El darwinismo, ganzúa de manipuladores

“Dal momento che l’amore e la paura possono difficilmente coesistere, se dobbiamo scegliere fra uno dei due, è molto più sicuro essere temuti che amati.”

(Niccolò Machiavelli, Il principe)

Presento aquí traducido el artículo de Francesco Agnoli, titulado Il darwinismo, grimaldello dei manipolatori (El darwinismo, ganzúa de manipuladores). En su versión italiana el artículo apareció en la revista Future Shock en Octubre de 2007.

*******************************************

De un tiempo a esta parte, los grandes periódicos, y diversas revistas, han empezado a proponer al gran público simpáticos dibujitos en los que simios peludos van pasando a ser poco a poco bípedos, pierden un poco de pelusa por el cráneo y,… voilà!, llegan a ser hombres. Los dibujitos en cuestión tienen un objetivo: recordarnos a todos que somos únicamente bestias. Nada de alma inmortal, nada de dignidad espiritual, fin de la concepción del hombre como rey de la creación e hijo de Dios. Sin embargo, a diferencia de lo que tanto se quiere hacer pensar, esta pertinaz pinturita con la tenacidad del antiguo pensamiento de Charles Darwin, no tiene nada de ciencia.

 

 

Vamos a contar mentiras

Uno de los primeros filósofos en  hablar del origen del hombre a partir del mono es Julio César Vanini, un libertino del Cinquecento que parte de una particular visión teológica: el mundo es eterno y coincide con Dios. Esto significa que para Vanini no existe ningún Dios Creador, sino sólo una serie de formas vivas nacidas por «generación espontánea”, sin ninguna intervención divina. Para Vanini, los hombres han surgido de la tierra, y, en particular se han formado a partir de “ animales similares a los humanos como los monos de Berbería, macacos y monos en general.”

Otro libertino del seiscento, Gassendi, asegura haber encontrado en las islas de la Sonda animales inteligentes intermedios entre los hombres y los simios. En definitiva, cree haber descubierto lo que después de Darwin todos han intentado y nadie ha encontrado: una forma intermedia entre el mono y el hombre, como demostración de un transformismo biológico indemostrable. ¿Qué hay de científico en el pensamiento de Vanini y de Gassendi? Nada.  En cuanto a la base de su hipótesis hay un razonamiento de tipo filosófico, pero contrasta totalmente con la visión de los primeros padres de la ciencia, los cuales, como Copérnico y Kepler, creen en un Dios Creador, autor, para el primero de “la máquina del mundo”, creada para nosotros desde su mejor y más perfecto artífice, y, para el segundo, definible como “divino arquitecto”, es decir inteligencia creadora matemática. Para ellos, como luego para Pascal, la inmensa dignidad del hombre está en su naturaleza espiritual, en la conciencia, que lo hace superior a cualquier otra criatura y al universo mismo.

En los años mil y ochocientos aparece la figura de Charles Darwin: su abuelo, Erasmus, es un asiduo de círculos ateos y anticlericales ingleses, y apoya, muy poco científicamente, con el fin de hacer de menos a Dios, que la vida sobre la tierra se ha producido por sí sola, “por generación espontánea “. Poco le importa que científicos como Francesco Redi y Lazzaro Spallanzani hubiesen demostrado a todos que en la naturaleza nada surge de la nada: “Omne vivum ex vivo (o ex ovo)». Charles hereda el pensamiento del abuelo. Su formación es la de un materialista determinista, que llega a creer, como escribe en su autobiografía, que su cráneo…¡ crece en aquellos momentos en los que más piensa! Además está dotado de gran fantasía y deseo de figurar. En su autobiografía escribe “ser muy llevado a inventar mentiras conscientes, y siempre con el fin de provocar”.  Pero, sobre todo Darwin es el hombre que lleva a cabo el espíritu filosófico de una época: cuando escribe, ya otros filósofos, antes de él, han dicho ya como cierta la idea de progreso (ilustrados, idealistas, positivistas…), de evolución y de lucha por la vida (Spencer, Malthus), de competencia y supervivencia del mejor (doctrinas liberales de Adam Smith, tan apreciadas por Darwin).

Las tres varitas mágicas

El evolucionismo es una hipótesis en poder de Darwin mucho antes de enunciarla como un descubrimiento, tras su famoso viaje. Después de la estancia en las islas Galápagos, pública su obra “El origen de las especies” que es pronto un gran éxito de ventas y de público, aunque sólo contenga una idea no del todo nueva, pero sí científica, la de la micro-evolución. La controversia estalla en especial cuando Darwin afirma que el hombre desciende de alguna forma de simio, y que todo a su vez se origina de un solo antepasado, una especie de larva marina … Este punto de vista, más transformista que evolutivo, es algo totalmente carente de pruebas, en lo que Darwin creía basándose en un razonamiento erróneo: Así como el hombre mediante la selección artificial puede mejorar la raza de un caballo, o producir diversos tipos de rosas, ¿porque no podría suceder por casualidad, en el período muy largo, poco a poco, que a partir de una forma de vida primitiva pudieron haber nacido después todas los demás? De esta manera pasa por alto el hecho de que la selección artificial, en primer lugar, no es al azar sino que es guiada por un ser inteligente como el hombre, y en segundo lugar que esta selección puede dar lugar a la producción de varias especies de rosas o caballos, pero nunca dará lugar a la transformación de las rosas en tulipanes, o de caballos en dinosaurios.

¿Qué pruebas tiene Darwin? Ninguna. Proporciona sólo tres varitas mágicas: el clima, que haría cualquier cosa, la especie que no se entiende lo que es, sobre todo para una mente científica, y la selección natural, que, paradójicamente, tiene inmensos poderes “creativos”. Se olvida de explicar, por ejemplo, cómo hará la selección natural ciega para elegir y acumular para el futuro mutaciones beneficiosas al azar, que en la actualidad son inútiles en la lucha por la vida. ¿Para qué quieren, por ejemplo, los peces que se convertirán en animales de tierra, un esbozo de las extremidades inferiores, inutilísimo en la vida acuática, así como en la tierra? El Darwinismo en realidad se parece a una hipótesis científica inútil, debido a su falta de rigor, de reproducibilidad, de base matemática y a que es incapaz de hacer predicciones, lo cual consiste en derivar aplicaciones prácticas. Tampoco explica nada. Ni el origen de la vida (incluso el caldo primordial necesita de una primera causa, es decir, Dios), ni la variedad de especies (pueden venir todas como dice Sermonti, de “errores tipográficos afortunados”?), ni la belleza de la creación (¿por qué los colores de las mariposas, peces, exóticos o plumas de colores del pavo real, en una perspectiva de lucha por la vida pura?), ni el por qué de la existencia en los seres humanos, a diferencia de otros animales, de la palabra, el pensamiento, el arte, la conciencia moral, la libertad, la idea de Dios, la idea de la familia …

el punto de vista materialista de Darwin, centrando la atención en conceptos tales como “el mejor”, el “más apto”, “Lucha por la Vida”, abre la puerta a la eugenesia fundada de hecho por su primo Francis Galton

 

Además, el Darwinismo carece completamente de evidencia: Faltan los enlaces de conexión entre una especie a otra, faltan ejemplos de macroevolución ante nuestros ojos, y es absurda la idea de un cosmos ordenado que venga del desorden, de la pura aleatoriedad. La hipótesis de la aparición de las especies vivas a partir de una simple forma de vida primitiva, mediante las mutaciones al azar, es como imaginar que las letras del alfabeto mezcladas aleatoriamente darán a luz a una receta, que con el tiempo, por casualidad, se convertirá en un poema de Petrarca, y luego en la Jerusalén liberada de Tasso … Por último, el punto de vista materialista de Darwin, centrando la atención en conceptos tales como “el mejor”, el “más apto”, “Lucha por la Vida”, abre la puerta a la eugenesia fundada de hecho por su primo Francis Galton (a menudo mencionado por Darwin), y luego heredada a finales del siglo XIX en América y en la Alemania nacionalsocialista.

