‘El padre de la biología’

La herencia de caracteres adquiridos en la obra de Darwin: Párrafo decimoquinto de El Origen

 

El autor ha terminado la sección titulada Causas de Variabilidad, en la cual ha presentado  el trabajo de Lamarck sin mencionar su nombre.  Comienza ahora otra sección cuyo título vuelve a recordar directamente a Lamarck: Effects of Habit and the use and disuse of Parts. ¿Mencionará el autor en alguna ocasión adecuadamente sus fuentes? No en lo que se refiere a varios autores. Entre ellos,  Lamarck. No obstante,  sus ejemplos no tienen nada que envidiar al de la jirafa, con el que la tradición se ha encargado de ocultar la obra de un científico pionero para que destaque así la atrevida síntesis de quien se atrevió a copiarlo interesadamente.

 

 

En el párrafo que hace el número quince en la obra, un ausente Lamarck preside de nuevo la escena:

 

Changed habits produce an inherited effect as in the period of the flowering of plants when transported from one climate to another. With animals the increased use or disuse of parts has had a more marked influence; thus I find in the domestic duck that the bones of the wing weigh less and the bones of the leg more, in proportion to the whole skeleton, than do the same bones in the wild duck; and this change may be safely attributed to the domestic duck flying much less, and walking more, than its wild parents. The great and inherited development of the udders in cows and goats in countries where they are habitually milked, in comparison with these organs in other countries, is probably another instance of the effects of use. Not one of our domestic animals can be named which has not in some country drooping ears; and the view which has been suggested that the drooping is due to disuse of the muscles of the ear, from the animals being seldom much alarmed, seems probable.

 

 

El cambio de costumbres tiene un efecto hereditario, como en la época de la floración de las plantas cuando se transportan de un clima a otro. En los animales el aumento del uso o desuso de las partes ha tenido una influencia más marcada; encuentro así en el pato doméstico que los huesos del ala pesan menos y los huesos de la pierna más, en proporción a todo el esqueleto, que los mismos huesos en el pato salvaje, y este cambio puede atribuirse con seguridad a los patos domésticos que vuelan mucho menos y caminan más, que sus antepasados salvajes. El gran desarrollo heredado de las ubres de las vacas y cabras en países donde son habitualmente ordeñadas, en comparación con estos órganos en otros países, es, probablemente, otro ejemplo de los efectos del uso. Ni uno solo de los animales domésticos pueden ser nombrados, que no tiene en algunos países orejas caídas, y parece probable, como se ha sugerido, que la caída se debe a la falta de uso de los músculos de la oreja, de los animales que rara vez se han alarmado mucho.

 

 



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

Reconsiderando a Lamarck

Terminábamos ayer el comentario de la sección dedicada a las causas de variación que comprende los párrafos décimo a décimo cuarto de El Origen. La ausencia de una mención adecuada de  Lamarck en ellos es vergonzosa. No hay duda de que Darwin conoció la obra de Lamarck puesto que lo cita en el Historical Sketch y más de una vez en su biografía. Pero igual o peor ocurrirá en la sección siguiente titulada,  precisa y paradójicamente, como en homenaje a un Lamarck ausente,  Effects of Habit and the use and disuse of Parts que se extiende entre los párrafos décimo quinto  y vigésimo primero y también en la siguiente sección titulada caracteres de las variedades domésticas que ocupa seis párrafos adicionales . Darwin expresa aquí y allá, unas veces exactamente y otras de manera aproximada, las ideas escritas por Jean Baptiste Lamarck cincuenta años antes de la aparición de la primera edición de El Origen.

Lo que tan notable ausencia indica en Darwin no es, ni mucho menos,  falta de información. Al contrario, la información está, si no en su totalidad ni tampoco en su orden original, si en sus rasgos principales. La ausencia de una cita adecuada de Lamarck está indicando, entre otras cosas, la necesidad de un protagonismo.

Atribuyéndose lo que no le pertenece, el autor está dotando a su proyecto de una apariencia científica. Pero,  al no citar adecuadamente sus fuentes,  pone de manifiesto que su objetivo no es puramente científico. Su plan incluye otros objetivos, como la contribución a la nueva pseudo-ciencia de la Eugenesia, y otro objetivo importante : Terminar con la idea de diseño en la naturaleza .

 

A los interesados en un punto de vista científico no les va a quedar otro remedio que volver a la situación original previa a Darwin. Retomar cuidadosamente la obra de Lamarck:

 

******************************************************************************

 

Ainsi, pour parvenir à connaître les véritables causes de tant de formes diverses et de tant d’ habitudes différentes dont les animaux connus nous offrent les exemples, il faut considérer que les circonstances infiniment diversifiées, mais toutes lentement changeantes, dans lesquelles les animaux de chaque race se sont successivement rencontrés, ont amené, pour chacun d’ eux, des besoins nouveaux et nécessairement des changemens dans leurs habitudes. Or, cette vérité, qu’ on ne sauroit contester, étant une fois reconnue, il sera facile d’ apercevoir comment les nouveaux besoins ont pu être satisfaits, et les nouvelles habitudes prises, si l’ on donne quelqu’attention aux deux lois suivantes de la nature, que l’ observation a toujours constatées.

 

Première Loi.

Dans tout animal qui n’ a point dépassé le terme de ses développemens, l’ emploi plus fréquent et soutenu d’ un organe quelconque, fortifie peu à peu cet organe, le développe, l’ agrandit, et lui donne une puissance proportionnée à la durée de cet emploi ; tandis que le défaut constant d’ usage de tel organe, l’ affoiblit insensiblement, le détériore, diminue progressivement ses facultés, et finit par le faire disparoître.

 

Deuxième Loi.

Tout ce que la nature a fait acquérir ou perdre aux individus par l’ influence des circonstances où leur race se trouve depuis long-temps exposée, et, par conséquent, par l’ influence de l’ emploi prédominant de tel organe, ou par celle d’ un défaut constant d’ usage de telle partie ; elle le conserve par la génération aux nouveaux individus qui en proviennent, pourvu que les changemens acquis soient communs aux deux sexes, ou à ceux qui ont produit ces nouveaux individus.

******************************************************************************

 

Asi, para conocer las verdaderas causas de tantas formas diferentes y tantas diferentes facultades como ejemplos nos ofrecen los animales conocidos, téngase en cuenta que las circunstancias infinitamente variadas, pero todas lentamente cambiantes, en las que se encuentran los animales de cada raza, llevando a cada uno de ellos, a nuevas necesidades y necesariamente a cambios en sus hábitos. Pero esta verdad, que no se podría negar, siendo de una vez reconocida, es fácil ver cómo los nuevos requisitos se cumplen, y los nuevos hábitos tomados, si prestamos un poco de atención a las siguientes dos leyes de la naturaleza, que la observación ha constatado siempre.

 

Primera ley.
En cualquier animal que no haya superado el punto final de su evolución, el uso más frecuente y sostenido de cualquier órgano, fortalece gradualmente ese órgano el cuerpo, lo desarrolla, lo expande, y le concede una fuerza proporcional a la duración de ese empleo, mientras que la constante falta de uso de tal órgano, lo debilita poco a poco, lo deteriora, disminuye progresivamente sus facultades, y, termina por hacerlo desaparecer.

Segunda Ley.
Todo lo que la naturaleza ha hecho adquirir o perder a los individuos por la influencia de las circunstancias en las que la raza se encuentra expuesta desde hace mucho tiempo, y por lo tanto, por la influencia de empleo predominante de un órgano, o el de una constante falta de uso de dicha órgano; ella lo mantiene la nueva generación de individuos, siempre que los cambios adquiridos sean comunes a ambos sexos, o se han producido en ambos progenitores de los nuevos individuos.

Fragmento de Philosophie Zoologique de Lamarck

Imagen: Clematis viticela del herbario de Lamarck



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

Un señor llamado Weismann (eugenista) y otro señor de cuyo nombre tampoco hoy quiero acordarme: más Lamarckismo en el undécimo párrafo de El Origen de las Especies

 

Como tantas veces ocurre en El Origen, éste párrafo contiene una frase muy clara y muy cierta,  algunos llegarían a calificarla como elemental o de Perogrullo. Empero,   hay a su alrededor algo obscuro.  La frase es la siguiente:

 

“there are two factors: namely, the nature of the organism and the nature of the conditions”

 

El problema, la obscuridad que la rodea,  es que ni  Weismann ni el propio Darwin merecen ser citados en conexión con la mencionada frase, pues ninguno de ellos puede presumir de ser su descubridor ni quien primero la trajo al mundo de la ciencia.

Si tan general frase ha de acompañarse de una cita, lo cual es dudoso, la cita ha de ser inexcusablemente la de……Lamarck. En donde no cabe ninguna duda al respecto es poco después:

 

They may be considered as definite when all or nearly all the offspring of individuals exposed to certain conditions during several generations are modified in the same manner

Pueden ser considerados como definitivos, cuando todos o casi todos los descendientes de los individuos expuestos a ciertas condiciones durante varias generaciones se han modificado de la misma manera

 

Aquí la idea no es elemental ni muy general. Tampoco de Perogrullo. Forma parte, clave e inexcusable, del contenido de la obra de Jean Baptiste Lamarck y así debería haber sido mencionado. Veamos el párrafo completo:

 

As far as I am able to judge, after long attending to the subject, the conditions of life appear to act in two ways—directly on the whole organisation or on certain parts alone and in directly by affecting the reproductive system. With respect to the direct action, we must bear in mind that in every case, as Professor Weismann has lately insisted, and as I have incidently shown in my work on “Variation under Domestication,” there are two factors: namely, the nature of the organism and the nature of the conditions. The former seems to be much the more important; for nearly similar variations sometimes arise under, as far as we can judge, dissimilar conditions; and, on the other hand, dissimilar variations arise under conditions which appear to be nearly uniform. The effects on the offspring are either definite or in definite. They may be considered as definite when all or nearly all the offspring of individuals exposed to certain conditions during several generations are modified in the same manner. It is extremely difficult to come to any conclusion in regard to the extent of the changes which have been thus definitely induced. There can, however, be little doubt about many slight changes, such as size from the amount of food, colour from the nature of the food, thickness of the skin and hair from climate, etc. Each of the endless variations which we see in the plumage of our fowls must have had some efficient cause; and if the same cause were to act uniformly during a long series of generations on many individuals, all probably would be modified in the same manner. Such facts as the complex and extraordinary out growths which variably follow from the insertion of a minute drop of poison by a gall-producing insect, shows us what singular modifications might result in the case of plants from a chemical change in the nature of the sap.

 

Por lo que yo soy capaz de juzgar, después de mucho tiempo de atención al tema, las condiciones de vida parecen actuar de dos maneras: directamente sobre toda la organización o en algunas partes solo y afectando in (¿) directamente al sistema reproductor. Con respecto a la acción directa, debemos tener en cuenta que en todos los casos, como el profesor Weismann ha insistido últimamente, y como he dicho sea de paso se muestra en mi trabajo sobre “Variación bajo domesticación,” hay dos factores: a saber, la naturaleza del organismo y la naturaleza de las condiciones. El primero parece ser mucho más importante, porque las variaciones casi similares a veces surgen en la medida de lo que podemos juzgar, condiciones desiguales, y, por otro lado, las variaciones disímiles producirse en las condiciones que parecen ser casi uniformes. Los efectos sobre la descendencia pueden ser definitivos, o no . Pueden ser considerados como definitivos, cuando todos o casi todos los descendientes de los individuos expuestos a ciertas condiciones durante varias generaciones se han modificado de la misma manera. Es extremadamente difícil llegar a ninguna conclusión en cuanto a la magnitud de los cambios que se han inducido así definitivamente. No puede, sin embargo, haber mucha duda acerca de muchos pequeños cambios, como el tamaño debido a la cantidad de alimentos, el color debido a la naturaleza del alimento, el grosor de la piel y el cabello del clima, etc Cada una de las infinitas variaciones que vemos en el plumaje de nuestras gallinas debe haber tenido alguna causa eficiente, y si la misma causa actuase uniformemente durante una larga serie de generaciones en muchos individuos, todos probablemente sería modificada de la misma manera. Hechos tales como los complejos y extraordinarios crecimientos de que  siguen a la inserción de una gota de veneno por un insecto que producen agallas, nos enseñan qué modificaciones singulares podrían resultar en el caso de las plantas a partir de un cambio químico en la naturaleza de la savia.

Imagen: Estatua de Lamarck en el Jardin des Plantes. Tomada de OOkaboo.

Etiquetas: , ,

Lamarckismo sin Lamarck ya en el primer párrafo del primer capítulo (décimo párrafo de El Origen de las Especies)

 

 

Comienza el primer capítulo de El Origen………. Dedicado a “Variation under domestication” con un epígrafe titulado “Causes of Variability”.  Asume el autor que las causas de variación deben ser las mismas en la naturaleza que en estado doméstico, pero ni se toma la molestia de indicarlo ni explica el porqué. Directamente empieza su travesía:

When we compare the individuals of the same variety or sub-variety of our older cultivated plants and animals, one of the first points which strikes us is, that they generally differ more from each other than do the individuals of any one species or variety in a state of nature. And if we reflect on the vast diversity of the plants and animals which have been cultivated, and which have varied during all ages under the most different climates and treatment, we are driven to conclude that this great variability is due to our domestic productions having been raised under conditions of life not so uniform as, and somewhat different from, those to which the parent species had been exposed under nature. There is, also, some probability in the view propounded by Andrew Knight, that this variability may be partly connected with excess of food. It seems clear that organic beings must be exposed during several generations to new conditions to cause any great amount of variation; and that, when the organisation has once begun to vary, it generally continues varying for many generations. No case is on record of a variable organism ceasing to vary under cultivation. Our oldest cultivated plants, such as wheat, still yield new varieties: our oldest domesticated animals are still capable of rapid improvement or modification.

 

Que traduzco:

 

Cuando comparamos los individuos de la misma variedad o sub-variedad de nuestras más viejas plantas y animales cultivados, uno de los primeros puntos que llama la atención es, que generalmente difieren más entre sí que los individuos de una especie o variedad en un estado de naturaleza. Y si reflexionamos sobre la vasta diversidad de las plantas y animales que han sido cultivados, y que han variado durante todas las edades en los más diferentes climas y tratamientos, nos vemos forzados a concluir que esta gran variabilidad se debe a que nuestras producciones domésticas han sido criadas en condiciones de vida no tan uniformes, y de alguna manera diferentes de aquellas a las que la especie madre ha estado expuesta en la naturaleza. Hay, también, una cierta probabilidad en la opinión propuesta por Andrew Knight, que esta variabilidad puede estar en parte relacionada con el exceso de alimento. Parece claro que los seres orgánicos deben ser expuestos durante varias generaciones a condiciones nuevas para causar gran cantidad de variación, y que, cuando la organización ha comenzado a variar una vez, continúa generalmente variando durante muchas generaciones.  No hay registro de un organismo variable que deje de variar bajo cultivo. Nuestras plantas cultivadas más antiguas, como el trigo, todavía dan  variedades nuevas: nuestros animales domésticos más antiguos aún son capaces de una rápida mejora o modificación.

En resumen: Si se toman individuos de la naturaleza y se someten a distintas condiciones, la diversidad aumenta en función de las condiciones ambientales. Las condiciones ambientales resultan en cambios heredables.  En el capítulo séptimo de  su obra titulada Philosophie Zoologique, Lamarck presentaba ésta cuestión con el título:

De l’ influence des circonstances sur les actions et les habitudes des animaux, et de celle des actions et des habitudes de ces corps vivans,comme causes qui modifient leur organisation et leurs parties.

