Increíbles lecturas en el párrafo tricentésimo nonagésimo de El Origen de las Especies

El comienzo de este párrafo es impresionante. Tanto ha escrito ya el autor sobre su fantasma favorito que lo cree capaz de cualquier cosa. Empero, entre col y col, lechuga. En el entretanto,  se encuentran de vez en cuando frases de gran madurez. Por ejemplo esta:

 

But it is unreasonable to expect a precise answer to such questions

(Pero no es razonable esperar una respuesta precisa a estas cuestiones, …)

 

El autor vuelve a citar a Mivart indicando si la selección natural habría hecho o no hecho, podido o no habría podido hacer. Debería haber leído la crítica de Flourens enterándose de que la Selección Natural es una personificación. Una manera torpe e inútil de nombrar a la naturaleza.

 

 

 

390

It has often been asked, if natural selection be so potent, why has not this or that structure been gained by certain species, to which it would apparently have been advantageous? But it is unreasonable to expect a precise answer to such questions, considering our ignorance of the past history of each species, and of the conditions which at the present day determine its numbers and range. In most cases only general reasons, but in some few cases special reasons, can be assigned. Thus to adapt a species to new habits of life, many co-ordinated modifications are almost indispensable, and it may often have happened that the requisite parts did not vary in the right manner or to the right degree. Many species must have been prevented from increasing in numbers through destructive agencies, which stood in no relation to certain structures, which we imagine would have been gained through natural selection from appearing to us advantageous to the species. In this case, as the struggle for life did not depend on such structures, they could not have been acquired through natural selection. In many cases complex and long-enduring conditions, often of a peculiar nature, are necessary for the development of a structure; and the requisite conditions may seldom have concurred. The belief that any given structure, which we think, often erroneously, would have been beneficial to a species, would have been gained under all circumstances through natural selection, is opposed to what we can understand of its manner of action. Mr. Mivart does not deny that natural selection has effected something; but he considers it as “demonstrably insufficient” to account for the phenomena which I explain by its agency. His chief arguments have now been considered, and the others will hereafter be considered. They seem to me to partake little of the character of demonstration, and to have little weight in comparison with those in favour of the power of natural selection, aided by the other agencies often specified. I am bound to add, that some of the facts and arguments here used by me, have been advanced for the same purpose in an able article lately published in the “Medico-Chirurgical Review.”

 

Se ha preguntado muchas veces: si la selección natural es tan potente, ¿por qué no ha sido conseguida por una especie dada ésta o aquélla conformación, que, al parecer, le habría sido ventajosa? Pero no es razonable esperar una respuesta precisa a estas cuestiones, si consideramos nuestra ignorancia de la historia pasada de cada especie y de las condiciones que actualmente determinan el número de sus individuos y su distribución geográfica. En la mayor parte de los casos sólo pueden asignarse razones generales; pero en algunos pueden señalarse razones especiales. Así, para que una especie se adapte a costumbres nuevas, son casi indispensables muchas modificaciones coordinadas, y muchas veces puede haber ocurrido que las partes necesarias no variaron del modo debido o hasta el punto debido. El aumento numérico tiene que haber sido impedido en muchas especies por agentes destructores que no estaban en relación alguna con ciertas conformaciones que imaginamos que deberían haber sido obtenidas por selección natural, porque nos parece que son ventajosas a las especies. En este caso, como la lucha por la vida no depende de estas conformaciones, pudieron no haber sido adquiridas por selección natural. En muchos casos, para el desarrollo de una estructura son necesarias condiciones complejas de mucha duración y, con frecuencia, de naturaleza particular, y las condiciones requeridas raras veces se han reunido. La opinión de que cualquier conformación dada, que creemos -erróneamente muchas veces- que hubiese sido útil a una especie, tiene que haber sido conseguida, en cualesquiera circunstancia, por selección natural, es opuesta a lo que podemos comprender acerca de su modo de acción. Míster Mivart no niega que la selección natural haya efectuado algo, pero considera que puede «demostrarse que es insuficiente» para explicar los fenómenos que explico yo por su acción. Sus argumentos principales han sido ya considerados, y los demás lo serán después. Me parece que participan poco del carácter de una demostración, y que son de poco peso en comparación de los que existen en favor del poder de la selección natural, ayudada por las otras causas varias veces señaladas. Debo añadir que algunos de los hechos y argumentos utilizados por mí en este caso han sido propuestos con el mismo objeto en un excelente artículo publicado recientemente en la Medico-Chirurgical Review.

Lectura aconsejada:

Related posts:

  1. Lecturas románticas III: von Schelling
  2. Lecturas románticas V: Camilo Castelo Branco
  3. Lecturas románticas II: Novalis
  4. Sesquicentenario de la Selección Natural: lecturas para entender una tautología
  5. Lecturas románticas I: Jean Paul
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*