La esterilización de masas

Una pregunta que nos puede ayudar en este momento es esta: ¿por qué tantos partidarios de la eugenesia, el aborto, la inseminación artificial, la eutanasia, de Veronesi a Singer, se basan en Charles Darwin y se consideran sus herederos? Dejemos de lado la cuestión de la evolución, para concentrarnos sólo en este aspecto. Bueno, es un hecho que la misma palabra “eugenesia” fue inventada por Sir Francis Galton, primo de Darwin, los dos primos estaban en buenos términos, y de hecho Darwin cita a Galton en muchos puntos. Galton estaba convencido de que la mayoría de las características de una persona, sea físicas o morales, eran hereditarias, y que la selección artificial debería trabajar con la natural para crear “razas más adaptadas (más fuertes),” mejorar la raza humana “higienizando las peligrosas y sutiles manchas hereditarias “(C. Fuschetto, Fabbricare l’uomo, Armando). Galton escribió: “Si se gastara en medidas para mejorar la raza humana sólo una vigésima parte de los costos y sacrificios que se dedican a mejorar la raza de caballos y ganado, qué galaxia de genios podríamos crear. Podríamos introducir profetas y grandes sacerdotes de la civilización en el mundo tal y como ahora se multiplican los idiotas al reunir juntos a los cretinos “(citado en Cascioli y Gaspari, Le bugie degli ambientalisti, Piemme, 2004).

La común admisión de las ideas de Galton daría lugar a los devastadores experimentos de la eugenesia, como la esterilización masiva de los “no aptos” llevada a cabo en Estados Unidos unas décadas más tarde (en la costa fueron principalmente inmigrantes irlandeses e italianos quienes se consideraban perjudiciales e inferiores genéticamente, véase M. D’Antonio, La rebelión de los hijos del estado, Fandango). Pero…¿qué pensaba Darwin de esto? En “El origen del hombre” escribió: “Por otra parte, como Galton ha señalado, si las personas prudentes evitan casarse, mientras que las imprudentes van al  matrimonio, entonces las personas inferiores de la sociedad superarán a los superiores”. ¿Es esto ciencia? ¿Quiénes son los “superiores”, los “inferiores” y los ” imprudentes “? En la sección titulada “La influencia de la selección natural en las naciones civilizadas”, Darwin se quejó de que mucha gente se salve por los hospitales, las “pobres leyes de la medicina, y la vacunación”, cuando en la naturaleza serían eliminados, y añade:” Greg y Galton han insistido en el obstáculo más importante existente en los países civilizados, contra el aumento del número de hombres de clase superior, a saber, que los pobres y negligentes, que a menudo son degradados por el vicio, casi siempre se casan pronto , mientras que el prudente y frugal … O, como Greg escribe: “Los irlandeses imprevistos, sórdidos, sin ambición, se multiplican como conejos, el escocés austero, cuidadoso, lleno de dignidad … pasó sus mejores años en la lucha y en el celibato … En la eterna lucha por la existencia es la raza menos y menos favorecida la que ha prevalecido y no ha prevalecido por sus buenas cualidades, sino por “sus defectos”.

La inferioridad de la mujer para Darwin

Y todo esto…. ¿No es racismo, clasismo, y así sucesivamente? Y lo que Darwin dice sobre las mujeres, después de explicar que su cerebro es más pequeño, más similar al de los simios que a los hombres?  Dice con convicción, “la desigualdad actual en cualidades mentales entre los sexos”, la superioridad absoluta, física y mental, del hombre sobre la mujer. Explica: “En general se cree que las mujeres superan a los hombres en la imitación, tal vez en un aprendizaje rápido y en la intuición, pero por lo menos algunas de estas facultades son características de las razas inferiores y por lo tanto de un menor grado de civilización. La principal distinción en las facultades mentales de los dos sexos es el hecho de que el hombre viene por delante de una mujer para llevar a cabo cualquier acción, si se requiere un pensamiento profundo, o razón, imaginación o simplemente el uso de las manos y los sentidos … De esta manera al final el hombre se ha convertido en superior a la mujer. “Concluyo con una cita, entre otras muchas posibles, de “El origen del hombre”, en donde anticipa la idea nazi de controlar los matrimonios por el estado, como si los hombres fuesen animales la reproducción (un funcionario del partido nazi dijo, es “la biología aplicada”): “El hombre mira con cuidado el carácter y la genealogía de sus caballos, su ganado y sus perros antes del apareamiento, pero cuando se trata del matrimonio, rara vez o nunca tiene un tratamiento similar … El progreso del bienestar humano es el problema más complejo: todos aquellos que no pueden evitar la pobreza de sus hijos deben evitar el matrimonio, porque la pobreza no sólo es un gran mal, sino que tiende a aumentar su propia cuenta.”

Pensándolo bien frases como éstas, sin bien terribles, no son incompatibles con el pensamiento darwiniano: si el hombre no tiene alma, como se deduce claramente de la lectura de las especulaciones de Darwin, ¿donde está su carácter sagrado?  Si somos sólo un cuerpo, sólo un sujeto, sólo instintos convertidos en pensamiento, lenguaje, sentido moral, y así sucesivamente, lo único que nos distingue es, de hecho, sólo la materia: la salud, la riqueza, pertenecer o no a la clase “superior “. No era así para otro evolucionista, Wallace, que expuso la teoría de que la evolución de las especies en el mismo año de Darwin. Sólo a Wallace, quien defendía la espiritualidad y la alteridad del hombre respecto a los animales, debemos la noticia de que Darwin, incluso al final de sus días, fue siempre más preocupado por el hecho de que “nuestra población está mucho más fortalecida por generaciones de las clases bajas, en vez de las medias o altas.”

Homo homini lupus

Teorías muy extrañas, muy poco científicas y, si lo desean, clasistas. Pero teorías que se repiten una y otra vez, sin ir más lejos en los últimos días por un profesor de la London School of Economics, según el cual nos estamos dirigiendo hacia dos razas, distintas entre sí, la de “pobres” y la de los “ricos” (como si la pobreza fuera de verdad, como pensaban los sociobiólogos de finales del siglo XIX, hereditaria). Extrañas teorías, de nuevo, para reducir al hombre a un nivel más bajo, para que su cerebro sea simplemente el resultado de la maniobra maquiavélica, en la “lucha por la vida.” Según la Academia Americana de Ciencias, de hecho, nuestros antepasados han evolucionado debido a “las interacciones competitivas sociales”, la competencia entre los machos, es decir, gracias a una tendencia maquiavélica del cerebro humano, deseoso de prevalecer, con “éxito social”. La dinámica de la inteligencia pasaría así por ser la “formación de cerebros diferentes para elaborar una variedad de estrategias: entre ellas la selección puede a continuación, seleccionar la mejor, o sea la más valiosa para desarrollar estrategias maquiavélicas vencedoras “( Ansa, 30 de octubre). Como si dijera: seamos sólo animales, siempre y por naturaleza peleando entre nosotros mismos, y que el más fuerte gana! Y de ahí que se seleccione, eliminando, desechando al más débil, al “inferior”, como Darwin escribió.

Imagen de Maquiavelo y frase tomadas de aquí

FRANCESCO AGNOLI (1974) è un giornalista e pubblicista cattolico. Scrive sui quotidiani “Avvenire”, “Il Foglio” (dove tiene periodicamente la rubrica “Controriforme”) e sul mensile “Il Timone”. Laureato in Lettere Classiche, insegna materie umanistiche in un istituto superiore di Trento. Ha pubblicato: La filosofia della luce (Dal Big bang alle cattedrali), Edizioni Segno, Udine 2003; nuova edizione riveduta, con il titolo Roberto Grossatesta. La filosofia della luce, ESD, Bologna 2007; Storia dell’aborto nel mondo (con una prefazione di Rino Cammilleri), Edizioni Segno, Udine 2003; nuova edizione riveduta e ampliata 2004; La fecondazione artificiale. Quello che non vi vogliono dire, Edizioni Segno, Udine 2004; Contro Darwin e i suoi seguaci (con Alessandro Pertosa), Fede e Cultura, Verona 2006; Controriforme. Antidoti al pensiero scientista e nichilista (con una prefazione di Antonio Socci e un’appendice di Assuntina Morresi), Fede e Cultura, Verona 2006; Conoscere il Novecento. La storia e le idee, Il Cerchio, Rimini 2005; Voglio una vita manipolata”. Fecondazione, aborto, droga, eutanasia (con una prefazione di Dino Boffo), Ares, Milano 2005; Chiesa, sesso e morale (con Marco Luscia; in appendice “Dizionario di bioetica” con interventi di AA.VV.), SugarCo, Milano 2007.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:

Related posts:

  1. Seminario organizado por AET: El Traje Nuevo de Darwin
  2. Secuestro en la torre de cristal, la reina amenazada
  3. La crisis latente del darwinismo
  4. Cita amputada preside “El Origen de las Especies”
  5. Charles Darwin y la reapertura del expediente Galileo
Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Pensaba entrar en un blog de biologia y me encuentro con defensas del “alma inmortal”. Si tiene usted pruebas de la existencia de dichas almas y que relevancia tienen para la evolución estaré gustoso de escucharla.
Da la sensación de ser un blog de un religioso, sobretodo cuando empieza a llamar “libertinos” a la gente, o cuando sus explicaciones “cientificas” lo resuelven diciendo que fue dios (y por que no ¿los dioses?).
Pero bueno, en cuanto a sus errores:
“De esta manera pasa por alto el hecho de que la selección artificial, en primer lugar, no es al azar sino que es guiada por un ser inteligente como el hombre,…”

El hombre es el que hace el papel de SN, en este caso es el hombre en la naturaleza es el entorno en su conjunto, pero lo que no tiene en cuenta es en la base previa a selección: Las mutaciones son al azar!! Y es en base a estas mutaciones al azar que el hombre selecciona según su gusto. ¿opina usted lo contrario? ¿el hombre es ha sido capaz durante milenios de poner las mutaciones donde queria si ni siquiera sabia lo que era el ADN?

“pero nunca dará lugar a la transformación de las rosas en tulipanes, o de caballos en dinosaurios.”
No, tan diferentes no. Pero si que dará lugar a un dinosaurio ligeramente diferente que a su vez se transforme en otro un poco mas diferente etc. Porque preste atención! En este momento ya no esta criticando al Darwinismo, sino al hecho de que exista evolucion ¿usted niega la evolucion? ¿no? En tal caso ha de haber dicha transformación (independientemente de su causa).

“Proporciona sólo tres varitas mágicas: el clima, que haría cualquier cosa, la especie que no se entiende lo que es, sobre todo para una mente científica, y la selección natural, que, paradójicamente, tiene inmensos poderes “creativos”. Se olvida de explicar, por ejemplo, cómo hará la selección natural ciega para elegir y acumular para el futuro mutaciones beneficiosas al azar, que en la actualidad son inútiles en la lucha por la vida.“

No el clima no el ambiente, que engloba muchas mas cosas, aquí ya le pondría un suspenso. Las especies se pueden definir de diferentes maneras, pero creo que puede haber un consenso en “individuos que se reproducen entre si”
Su siguiente pregunta me dice que en efecto no ha entendido usted la teoría de la evolución, ya que el azar no escoge mutaciones beneficiosas de ninguna de las maneras. Las mutaciones beneficiosas se ven favorecidas pero nunca “en el futuro” (¿quien le habrá contado eso?) sino en el presente. De hecho muchas mutaciones beneficiosas en el presente no lo serán en el futuro si cambia el ambiente de forma drástica, y es por esto que se producen las extinciones con tanta frecuencia (si el azar tuviera esta cualidad mágica de preveer el futuro se producirían muchas menos extinciones).
Por todo ello le hace merecedor de un segundo suspenso.

“¿Para qué quieren, por ejemplo, los peces que se convertirán en animales de tierra, un esbozo de las extremidades inferiores, inutilísimo en la vida acuática, así como en la tierra? “
Ya fallamos en la premisa ¿de donde saca usted que no le sirve para nada?
“es incapaz de hacer predicciones,”
Aquí le hago una prediccion: si una especie permanece aislada en dos poblaciones separadas físicamente durante suficiente tiempo, y en ambientes diferentes, divergirán convirtiéndose en dos especies diferentes

“Además, el Darwinismo carece completamente de evidencia: Faltan los enlaces de conexión entre una especie a otra”

Se lo repito Sr Emilio, no esta ya criticando con esta frase el Darwinismo sino el hecho mismode que exista la Evolucion.

Bueno voy a abstenerme de comentar lo siguiente ya que se limita a achacar a Darwin de todos los males habidos y por haber, se le olvido decir que el nazismo, comunismo, las drogas, la mala suerte, el mar de amores es obra todo de Darwin. No es muy propio de un científico.

Largo comentario, Félix veremos qué nos dice de bueno, pero antes que nada decirle que la entrada es una traducción de una artículo escrito en italiano por Francesco Agnolli. No lo he escrito yo y por lo tanto no contiene mis opiniones sino las de su autor.

Ahora veamos que dice usted:

1. “Da la sensación de ser un blog de un religioso, sobretodo cuando empieza a llamar “libertinos” a la gente, o cuando sus explicaciones “cientificas” lo resuelven diciendo que fue dios (y por que no ¿los dioses?).”

Ya le digo. He traducido un artículo de Francesco Agnolli. NO he llamado a nadie libertino ni he explicado nada en esta entrada. Las opiniones y puntos de vista que usted critica son del Sr Agnolli y no mías. Debería dirigirse a él, pero cuando lo haga tenga cuidado y no diga esto:

2.”De hecho muchas mutaciones beneficiosas en el presente no lo serán en el futuro si….”

(A no ser, claro está que conozca algunos buenos ejemplos de mutaciones beneficiosas en la naturaleza)

3. Tengo entendido que Mein Kampf, la obra de Hitler, contiene múltiples párrafos inspirados en Darwin, pero no voy a investigar ese aspecto.

En ese caso mis disculpas si no me habia dado cuanta de que era un texto de otro. En cualquier caso si lo ha puesto sera por algo (por que esta de acuerdo en su mayor parte).

.”De hecho muchas mutaciones beneficiosas en el presente no lo serán en el futuro si….”…..(A no ser, claro está que conozca algunos buenos ejemplos de mutaciones beneficiosas en la naturaleza)”

No lo entiendo ¿duda de que haya mutaciones beneficiosas en la naturaleza?

“5. Tengo entendido que Mein Kampf, la obra de Hitler, contiene múltiples párrafos inspirados en Darwin, pero no voy a investigar ese aspecto.”

No, mas vale que no lo haga porque no tendria ninguna relevancia en quien se inspirase Hitle. Tambien se inspiro en el pobre Wabner y en el pobre Nietze, y ninguno de los dos tuvo culpa de nada.

1. Lo he puesto porque me ha parecido conveniente. Para que usted lo lea y así aprenda. ¿Le parece bien?

2. Ni dudo ni dejo de dudar, le pediría por favor que me indique algunos ejemplos de mutaciones beneficiosas en la naturaleza, si puede ser evitando mencionar el ejemplo de la Biston betularia, por favor, que me da sarpullido.

3. Seguro que si Hitler se hubiese inspirado en Lamarck ya estaríamos todos al corriente. Nietzsche se escribe Nietzsche y no Nietze. Supongo que Wabner será Wagner. Que yo sepa no me he ocupado de indicar las culpas de nadie. Los hechos que el señor Agnolli describe en su artículo le han hecho ver a usted las culpas de Darwin, pero ni el señor Agnolli ni yo hemos mencionado culpa alguna.

“”el punto de vista materialista de Darwin, centrando la atención en conceptos tales como “el mejor”, el “más apto”, “Lucha por la Vida”, abre la puerta a la eugenesia fundada de hecho por su primo Francis Galton”"

Eso es como decir que la existencia de la gravedad abre la puerta a que empecemos a tirar a la gente por la ventana.

Si lo ha puesto para que yo aprenda es que esta de acuerdo con lo que dice. Si no no tendria sentido que quisiera que yo aprenda.

No le voy a poner ejemplos de mutaciones beneficiosas, ya que usted mismo admite su existencia. Lo que hemos de discutir es si se producen por azar o no. Usted dice que no, que son los dioses o algo asi que las escogen (¿u otra cosa? ¿duendes? ilustreme) , pues muy bien defiendalo con datos.

“Seguro que si Hitler se hubiese inspirado en Lamarck ya estaríamos todos al corriente”
Me hubiera tenido sin cuidado. El de las “inspiraciones” criminales es usted. Yo por mi parte seguire disfrutando de Wagner aunque le gustase a Hitler.

…Pero analicemos la frase:
“Los hechos que el señor Agnolli describe en su artículo le han hecho ver a usted las culpas de Darwin, pero ni el señor Agnolli ni yo hemos mencionado culpa alguna.”

Le suena a usted la frase “tirar la piedra y esconder la mano”?

Yo puedo poner en una entrada un texto que por algún motivo me gusta sin que eso implique estar de acuerdo en todo lo que dice.

Para que admitiesemos ejemplos de mutaciones beneficiosas, antes tendríamos que conocer a cuáles se refiere. Por eso le rogaba me dijese algunos sin incluir, por favor, el de la Biston betularia. De momento no tenemos ninguno. Bueno, si, el de la Biston betularia pero ese me produce sarpullido.

Mutaciones beneficiosas aquí

http://www.gate.net/~rwms/EvoMutations.html

“Yo puedo poner en una entrada un texto que por algún motivo me gusta sin que eso implique estar de acuerdo en todo lo que dice.”

Correcto. Y ahora yo le pregunto (si no le importa) ¿esta de acuerdo con lo que dice?

Le repito que usted mismo admite que hay mutaciones beneficiosas o si no estaria negando el hecho de la evolucion. Lo que tiene que hacer es demostrar que las mutaciones beneficiosas no ocurren al azar, es decir explicar como ocurren si no es al azar. (¿las mutaciones perjudiciales tambien ocurren por no-azar?)

Vamos por pasos, Félix. No corra.

Ahora llega en su ayuda Juan Carlos quien aporta una referencia con mutaciones beneficiosas. Se trata de diez ejemplos que paso a analizar.

1. En muchos de los ejemplos se dice que hay un cambio; pero no se indica que sea debido a mutación (1,2). En otros se dice mutación pero no se explica cuál o en qué consiste(3).

2. La duplicación génica (6) o duplicación del genoma (7) no es exactamente una mutación.

3. Todos ellos son experimentos de laboratorio y en ninguno de ellos ocurre un cambio de especie.

Corríjanme si me he equivocado en algo.

Lo principal es que en ningún caso hay cambio de especie y no soy partidario de pensar que los cambios en poblaciones equivalen a un cambio de especie.

¿Usted no admite que haya mutaciones beneficiosas?
¿entonces como ocurre la evolucion?

Claro que admite que hay mutaciones beneficiosas, pero dice que no son al azar.

Expliquemelo exactamente: usted niega que haya mutaciones beneficiosas, o lo que niega es que las mutaciones beneficiosas sean al azar.
lo digo porque esta intentando todo el rato huir de la cuestion.

Sí Félix, admito mutaciones beneficiosas. No por sus ejemplos que no me los ha dado sino por los aportados arriba por Juan Carlos.

Hay mutaciones que producen cambios en poblaciones. Cierto. Ahora se trata de que ustedes, tanto Juan Carlos como usted citen un sólo ejemplo de mutación asociada con un cambio de especie.

Aquí ya no les digo que no mencionen a la Biston betularia. Si lo hacen, sepan que no hay cambio de especie en ese caso.

Como les decía arriba, un gran error del neodarwinismo es equiparar cambios en las poblaciones (mal llamados micro evolución, cuando no hay evolución alguna) con cambios de especies.

En vez de responder prefiere perderse en los detalles para despistar, ya le voy pillando.

1. “En muchos de los ejemplos se dice que hay un cambio; pero no se indica que sea debido a mutación (1,2)”En otros se dice mutación pero no se explica cuál o en qué consiste(3)”

Es que ese ejemplo es de SN, no de mutaciones, pero es falso que no se diga que lo producen mutaciones, leaselo. Las mutaciones estan, a no ser que crea que el material heredable no es el ADN.

2. La duplicación génica (6) o duplicación del genoma (7) no es exactamente una mutación.”

Suspenso, deberia estudiar genetica. Es una mutacion, una macromutacion.

“3. Todos ellos son experimentos de laboratorio y en ninguno de ellos ocurre un cambio de especie”

No tiene nada que ver con lo que hablamos. No hablamos de especiacion sino de SN. Son dos cosas diferentes y se supone que deberia conocer la diferencia alguien en su posicion.

“Corríjanme si me he equivocado en algo”
jaja!

“Sí Félix, admito mutaciones beneficiosas. No por sus ejemplos que no me los ha dado sino por los aportados arriba por Juan Carlos”

Bien, pues si admite mutaciones beneficiosas entonces su pregunta de buscar ejemplos no tenia otro objeto que el de despistar. Lo que yo decia.

“Hay mutaciones que producen cambios en poblaciones. Cierto. Ahora se trata de que ustedes, tanto Juan Carlos como usted citen un sólo ejemplo de mutación asociada con un cambio de especie”

¿ahora de golpe hablamos de especiacion? Le recuerdo que hablabamos de SN y de mutaciones al azar. Todavia nadie ha dicho nada de especiación. Claro, cuando se ve en un callejon sin salida intenta cambiar de tema.