Así en la página 219 se lee:

 

je vais essayer de montrer combien est grande l’ influence qu’ exercent ces circonstances
sur la forme générale, sur l’ état des parties, et même sur l’ organisation des corps vivans. Ainsi, c’ est de ce fait très-positif dont il va être question dans ce chapitre……

 

Que traduzco:

Intentaré mostrar cuán grande es la influencia que ejercen estas circunstancias sobre la forma general, sobre las partes , e incluso en la organización de los cuerpos vivos. Así, este hecho demostrado  se discutirá en este capítulo … …

Y un poco más adelante entre muchos ejemplos encontramos éste del Ranúnculo:

Tant que le ranunculus aquatilis est enfoncé dans le sein de l’ eau, ses feuilles sont toutes finement découpées et ont leurs divisions capillacées ; mais lorsque les tiges de cette plante atteignent la surface de l’ eau, les feuilles qui se développent dans l’ air sont élargies, arrondies et simplement lobées. Si quelques pieds de la même plante réussissent à pousser, dans un sol seulement humide, sans être inondé, leurs tiges alors sont courtes, et aucune de leurs feuilles n’ est partagée en découpures capillacées ; ce qui donne lieu au ranunculus hederaceus, que les botanistes regardent comme une espèce, lorsqu’ ils le rencontrent.

Que traduzco:

Mientras que el Ranunculus aquatilis está sumergido en el seno del agua, sus hojas son finas
y sus divisiones capilares , pero cuando los tallos de esta planta llegan a la superficie, las hojas que crecen en el aire se expanden,  y son redondeadas y con lóbulos simples.  Si algunos pies de la misma planta llegan a crecer  en el suelo húmedo, sin ser inundados, entonces sus  tallos son cortos, y ninguna de sus hojas se divide en formas capilares, lo cual da lugar al Ranunculus hederaceus, que los  botánicos admiten como una especie, cuando se lo encuentran.


 

Imagen: Estatua de lamarck en el Jardin des Plantes, de Science Photo Library.

 



Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

Fundamento del darwinismo: La fe en la selección natural manifiesta en el noveno párrafo de El Origen de las Especies

 

Poco sabemos del origen de las especies: casi tan poco  como hace ciento cincuenta años.  Tampoco sabemos mucho acerca de las relaciones entre los seres que viven a nuestro alrededor, cuestión que  nos importa menos hoy que hace ciento cincuenta años.

Empero,  algo sabemos. Por ejemplo, que la Ciencia no trata tanto de si las cosas son o no posibles, como de las demostrables.  No consiste en llevar la contraria a una supuesta mayoría ignorante, y menos inventada por el propio autor, sino más bien al contrario, en reconocer cuanto hay de valor en las opiniones, sean mayoritarias, minoritarias o el producto de mentes excepcionales.

No se trata,  ni hoy ni hace cien o doscientos años, de saber si  las especies son o no son inmutables,  sino de saber cómo cambian.  Lamarck ya se había hecho la pregunta correcta cuando Darwin vestía pantalón corto.  El  error de Darwin se disimula mal y, aunque la magnitud de sus consecuencias todavía  se desconoce, en el punto de partida  tiene  dos aspectos:

1.  Confundirse de cuestión.  Presentando una que no lo es (¿Cambian las especies?) en lugar de la adecuada (¿Cómo cambian las especies?)

2. Asociar Hecho y Mecanismo, proceso y explicación. Todo en uno. Quedarse contento con una explicación que no explica y concluir ya en la introducción de manera que la Selección Natural es presentada como principio, dogma o axioma y no como conclusión de un conjunto de trabajos:

estoy convencido de que la selección natural ha sido el más importante, si no el único, medio de modificación.

Convencido, es decir tengo fe, porque tal convencimiento es expresado en la introducción y no en las conclusiones. Como si un juez pudiera dictar su veredicto antes del juicio. Pues no. Primero escuche los argumentos,  póngalos por escrito en los capítulos de su libro y a continuación, saque usted sus conclusiones.  No antes.

La misma fe, carente de todo fundamento, que Charles Darwin tiene en la selección natural, es la fe que Richard Dawkins tiene en la lucha entre genes para construir máquinas de supervivencia.

Pero en Ciencia no es suficiente con que un autor esté convencido, sino que su tarea consiste en  convencer a los demás.  A tal fin,  y antes de  manifestarlo , debería haber explicado Darwin el porqué de su convencimiento.  Haber aportado las pruebas suficientes. Si así fuese, la expresión de tal convencimiento estaría al final de la obra y no al final de su introducción. Si el autor se convence a sí mismo y pretende convencer a los demás sin pruebas eso no es ciencia, sino  poder de persuasión.  Nos encontramos así, no ante un científico, sino ante un gurú. El  darwinismo consiste en tener esa fe en la selección natural que, tanto en Darwin como en Dawkins , es independiente de toda evidencia científica.

 

 

 

 

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

No one ought to feel surprise at much remaining as yet unexplained in regard to the origin of species and varieties, if he make due allowance for our profound ignorance in regard to the mutual relations of the many beings which live around us. Who can explain why one species ranges widely and is very numerous, and why another allied species has a narrow range and is rare? Yet these relations are of the highest importance, for they determine the present welfare and, as I believe, the future success and modification of every inhabitant of this world. Still less do we know of the mutual relations of the innumerable inhabitants of the world during the many past geological epochs in its history. Although much remains obscure, and will long remain obscure, I can entertain no doubt, after the most deliberate study and dispassionate judgment of which I am capable, that the view which most naturalists until recently entertained, and which I formerly entertained—namely, that each species has been independently created—is erroneous. I am fully convinced that species are not immutable; but that those belonging to what are called the same genera are lineal descendants of some other and generally extinct species, in the same manner as the acknowledged varieties of any one species are the descendants of that species. Furthermore, I am convinced that natural selection has been the most important, but not the exclusive, means of modification.

Nadie debe sentirse sorprendido por tanto como queda todavía inexplicado respecto al origen de las especies y variedades, si tenemos en cuenta nuestra profunda ignorancia en lo que respecta a las relaciones mutuas de los muchos seres que viven a nuestro alrededor. ¿Quién puede explicar por qué una especie se extiende ampliamente y es muy numerosa, y por qué otra especie afín tiene un rango estrecho, y es rara? Sin embargo, estas relaciones son de suma importancia, ya que determinan el bienestar presente y, como creo, el éxito futuro y la variación de todos los habitantes de este mundo. Menos aún sabemos de las relaciones mutuas de los innumerables habitantes del mundo durante las muchas épocas geológicas pasadas de su historia. Aunque mucho es lo que queda oscuro, y quedará en la oscuridad durante largo tiempo, puedo mantener, sin duda, después del estudio más deliberado y del más desapasionado juicio de que soy capaz, que la opinión que la mayoría de los naturalistas han mantenido hasta  hace poco , y que yo he mantenido anteriormente , es decir, que cada especie ha sido creada independientemente, es errónea. Estoy plenamente convencido no sólo de que las especies no son inmutables, sino que las que pertenecen a lo que se llama el mismo género son descendientes directos de alguna otra especie extinta  de la misma manera que las variedades reconocidas de cualquier especie son descendientes de ésta . Además, estoy convencido de que la selección natural ha sido el más importante, si no el único, medio de modificación.

**************************************************************

 

 

Etiquetas: , , , ,

Lamarck rehabilitado

Lo revolucionario es siempre el pensamiento; no hay otra cosa que el
pensamiento para revolucionar.

Juan Benet. Cartografía personal. p 132. Cuatro Ediciones. Valladolid 1997

Linaria lamarckiana. Tomada de Waste magazine

Es un placer anunciar hoy  la tan esperada rehabilitación de Lamarck.  La  investigación molecular de los mecanismos de herencia de caracteres adquiridos convertida  en realidad.

