Motivos de asombro al descubierto en el párrafo quingentésimo octogésimo séptimo del Origen de las Especies

Dice aquí un autor clarividente:

 

No hemos de asombrarnos de la extinción; si de algo hemos de asombrarnos, que sea de nuestra propia presunción al imaginar por un momento que comprendemos las muchas y complejas circunstancias de que depende la existencia de cada especie.

Lo que sigue viene a demostrar de nuevo que su inspiración se encuentra en la economía malthusiana. Nada de ciencia en relación con el proceso de formación de una especie.

 

 

587

Thus, as it seems to me, the manner in which single species and whole groups of species become extinct accords well with the theory of natural selection. We need not marvel at extinction; if we must marvel, let it be at our presumption in imagining for a moment that we understand the many complex contingencies on which the existence of each species depends. If we forget for an instant that each species tends to increase inordinately, and that some check is always in action, yet seldom perceived by us, the whole economy of nature will be utterly obscured. Whenever we can precisely say why this species is more abundant in individuals than that; why this species and not another can be naturalised in a given country; then, and not until then, we may justly feel surprise why we cannot account for the extinction of any particular species or group of species.

 

De esta manera, a mi parecer, el modo como llegan a extinguirse las especies aisladas y los grupos enteros de especies se concilia bien con la teoría de la selección natural. No hemos de asombrarnos de la extinción; si de algo hemos de asombrarnos, que sea de nuestra propia presunción al imaginar por un momento que comprendemos las muchas y complejas circunstancias de que depende la existencia de cada especie. Si olvidamos por un instante que cada especie tiende a aumentar extraordinariamente, y que siempre están actuando causas que limitan este aumento, aun cuando raras veces las veamos, toda la economía de la naturaleza estará completamente obscurecida. En el momento en que podamos decir exactamente por qué esta especie es más abundante en individuos que aquélla, por qué esta especie y no otra puede ser naturalizada en un país dado, entonces, y sólo entonces, podremos encontrarnos justamente sorprendidos de no poder explicar la extinción de una especie dada o de un grupo de especies.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Creencia al descubierto en el párrafo en el párrafo quingentésimo octogésimo cuarto del Origen de las Especies
  2. Motivos para creer en el párrafo cuadrigentésimo sexagésimo séptimo de El Origen de las Especies
  3. Las formas madre son suplantadas y exterminadas por su descendencia perfeccionada en el párrafo quingentésimo septuagésimo séptimo del Origen de las Especies
  4. Un grave error en el párrafo ducentésimo octogésimo séptimo de El Origen de las Especies
  5. Torpeza en la naturaleza en el párrafo quingentésimo octogésimo quinto del Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*