Ciertamente una multitud de dificultades se le ha ocurrido al lector antes de llegar al párrafo ducentésimo cuadragésimo octavo de El Origen de las Especies

 

Long before the reader has arrived at this part of my work, a crowd of difficulties will have occurred to him.

 Mucho antes de que el lector haya llegado a esta parte de mi obra se le habrán ocurrido una multitud de dificultades.

 

Así comienza este breve párrafo que abre capítulo, con una frase de las de mayor veracidad del libro, porque si doscientos cuarenta y ocho son los párrafos hasta aquí leidos no nos resultaría nada problemático encontrar otras tantas dificultades. Pero como en otros casos, el autor sabe que no habrá dificultades para su texto. Todas serán superadas por contar con el apoyo de las grandes instancias.  Así continúa este breve párrafo:

Some of them are so serious that to this day I can hardly reflect on them without being in some degree staggered; but, to the best of my judgment, the greater number are only apparent, and those that are real are not, I think, fatal to the theory.

 Algunas son tan graves, que aun hoy día apenas puedo reflexionar sobre ellas sin vacilar algo; pero, según mi leal saber y entender, la mayor parte son sólo aparentes, y las que son reales no son, creo yo, funestas para mi teoría.

Texto que mejor quedaría escrito de esta otra manera:

Some of them are so serious as to ruin my theory, but I will not mention these, treating only with indulgence other hundreds of minor difficulties.

Algunas son tan graves como para hundir mi teoría, pero esas no las mencionaré, dedicándome sólo a tratar indulgentemente de otros cientos de dificultades menores.

 

Puesto que además que las llamadas dificultades, existe un inconveniente mayor: Que no hay teoría. El autor ha escrito libremente acerca de todo aquello que se le ha ocurrido: Acerca de la cría de palomas, acerca de la vida en la granja confundiendo selección con mejora, dando una versión muy sesgada de la variación en la naturaleza, de manera autoritaria al hablar de la lucha, etc…. Pero no tiene teoría alguna que pueda explicar el origen de las especies. Hemos llegado así  por lo tanto a un capítulo de título optimista en exceso: dificultades de la teoría. Lo propio y objetivo sería reconocer que no hay teoría; pero no, el autor busca dificultades para, en una operación indirecta, asentar como teoría lo que no es. Sigue jugando con las palabras  y ahora promete lo que no da porque si realmente se hubiese molestado en reflexionar acerca de las dificultades reales de su teoría, no hubiese escrito el libro.

Su estrategia consiste ahora en juntar dificultades tan temprano, antes de llegar a la mitad del libro, como haciendo ver que teoría con tantas dificultades, al menos tiene garantizada su existencia. Pero no. Las dificultades no garantizan teoría alguna y por encima de todas ellas hay una super-dificultad o imposibilidad:  La única y verdadera dificultad es que no hay teoría a la que presentar dificultades. Sería pues razonable interrumpir la lectura aquí y arrojar el libro. Esta solución personal podría parecer una respuesta justa a la publicación de OSMNS o su posterior divulgación pero nos impediría seguir encontrando la información contenida en esta obra y que como es natural sólo se mostrará a aquellos intrépidos que osen proseguir su lectura de manera crítica que son, hasta la fecha, bien pocos.

Sigamos pues, pacientemente la lectura por si acaso hubiese algún dato interesante,……

Además de la dificultad mayor o imposibilidad de la que hablábamos arriba (que no hay teoría alguna) en su compendio de dificultades, faltan las principales que el autor ha ignorado. Entre ellas y sin pretender excluir otras posibles se encuentran por ejemplo:

  1. El desconocimiento de las técnicas de mejoradores de animales y plantas que le ha llevado a confundir selección con mejora.

  1. El abuso de las características de las palomas domésticas, tema que no es de ninguna utilidad para el estudio del Origen de las especies.

  1. El empleo constante de expresiones coloquiales, afirmaciones gratuitas que quedan en el aire sin ser atribuidas a autor alguno, datos sin soporte alguno de la bibliografía, expresiones ambiguas y otras sin significado alguno y por tanto sin valor.

  1. La sesgada aproximación a la naturaleza buscando por todos lados ejemplos de casos difíciles para interpretar si las diferencias indican especies o variedades.

  1. El  pésimo uso del lenguaje que le lleva a ver selección donde no la hay y a tomar la lucha como un elemento fundamental en la naturaleza, cuando no lo es. Finalmente la contradicción in adiecto que supone, la selección natural, un fantasma semántico o flatus vocis sobre el que el autor ha montado lo que el llama su “Teoría”que no es otra cosa sino una tautología, una verdad de Perogrullo.

Vayamos pues a ver cuáles son las dificultades, como digo todas ellas menores, que el autor ha tenido a bien considerar como tales sabiendo bien que no puede haber dificultades para una teoría que no existe.

248

 

Long before the reader has arrived at this part of my work, a crowd of difficulties will have occurred to him. Some of them are so serious that to this day I can hardly reflect on them without being in some degree staggered; but, to the best of my judgment, the greater number are only apparent, and those that are real are not, I think, fatal to the theory.

Mucho antes de que el lector haya llegado a esta parte de mi obra se le habrán ocurrido una multitud de dificultades. Algunas son tan graves, que aun hoy día apenas puedo reflexionar sobre ellas sin vacilar algo; pero, según mi leal saber y entender, la mayor parte son sólo aparentes, y las que son reales no son, creo yo, funestas para mi teoría.

 

 

 


Related posts:

  1. Una multitud de dificultades se le habrá ocurrido al lector mucho antes de haber llegado a esta parte de mi trabajo
  2. Una ley general de la naturaleza expuesta en el párrafo centésimo trigésimo sexto de El Origen de las Especies somete al lector a un fuerte ejercicio mental
  3. Papel del aislamiento en el párrafo centésimo cuadragésimo octavo de El Origen de las Especies
  4. Sigue la confusión entre selección y mejora en el cuadragésimo octavo párrafo de El Origen de las Especies
  5. Más animales ciegos en el párrafo ducentésimo octavo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*