Un triunfador

 

Para mi, aunque parezca paradójico, la figura de Lamarck es la de un triunfador. Un triunfador, no en la posteridad, como profetizaba su amante hija, sino que alcanzó la meta perseguida durante su propia existencia.

Otros hombres, más dúctiles y adaptables, menos opuestos a los errores y prejuicios de su época, más propensos a ceder y contemporizar, suelen alcanzar la riqueza y sienten sus hombros encorvarse bajo el peso de los honores recibidos.

 

A esos son a los que comúnmente se considera triunfadores. Y, sin embargo, cuántos de ellos en la soledad de su gabinete de trabajo o en el silencio callado de su alcoba, pensarán entristecidos en todos los retorcimientos de su inteligencia que han tenido necesidad de hacer para llegar a escalar la cúspide en que se encuentran. Y mientras el coro de alabanzas canta su gloria, más de un rubor incontenible debe decirles que, en realidad, hay mucho de falso en ella o es demasiado el precio que en simulaciones y mentiras pagaron por alcanzarla.

 

Página 4 del libro  “Lamarck intérprete de la naturaleza” de  Enrique Beltrán,

México 1945 (Tall. Graf. de la Nación). Tirada de cien ejemplares (100).

Imagen: Palaua morchara (Malváceas) del herbario de Lamarck

 

Related posts:

  1. Cien años malinterpretando a Lamarck: se descubre el pastel
  2. Lamarck rehabilitado
  3. Cien años malinterpretando a Lamarck: ejemplo de una injusticia
  4. Cuestiones pendientes en torno a Lamarck
  5. Reconsiderando a Lamarck
Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

“Otros hombres, más dúctiles y adaptables, menos opuestos a los errores y prejuicios de su época, más propensos a ceder y contemporizar, suelen alcanzar la riqueza y sienten sus hombros encorvarse bajo el peso de los honores recibidos.”

Cuanta razón tiene esto y con que frecuencia se cumple…

Aunque habría que definir triunfo.

Normalmente el triunfo no se consigue en vida.

Como me dijo uno de mis mentores en mi etapa postdoctoral en Estados Unidos lo importante es que lo que dejas a las generaciones que te siguen.

Cuantos que “triunfan” no dejan nada.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..