Archivo de mayo 21st, 2015

Errores elementales de reflexión en el párrafo octingentésimo segundo de El Origen de las Especies

Lean, por favor, el comienzo de este párrafo y díganme si soy yo el único que ve aquí un problema:

 

Como la Geología claramente proclama que todos los países han sufrido grandes cambios físicos, podíamos haber esperado encontrar que los seres orgánicos han variado en estado natural del mismo modo que han variado en estado doméstico, y si ha habido alguna variabilidad en la naturaleza, sería un hecho inexplicable que la selección natural no hubiese entrado en juego.

 

 

 

 

802

 

As geology plainly proclaims that each land has undergone great physical changes, we might have expected to find that organic beings have varied under nature, in the same way as they have varied under domestication. And if there has been any variability under nature, it would be an unaccountable fact if natural selection had not come into play. It has often been asserted, but the assertion is incapable of proof, that the amount of variation under nature is a strictly limited quantity. Man, though acting on external characters alone and often capriciously, can produce within a short period a great result by adding up mere individual differences in his domestic productions; and every one admits that species present individual differences. But, besides such differences, all naturalists admit that natural varieties exist, which are considered sufficiently distinct to be worthy of record in systematic works. No one has drawn any clear distinction between individual differences and slight varieties; or between more plainly marked varieties and subspecies and species. On separate continents, and on different parts of the same continent, when divided by barriers of any kind, and on outlying islands, what a multitude of forms exist, which some experienced naturalists rank as varieties, others as geographical races or sub species, and others as distinct, though closely allied species!

 

Como la Geología claramente proclama que todos los países han sufrido grandes cambios físicos, podíamos haber esperado encontrar que los seres orgánicos han variado en estado natural del mismo modo que han variado en estado doméstico, y si ha habido alguna variabilidad en la naturaleza, sería un hecho inexplicable que la selección natural no hubiese entrado en juego. Con frecuencia se ha afirmado esto; pero la afirmación no es susceptible de demostración, pues la intensidad de la variación en estado natural es sumamente limitada. El hombre, aunque obrando sólo sobre los caracteres externos y muchas veces caprichosamente, puede producir dentro de un corto período un gran resultado sumando en sus producciones domésticas simples diferencias individuales. Pero, aparte de estas diferencias, todos los naturalistas admiten la existencia de variedades naturales que se consideran lo suficientemente distintas para que merezcan ser registradas en las obras sistemáticas. Nadie ha trazado una distinción clara entre las diferencias individuales y las variedades pequeñas, ni entre las variedades claramente señaladas y las subespecies y especies. En continentes separados, o en partes diferentes del mismo continente cuando están separadas por obstáculos de cualquier clase, o en islas adyacentes, ¡qué multitud de formas existe que los naturalistas experimentados clasifican: unos, como variedades; otros, como razas geográficas o subespecies, y otros, como especies distintas, aunque muy próximas!

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas: