Antiguos puntos de vista en el párrafo quingentésimo nonagésimo séptimo del Origen de las Especies

Para salir de dudas, el autor apuesta fuerte en este párrafo. No sólo los ejemplos anteriores no están lo suficientemente apoyados, sino que el siguiente que viene a resolver dudas, lo está menos: el Archeopteryx. Pero algo indica ya el autor:

El naturalista que se acaba de citar ha demostrado que, incluso el gran intervalo que existe entre las aves y los reptiles, se salva en parte del modo más inesperado, de un lado, mediante el avestruz y la extinguida Archeopteryx, y, de otro, mediante el Compsognathus, uno de los dinosaurios, grupo que comprende los más gigantescos de todos los reptiles terrestres

 

El naturalista que se acaba de citar, es ni más ni menos que Huxley, el principal mentor y protector de Darwin, ha demostrado (¿) (¿Cómo?, preguntamos porque lo importante no es decir que nadie haya demostrado nada, sino  la demostración en sí).

Lo mismo diríamos respecto de las afirmaciones de Barrande:

 Volviendo a los invertebrados, afirma Barrande -y no puede nombrarse una autoridad mayor- que los descubrimientos cada día le enseñan que, aun cuando los animales paleozoicos pueden ciertamente ser clasificados dentro de los grupos vivientes, sin embargo, en este antiguo período, los grupos no estaban tan distintamente separados unos de otros como lo están ahora.

¿Por qué? Preguntamos ¿Por qué afirma Barrande que los grupos no estaban tan distintamente separados unos de otros como lo están ahora? Seguramente porque se dispone de muchos menos ejemplares.

Y finalmente  para terminar (por ahora) el comentario a tan breve párrafo: ¿Por qué esta necesidad de pasar tan rápidamente de aves y reptiles a invertebrados? Da la impresión de que el autor no se encuentra a gusto entre tanto ejemplo que no explica nada y constantemente tiene que aludir a la Autoridad:

, afirma Barrande -y no puede nombrarse una autoridad mayor-

Pero en ciencia, la autoridad tiene muy poco valor frente a los argumentos.

 

 

597

Even the wide interval between birds and reptiles has been shown by the naturalist just quoted to be partially bridged over in the most unexpected manner, on the one hand, by the ostrich and extinct Archeopteryx, and on the other hand by the Compsognathus, one of the Dinosaurians—that group which includes the most gigantic of all terrestrial reptiles. Turning to the Invertebrata, Barrande asserts, a higher authority could not be named, that he is every day taught that, although palaeozoic animals can certainly be classed under existing groups, yet that at this ancient period the groups were not so distinctly separated from each other as they now are.

 

El naturalista que se acaba de citar ha demostrado que, incluso el gran intervalo que existe entre las aves y los reptiles, se salva en parte del modo más inesperado, de un lado, mediante el avestruz y la extinguida Archeopteryx, y, de otro, mediante el Compsognathus, uno de los dinosaurios, grupo que comprende los más gigantescos de todos los reptiles terrestres. Volviendo a los invertebrados, afirma Barrande -y no puede nombrarse una autoridad mayor- que los descubrimientos cada día le enseñan que, aun cuando los animales paleozoicos pueden ciertamente ser clasificados dentro de los grupos vivientes, sin embargo, en este antiguo período, los grupos no estaban tan distintamente separados unos de otros como lo están ahora.

 

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Autoridades y alguna ley general o especial en el párrafo quingentésimo nonagésimo primero del Origen de las Especies
  2. Unión de contrarios y ambigüedad en el párrafo quingentésimo nonagésimo tercero del Origen de las Especies
  3. Míster Prestwich encuentra diferencias entre la paleofauna francesa y la inglesa en el párrafo quingentésimo nonagésimo quinto del Origen de las Especies
  4. Fin de un capítulo imposible y receta para el insomnio en el párrafo centésimo nonagésimo séptimo de El Origen de las Especies
  5. Trampa infantil (falacia ad hominem) en el párrafo ducentésimo nonagésimo séptimo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..