Falacia ad populum, incompetencia científica y fin de un capítulo insoportable en el párrafo quingentésimo vigésimo de El Origen de las Especies

 

En la primera sentencia de este párrafo que cierra el capítulo IX nos encontramos con ese recurso tan habitual en OSMNS: La falacia ad populum: Se dice, se afirma. Muchos autores, la opinión general, unos creen, otros opinan,……Una manera intolerable de escribir un texto científico.

 

La conclusión final del capítulo sigue esta misma línea anti-científica:

 

, los hechos citados en este capítulo no me parecen opuestos a la idea de que las especies existieron primitivamente como variedades.

 

No me parecen opuestos. De acuerdo. ¿Significa esto que todas las especies existieron primeramente como variedades de otras especies? Desde luego que no. Simplemente los hechos citados no se oponen a ello. Su validez para demostrarlo es nula. Afortunadamente, hemos acabado de leer un capítulo insoportable. ¿Nos hemos perdido algo?, ¿Alguien puede orientarnos acerca del mérito oculto de este batiburrillo?

 

 

 520

First crosses between forms known to be varieties, or sufficiently alike to be considered as varieties, and their mongrel offspring, are very generally, but not, as is so often stated, invariably fertile. Nor is this almost universal and perfect fertility surprising, when it is remembered how liable we are to argue in a circle with respect to varieties in a state of nature; and when we remember that the greater number of varieties have been produced under domestication by the selection of mere external differences, and that they have not been long exposed to uniform conditions of life. It should also be especially kept in mind, that long-continued domestication tends to eliminate sterility, and is therefore little likely to induce this same quality. Independently of the question of fertility, in all other respects there is the closest general resemblance between hybrids and mongrels, in their variability, in their power of absorbing each other by repeated crosses, and in their inheritance of characters from both parent-forms. Finally, then, although we are as ignorant of the precise cause of the sterility of first crosses and of hybrids as we are why animals and plants removed from their natural conditions become sterile, yet the facts given in this chapter do not seem to me opposed to the belief that species aboriginally existed as varieties.

 

 

Los primeros cruzamientos entre formas que se sabe que son variedades, o lo suficientemente parecidas para ser consideradas como tales, y los cruzamientos entre sus descendientes mestizos, son muy generalmente fecundos, pero no invariablemente como con tanta frecuencia se ha afirmado. Tampoco es sorprendente esta fecundidad casi perfecta cuando se recuerda lo expuestos que estamos, por lo que se refiere a las variedades en estado natural, a discutir en un círculo vicioso, y cuando recordamos que el mayor número de variedades han sido producidas en domesticidad por la selección de simples diferencias externas y no han estado sometidas durante mucho tiempo a condiciones uniformes de vida. Debemos tener especialmente presente también que la domesticidad prolongada tiende a eliminar la esterilidad, y, por consiguiente, es poco adecuada para producir esta misma cualidad. Independientemente de la cuestión de la fecundidad, por todos los otros conceptos existe la mayor semejanza general entre híbridos y mestizos, en su variabilidad, en su facultad de absorberse mutuamente por cruzamientos repetidos y en heredar caracteres de ambas formas progenitoras. Por último, pues, aun cuando estemos tan ignorantes de la causa precisa de la esterilidad de los primeros cruzamientos y de la de los híbridos, como lo estamos de por qué se vuelven estériles los animales y plantas sacados de sus condiciones naturales, sin embargo, los hechos citados en este capítulo no me parecen opuestos a la idea de que las especies existieron primitivamente como variedades.

 

Lectura aconsejada:

 

Related posts:

  1. Falacia ad populum y contradicción en el párrafo tricentésimo trigésimo cuarto de El Origen de las Especies
  2. La selección natural o supervivencia del más apto, que no es una teoría científica, explicada con la inestimable ayuda de Franz Kafka: Resumen del capítulo cuarto de OSMNS
  3. Argumento abrumador en el párrafo quingentésimo de El Origen de las Especies
  4. Girou de Buzareingues cruzó tres variedades de calabaza vinatera en el párrafo quingentésimo cuarto de El Origen de las Especies
  5. La selección sexual es, por definición, aquello que ha producido las diferencias sexuales (pero no siempre) y una falacia ad ignorantiam en el párrafo centésimo vigésimo sexto de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*