La ciencia se basa en el lenguaje: respuesta a un extraño comentario

Un inquietante comentario aparece  en la sección Blog del día de Madrimasd dedicada a la entrada de este blog titulada ¿Es la selección natural ley natural? Discusión con la ayuda de Rafael Sánchez-Ferlosio.

Su autor  hace en primer lugar una extraña pregunta:

¿Si alguien dice ‘a la luz de los datos de que disponemos no se puede negar que los perros son mamíferos’ o ‘no hay duda de que la tuberculosis está causada por esta bacteria’ estamos fuera del campo de la ciencia? ¿La zoología o la microbiología ya no son ciencias?

Supongo que en referencia a un comentario mío anterior en el que decía lo siguiente:

La ciencia no se ocupa de los hechos que nadie puede negar. Por lo tanto si como usted dice la evolución por selección natural pertenece a esa categoría, esto nos dice tan sólo que no es ciencia.

El autor del comentario muestra un comportamiento propio de niño enrabietado. Lo siento por él, pero  repito, la ciencia no se ocupa de los hechos que nadie puede negar. Lo importante no son tales hechos y,….en principio ¿Por qué no?  cualquiera puede negar cualquier cosa, pero……. no desordenadamente sino mediante un método. A nadie se le ocurriría hoy negar que el perro es un mamífero, por ejemplo, pero eso no quiere decir que vayamos a admitir todo lo que está escrito.

La Ciencia a veces contiene sus paradojas. Por ejemplo, contrariamente a lo que podría parecer, puede ser mucho más interesante intentar demostrar la falsedad inherente en algo que nadie puede negar  (o que nadie se atreve a negar), que no seguir afirmando obviedades. Puede que a nadie se le ocurra intentar demostrar  que “los perros no son mamíferos” o que “la tuberculosis no está causada por una bacteria”, como el autor del comentario dice, pero esto no quiere decir que lo que a él  le convenga o le parezca a él  que nadie puede negar haya de ser válido para todos.  Todos nos llevamos algunas  sorpresas al conocer nuestros errores……….

Por eso más que de hechos incuestionables, la ciencia se ocupa de teorías, propone explicaciones para los hechos y en el caso de las ciencias experimentales (la biología es una ciencia experimental), las demuestra o las refuta.

Para demostrar (o refutar) unas y otras explicaciones durante más de cien años se han hecho  experimentos.  Si las explicaciones no se pueden refutar nos encontramos ante dos posibles situaciones: La explicación es válida (mientras no se demuestre lo contrario) o la explicación es inútil (queda fuera de los dominios del experimento el refutarla). Esto último ocurre con la Selección Natural. Por ser tautológica, nadie la refutará nunca experimentalmente. Dice el mencionado comentario:


en más de una ocasión se le han indicado varias observaciones que serían incompatibles con la SN.

Pero esto es falso. Ningún experimento ha demostrado ni demostrará que la SN sea explicación incorrecta.Ninguna observación es incompatible con la supervivencia del más apto.

¿Será la conclusión de esto que la SN es ciertamente una teoría válida y que por tanto todos deberemos hacer más experimentos para demostrarla como sugiere el  comentario ? No. De ninguna manera.

Por el contrario, la conclusión será que la SN es una tautología. Una verdad de Perogrullo. Que siempre sobreviven los más aptos en todos los momentos y lugares y bajo todas las condiciones experimentales.

Tautología que lleva ya más de cien años en al aire, que nadie ha refutado ni refutará y que precisamente por eso no es Teoría Científica.

Entonces si la Selección Natural no es Teoría Científica, ¿Qué se propone en el texto de Darwin? Como algunos autores han observado desde la publicación de El Origen, la teoría de Darwin representa un programa con una serie de finalidades sociales, que no científicas. En primer lugar, promover la Eugenesia, en segundo acabar con la idea de diseño en la Naturaleza.

Finalmente, el señor Joaquín piensa que como científico no debería entretenerme en juegos de lenguaje. Yo pienso, por el contrario, que toda la ciencia se fundamenta en el lenguaje y es el primer deber del científico cuidarlo y evitar que se extiendan conceptos tan obscuros como el de Selección Natural, un verdadero fantasma semántico.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:

Related posts:

  1. Jardinero del lenguaje. Comentario del libro “Expressions and Interpretations”, de Jon Hellevig
  2. Lenguaje y Biología III: La propia vida del lenguaje de la cual las nuestras dependen
  3. Sobre los cambios de paradigma en la ciencia. Comentario de un libro: La Estructura de las Revoluciones Científicas. Thomas Kuhn. 1962
  4. Función social del científico: ¿Qué es la ciencia?, un viejo artículo de Orwell
  5. Para vencer gigantes: Comentario al libro Alcohol y Cerebro de F. David Rodríguez García. Ediciones Absalón. Cádiz. 2010
Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*