En el resumen de su artículo “Inheritance of acquired traits in plants (Reinstatement of Lamarck)” , publicado en Plant Signalling and Behaviour este mes de abril de 2010, Hiroshi Sano explica:

(más…)

Etiquetas: ,

Alumnos españoles en los cursos de Lamarck

Entre los alumnos españoles del curso de Lamarck en el Museo de Historia Natural de Paris, algunos fueron reconocidos científicos como Carles Gimbernat y Joseph Garriga. Otros tuvieron actividades diversas en el mundo editorial y periodístico como Pedro María Olivé. Ninguno de ellos, que yo sepa, se dedicó a una función de apostolado, predicando por el mundo la “buena nueva” de la transformación de las especies. ¿Por qué?

Esto puede ser una muestra de que tanto la transformación de las especies (o, si se prefiere,  la evolución) más que la teoría científica revolucionaria que se nos ha venido ofreciendo, es otra cosa. Ni la transformación de las especies de Lamarck, ni la posterior evolución son algo que haya abierto los ojos a una manera radicalmente nueva de contemplar el mundo. Ambas han sido más bien reflejos de una misma manera, ya antigua, de ver la naturaleza; es decir, más que una novedad científica, innovaciones intelectuales con profundas connotaciones humanas y sociales que, gustarán más o menos, pero siempre han estado latentes; que, además, nunca podremos verificar experimentalmente en su totalidad y que dificilmente podrían haber servido  como fuente de algún cambio social importante, si el cambio no hubiese estado ya en marcha. Estudiar la transformación de las especies o la evolución, así en general, puede resultar en cualquier época tan útil e interesante como cualquier otra actividad, por ejemplo la litografía y quizás en aquella había menos de revolucionario y novedoso que en ésta. Mucho menos, en todo caso, de lo que se nos ha venido contando.

 

(más…)

Etiquetas:

Los cursos de Lamarck en el Museo Nacional de Historia Natural

El Museo Nacional de Historia Natural de Paris fue una institución creada en la Revolución Francesa en un decreto del 10 de Junio de 1793. En él explicó, año tras año, Lamarck su teoría de transformación de las especies. En la fundación del Museo, Joseph Lacanal había seguido un proyecto antiguo de Buffon y Daubenton. En él se habilitan doce cátedras que son las siguientes:

(más…)

Etiquetas:

Cien años malinterpretando a Lamarck: se descubre el pastel

La figura histórica de Darwin ha fagocitado, no sólo a la de Lamarck, sino a la de todos y cada uno de los estudiosos de la evolución del siglo XIX. El descubrimiento de esta fagocitosis o, al menos, eclipsamiento, que empieza a manifestar una realidad palmaria entre biólogos y especialistas en evolución, promete ser una fuente de sorpresas. Para entender lo que pueda haber de inteligible en evolución, primero habrá que hacer una criba y analizar rigurosamente cómo se nos ha contado la historia, porque el relato científico está lleno de aspectos sociales turbulentos. El mensaje nos llega hoy lleno de ruido y hay preguntas que responder, por ejemplo:

¿Qué interés histórico ha habido en ensalzar a Darwin a expensas de Lamarck?.

El propio Gould, escritor prolífico que a veces deja escapar párrafos de indudable honestidad, en su libro nos da una pista:

(más…)

Etiquetas: , ,

Cien años malinterpretando a Lamarck: ejemplo de una injusticia

Quien analiza la obra de un autor del pasado se enfrenta a su tarea con enorme libertad, pero tanta libertad es una herramienta delicada. Si se utiliza de manera sesgada, buscando un propósito diferente de manifestar las cosas como fueron, entonces a la postre, se pondrán de manifiesto las auténticas intenciones que le motivaron a hacer tal análisis y que no obedecieron exactamente a la necesidad de una exposición clara y honesta de los hechos, sino a otros motivos, a menudo de mayor rentabilidad.

Lamarck, que como veíamos había sido uno de los primeros autores en abordar de modo valiente y original el tema de la transformación de las especies, asumió obviamente ciertos riesgos que resultaron en una serie de imperfecciones visibles en su obra (desde la óptica actual). Nada hay más fácil para un analista posterior de su obra que destacar dichas imperfecciones. Cuvier, contemporáneo de Lamarck, ya dejó escritos que ayudan en esta fácil tarea.

(más…)

Etiquetas: , ,