Archivo de julio 4th, 2014

El cambio gradual no es tan gradual en el párrafo quingentésimo septuagésimo cuarto del Origen de las Especies

 

Las especies pertenecientes a distintos géneros y clases no han cambiado ni con la misma velocidad ni en el mismo grado, indica el autor al comenzar este párrafo. Evidentemente. Ejemplos no faltan y así tenemos a la Lingula silúrica o un cocodrilo del Himalaya descrito por Falconer.

 

Hay algún fundamento para creer que los organismos más elevados en la escala cambian más rápidamente que los que son inferiores, aun cuando haya excepciones a esta regla

 

Puede ser,…… pero en realidad no nos importa tanto que haya algún fundamento como conocer en qué consiste ese fundamento. Lamentablemente, eso no lo sabremos.

 

Una vez que una especie ha desaparecido de la superficie de la tierra, no tenemos razón alguna para creer que la misma forma idéntica reaparezca nunca. Evidentemente. Empero toda regla tiene sus excepciones…..

 

 

 

574

Species belonging to different genera and classes have not changed at the same rate, or in the same degree. In the older tertiary beds a few living shells may still be found in the midst of a multitude of extinct forms. Falconer has given a striking instance of a similar fact, for an existing crocodile is associated with many lost mammals and reptiles in the sub-Himalayan deposits. The Silurian Lingula differs but little from the living species of this genus; whereas most of the other Silurian Molluscs and all the Crustaceans have changed greatly. The productions of the land seem to have changed at a quicker rate than those of the sea, of which a striking instance has been observed in Switzerland. There is some reason to believe that organisms high in the scale, change more quickly than those that are low: though there are exceptions to this rule. The amount of organic change, as Pictet has remarked, is not the same in each successive so-called formation. Yet if we compare any but the most closely related formations, all the species will be found to have undergone some change. When a species has once disappeared from the face of the earth, we have no reason to believe that the same identical form ever reappears. The strongest apparent exception to this latter rule is that of the so-called “colonies” of M. Barrande, which intrude for a period in the midst of an older formation, and then allow the pre-existing fauna to reappear; but Lyell’s explanation, namely, that it is a case of temporary migration from a distinct geographical province, seems satisfactory.

 

Las especies pertenecientes a distintos géneros y clases no han cambiado ni con la misma velocidad ni en el mismo grado. En las capas terciarias más antiguas pueden encontrarse todavía algunos moluscos hoy vivientes, en medio da multitud de formas extinguidas. Falconer ha dado un notable ejemplo de un hecho semejante, pues en los depósitos sub-himalayos se presenta, asociado a muchos mamíferos y reptiles extinguidos, un cocodrilo que existe todavía. La Lingula silúrica difiere muy poco de las especies vivientes de este género, mientras que la mayor parte de los restantes moluscos silúricos y todos los crustáceos han cambiado mucho. Las producciones terrestres parecen haber cambiado más rápidamente que las del mar, de lo cual se ha observado en Suiza un ejemplo notable. Hay algún fundamento para creer que los organismos más elevados en la escala cambian más rápidamente que los que son inferiores, aun cuando haya excepciones a esta regla. Como ha hecho observar Pictet, la intensidad del cambio orgánico no es la misma en cada una de las llamadas formaciones sucesivas. Sin embargo, si comparamos cualesquiera formaciones, excepto las más próximas, se encontrará que todas las especies han experimentado algún cambio. Una vez que una especie ha desaparecido de la superficie de la tierra, no tenemos razón alguna para creer que la misma forma idéntica reaparezca nunca. La excepción aparente más importante a esta última regla es la de las llamadas colonias de monsieur Barrande, las cuales se introdujeron, durante un cierto tiempo, en medio de una formación más antigua, y luego dejaron que reapareciese la fauna preexistente; pero la explicación de Lyell -o sea, que se trata de un caso de emigración temporal desde una provincia geográfica distinta- parece satisfactoria.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: