabra Biología III: Su significado actual y real
  5. La biología es una ciencia experimental
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

"Pero la biología … y define lo que es el ser humano."

¡¡¡ Coooooñññññooooo!!!

No imaginaba yo que la biología hiciera esas cosas. Pensaba que, humildemente, se limitaba a intentar explicar como funciona la naturaleza viva.

Y puesto que la biología la hacen científicos y ya se sabe que "si no se puede medir, no es ciencia", deja esas otras cosas tan trascendentes para los filósofos.

Por cierto: Eso de que actualmente los darwinistas difunden la idea de una naturaleza en perpetuo estado de competición es, sencillamente, falso.

Al contrario de lo que dice Sir Charles Lamark en su comentario yo creo que buena falta nos hace a los biólogos entrar en esos campos que él denomina trascendentes. A mi sí me interesa. Además , lo interesante es la propuesta de establecer cauces de diálogo con otras ramas del pensamiento y la acción. Así pues me parece interesante que aunemos fuerzas desde posiciones incluso encontradas o no compartidas.

Sir Charles,

Al explicar cómo funciona la naturaleza viva, tan humildemente como usted quiera, no queda más remedio que contribuir a la definición del ser humano. Porque, le guste a usted o no; lo entienda o no, el ser humano es parte de la naturaleza viva.

Su definición de ciencia es un poco restringida y no me gusta dejar las cosas transcendentes para nadie. ¿Seguro que es falso que el darwinismo defiende una naturaleza en estado de competición?. ¿Ha leído usted algo de Darwin?. ¿Le suena a usted un librito titulado "El gen egoista"?.

Preferiría atender comentarios de autores con su nombre real y no protegidos por el anonimato. Desde luego la Sociedad que propongo no admitirá socios anónimos.

Hola Miguel y Emilio,

soy una compañera de madrid+d que cuando tiene tiempo suficiente disfruta leyendo lo que publicais.

Yo tenía una propuesta para Miguel y te la hago extensiva a tí Emilio, es bastante más simple y menos ambiciosa que la de crear una sociedad, que como idea me parece estupenda a la vez que complicada.

Mi blog es salud pública y algo más… y mi ambición es la misma que la vuestra: acercar una información rigurosa a las personas que lo necesiten de una forma lo más accesible posible.

Las enfermedades infecciosas son una de mis pasiones pero en mis descripciones me ciño a la epidemiología de las mismas que es mi especialidad.

No tengo un conocimiento profundo de esos maravillosos bichitos (que más quisiera yo), ni tampoco de la parte humanista que escribe Emilio.

Lo que me gustaría es que nos complementáramos en nuestros conocimientos: si Miguel escribe sobre uno de sus maravillosos bichitos que produzcan una enfermedad cuyo conocimiento pueda ser interesante a la población, Emilio podría escribir sobre sus antecedentes histórico- humanísticos y yo sobre la parte de epidemiológía de la enfermedad.

Para mí sería una forma maravillosa de ofrecer información completa y complementaria a todas las personas que nos leen.

Mi experiencia, por las preguntas que me dirigen, es que los lectores son estudiantes, personas normales que buscan información fuera de los cauces clínicos de las enfermedades y graduados y docentes en busca de ampliar la información.

Emilio: también voy a poner este comentario en tu blog.

Esperaré con ilusión vuestros comentarios.

Un abrazo

Consuelo Ibáñez

“Don Sir”. Obviamente debería dejar a Lamarck tranquilo. Su argumento de que el mundo Darvinista no da una visión bestial de la realidad es de una hipocresía supina. Da la impresión de que no conoce el método científico, ni la filosofía de le ciencia, ni la historia de la biología, ni el comportamiento de sus colegas cuando filosofan (y por ciento da pena oírles hablar de “Dogma Central” y paparruchadas como esas). Que lo trascendente se deja a los filósofos (“que asco”) también lo es.

Emilio apunta acertadamente a esa sociobiología que nos presenta un mundo bestial frente a otras alternativas en las que la cooperación juega un rol central. Vamos da la impresión de que usted pertenece a esa patética banda de biólogos moleculares arrogantes “de excelencia (jajaja) (que no lo son todos) que se creen muy listos cuando no saben nada. Los genios que se prodigaron en ciencia hasta mediados de siglo solían ser gente muy culta que han dado paso a un grupo de hiperespecializados que cuando salen de su madriguera no saben hacer la “O” con un canuto.

Bueno sería que diera su nombre y su posición ante el post para abrir un debate. Pero claro sin argumentos ¿verdad?, mejor permanecer en las catacumbas y atacar por debajo, traperamente. Si está en la posesión de la verdad, por favor cuéntenosla para que podamos replicar. Y no utilice a Lamarck, que no es digno ni de pronunciarlo.

Juan José Ibáñez

Hola Consuelo y Juanjo,

Un placer teneros a ambos por aquí. Muchas gracias por vuestra visita.

Juanjo, de nuevo estamos de acuerdo en cosas importantes que mucho biólogo listo, casi siempre disfrazado, se empeña en no ver. No tendría ninguna importancia si algunos de entre estos mortadelos no fueran a menudo responsables de la educación de miles de personas en un primer grado y millones a la larga; en definitiva, que van configurando el pensamiento mundial aquellos a quienes el pensamiento importa una higa y que gustosamente dejarían esa tarea en manos de "expertos". Asumo que intentar llamar la atención sobre este tipo de peligros es una tarea que debemos afrontar desde nuestros blog.

Consuelo, encantado de poder colaborar en lo que te parezca. Tengo previstas para dentro de unas semanas algunas entradas dedicadas a Pasteur y, quizás más tarde a Koch. Sacaré información de un librito que conocerás y que se llama "cazadores de microbios", de Paul de Kruif. Si quieres que preparemos algo más coordinado, ya sabes que mi planteamiento actual a la hora de ir poniendo nuevas entradas en este blog es histórico y que, de momento, me entretengo en volver sobre el relato de los precursores de la biología. Cualquier idea que se te ocurra, libros, artículos, personajes,…que te parezca oportuno que abordemos de manera coordinada, tú me dices en qué aspecto quieres que me centre y estaré encantado. Es cierto que siempre es mucho más enriquecedor colaborar con gente que aporta puntos de vista diferentes.

Finalmente, Consuelo, la formación de una sociedad no es algo nada complicado. Lo fundamental es ponerse de acuerdo una serie de personas en algunos objetivos. Esta es la clave. Luego si se quiere formalizar, en base a ello se escriben unos estatutos y se designa una sede y se ponen unas cuotas. A mi todo esto de la sede, las cuotas y los estatutos me importa poco. Lo principal es identificar unos objetivos. Tengo un ejemplo a mano:

Hace once años que llevamos adelante la Asociación para el Desarrollo y el Estudio de la Biología en la Rioja (ADEBIR). Hemos venido organizando una reunión al año (el viernes 9 de Mayo será la XI Reunión de ADEBIR), a la que hemos podido invitar a varios conferenciantes y hemos publicado algunos libros de divulgación. Dos de ellos sobre "Cuestiones de Biología: aportaciones riojanas", un tercero titulado "Veintisiete libros y un prólogo abierto para una nueva biología" que está ahora entrando en la imprenta y que pronto empezaremos a promocionar y otro dedicado a Mariano de la Paz Graells, un naturalista del XIX nacido en Tricio (La Rioja), que fué director del Museo de Ciencias Naturales y del jardín Botánico de Madrid. Éste último libro saldrá el año que viene para conmemorar el II Centenario del nacimiento de Graells (y así de paso intentar hacer contrapeso en los grandes fastos que previsiblemente tendrán lugar por la conmemoración del II Centenario del nacimiento de Darwin).

Concretando: Hicimos ADEBIR para fomentar el estudio de la biología en la Rioja y eso estamos haciendo. Publicamos cosas que, según nuestro criterio, maduro, adulto y opuesto al criterio de las grandes editoriales, merecen ser publicadas. Lógicamente, nuestros libros tienen poca difusión, pero están ahí. No para hacer rico a nadie sino para que quien los lea, vea que el Mundo es algo más rico y variado que lo que sería si dependiese de los intereses de cuatro cavernícolas disfrazados de sabios.

Por cierto, David, muchas gracias por tu apoyo. Si esta mañana al abrir el blog después de haber estado escribiendo la entrada hasta la una de la madrugada me me hubiese encontrado sólo con el comentario de Mr Charles Lamark, me habría arrepentido de haber escrito nada.

Hola Emilio,

me ha alegrado mucho recibir tu respuesta tan rápidamente.

No tengo nada en contra de las sociedades si son tan abiertas y sin corsés como la que planteas, mi experiencia con sociedades es parecida a lo que le has descrito a mi hermano una panda de…(generalizar no es bueno) que van tomando posiciones para desde ahí endiosarse y darse autobombo convirtiéndose en los nuevos popes. Una sociedad que sea todo lo contrario desde la humildad de que no se puede saber todo de todo y que todos, no solo nos podemos equivocar, sino que nos equivocamos es la idea que yo tengo de la colaboración entre colegas. Así que estoy abierta si vosotros lo estáis.

Te cuento un poco lo que estos días llevamos, mi compañera Isabel y yo, entre manos:

El día 24 es el día mundial de la Tuberculosis, mi intención es empezar este fin de semana con un pequeño resumen y un vídeo con la charla de un experto, luego, el 24 ella escribirá otro/s? post hasta mañana no sabré si es uno o más hablando de las recomendaciones de la OMS.

Si te/os apetece podeis escribir sobre Koch, el bacilo de Koch, la historia de la Tbc, las multirresistencias…..

Hay tantísimos temas maravillosos para tratar.

Si te apetece segumos hablando

Un abrazo,

Consuelo

Buscaré para leer algo sobre Koch y su bacilo, pero en este tema me da mil vueltas Miguel. Me gustaría oir su consejo. ¿Le has propuesto ya algo?.

Un abrazo y seguiremos en contacto.

Hasta pronto,

Emilio

D. Emilio, veo que en este blog no son bien recibidas las personas que discrepan, que son despachadas con descalificaciones.

Pido disculpas y me despido no sin antes señalar:

- Que no es correcto negar la validez del darwinismo como hoy se interpreta basándose en las simplificaciones que en su día hicieron fortuna de lucha por la existencia o el hombre desciende del mono. Si los primeros apóstoles de estas ideas hubiesen hablado de plantas en lugar de animales de dientes y garras sangrantes de luchar por sobrevivir, se habrían evitado muchas caricaturas y, de paso, el aprovechamiento de la biología para tratar de justificar comportamientos sociales injustificables. Eso pasa cuando se quiere intrepretar al hombre en términos de nuestro conocimiento biológico.

El ejemplo más reciente es la aberración de la sociobiología que puede ser utilizada para los mismos fines que la lucha por la supervivencia en tiempos de Darwin.

- Si por azar surge una mutación que permite a su portador una mayor eficiencia en la obtención de energía de los alimentos, este ser resulta más eficiente y evolutivamente favorecido porque dejará más descendientes, pero ni ha luchado contra nadie a dentelladas ni ha quitado nada a otros seres. (Séame disculpada la caricatura que ahora he empleado).

- Una última observación acerca del anonimato. D. Emilio, la verdad es la verdad, la diga Rajoy o Zapatero. Lo importante es qué se dice, no quien lo dice. Existe el valor de la autoridad, pero ese no lo otorga ni la Cátedra (todos cuantos hemos pasado por la Universidad lo hemos podido tristemente comprobar) ni el sillón en la Academia (basta leer la prensa). El nombre sólo es importante cuando uno se está "trabajando" un nombre.

Sólo le conozco a Vd. por este Blog, le sigo con interés y aprecio sus aportaciones. Pero, como biólogo, me interesan más las que me dan a conocer nuevos descubrimientos o recapitulan conocimientos anteriores.

Lo repito, mi última aportación a un blog dónde los discrepantes no son bien recibidos.

Hola Emilio. Me has dado una alegría con la información de que hay más profesores de la UAM que apoyan el comunicado que ha hecho Máximo Sandín con sus alumnos. Cuando yo era su alumna tuve la impresión de que estaba bastante solo. ¿Dónde se puede ver sus nombres? Aquí http://crimentales.blogspot.com/2008/02/manifiesto-por-una-biologa-del-siglo.html

sales tu, pero no veo mas profesores. Tengo curiosidad.

Un beso.

Sr Lamark (me cuesta escribir Lamarck sin ck),

Sus disculpas son bien recibidas. Asimismo le agradezco su cambio de tono. Aquí los discrepantes son bien recibidos, pero no los que pretenden inducir a error o sembrar la confusión.

Las cosas son como son y no como pudieran haber sido si…..El darwinismo está lleno de ejemplos de uso perverso del lenguaje y esto no es casual. Es por su afán de manipulación. Estras frases como las que usted dice:

"Si los primeros apóstoles de estas ideas hubiesen hablado de plantas en lugar de animales de dientes y garras sangrantes de luchar por sobrevivir, se habrían evitado muchas caricaturas y, de paso, el aprovechamiento de la biología para tratar de justificar comportamientos sociales injustificables."

"Si por azar surge una mutación que permite a su portador una mayor eficiencia en la obtención de energía de los alimentos, este ser resulta más eficiente y evolutivamente favorecido porque dejará más descendientes, pero ni ha luchado contra nadie a dentelladas ni ha quitado nada a otros seres"

No pertenecen al mundo real. el mundo real no está constituido por posibilidades múltiples, retrocesos en el tiempo o azares afortunados. Un científico no debe permitirse perder el tiempo con esas suposiciones vanas. Las cosas han sido como han sido y el darwinismo ha hecho mucho daño.

"la verdad es la verdad". Otra frase bien desafortunada porque precisamente se trata de distinguir entre lo que es la verdad y lo que no lo es. Ambigua porque la puede utilizar cualquiera ante cualquier situación y no aporta nada (otra costumbre darwinista).

Y esto, ¿qué significa?:

Existe el valor de la autoridad, pero ese no lo otorga ni la Cátedra (todos cuantos hemos pasado por la Universidad lo hemos podido tristemente comprobar) ni el sillón en la Academia (basta leer la prensa). El nombre sólo es importante cuando uno se está "trabajando" un nombre.

Si quiere decir algo, dígalo; pero si no, no se considere obligado.

No maree:

"Sólo le conozco a Vd. por este Blog, le sigo con interés y aprecio sus aportaciones. Pero, como biólogo, me interesan más las que me dan a conocer nuevos descubrimientos o recapitulan conocimientos anteriores"

Si quiere seguir éste blog, es bienvenido. Si quiere participar en él , también. Procure no empezar una serie de comentarios con una carcajada y cuando escriba, sea constructivo y no destructivo ni liante.

Un saludo,

Emilio

Hola Elisa,

La dirección web que tu tienes del Manifiesto para una Biología del siglo XXI es correcta. Creo que es ahí donde aparece la última lista de firmantes y de personas que apoyamos.

En este punto si que estoy de acuerdo con lo que dice sir Charles Lamarck:

La verdad es la verdad. Lo importante es qué se dice, no quien lo dice.

Un saludo,

Emilio

Ya, pero en este punto yo estoy de acuerdo con lo que dices tú "las cosas son como son"

Ya, Elisa,…….pero eso no significa que tengan que seguir siendo así y que no haya nada que hacer para cambiarlas tan solo un poquito,…

Claro que hay que cambiarlas. Me refería a que no he visto en ningún sitio el grupo de profesores que mencionas en la entrada.

Hola Emilio,

No, todavía no le he propuesto nada a Miguel, entre otras cosas, porque no ha contestado a la primera propuesta.

Voy a enviarle nuestros comentarios através de la pestaña de contactos porque no quiero llenarle la parte de comentarios con un texto tan largo.

De todas maneras, estas fechas son malas para estas cosas. Con tantos días de vacaciones por medío esfácil que esté disfrutando de un merecido descanso en lugar de estar pendiente del ordenador.

Me parece genial que podamos establecer este tipo de colaboración.Estoy segura de que a los lectores les puede gustar comprobar cuantas, y que enriquecedoras facetas, pueden tener diferentes temas.

Te envío mi mail por si prefieres que hablemos de estas cosas fuera de este apartado.

Seguimos en contacto.

Un abrazo

No entiendo nada.

Adios.

El manifiesto por una Biologia del siglo XXI cuenta con veinticinco nuevos firmantes que lo apoyan. Se puede ver la lista y más información al respecto en:

http://nuevabiologia.blogspot.com/2008/04/nuevas-firmas-en-apoyo-del-manifiesto.html

http://crimentales.blogspot.com/2008/02/manifiesto-por-una-biologa-del-siglo.html

Sigo con interés los comentarios derramados en este blog y me doy cuenta de la necesidad de nuevos escenarios para la discusión y la confrontación de ideas. Es curioso cómo nos aferramos a posiciones que en un momento pueden desvanecerse como la bruma. Quiero compartir con todos vosotros un comentario de Michel de Foucault en Dits et Écrits (1954-1988) que está fuera de contexto pero evoca…

"Debemos escapar de la laternativa del fuera y del dentro: hay que entrar en la frontera. La crítica es el análisis de los límites y la reflexión sobre los mismos"

Saludos a todos

PS Por cierto, si Sir Charles Lamarck continúa leyendo en este recinto del ciber espacio (el sexto continente lo llaman algunos)quiero decirle que toda idea es bienvenida pero debe tener la nobleza de aceptar la crítica y la confrontación. Yo no le descalifico a Ud, pero puedo, como Ud , opinar acerca de sus comentarios y observaciones.

Gracias David. La frase de Foucault es muy apropiada aquí en relación con la Sociedad de Biología Humanista propuesta. Aunque nunca se llegue a constituir, se extenderá la frontera. Se abrirá el espacio entre dicha sociedad y su entorno. En el grupo <a href="http://groups.google.com/group/biologia-humanista?hl=es">"biología humanista"</a> continuaremos abriendo dicho espacio.

Un saludo,

Emilio

es muy buena su explicacion sobre biologia y deberian meter hechos mas recientes…………..un saludo

gris

Hola, me gustaría que visitarais está web: http://paleofreak.blogalia.com/historias/54983

En ella dicen esto sobre vosatros:

"Esos son otros que se la tienen jurada a la SN vete a saber por qué, abundan en España cargantes y pedantes afines a M. Sandín, pero son como el pez globo. Busca algo de la SESBE si quieres un contrapunto a toda esa información tan "vanguardista", "guay de la muerte", "nuevo paradigma" y toda la miel que se quieran echar por encima para tapar la mierda que hay debajo"

Yo no soy biólogo, pero vosotros podéis entablar discusión, porque me canso de ver webs que todos los del foro comparten lo mismo. De esta forma los que no somos biólogos nos enteraremos de algo.

Gracias

Más vale tender puentes, críticas constructivas y mirarse la mierda y la paja de nuestros ombligos para saber los errores o desatinos de nuestras perspectivas.

Conmigo que no cuente con el "caletón" y como dicen en esa web: "No le des de comer al troll" Porque todos podemos serlo.

(requerido)

(requerido)


*