Archivo de agosto 19th, 2014

Puntualizando en el párrafo sexcentésimo sexto del Origen de las Especies

En este párrafo viene el autor a puntualizar lo que indicaba en el anterior. No se trata de un juego de palabras cuando indica  que la fauna de uno cualquiera de los grandes períodos de la historia de la tierra será intermedia, por su carácter general, entre la que le precedió y la que le sucedió. No. Al parecer quiere hacernos creer,  no lo que dice, que la fauna es intermedia, lo cual es obvio;  sino que todas y cada una de sus características son intermedias, lo cual es mucho más difícil de plantear. Así se escapa de toda descripción con el fantástico giro de carácter próximamente intermedio, a lo cual añade:

 

El que ciertos géneros presenten excepciones a la regla…..

 

Con lo cual resulta que ya no tenemos regla alguna. Añadido esto a la pobreza de los ejemplos, resulta como de costumbre que no sabemos de qué estamos hablando. Intentemos pues ordenar nuestro pensamiento y volvamos a leer:

 

la exactitud de la afirmación de que la fauna de cada período es, en conjunto, de carácter próximamente intermedio entre la fauna precedente y la siguiente

 

¿De acuerdo? Pues atención que vienen de nuevo los ejemplos:

 

 

Por ejemplo, las especies de mastodontes y elefantes, ordenadas por el doctor Falconer en dos series -la primera según sus afinidades mutuas y la segunda según sus períodos de existencia- no se corresponden en orden. Ni las especies de caracteres extremos son las más antiguas o las más modernas, ni las de caracteres intermedios son de antigüedad intermedia; pero suponiendo, por un instante, en este y otros casos semejantes, que el registro de primeras operaciones y desapariciones de las especies estuviese completo -lo que está muy lejos de ocurrir-, no tenemos motivo para creer que las formas producidas sucesivamente duren necesariamente espacios iguales de tiempo. Una forma antiquísima puede a veces haber perdurado mucho más que una forma producida después en cualquier parte, sobre todo, en el caso de seres terrestres que viven en regiones separadas.

 

¿Han entendido algo? Yo tampoco. Pero sigamos. Hay más. Sí, más palomas. Se trata de nuevo de otro ejemplo de su mundo favorito:

 

 

 

Comparando las cosas pequeñas con las grandes, si las razas principales vivientes y extinguidas de la paloma doméstica se dispusiesen en serie, según su afinidad, este orden no estaría exactamente de acuerdo con el orden cronológico de su producción, y aún menos con el de su desaparición, pues la paloma silvestre, forma madre, vive todavía, y muchas variedades entre la paloma silvestre y la mensajera inglesa o carrier se han extinguido, y las mensajeras inglesas, que, por el importante carácter de la longitud del pico, están en un extremo de la serie, se originaron antes que los volteadores o tumblers de pico corto, que están, por este concepto, en el extremo opuesto de la serie.

 

 

 

 

 

606

It is no real objection to the truth of the statement that the fauna of each period as a whole is nearly intermediate in character between the preceding and succeeding faunas, that certain genera offer exceptions to the rule. For instance, the species of mastodons and elephants, when arranged by Dr. Falconer in two series—in the first place according to their mutual affinities, and in the second place according to their periods of existence—do not accord in arrangement. The species extreme in character are not the oldest or the most recent; nor are those which are intermediate in character, intermediate in age. But supposing for an instant, in this and other such cases, that the record of the first appearance and disappearance of the species was complete, which is far from the case, we have no reason to believe that forms successively produced necessarily endure for corresponding lengths of time. A very ancient form may occasionally have lasted much longer than a form elsewhere subsequently produced, especially in the case of terrestrial productions inhabiting separated districts. To compare small things with great; if the principal living and extinct races of the domestic pigeon were arranged in serial affinity, this arrangement would not closely accord with the order in time of their production, and even less with the order of their disappearance; for the parent rock-pigeon still lives; and many varieties between the rock-pigeon and the carrier have become extinct; and carriers which are extreme in the important character of length of beak originated earlier than short-beaked tumblers, which are at the opposite end of the series in this respect.

 

El que ciertos géneros presenten excepciones a la regla no constituye una dificultad positiva para la exactitud de la afirmación de que la fauna de cada período es, en conjunto, de carácter próximamente intermedio entre la fauna precedente y la siguiente. Por ejemplo, las especies de mastodontes y elefantes, ordenadas por el doctor Falconer en dos series -la primera según sus afinidades mutuas y la segunda según sus períodos de existencia- no se corresponden en orden. Ni las especies de caracteres extremos son las más antiguas o las más modernas, ni las de caracteres intermedios son de antigüedad intermedia; pero suponiendo, por un instante, en este y otros casos semejantes, que el registro de primeras operaciones y desapariciones de las especies estuviese completo -lo que está muy lejos de ocurrir-, no tenemos motivo para creer que las formas producidas suoesivamente duren necesariamente espacios iguales de tiempo. Una forma antiquísima puede a veces haber perdurado mucho más que una forma producida después en cualquier parte, sobre todo, en el caso de seres terrestres que viven en regiones separadas. Comparando las cosas pequeñas con las grandes, si las razas principales vivientes y extinguidas de la paloma doméstica se dispusiesen en serie, según su afinidad, este orden no estaría exactamente de acuerdo con el orden cronológico de su producción, y aun menos con el de su desaparición, pues la paloma silvestre, forma madre, vive todavía, y muchas variedades entre la paloma silvestre y la mensajera inglesa o carrier se han extinguido, y las mensajeras inglesas, que, por el importante carácter de la longitud del pico, están en un extremo de la serie, se originaron antes que los volteadores o tumblers de pico corto, que están, por este concepto, en el extremo opuesto de la serie.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: