El bueno el feo y el malo (Tercera parte): Motivos para la difusión de la tautología (SN) y cambio de película

El artículo titulado “The Young, the Weak and the Sick: Evidence of Natural Selection by Predation” publicado recientemente en Plos One y comentado en las entradas anteriores es buen  ejemplo para analizar los elementos que construyen los textos darwinistas.

Cierto es que sobrevivirá el más apto. De esto no queda la menor duda, pero siendo la  competición tan constante e importante  inevitablemente ha de levantar vapores, entre ellos un inevitable tufillo a …….¿a qué? Pronto lo veremos…..

Un contenido, por lo general modesto,  queda lejos  de las conclusiones y luego se pierde hasta no tener nada  que ver con los titulares de prensa.  Intenciones múltiples van descubriéndose por estos caminos, acá y allá: en la lectura del artículo original o por los rincones en sus reseñas.  Otras quedan sin expresar patentemente pero surgen tras el análisis cuidadoso y siempre, detrás de todo, ese tufillo.

El contenido de este artículo es sorprendentemente simple. Trata sobre las características de las gaviotas que sobreviven en un vertedero cuando se trata de reducir sus poblaciones mediante disparos o con predadores (halcones). Una de sus conclusiones es que los halcones tienden a capturar gaviotas con musculaturas más débiles que aquellas que perecen a consecuencia de los disparos.

Probablemente habría sido difícil publicar el estudio si sus autores se hubiesen limitado a describir fielmente los resultados.  Su impacto,  en cualquier caso,  habría sido bajo y casi nadie hablaría de ello. Para conseguir el  impacto social deseado, los autores en el furor de la competición, han debido hacer una pirueta arriesgada: Convertir su trabajo en bandera para defensa del darwinismo y de la Selección Natural. Al hacerlo convierten sus resultados en paradigma darwinista y abren las puertas de la interpretación.  De paso y ya una vez abiertas, también puede ser que veamos un ejemplo de ciencia subliminal, es decir aquella cuyos fines pueden ser tan variados que algunos permanecen ocultos, como por debajo del nivel de la consciencia del lector y puede que también de algún autor. Por supuesto sin lugar a dudas y como casi siempre, se trata de ciencia subliminal para el comentarista de la prensa que pondrá los titulares más estrafalarios sin  tener ni idea de lo que se trata.

Por debajo de la bandera ondeante y victoriosa, el  trabajo muestra aspectos generales compartidos con el muestrario de publicaciones darwinistas. Algunos de ellos son: Artificio literario, ambigüedad, difusión enorme y confusa. Además de ondear la bandera, porta el viento un cierto tufillo…..como a…..

Sabido es que el propio Darwin tenía interés en la eugenesia, el diseño social bajo el control de unas élites; un interés bien lejano del puro y altruista conocimiento en que haría pensar la lectura del comienzo del título “Origen de las Especies”. Fuera cual fuese la intención inicial, el ambiguo concepto de Selección Natural pronto aparece y es más útil a la eugenesia que a la Ciencia. De aquí aquel olor en el aire al que nos referíamos arriba. Olor fuerte decididamente a eugenesia. En el suelo, resultados.

Llamar a unos resultados confirmación de la Selección Natural significa no haber entendido al menos dos cosas:

Primera, que la SN, una tautología, ni  necesita ni admite confirmación y

Segunda, que la SN propuesta por Darwin tiene que ver, al menos a juzgar por el título de su obra (On the Origin of Species by Means of Natural Selection or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life) con la formación de especies y no con el cambio de frecuencias en poblaciones.

Pero además y como veíamos, llama la atención que se venga ahora a pretender demostrar aquello cuyo sesquicentenario se celebró a bombo y platillo el año pasado. Tal pretensión  tiene el efecto contrario al deseado y termina por dar la razón a los críticos de Darwin que, durante ciento cincuenta y un años, han manifestado que, como tautología, la SN es imposible de demostrar.

Teniendo en cuenta todo este complejo panorama en el que los partidarios de la SN llevan ya ciento cincuenta y un años intentando la imposible demostración de lo indemostrable, más consiguiendo el éxito editorial a base de crear y atizar confusión, lo que más destaca en toda esta historia es la espectacular difusión del mencionado artículo en la prensa y demás medios de manipulación de masas, algo que no le es exclusivo sino que viene a reproducir lo ocurrido con los propios textos darwinistas.

¿Sociales y económicas o científicas?,  ¿qué razones obedecerá semejante despliegue informativo?

En un mundo sometido al poder económico interesa fomentar la competición. La competición por el dinero mantiene a la ciencia en manos del poder económico. Con la ciencia controlada, todo es más manejable.

Tan amplia difusión, haciendo aparecer como ciencia a una noticia cuyo principal contenido carece de interés científico viene a darnos la razón.

Los siguientes medios se han hecho eco de distintas notas de prensa convirtiendo el contenido del artículo en lo que no es; exagerándolo o,  en definitiva,  haciendo propaganda de noticias falsas:

Red Universia:  Darwin tenía razón

FECYT:  Las gaviotas de un vertedero mallorquín prueban la teoría de Darwin

LaRioja.com:  Las gaviotas de Mallorca confirman las teorías de Darwin

Hoy.es: Las gaviotas de Mallorca confirman las teorías de Darwin

El Mundo: Las gaviotas de un vertedero mallorquín prueban la teoría de Darwin

Lainformacion.com: Las gaviotas de Mallorca confirman las teorías de Darwin

ABC.es: Las gaviotas de Mallorca confirman las teorías de Darwin

Diario de Mallorca:Las gaviotas mallorquinas confirman la teoría de Darwin 

Ideal.es: Las gaviotas de Mallorca confirman las teorías de Darwin

Tiempos del Mundo: Gaviotas de un vertedero mallorquín prueban la teoría de Darwin

Noticias.com: Las gaviotas de Mallorca confirman las teorías de Darwin

Tengonoticias.com: Las gaviotas confirman a Darwin

CSIC: Prueban la teoría darwinista en la población de gaviotas del vertedero de Mallorca

Un panorama desolador que no puede silenciar una llamada urgente.

A los responsables tanto del artículo como de su difusión, científicos o implicados en la divulgación de las noticias relacionadas con la ciencia, hay  que recordarles que tienen una responsabilidad pública que debería obligarles a tener cuidado con lo que hacen. Esto incluye el no dar gato por liebre y no hacer pasar por avance en la ciencia lo que es interés de unos pocos.

Una frase del tercer presidente de los EEUU, Thomas Jefferson, en una carta dirigida a su Secretario del Tesoro, puede ayudarles a entender tal responsabilidad social:

“Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron”.

Serie  Gaviotas por el darwinismo:

1. El bueno el feo y el malo (Primera parte): demostración de una tautología

2. El bueno el feo y el malo (Segunda parte): Tres argumentos para acabar de una vez por todas con la selección natural

3. El bueno el feo y el malo (Tercera parte): Motivos para la difusión de la tautología (SN) y cambio de película

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:

Related posts:

  1. El bueno el feo y el malo (Primera parte): demostración de una tautología
  2. El bueno el feo y el malo (Segunda parte): Tres argumentos para acabar de una vez por todas con la selección natural
  3. Sesquicentenario de la Selección Natural: lecturas para entender una tautología
  4. La biología secuestrada. Comentario al artículo de Máximo Sandín titulado “En busca de la biología. Reflexiones sobre la evolución” Segunda Parte: Condiciones para el rescate
  5. Para entender la selección natural: El falso algoritmo y el cuento del león del bosque
Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] ¿Tendrá todo esto algo que ver con algún tipo de defensa de la eugenesia, tan vinculada desde siempre a estos modos de contemplar la evolución? Cabe esta posibilidad que habrá que seguir investigando…… [...]

El artículo en cuestión (“The young, the weak y la madre del cordero”) nos muestra unos resultados de valor incalculable.

Estos resultados básicamente confirman un punto importantísimo de la Selección Natural que se podría resumir en un “los individuos de una población que mueren antes son los enfermos”.

Que en la misma definición de enfermo ya venga el hecho de morir antes que tus compañeros de población es algo sin importancia que no se puede pretender que tengan en cuenta los que se encargan de cosas y teorías tan importantes como las descritas por Darwin. ¡Que es que sois unos puntillosos!

El artículo no demuestra nada de nada. Pero, nada de nada. Es una auténtica tomadura de pelo. Era innecesrio hacer el experimento para saber que íbamos a encontrar finalmente: quien puede lo más puede lo menos. Es un principio de la lógica que no enlaza con la SN: quien es capaz de levantar 100Kgs levanta 10kgs. Quien es capaz de correr a 100 por hora corre 10 por hora. Quien es capaz de alcanzar al que va en cabeza alcanza al rezagado.
Dicho lo que precede, el artículo contiene además un grave error metodológico. En un ave, para la velocidad es tan importante el diamtro del hueso como la masa muscular. Y sólo disponemos de un dato.

Hola Emilio,

en mi opinión el artículo comentado no dice nada sobre las gaviotas sino sobre los halcones. Puede comer más el halcón que sabe detectar a la gaviota que está jodida. No me atrevería yo a decir si además come mejor, nunca me he puesto a comer gaviotas y no puedo por ello saber si las que las están pasando canutas tienen mejor calidad gastronómicas que las otras. También se comprueba otra cosa que se rumore por ahí, que las revistas on-line aceptan publicar cualquier cosa que se les envíe.

Saludos

Miguel

Hola Poliket, Miguel y Juan José R. Calaza,

Muchas gracias por vuestro comentarios, tan diferentes en la forma y sin embargo de idéntico contenido. Efectivamente Miguel parece que algunas revistas tienen un apetito excelente y van engullendo artículos según llegan. Me encantaría poder leer los cometarios de los evaluadores que han aceptado éste. En este sentido y abundando en tu comentario, más que sobre la voracidad de los halcones yo diría que el artículo demuestra la voracidad de las revistas que son capaces de publicar cualquier cosa con tal de que venga aderezada con los giros verbales del dogma imperante. En este sentido tiene razón Poliket, lo importante es que el artículo respete lo que hay que respetar.

Miguel, no solo las online son un negocio. Pero hay que reconocer que PlosOne se lleva la palma, con miles de artículos publicados a unos 1500 euros el artículo… cuando lo calculé me salieron unos 6 millones de euros anuales. Y no se gastan un duro en papel. Y hasta ahora no tienen índice de impacto.

Gracias, Antonio, un dato fundamental que se me había escapado.

(requerido)

(requerido)


*