Es usted ( o Juan Carlos) quien ha de responder:

Se trata de que ustedes, tanto Juan Carlos como usted citen un sólo ejemplo de mutación asociada con un cambio de especie.

Será la única manera de que pueda usted intentar convencerme de que existe la selección natural. Si me va a decir que la selección natural interviene en los cambios de poblaciones, ya le digo de mano que eso no tiene que ver con el cambio de especie.

Veo que carece usted de una estructura mental lógica que le permita diferenciar entre temas de conversacion separados.

En ningun momento he hablado de evolución, sino de SN. Esto es lo que discutiamos todo el rato, y cuando se ve acorralado con el tema de la SN salta rapidamente a hablar de especiación.
Se lo voy a aponer asi para que lo entienda:

1) Será la única manera de que pueda usted convencerme de que existe la selección natural.

2)Si me va a decir que la selección natural interviene en los cambios de poblaciones, ya le digo de mano que eso no tiene que ver con el cambio de especie

En todo momento estabamos hablando del punto 1. Una cosa, la SN que usted ya admitió su existencia repetidas veces (verdad de perogrullo etc) pero que ahora vuelve a negar.
Ahora existe, ahora no, usted siga con su juego.

En cuanto al punto 2 es un tema diferente, cuando deje de tomar el pelo con el punto 1 podemos discutir de especiacion, no antes.

Le digo lo mismo que en la otra entrada:

Póngame usted algún ejemplo de actuación de la SN fuera de la evolución.

El ejemplo ya lo puso usted admitiendo que la SN existe.

Ahora si quiere dejar de hablar de tonterias diciendo que la SN existe pero no existe podemos empezar a hablar de especiacion ¿si? ¿se atreve a hablar de especiacion sin en un momento dado decir que la SN no existe?

Todavia no me ha respondido si las mutaciones son al azar.

Existe lo mismo que Dulcinea del Toboso o el Gigante Fierabrás.

En el imaginario darwinista.

El ejemplo lo habrá de poner usted. De mutaciones hoy no me toca hablar. Ya he hablado bastante en otras entradas que podrá usted encontrar fácilmente.

La SN existe porque usted lo ha admitido ya varias veces.

De las mutaciones no ha dicho nada, insinua que no son al azar pero sin decir si no son al azar entonces como son.

Perdoneme usted Sr. Cervantes, pero no veo porque debo aportar ningún ejemplo de mutación asociada con un cambio de especie.

No recuerdo haber defendido que las mutaciones den lugar a cambios de especie.

Corrijame si me equivoco.

Ha pedido ejemplos de mutaciones beneficiosas y sencillamente se los he dado.

Si lo desea, puedo intentar proporcionarle un ejemplo de mutación asociada con un cambio de especie, pero para ello necesitaré que me ayude.

Si me pide usted eso, es sin duda porque debe saber definir muy claramente lo que significa “especie”, tan claramente que parece afirmar que cambios de especie no pueden ser debidos a mutaciones.

Lo contrario sería un sinsentido.
No imagino que alguien de su posición y conocimientos pueda afirmar algo respecto a las especies o solicitarme a mí un ejemplo de cambio de especie, sin saber exactamente lo que significa precisamente “especie”.

Como yo no estoy a su nivel, y no tengo demasiado claro lo que significa “especie”, le agradeceré que me lo aclare.

De esa manera, podré pensar respecto a si hay algun cambio de especie achacable directamente a una mutacíón, y proporcionarselo si lo encuentro.

Muy buena aportación, Juan Carlos.

En sentido estricto, es cierto que no se sabe muy bien qué es una especie y por lo tanto para la comunicación habitual se recurre a un sentido amplio. En sentido amplio una especie es un conjunto de organismos vivos que comparten una serie de características comunes o que, se supone, podrían reproducirse entre sí.

Así por ejemplo las distintas poblaciones de gatos comparten una serie de características que los distinguen de los perros y otros mamíferos y, al menos en teoría, se supone que podrían reproducirse entre sí. Es decir usted podría tomar un gato de cualquier lugar y cruzarlo con una gata de cualquier otro esperando tener descendencia.

Como esta entrada critica al darwinismo y el darwinismo lleva muchos años defendiendo que las mutaciones al azar y la selección natural producen cambios de especie, es por eso que yo les pedía mutaciones que fueran beneficiosas y que produjeran cambios de especie.

Espero que mi postura haya quedado clara. Pienso que yo, como el resto de los biólogos y personas en general, también tengo derecho a hablar de especie aunque como le digo una definición estricta no existe.

Dicho esto, le agradecería si lo conoce nos dijese un ejemplo de una mutación implicada en un cambio de especie.

También le agradecería algún detalle más acerca de usted.

Saludos,

Emilio

1) es por eso que yo les pedía mutaciones que fueran beneficiosas y que produjeran cambios de especie.

2)también tengo derecho a hablar de especie aunque como le digo una definición estricta no existe.

Es decir exige un ejemplo de cambio de especie (como si normalmente una especie se formara de un dia para otro) pero guardandose la definicion de especie. Asi si le dan un ejemplo siempre podra variar la definicion de especie.

Sigue sin explicarme el sistema mediante el cual las mutaciones ocurren de forma predeterminada y no aleatoria.
Si de verdad quisiera atacar al darwinismo tendria que afrontar esto.

Es usted un pesado Félix. ¿En qué cabeza cabe que sea yo quien va a poder demostrar el sistema mediante el cuál ocurren las mutaciones?

¿De verdad cree usted que para atacar al darwinismo hay que llegar tan lejos?

Ya le he dicho que hoy no voy a hablar de mutaciones y no le admitiré más comentarios con este martinete.

Para desmontar el darwinismo basta con darse cuenta de que la selección natural es un fantasma semántico. Caído el primer dogma o pilar mayor del darwinismo, lo de las mutaciones vendrá a caer a continuación por su propio peso.

Tenga usted en cuenta que el darwinismo se apoya más en la selección natural que en la mutación al azar que en definitiva es un invento de los biólogos eugenistas que siguieron a Darwin. Darwin no sabía nada de mutaciones ni tampoco se preocupaba por el azar.

Saludos

Ya, usted no sabe nada, solamente que no ocurren al azar porque usted lo siente así. Y además intenta restringir el ámbito de la discusión porque usted no sabe responder a como ocurren las mutaciones, solo en negativo: que no son al azar y punto.
Lo del fantama semantico y los poltergeist no tienen nada que ver con la SN. La misma SN que usted ha admitido varias veces su existencia ahora es un fantasma. (Por cierto ¿existen los “conceptos” como el de “digestión”? ¿o son también poltergeist?).

Se ha ganado usted un suspenso pero de los gordos. Pero gordo, gordo. ¿Cómo puede alguien estar en su posición y decir estas cosas mas propias de alguien sin estudios?
Darwin decía que los cambios heredables ocurrían al azar, infórmese usted. Si usted ignora estos conceptos tan básicos difícilmente podrá hacer una crítica de nada, mas vale volver a leer libros de primero de biología. Azar + reproducción de los mas adaptados, esta es la base de Dariwn para construir toda su teoria.
saludos

¿En qué párrafo de qué obra decía Darwin que los cambios heredables ocurrían al azar?

Desde luego no en El Origen de las Especies.

Por favor indíquemelo porque creo que está usted equivocado.

….Simplemente, la suerte, como podemos llamarla, pudo hacer que una variedad difiriese en algún carácter de sus progenitores y que la descendencia de esta variedad difiera de ésta precisamente en el mismo carácter,….

pag 169

….En algunos casos, como después veremos, formas de organización inferior parece que se han conservado hasta hoy día por haber vivido en estaciones reducidas o peculiares, donde han estado sujetas a competencia menos severa y donde su escaso número ha retardado la casualidad de que hayan surgido variaciones favorables…..

pag 189

En cualquier caso Darwin no excluia que pudiera haber otros mecanismos aparte de la suerte, o casualidad, o azar o como quiera llamarlo, pero lo importante es que su teoria funcionaba simplemente asumiendo que podia haber cambios al azar.

Me gustaría que me dijese exactamente en qué párrafo o si es posible me indicase la cita en inglés.

Decir: “Simplemente, la suerte, como podemos llamarla,” no significa que el cambio sea al azar.

Tampoco decir esto:

“donde su escaso número ha retardado la casualidad de que hayan surgido variaciones favorables….

Significa que el cambio sea al azar.

La suerte no es un mecanismo, el azar tampoco. la casualidad tampoco es mecanismo de nada.

Capitulo 4, divergencia de caracteres, y la tengo en castellano.

No solo tengo que enseñarle biologia sino lenguaje:

Azar: Casualidad, caso fortuito.
“Simplemente, la suerte, como podemos llamarla,” no significa que el cambio sea al azar.” azar, casualidad, suerte…si no sabe hablar castellano no es culpa mia.

Y no solo enseñarle lenguaje, sino aprender a tener una cierta coherencia: ¿Quien narices ha dicho que el azar sea un mecanismo de algo?

Capítulo 4. Divergencia de caracteres ¿Qué párrafos por favor? Me gustaría verlo en inglés………

Usted dijo:

“Darwin no excluia que pudiera haber otros mecanismos aparte de la suerte, o casualidad, o azar o como quiera llamarlo, ”

Y ahí es donce dice “otros mecanismos” y si dice otros mecanismos es sin duda porque hay un o unos mecanismos y de su frase, así como del contexto general del discurso darwinista, se deduce que el azar es un mecanismo.

Si ahora reconoce que no me parece perfecto que reconozca que el azar no es mecanismo y por tanto tampoco explicación de nada.

Saludos

Capítulo 4. Divergencia de caracteres ¿Qué párrafos por favor? Me gustaría verlo en inglés………”

El señorito quiere que le diga el parrafo, y ademas en su idioma de preferencia. Mire, se coje usted el PDF de “el origen de las especies” teclea la frase en “buscar” y ya se lo encontrara.

Usted dijo:

¿otra vez me quiere llevar a su ensalada mental de palabras? No me lie porque usted ya sabe lo que es el azar. Darwin decia que los cambios heredables podian suceder al azar. En cualquier caso le aviso que los cientificos no siguen a Darwin como si fuera un guru religioso (como usted parece creer). Los cientificos mejoran el conocimiento, por eso hoy se habla de mutaciones y no de cambios heredables indeterminados en su naturaleza, como hacia Darwin.

“que el azar no es mecanismo y por tanto tampoco explicación de nada”

El azar no es es explicacion de la evolucion si es eso lo que quiere decir en uno de sus saltos mentales, por cierto que si que es explicacion de la cinetica de gases, pero bueno…. y ademas confundiendo la teoria de la evolucion con uno de sus elementos (el azar). No se si es ignorancia o ganas de tomar el pelo como le dije antes.

Yo lo que quiero que me diga, es si no es por azar, de que forma se producen las mutaciones.
Ya que usted no cree que sea por azar debe ser porque tiene otra hipotesis, o algo que le haga pensar lo contrario.

¿Son Dios/los dioses los que dirigen las mutaciones como parece creer el autor de su ultimo post?

Basta con que me diga en qué párrafo en la edición española que usted tenga. Contaré el número de párrafos y lo buscaré en la edición inglesa. O si lo prefiere indíqueme usted la dirección web del PDF en español para que yo busque la frase.

En cuanto a su pregunta, pregunte a Agnolli por lo que a él corresponde. Por mi parte ya le he dicho. Hace mucho tiempo que he notado demasiado empeño en destacar el azar.

Gracias

Esto es todo lo que hemos encontrado que Darwin decía del azar en su magna obra:

1. Mere chance, as we may call it, might cause one variety to differ in some character from its parents, and the offspring of this variety again to differ from its parent in the very same character and in a greater degree; but this alone would never account for so habitual and large a degree of difference as that between the species of the same genus.

2. In some cases, as we shall hereafter see, lowly organised forms appear to have been preserved to the present day, from inhabiting confined or peculiar stations, where they have been subjected to less severe competition, and where their scanty numbers have retarded the chance of favourable variations arising.

No me parece suficiente como para defender que Darwin propusiera al azar como fuente de variación. Esto lo digo a favor de Darwin, ya que proponer al azar como fuente de variación es una completa insensatez, mantenida como le digo durante décadas por el darwinismo, pero no con base a estas dos frases de Darwin que no dicen nada sino a extrañas teorías eugenistas.

Saludos Sr. Cervantes.

Dice que le gustaría saber algo más de mí, bueno…formación química, experiencia en investigación (CSIC) en el tratamiento de aguas y contaminantes industriales. Aunque de eso, hace ya muchos años.

Verá, la definición que usted me ha dado de especie me parece harto deficiente y extraordinariamente limitada.
El mundo de lo vivo se extiende más allá de los individuos con reproducción sexual, existe como usted sin duda sabe la reproducción vegetativa…
Puedo ponerle ejemplos de “cambio” en las características de cepas bacterianas, debido a mutaciones. Pero ¿Como evaluaremos si los nuevos conjuntos de individuos pertenecen a otra especie?.
Siendo como es su reproducción asexual y habida cuenta que en su definición de especie aparece la posibilidad o imposibilidad de cruces reproductores entre ellos…sinceramente no se como hacerlo.

Es curioso que se atrevan a llamar ciencia, a una disciplina que no es capaz siquiera de definir los conceptos que maneja.

Y no me sirve eso que ha dicho “..no se sabe muy bien qué es una especie..”
Veamos cuando el ser humano alcanzó el nivel intelectual para preguntarse por las cosas de este mundo, no encontró post-it por toda la Tierra con extraños nombres como “especie” de los que tenía que desentrañar su significado.
Especie es un concepto inventado por nosotros, igual que lo es “protón”, “isótopo” o “halógeno”.
No es tanto el que sepamos exáctamente que es un protón un isótopo o un halógeno, como el hecho de que sepamos exactamente cuanto decimos una de esas palabras a que entidad, sujeto o propiedad nos estamos refiriendo.
Es gracioso leer las quejas del Sr. Richar Dawkins ante las críticas que padece la Biología (especialmente la rama evolutiva), comparándolas con la Química o la Física, y reivindicando el carácter científico de su especialidad, cuando ni siquiera es capaz de definir con precisión “evolución”,”selección natural”, “azar”, “gen”…
Basta leer el capítulo primero de su libro EVOLUCIÖN, para asistir con estupefacción creciente a una de las mayores ceremonias de la confusión de la biología.
Mientras los biólogos no consensuen el significado de los términos que utilizan, adecuándolos a la realidad natural, ni la biología será una ciencia, ni su discurso será más que una colección de disparates.
Demasiado naturalista aficionado, encumbrado a semidios, y demasiados esfuerzos por parte del resto, en retorcer palabras y significados, para que las tontadas y ocurrencias del venerado oráculo, parezca que significan en realidad cosas que ni él mismo llegó a decir, ni a sospechar, ni seguramente estaría dispuesto a admitir si aún dispusiera del poder de la palabra.

Estimado Juan Carlos,

No me cabe la menor duda de que especie es un concepto inventado por el ser humano en base a sus observaciones. Ni tampoco me cabe duda de que es impreciso.

El señor Dawkins no es santo de mi devoción ni remotamente. Es el Darwin del siglo XX, vidas paralelas: con un desfase de ciento y pico de años pero muy semejantes. Ambos oxbridge, ambos sportman y gentlemen arropados por la cuchipanda editorial. Leí con harto pesar hace ya muchos años su libro el Gen Egoista al que el profesor Sandín llama acertadamente la Segunda Gran Catástrofe. Hube de escribir también un comentario de otro de sus libros para una sección de crítica de libros en Madrimasd. El libro era El cuento del antepasado y mi comentario se llamó Cuentos Ultradarwinistas.

Estoy plenamente de acuerdo con usted en que los términos en boga en biología no están adecuados a la realidad natural. Pero el problema es mayor. Consiste en que de seguir por este camino y por primera vez en la historia, la Naturaleza puede mutar, tomar una forma extraña tal que se adapte a unos términos inadecuados. La ciencia modifica la Naturaleza.

Por una parte, la biología parte, como usted sabe, en sus fundamentos de Darwin, quien viene a decir que la Naturaleza es una granja. El biólogo toma como modelo de la Naturaleza a la actividad de los granjeros, lo cual es aberrante puesto que debería ser justo lo contrario.

La Naturaleza al servicio del hombre. Una aberración. ¿Conoce usted un documental que se llama la Pesadilla de Darwin? Muestra como el lago Victoria es ya una piscifactoría. Búsquelo en You tube.

Saludos,

Esto es todo lo que hemos encontrado que Darwin decía del azar en su magna obra”

A lo mejor es porque no le ha dado la gana de leerse el capitulo 4.

“No me cabe la menor duda de que especie es un concepto inventado por el ser humano en base a sus observaciones”

Pues recuerdelo, cuando pida ejemplos de mutaciones que produzcan cambios de especie.

Félix acaba usted de reconocer que no conoce ninguna mutación asociada (no digamos ya que produzca) con cambios de especie.

Gracias por el comentario.

De los anteriores también se pueden sacar conclusiones interesantes. Por ejemplo su empeño en que sea yo quien diga cómo se producen las mutaciones y en que sea yo quien demuestre cómo son o desmienta que son al azar.

El darwinismo ha puesto la Ciencia patas arriba. Como decía Juan Carlos en su último comentario los biólogos son (somos) víctimas de la confusión más pasmosa. Esto mismo se discute ampliamente en numerosas entradas de éste blog ( ver p.e. las series Máquina incapaz de distinguir; el Naturalista Ambiguo).

Los términos usados no sirven. No tienen nada que ver con la realidad de la naturaleza sino con los intereses de cuatro; Verbigracia; La Selección Natural. Pero a los biólogos no les importan las palabras siempre que tengan aparatos complicados y dinero, mucho dinero, para hacer experimentos con reactivos producto de una química y una biotecnología cada día más sofisticada.

Ahí vamos, en una carrera hacía la estupidez genralizada en bicicleta: Rueda delantera, la selección natural. Rueda de atrás, el azar. El podio lleno de ganadores recibiendo premios constantemente. La naturaleza convertida en granja.

Saludos y buenas tardes

Sr. Cervantes.

Recuerdo cuando estudiaba en la facultad, que existía una dicotomia entre los que defendian que la Universidad debía dedicarse a la ciencia de base y los que defendíamos (Sí, yo entre ellos)una mayor implicación de las investigaciones en lo “verdaderamente útil”,lo que tenía que ver con la industria de forma directa.
En aquellos tiempos había dos cosas que hacian atractivo ese giro en la función de la investigación.
Por un lado la idea de que la tecnología como fruto de la investigación, avanzaría más deprisa implicando a la industria privada en ello, por otro el que los investigadores diesen prioridad a los problemas reales, más que a investigaciones de dudosa utilidad.
En el fondo, subyacía el deseo de disponer de una fuente importante de recursos venidos de la industria.
Pero si bien en química creo que el resultado no ha sido del todo malo, más bien todo lo contrario, en biología, farmacia, medicina…los posibles beneficios de las investigaciones (nuevos medicamentos, patentes biotecnológicas, técnicas de manipulación genética…) han dado lugar a una rama paralela a la “ciencia pura” que además, ha exterminado el verdadero espíritu científico.
La cooperación y la transmisión de información entre investigadores han sido eliminadas en aras de proteger los beneficios de las empresas con sus innovaciones.
No se estudia la naturaleza sino la forma de doblegarla, de forzarla a cumplir nuestros deseos inmediatos, de obtener beneficios.
Pero jugar a esto sin conocer las reglas, menospreciando el enorme poder la naturaleza, la increible capacidad de la vida, por permanecer que se ha mostrado de una increible plasticidad pese a las grandes catástrofes del pasado (de consecuencias e intensidad mucho mayores a las que nosotros podemos imponer), nos augura una derrota dolorosa.
Las consecuencias llegarán, (Ya están llegando).

Saludos

Félix acaba usted de reconocer que no conoce ninguna mutación asociada (no digamos ya que produzca) con cambios de especie.”

Creo que ha de aprender a leer, no he reconocido nada, ¿ademas asociada a que?

Mi emeño en que me diga como se producen las mutaciones se debe a que usted niega sin dar ninguna razon que no son al azar. Debe saber algo que los demas no sabemos, ilustrenos.
Lo demas que dice usted no es mas que palabreria sin sentido, asi que no lo comentare.

Sigo esperando de donde se saca usted que las mutaciones no ocurren al azar.

Usted mismo ha dicho que no sabe ni quiere definir lo que es una especie asi que no tiene sentido (discutiendo con usted) que defina cuando se causa una especie.

Y le recuerdo que no es este el tema….podremos discutir de la especiacion cuando me explique como ocurren las mutaciones, sino no tiene sentido.

Causa una tremenda desazón leer algunos de los comentarios publicados en esta entrada. No sé a qué viene tanta vocación de censor, tanto interés en arrogarse el derecho a repartir credenciales de científico fetén, supongo que solamente a los científicos que se traguen todo sin rechistar, (decía un comentarista en otra entrada dirigido a D. Emilio: usted tendrá carrera, pero ¡qué va a ser científico!). Sólo es científico el que no venga a cuestionar los pilares fundamentales que sustentan el edificio de la ciencia. Que se pregunte por asuntos menores pase, pero que se le ocurra a alguien dudar de los fundamentos que tienen abducida a la biología, a no eso sí que no, por ahí no pasan.
Otro de los intervinientes, no sé si Félix o Fénix, se dedica a suspender a diestro y siniestro. ¡Qué afán por calificar y clasificar a todo el que se le ponga delante!. Aquí a Francesco Agnoli, que por otra parte, lo esencial de lo que dice sobre Darwin es empíricamente irrefutable, basta con leer la obra del ínclito pastor victoriano.
En cambio a estos críticos cuya actitud vigilante sería hasta loable si no fuesen tan faltones, se les pasa por alto el pequeñísimo detalle de que no hay absolutamente ni una sóla prueba empírica que demuestre la transformación de una especie en otra mediante la formula mágica de mutación aleatoria + SN. ¡¡¡¿en este caso la falta de evidencia empírica que justifique la teoría no les resquebraja, ni siquiera un poquito, la fe inquebrantable en el darwinismo?!!!!!
En fin que la desazón no la voy a poder mitigar con facilidad, al pensar que precisamente muchas de estas personas, prestas a poner a cada uno en su sitio y a las que no les remuerde nada mandar al alumno díscolo al aula de los torpes, a repetir todas la veces que haga falta. O al purgatorio de los impresentables si no son científicos hechos y derechos, de los que tienen los pies en el suelo y no andan perdiendo el tiempo en tonterías epistemológicas. Muchas de estas personas, digo, por lo que parece, son profesores.
Cabría un mínimo de esperanza si al menos en algún instante se cuestionasen lo que hacen como docentes. Si se planteasen que por ejemplo en un pais como España, uno de cada tres alumnos sentados en los pupitres de nuestros institutos no va a poder trabajar en toda su vida y otro de esos tres se pasará la mayor parte de su vida subempleado. Si al menos tuvieran la lucidez de cuestionarse el sistema educativo tal y como hace en el vídeo de más abajo, este fantástico orador que es Ken Robinson…. Porque los profesionales de la enseñanza si no empiezan más pronto que tarde a hacer reflexiones de este tipo, serán corresponsables del dudoso mérito de lograr una sociedad de gente frustrada.
¡Recomiendo encarecidamente este vídeo, además de divertido es sumamente interesante!. Al final los 20’ que dura saben a poco. Es recomendable para todo el mundo sea docente o no, pero principalmente para los que como yo, piensen que es necesario un profundo éxamen propio antes que ir juzgando a los demás. http://www.youtube.com/watch?v=nPB-41q97zg&feature=related
Salud.

Muchas gracias Antonio y Juan Carlos por los comentarios que ahora responderé. En lo que atañe a los de Félix, los dejaré de muestra una vez más para que veamos cómo se encuentra el nivel de insensatez.

Efectivamente, Antonio, éste señor ha entrado aquí como elefante en una tienda de porcelana a decirme lo que tengo que pensar y lo que tengo que hacer. Estoy acostumbrado. El darwinismo, y por ende buena parte de la biología, son así.

Ellos usan el lenguaje a su antojo y nos prohiben utilizarlo de otra manera. Ahí tienes un ejemplo:

“Usted mismo ha dicho que no sabe ni quiere definir lo que es una especie asi que no tiene sentido (discutiendo con usted) que defina cuando se causa una especie.”

Yo he dicho que no se puede definir especie con exactitud, en sentido estricto. Hay que ir tirando con definiciones vagas, pero eso no me va a impedir hablar de Especies. La dificultad de una definición estricta la ha reconocido todo el mundo desde Darwin, quien define en su obra especie como el resultado de un acto independiente de creación. Sí, como se lo cuento.

Pero…..Él es Darwin, cima de la ambigüedad, profeta del materialismo y hay que consentirselo todo. Dawkins, el Darwin del siglo XX, nos ha apestado con sus disparates sobre el gen egoista y los acólitos como Félix no dicen nada, todo les viene bien siempre que venga de un lider carismático. Los demás a callar y a hacer experimentos como me mandaba otro en otro comentario.

Los que no estén de acuerdo con que la competición es la base de todo en la naturaleza, los que no comulguen con la supervivencia del más apto y demás tonterías, están suspensos. Asi es porque asi ha sido siempre. ¿Verdad?

Resulta lamentable y trágico pensar que estos individuos pueden ser los responsables de la educación de nuestros hijos.

Llevan ciento cincuenta años poniendo al azar como motor de la vida, como su fundamento y es habitual leer frases como las que nos ponía aquí Félix:

“Darwin no excluia que pudiera haber otros mecanismos aparte de la suerte, o casualidad, o azar o como quiera llamarlo, pero lo importante es que su teoria funcionaba simplemente asumiendo que podia haber cambios al azar.”

Otros mecanismos aparte de la suerte. Y luego va y nos dice:

“¿Quien narices ha dicho que el azar sea un mecanismo de algo?”

Pues lo ha dicho usted, Félix. Indirectamente pero lo ha dicho. NO se preocupe, hombre que ni le vamos a suspender, ni por ello le vamos a insultar, porque no sólo es usted quien defiende semejante barbaridad, sino todo el darwinismo en pleno que desde sus orígenes mantiene una colección de conceptos extraños, tomados de la sociedad victoriana y absolutamente inútiles y perjudiciales para una interpretación adecuada de la Naturaleza, como denunciaba acertadamente Juan Carlos en uno de sus comentarios.

Muchas gracias por el vídeo, Antonio y sobre todo por la mención al personal docente. Su mérito crece en la actual situación de crisis, pero su responsabilidad también: No pueden seguir educando a nuestros hijos en base a la competición. No pueden enseñarles que la Naturaleza es una huerta por explotar como bien decía Juan Carlos.

Muchas gracias

En general, suscribo a las palabras de Antonio. Sobre el articulo de esta entrada, me parece tambien que si bien es cierto lo enunciado sobre darwin y el darwinismo, no coincido para nada en utilizar esta verdad para salvar el pellejo a su dios, metiendolo como explicacion de lo que la religion darwinista no explica.

Felix, al igual que los monjes darwinistas, ha reemplazado Dios por Selecion Natural, y asunto solucionado. No permite pensar distinto, o pensar.
Dejando de lado ambos dioses (dios y SN) comenzaria la ciencia y una respuesta verdaderamente cientifica a el hecho comprobado de evolucion. A veces pienso que seria sencillo, pues el vacio de la teoria dominante es muy grande y los supuestos pilares (azar, mutacion puntual, la tautologia de la SN) se caen ante tamañas evidencias despues de tantos años de descubrimientos. A veces pienso que es muy dificil, porque se ha arraigado tanto, y no deja lugar a autocrtica o simple reflexion a los dogmaticos dariwnistas.
Como siempre, aunque no participe mucho, mis felicitaciones a Emilio por este espacio tan necesario en la red.

Al señor Antonio le pediría yo otra cosa. Y a usted también señor Cervantes. Todo y sabiendo que no son lingüistas, ¿me podrían decir en que momento se produce una “mutación” en el latín que pasa a convertirlo en castellano (o en Italiano, o en Francés…?

Les agradecería respuesta.

Todo y sabiendo que no soy lingüista, como usted dice, le contestaré que allá por el siglo XV humanitas pasa a ser humanidad en español, humanité en francés.

Supongo que le importará poco que sea el siglo XV, el XVI o el XIII, aspecto que podría resolverse sin dificultad; lo importante es que no se trata de una mutación aislada ya que muchas otras ocurrieron en tiempo semejante, si bien otras tendrían lugar antes o después, todo ello bien documentado.

También es seguro y no menos importante que la palabra más apta prevaleció por acción de la Selección Natural, debido a su mayor eficacia para competir con las demás palabras de la lengua. De eso espero que no dude.

A usted sólo le pido que se identifique si quiere seguir publicando aquí.

Al igual que Emiliano, yo también agradezco que haya espacios de discusión crítica como este. Es lamentable porque son los pocos, al menos que yo conozca.
Saludos

(requerido)

(requerido)


*