Todo queda en manos de lo desconocido en el párrafo quingentésimo decimoséptimo de El Origen de las Especies

La confusión reina en este párrafo y en particular en el siguiente fragmento:

 

No hay más razón para pensar que las especies han sido dotadas especialmente de diferentes grados de esterilidad para impedir su cruzamiento y confusión en la naturaleza, que para pensar que los árboles han sido dotados de grados diferentes y algo análogos de dificultad al ser injertados, con objeto de impedir en los montes su injerto por aproximación.

 

  1. Las especies no han podido ser dotadas especialmente de grados de esterilidad ya que la esterilidad no tiene grados. Aunque es cierto que su cruzamiento se encuentra en la mayoría de los casos impedido.
  2. Poco o nada tiene que ver el injerto con la hibridación. Es un disparate tratar del primero en un capítulo dedicado a la hibridación.
  3.  Esto es una barbaridad: pensar que los árboles han sido dotados de grados diferentes y algo análogos de dificultad al ser injertados, con objeto de impedir en los montes su injerto por aproximación.

 

 

 517

In the same manner as in grafting trees, the capacity in one species or variety to take on another, is incidental on differences, generally of an unknown nature, in their vegetative systems, so in crossing, the greater or less facility of one species to unite with another is incidental on unknown differences in their reproductive systems. There is no more reason to think that species have been specially endowed with various degrees of sterility to prevent their crossing and blending in nature, than to think that trees have been specially endowed with various and somewhat analogous degrees of difficulty in being grafted together in order to prevent their inarching in our forests.

 

Así como al injertar árboles la capacidad de una especie o variedad para prender en otra depende de diferencias, generalmente de naturaleza desconocida, en sus sistemas vegetativos, del mismo modo en los cruzamientos la mayor o menor facilidad de una especie para unirse a otra depende de diferencias desconocidas en sus aparatos reproductores. No hay más razón para pensar que las especies han sido dotadas especialmente de diferentes grados de esterilidad para impedir su cruzamiento y confusión en la naturaleza, que para pensar que los árboles han sido dotados de grados diferentes y algo análogos de dificultad al ser injertados, con objeto de impedir en los montes su injerto por aproximación.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Lo imposible en el párrafo quingentésimo decimosexto de El Origen de las Especies
  2. Comer azúcar o ¿por qué la gente se queda satisfecha con la explicación de la Selección Natural?
  3. Derechos de autor: Un desconocido detrás de cada teoría científica
  4. Plasticidad ilimitada en el decimoséptimo párrafo de El Origen de las Especies
  5. Teleología, finalidad en la Naturaleza, en el párrafo cuadrigentésimo quincuagésimo sexto de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*