El estilo belicoso triunfa en biología: Ejemplos a día de hoy (genes egoístas, combate genético, lucha celular,……………)

 

El darwinismo es la ideología imperante en la ciencia con minúscula o, dicho de otro modo, la  pseudociencia al servicio del poder.

Sin poner énfasis en la lucha, en la competición, un investigador no va a ninguna parte.  No es competitivo, se dice, como diciendo: ¡Caso perdido!.  Si,  por el contrario,  en los títulos que anuncian sus publicaciones en la prensa,   la naturaleza se convierte en la arena de un circo romano, entonces se abren las puertas del foro:  la  noticia triunfa, la investigación progresa.

Dos ejemplos proceden de las noticias de ayer, miércoles siete de marzo de 2012, sin ir más lejos. En primer lugar, en las noticias de Madrimasd tenemos esta perla:

 

Investigadores del CNIO descubren en ratones que un gen anticáncer también combate la obesidad

 

Un gen anticáncer que también combate la obesidad. El gen levantado en  armas tanto para la lucha contra el cáncer como la batalla sin cuartel contra la obesidad. Un verdadero portento de la milicia  de la prestigiosa Infantería Genética, lo más seguro.

 

En segundo lugar de la web de la Universidad de Salamanca:

 

Una investigación de la Universidad de Salamanca contribuye a entender cómo nuestras células luchan frente al denominado “estrés oxidativo”

 

Nuestras células tampoco son mancas. No iban a ser sólo los genes quienes se alzasen en armas. En su lucha diaria y sin cuartel, las células  cuentan asimismo con herramientas de última generación (misiles probablemente),  para enfrentarse al estrés oxidativo, otro peligroso enemigo a vencer en lid sin tregua.

La ciencia con minúscula no para de batallar. En sus combates ficticios, las noticias  van  arrollando todo lo que se les pone por delante incluyendo al sentido común  y hasta a la mismísima diosa razón.  Los contenidos originales de las publicaciones son alterados de acuerdo con el  gusto beligerante que domina en los medios de comunicación.  Su lógica  quijotesca consiste en ver batallas a diestro y siniestro, donde no las hay. Ya saben:  Pentapolín del arremangado brazo, Alifanfarón, Brandabarbarán de Boliche………son ahora visibles al microscopio.

La  fe en ese combate librado minuto a minuto entre genes, entre células,  es hoy vía de acceso preferente  a   la prensa científica. Vayan olvidándose de toda otra impedimenta y poniéndose la coraza:

Imagen de previsualización de YouTube

Related posts:

  1. La Teoría Celular, en la base de la biología
  2. Sin noticias de Gurb: La biología invadida por el estilo de la historieta
  3. Combate de reinas
  4. Pobres proteínas huérfanas, ¿dónde paran vuestros genes?
  5. El combate como principio universal y padre de todas las cosas, una idea tan vieja como inútil para la ciencia
Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] contra el cáncer como la batalla sin cuartel contra la obesidad. Un … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts Recommendar en Facebook compartir via Reddit Share with Stumblers Tweet acerca Imprimir Enviar [...]

(requerido)

(requerido)


*