La hipótesis dada en el capítulo X y otra de las objeciones más graves que nunca se hayan presentado vuelven en el párrafo septingentésimo nonagésimo quinto de El Origen de las Especies

Vuelven a aparecer los argumentos, o mejor dicho la ausencia de argumentos, del capítulo X. El autor ve una naturaleza que es ordenada y discontínua, pero no lo admite. Él prefiere soñar con mundos sumergidos en los que se encierran los eslabones perdidos que proporcionarían la continuidad que afortunadamente no existe.

 

795

 

With respect to the absence of strata rich in fossils beneath the Cambrian formation, I can recur only to the hypothesis given in the tenth chapter; namely, that though our continents and oceans have endured for an enormous period in nearly their present relative positions, we have no reason to assume that this has always been the case; consequently formations much older than any now known may lie buried beneath the great oceans. With respect to the lapse of time not having been sufficient since our planet was consolidated for the assumed amount of organic change, and this objection, as urged by Sir William Thompson, is probably one of the gravest as yet advanced, I can only say, firstly, that we do not know at what rate species change, as measured by years, and secondly, that many philosophers are not as yet willing to admit that we know enough of the constitution of the universe and of the interior of our globe to speculate with safety on its past duration.

 

Por lo que se refiere a la ausencia de estratos ricos en fósiles debajo de la formación cámbrica, puedo sólo recurrir a la hipótesis dada en el capítulo X, o sea que, aun cuando nuestros continentes y océanos han subsistido casi en las posiciones relativas actuales durante un período enorme, no tenemos motivo alguno para admitir que esto haya sido siempre así, y, por consiguiente, pueden permanecer sepultadas bajo los grandes océanos formaciones mucho más antiguas que todas las conocidas actualmente. Por lo que se refiere a que el tiempo transcurrido desde que nuestro planeta se consolidó no ha sido suficiente para la magnitud del cambio orgánico supuesto -y esta objeción, como propuesta por sir William Thompson, es probablemente una de las más graves que nunca se hayan presentado-, sólo puedo decir, en primer lugar, que no sabemos con qué velocidad, medida por años, cambian las especies, y, en segundo lugar, que muchos hombres de ciencia no están todavía dispuestos a admitir que conozcamos bastante la constitución del universo y del interior de nuestro globo para razonar con seguridad sobre su duración pasada.

 

Lectura aconsejada:

 

Related posts:

  1. Resumen del capítulo séptimo titulado Miscelaneous Objections to the Theory of Natural Selection (Objeciones Misceláneas a la teoría de Selección Natural)
  2. Error en el párrafo sexcentésimo nonagésimo quinto del Origen de las Especies
  3. Imperfección anticipada, otra vez Procrusto o la Anti-ciencia en el párrafo ducentésimo quincuagésimo quinto de El Origen de las Especies
  4. El autor expone algunas cuestiones que le han presentado sus oponentes en el párrafo ducentésimo sexagésimo quinto de El Origen de las Especies
  5. Un sinfín de formas intermedias en el párrafo septingentésimo nonagésimo segundo de El Origen de las Especies
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..