El cuento del pez volador explica la ausencia de situaciones intermedias en el párrafo ducentésimo septuagésimo primero de El Origen de las Especies

 

Faltan las especies intermedias. En primer lugar porque han existido en menores cantidades y en segundo lugar……..pues en segundo lugar porque no están.  El autor sigue discutiendo su ejemplo del pez volador que un día dio lugar a un pájaro. Un verdadero cuento o en la terminología del autor, un ejemplo imaginario ( imaginary illustration ),…..

 

Ejercicios para hoy en relación con la lectura de éste párrafo: Expliquen las siguientes expresiones:

1. supplanted by their successors,

2. more perfect

3. transitional states between structures fitted for very different habits of life will rarely have been developed at an early period in great numbers and under many subordinate forms

 

 

271

 

When we see any structure highly perfected for any particular habit, as the wings of a bird for flight, we should bear in mind that animals displaying early transitional grades of the structure will seldom have survived to the present day, for they will have been supplanted by their successors, which were gradually rendered more perfect through natural selection. Furthermore, we may conclude that transitional states between structures fitted for very different habits of life will rarely have been developed at an early period in great numbers and under many subordinate forms. Thus, to return to our imaginary illustration of the flying-fish, it does not seem probable that fishes capable of true flight would have been developed under many subordinate forms, for taking prey of many kinds in many ways, on the land and in the water, until their organs of flight had come to a high stage of perfection, so as to have given them a decided advantage over other animals in the battle for life. Hence the chance of discovering species with transitional grades of structure in a fossil condition will always be less, from their having existed in lesser numbers, than in the case of species with fully developed structures.

 

Cuando vemos una estructura sumamente perfeccionada para una costumbre particular, como las alas de un ave para el vuelo, hemos de tener presente que raras veces habrán sobrevivido hasta hoy día animales que muestren los primeros grados de transición, pues habrán sido suplantados por sus sucesores, que gradualmente se fueron volviendo más perfectos mediante la selección natural. Es más, podemos sacar la conclusión de que los estados de transición entre conformaciones adecuadas a modos muy diferentes de vida raras veces se han desarrollado en gran abundancia ni presentado muchas formas subordinadas, en un período primitivo. Así, pues, volviendo a nuestro ejemplo imaginario del pez volador, no parece probable que se hubiesen desarrollado peces capaces de verdadero vuelo, con muchas formas subordinadas para capturar de muchos modos, presas de muchas clases en tierra y en el agua, hasta que sus órganos de vuelo hubiesen llegado a un grado de perfección lo bastante elevado para darles, en la lucha por la vida, una ventaja decisiva sobre otros animales. De aquí que las probabilidades de descubrir en estado fósil especies que presenten transiciones de estructura serán siempre menores, por haber existido estas especies en menor número que en el caso de especies con estructuras completamente desarrolladas.

 

Related posts:

  1. Lémur volador explicado en el párrafo ducentésimo sexagésimo octavo de El Origen de las Especies
  2. Las variedades intermedias son exterminadas sin piedad en el párrafo ducentésimo sexagésimo tercero de El Origen de las Especies
  3. La formación de géneros también se explica en el párrafo centésimo septuagésimo noveno de El Origen de las Especies
  4. Otro No rotundo responde a la pregunta planteada en el párrafo ducentésimo quincuagésimo primero de El Origen de las Especies
  5. La imaginación del autor es portentosa. La paciencia del lector también en el párrafo ducentésimo septuagésimo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts Noticias Relacionadas Las variedades intermedias son exterminadas sin piedad en el párrafo ducentésimo sexagésimo tercero de El Origen de las Especies  Tiene el autor una rara habilidad para presentar lo que el llama problemas o dificultades de su teoría de manera que, indirectamente vienen a apoyar su pseudo-teoría. Así, si hubiese … SIGA LEYENDO Lémur volador explicado en el párrafo ducentésimo sexagésimo octavo de El Origen de las Especies  No ve dificultad alguna el autor en explicarlo todo: presencias y ausencias mediante la selección natural: Aun cuando no existan animales de conformación adecuada para deslizarse por el aire, que unan … SIGA LEYENDO Apariciones, desapariciones y ejemplos que podrían darse pero no se dan en el párrafo ducentésimo primero de El Origen de las Especies El párrafo dice que podrían darse ejemplos, tanto de variedades semejantes producidas por una misma especie en condiciones de vida tan diferentes como puedan concebirse, como de variedades diferentes producidas … SIGA LEYENDO Se trata de manera muy confusa sobre la variación en caracteres específicos en el párrafo ducentésimo vigésimo noveno de El Origen de las Especies  La redacción del autor deja como de costumbre mucho que desear. Así por ejemplo tras exponer un ejemplo imaginario (variación del color en especie y en género), leemos: He elegido este … SIGA LEYENDO Más ejemplos imaginarios atañen a cambios poblacionales en el párrafo centésimo trigésimo primero de El Origen de las Especies          Los ejemplos que sigue dando el autor en este párrafo tienen dos inconvenientes serios: En primer lugar son imaginarios. Están basados en suposiciones. En segundo lugar, conciernen a cambios poblacionales. … SIGA LEYENDO Las variedades intermedias son exterminadas sin piedad en Lémur volador explicado en el párrafo ducentésimo sexagésimo Apariciones, desapariciones y ejemplos que podrían darse pero Se trata de manera muy confusa sobre la Más ejemplos imaginarios atañen a cambios poblacionales en est: ausencia, cuento, ducentésimo, especies, explica, intermedias, origen, párrafo, primero, septuagésimo, situaciones, volador ← Persisten mitos y estigmas en torno a la epilepsia – El Financiero Busqueda Search for: [...]

