Archivo de abril 14th, 2015

Banalidades, perogrulladas, argumentos de autoridad y detallamientos en el párrafo septingentésimo septuagésimo cuarto de El Origen de las Especies

Nos encontramos aquí con algunos ejemplos de falacias, perogrulladas, es decir frases inútiles, escritas sin pensar para no decir nada:

Los órganos rudimentarios en los individuos de la misma especie son susceptibles de mucha variación en el grado de su desarrollo y por otros conceptos.

Perogrulladas con detallamiento:

 

Los órganos rudimentarios pueden haber abortado por completo, y esto implica que en ciertos animales o plantas faltan totalmente partes que la analogía nos llevaría a esperar encontrar en ellas y que accidentalmente se encuentran en individuos monstruosos. Así, en la mayor parte de las escrofulariáceas el quinto estambre está atrofiado por completo, y, sin embargo, podemos inferir que ha existido en otro tiempo un quinto estambre; pues en muchas especies de la familia se encuentra un rudimento de él, y este rudimento en ocasiones se desarrolla perfectamente, como puede verse a veces en la boca del dragón.

 

Y argumentos de autoridad:

 

Al seguir las homologías de un órgano cualquiera en diferentes seres de la clase, nada más común, ni más útil para comprender completamente las relaciones de los órganos, que el descubrimiento de rudimentos. Esto se manifiesta claramente en los dibujos dados por Owen de los huesos de las patas del caballo, toro y rinoceronte.

 

 

774.

 

Rudimentary organs in the individuals of the same species are very liable to vary in the degree of their development and in other respects. In closely allied species, also, the extent to which the same organ has been reduced occasionally differs much. This latter fact is well exemplified in the state of the wings of female moths belonging to the same family. Rudimentary organs may be utterly aborted; and this implies, that in certain animals or plants, parts are entirely absent which analogy would lead us to expect to find in them, and which are occasionally found in monstrous individuals. Thus in most of the Scrophulariaceae the fifth stamen is utterly aborted; yet we may conclude that a fifth stamen once existed, for a rudiment of it is found in many species of the family, and this rudiment occasionally becomes perfectly developed, as may sometimes be seen in the common snap-dragon. In tracing the homologies of any part in different members of the same class, nothing is more common, or, in order fully to understand the relations of the parts, more useful than the discovery of rudiments. This is well shown in the drawings given by Owen of the leg bones of the horse, ox, and rhinoceros.

 

Los órganos rudimentarios en los individuos de la misma especie son susceptibles de mucha variación en el grado de su desarrollo y por otros conceptos. En especies muy próximas difiere a veces mucho el grado a que el mismo órgano ha sido reducido. De este último hecho es un buen ejemplo el estado de las alas de mariposas heteróceras hembras pertenecientes a la misma familia. Los órganos rudimentarios pueden haber abortado por completo, y esto implica que en ciertos animales o plantas faltan totalmente partes que la analogía nos llevaría a esperar encontrar en ellas y que accidentalmente se encuentran en individuos monstruosos. Así, en la mayor parte de las escrofulariáceas el quinto estambre está atrofiado por completo, y, sin embargo, podemos inferir que ha existido en otro tiempo un quinto estambre; pues en muchas especies de la familia se encuentra un rudimento de él, y este rudimento en ocasiones se desarrolla perfectamente, como puede verse a veces en la boca del dragón. Al seguir las homologías de un órgano cualquiera en diferentes seres de la clase, nada más común, ni más útil para comprender completamente las relaciones de los órganos, que el descubrimiento de rudimentos. Esto se manifiesta claramente en los dibujos dados por Owen de los huesos de las patas del caballo, toro y rinoceronte.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: