Los cursos de Lamarck en el Museo Nacional de Historia Natural

El Museo Nacional de Historia Natural de Paris fue una institución creada en la Revolución Francesa en un decreto del 10 de Junio de 1793. En él explicó, año tras año, Lamarck su teoría de transformación de las especies. En la fundación del Museo, Joseph Lacanal había seguido un proyecto antiguo de Buffon y Daubenton. En él se habilitan doce cátedras que son las siguientes:

Mineralogía (Daubenton), Geología (Faujas de Saint Fons), Botánica en el museo (Desfontaines), Botánica en el campo (Jussieu), Cultivos (Thouin), Zoología (insectos, gusanos y animales microscópicos) (Lamarck) , Zoología (vertebrados) (Geoffroy), Anatomía animal (Mertud), Anatomía humana (Portal),  Química general (Fourcroy), Artes químicas (Brongniart), Iconografía (van Spaendonck).

Lamarck, que hasta entonces se había dedicado a la botánica, fue nombrado profesor de la cátedra de insectos y gusanos, a los que él re-bautizó como invertebrados, utilizando por primera vez dicho término. En su curso público anual de primavera correspondiente a 1800, Lamarck expusó por primera vez su teoría de la transformación de las especies, que después desarrollaría en sus libros “Recherche sur l’Organisation des Corps Vivants” (1802), “Philosophie Zoologique” (1809) e “Histoire Naturelle des animaux sans vertèbres” (1815). Se conservan las lecciones de apertura de sus cursos desde 1800 hasta 1806, algunas de los cuales se han publicado independientemente o como fragmentos en sus obras. La lección de apertura de 1800 está publicada al inicio de su obra Systeme des animaux sans vertèbres (1801); la de 1803 se incluyó en un capítulo de la Philosophie zoologique (1809), obra que está publicada en español por la editorial Alta Fulla, y en cuya presentación se dice acertadamente:

La primera formulación de una teoría positiva de la evolución de los seres vivos

Las listas de matricula para las clases de dichos cursos incluyen 1108 asistentes, entre los que se encuentran 167 extranjeros (29 ingleses, 25 alemanes, 20 italianos, 19 suizos, 15 españoles,……)…….

Related posts:

  1. Lamarck, el padre de la biología II
  2. Cien años malinterpretando a Lamarck: ejemplo de una injusticia
  3. Lamarck, el padre de la biología I
  4. Cien años malinterpretando a Lamarck: se descubre el pastel
  5. Historia y Biología II
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Estás confundido. La verdadera religión es esta

http://evolucionarios.blogalia.com/historias/55443

Quienes están confundidos son los que igualan evolución con Darwin, como la página que indicas en tu comentario. Así lo ha hecho ver ya en dicha página otro comentario muy razonable. El alcance que tiene esta confusión es enorme y de consecuencias bastante graves como para tomarlo a broma. La responsabilidad es de quienes difunden esos puntos de vista que siembran la confusión. Como en tantos casos, se trata de manipuladores disfrazados de profetas de la ciencia. Consiento en publicar tu comentario porque en él se ve claramente esa extraña mezcla entre ciencia y religión, aunque no me gusta la idea de que algunos de mis lectores puedan ir a parar a semejante lugar y pierdan su precioso tiempo en leer aquellas basuras. O sea, que es posible que tu comentario dure poco aquí. Tampoco se si lo has escrito en serio o en broma; en todo caso te ruego que no vuelvas a hacer publicidad de este tipo de páginas en éste blog.

historia de la biologia antes y despues de 1800

A mi entender, Marcela, no hay historia de la Biología antes de 1800. Si no había palabra "Biología", no había ciencia que se pudiese llamar Biología. Fue necesaria mucha investigación a lo largo de los siglos para que la Biología pudiese surgir como una disciplina independiente y madura a lo largo del siglo XX.

pus esta chido el museo pues bueno es beuna educacion bueno ya me voy biie

mil gracias, muy interesante y acertadamente científico. Me llamó la atención la asistencia de españoles a sus cursos! Generalmente se tiene la idea de que Lamarck sólo tiene que ver con los franceses de manera directa. Un abrazo! Qué bueno que haya gente inteligente, y no como ese Prof. Sandín

Estimado Marco,

Muchas gracias por el comentario. Tengo el gusto de conocer a Máximo Sandín y considero que su labor ha sido extraordinaria. Un cordial saludo,

(requerido)

(requerido)


*