Vaya, no sabía (porque nunca me he molestado a leer una línea de los cuentos de Darwin) que S.Gould sí leyó estas visiones místico-naturales de Darwin, y se le ocurrió de pasajes como este lo del “equilibrio punteado”. Un excelente truco para explicar que no hay fósiles intermedios a la gente de escaso coeficiente intelectual y sometidos a un gran lavado de cerebro por nuestro sistema “educativo”.
Me daría ganas de reir sino es porque del que se ríen es de tí (o de mí, por supuesto, que no soy nadie).
En un blog de EEUU llamado Uncommon Descent, apareció hace poco (marzo, año 2013, más de un siglo despues de buscar fósiles intermedios) un experto darwinista que venía a decir que los seres vivos no dan muestra de estar diseñados, por cuanto un diseñador haría las cosas de una manera simple.
Neil Rickert, Ph doctor dijo: “The complexity reflects the nature of the world. For evolution, complexity appears to increase. But that’s because the world is becoming more complex due to all of those other evolving creatures. There is nothing about the principles of evolution that require increasing complexity, apart from what is the result of an increasingly complex world.”
Aunque yo no sé si Darwin es el precursor de este majadero, por lo menos la ida general sí le viene de este fundador religioso anti-cristiano.
A saber: los seres vivos están tan mal hechos que se demuestra que no han salido de la mano del Creador como dice el Génesis, de una vez y perfectos, sino (caso de que hubiera “creador”) en un largo proceso evolutivo al azar dejado a una selección natural ciega.
No se si esta idea que he sacado de los críticos darwinistas norteamericanos es correcta, sino dígame, Sr.Cervantes cual es su conclusión.

El devenir de los (anti)religiosos seguidores de Charles, ha sido a peor, porque en su odio a lo sobre-natural y dado que las evidencias observables (científicas) de los últimos años (por ejemplo, se les acabó lo del ADN-basura) no les sientan nada bien a su “hecho” evolutivo, les veo delirando cosas como que la epigenética es un hecho que demuestra la evolución por azar.
Culquier cosa y su contraria demuestran que no existe ningún creador, para esos fanáticos del siglo XXI.

Si en algún rincón del mundo lleno de botánicos trabajando para doctorarse apareciesen ejemplares de Arabidopsis Taliana con flores carnívoras de formato desconocido, por ejemplo, o yendo más lejos en la suposición, con alas perfectamente funcionales, que les alejaran de los herbívoros, dejandoles las raíces como lagartijas que sacrifican su cola….si tal “mutación” apareciese -decía yo- no vacilarían en decir que “otra muestra más de evolución predicha por Darwin forzada por la presión evolutiva “. O si a alguno se le ocurriera decir que esto es fruto de la epigenética, dirían que los antepasados de estas plantas mutaron al azar un repertorio de soluciones adaptativas a fin de que si la supervivencia se viera amenazada, entraran en acción en el momento necesario. Y si se observase que la misma macro-mutación la experimentaran otras plantas del ecosistema bien diferentes, por ejemplo, orquídeas, o bambú la solución darwinista sería algo como “epigenética convergente”.

Emilio, tu me escribiste hace más de un año que el fin del darwnismo está a la distancia de un par de telediarios, pero me estoy dando cuenta que las religiones, y cuanto más ridículas sean más duran porque los fanáticos se crecen en la adversidad. Siempre he oido que las puertas del infierno no prevalecerán contra el evangelio, pero me parece que al paso que llevamos, los darwinistas, los fundamentalistas anti-cristianos, seguirán entre nosotros con su típica altanería, también hasta el final de los tiempos.

Estimado Juan,

Gracias por sus comentarios.

A Gould no se le ocurrió la idea del Equilibrio puntuado como usted dice. Según parece se le “ocurrió” leyendo a Pierre Trémaux, autor contemporáneo de Darwin que la había expuesto en su obra escrita a finales del XIX. El tema se ha tocado en este blog y existen algunas publicaciones bien interesantes al respecto, por ejemplo en digital CSIC:

http://digital.csic.es/simple-search?query=Tr%C3%A9maux&boton=+Buscar

Gould es, como buen darwinista, un maestro de la ambigüedad; experto en decir una cosa y su contraria y por eso le doy a usted la razón cuando dice que lo suyo es puro truco, como lo de Darwin. Poca ciencia. Mucho trabalenguas. Sin duda que Darwin es precursor de esta manera de decir tan extendida como insoportable y a la que usted adjetiva adecuadamente como majadera. Se puede decir más alto pero no se puede decir más claro: La selección natural lo explica todo como usted viene a decir luego.

Su idea es correcta. No hace falta ser religioso para darse cuenta de que el primer efecto del darwinismo es un ataque en toda regla a la religión de cualquier tipo. Con los mismos argumentos se ataca al sentido común, al lenguaje y a la capacidad de comprender la naturaleza, es decir a la ciencia.

Sus apreciaciones ilustradas mediante ejemplos de ficción son perfectamente válidas. Demuestran que usted no es, como dice, nadie; sino, al contrario, un brillante escritor en ciernes. Ánimo. No deje usted que sean los darwinistas los únicos que escriban sus ficciones. Denuncielos y escriba usted lo que le venga. Aquí tiene un apoyo entusiasta y un foro donde publicar sus inquietudes. Siga escribiendo usted, largo y tendido, acerca de una naturaleza que es prodigiosa y de la que ellos no han entendido absolutamente nada.

Reciba entretanto un cordial saludo

(requerido)

(requerido)


*