Supersimplificación en el párrafo ducentésimo quinto de El Origen de las Especies

205.

 

In some cases we might easily put down to disuse modifications of structure which are wholly, or mainly due to natural selection. Mr. Wollaston has discovered the remarkable fact that 200 beetles, out of the 550 species (but more are now known) inhabiting Madeira, are so far deficient in wings that they cannot fly; and that, of the twenty-nine endemic genera, no less than twenty-three have all their species in this condition! Several facts, namely, that beetles in many parts of the world are very frequently blown to sea and perish; that the beetles in Madeira, as observed by Mr. Wollaston, lie much concealed, until the wind lulls and the sun shines; that the proportion of wingless beetles is larger on the exposed Desertas than in Madeira itself; and especially the extraordinary fact, so strongly insisted on by Mr. Wollaston, that certain large groups of beetles, elsewhere excessively numerous, which absolutely require the use of their wings, are here almost entirely absent. These several considerations make me believe that the wingless condition of so many Madeira beetles is mainly due to the action of natural selection, combined probably with disuse. For during many successive generations each individual beetle which flew least, either from its wings having been ever so little less perfectly developed or from indolent habit, will have had the best chance of surviving from not being blown out to sea; and, on the other hand, those beetles which most readily took to flight would oftenest have been blown to sea, and thus destroyed.

 

En algunos casos podríamos fácilmente atribuir al desuso modificaciones de estructura debidas por completo o principalmente a la selección natural. Míster Wollaston ha descubierto el notable hecho de que 200 especies de coleópteros, entre las 550 -hoy se conocen más- que viven en la isla de Madeira, tienen las alas tan deficientes que no pueden volar, y que, de 29 géneros endémicos, nada menos que 23 tienen todas sus especies en este estado. Varios hechos, a saber: que los coleópteros, en muchas partes del mundo, son con frecuencia arrastrados por el viento al mar y mueren; que los coleópteros en la isla de Madeira, según ha observado míster Wollaston, permanecen muy escondidos hasta que el viento se calma y brilla el sol; que la proporción de coleópteros sin alas es mayor en las Islas Desertas, expuestas a los vientos, que en la misma de Madeira; y especialmente, el hecho extraordinario, sobre el que con tanta energía insiste míster Wollaston, de que determinados grupos grandes de coleópteros, sumamente numerosos en todas partes, que necesitan absolutamente usar de sus alas, faltan allí casi por completo; todas estas varias consideraciones me hacen creer que la falta de alas en tantos coleópteros de la isla de Madeira se debe principalmente a la acción de la selección natural, combinada probablemente con el desuso; pues durante muchas generaciones sucesivas todo individuo que volase menos, ya porque sus alas se hubiesen desarrollado un poco menos perfectamente, ya por su condición indolente, habrá tenido las mayores probabilidades de sobrevivir, por no ser arrastrado por el viento del mar, y, por el contrario, aquellos coleópteros que más fácilmente emprendiesen el vuelo tendrían que haber sido con más frecuencia arrastrados al mar por el viento, y de este modo destruídos.

*****************************************************************************************************

Empieza el párrafo otorgando de manera bien ambigua todavía más funciones ficticias a la selección natural:

 

En algunos casos podríamos fácilmente atribuir al desuso modificaciones de estructura debidas por completo o principalmente a la selección natural.

 

Como siempre nada perdemos si eliminamos de la frase su flatus vocis, la selección natural:

 

En algunos casos podríamos fácilmente atribuir al desuso modificaciones de estructura.

 

Puesto que las modificaciones de estructura son debidas al desuso y no a la selección natural

 

Pero,…¿A qué casos se refiere? Al parecer a los escarabajos de Madeira. Si acaso viniese a ser cierto que han perdido sus alas para no ser enviados sin remisión al mar, entonces ahí tenemos la causa por la cual han perdido sus alas: Porque todos aquellos que volaban perecieron en el mar y por tanto los supervivientes no volaban y dejaron descendencia. Esto es, como digo dudoso, pero si así fuese, en consecuencia las poblaciones sucesivas estarían compuestas por escarabajos no-voladores. No es necesario invocar a la selección natural ni a ningún otro agente imaginario o fantasma semántico alguno.

De cualquier manera, no tienen lugar cambios de especie y todo el proceso puede explicarse perfectamente sin alusión a la selección natural.

Así es falso lo siguiente:

These several considerations make me believe that the wingless condition of so many Madeira beetles is mainly due to the action of natural selection, combined probably with disuse.

 

todas estas varias consideraciones me hacen creer que la falta de alas en tantos coleópteros de la isla de la Madera se debe principalmente a la acción de la selección natural, combinada probablemente con el desuso;

 

Lo correcto sería en todo caso:

 

These several considerations make me believe that the wingless condition of so many Madeira beetles is mainly due to the action of wind that drags to the sea the flying beetles

 

todas estas varias consideraciones me hacen creer que la falta de alas en tantos coleópteros de la isla de la Madera se debe principalmente a la acción del viento, que arrastra hacia el mar a los escarabajos voladores,

Peero……….! Atención! Mucha atención porque hay más todavía que comentar a este párrafo:

 

En su artículo titulado ” The flightless beetles of Madeira”, Roderick Fischer del Kings College (Cambridge) escribe:

 

It would appear then that Darwin’s explanation of flightlessness as an adaptation to island life induced by a wind factor may be an oversimplification.

Sin duda, todo el contenido del libro, y en particular este párrafo, parece ser ni más ni menos que una supersimplificación.

Imagen: Catálogo de Coleópteros de madeira de Vernon Wollanston (1857)

 

Compartir:

Un comentario

  1. […] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts Noticias Relacionadas Falacia y falta de ejemplos en el septuagésimo séptimo párrafo de El Origen de las Especies  El autor sigue aquí hablando sobre unas tablas que no ha presentado a las que aquí se refiere como my tables. La lectura se hace tediosa al no disponer de … SIGA LEYENDO Concentración de problemas en el párrafo ducentésimo segundo de El Origen de las Especies  202.In one sense the conditions of life may be said, not only to cause variability, either directly or indirectly, but likewise to include natural selection, for the conditions determine whether … SIGA LEYENDO Lamarck de incógnito en el párrafo ducentésimo tercero de El Origen de las Especies Volvemos con el mismo tema tratado en el capítulo primero: Los efectos del uso y desuso de los órganos, en apartado de clara tendencia lamarckista, cuyo titulo se ha modificado … SIGA LEYENDO Nueva falacia en el párrafo centésimo sexagésimo quinto de El Origen de las Especies  Si las plantas o animales que habitan un territorio tuviesen las mismas características que las que en él se han establecido o lo han colonizado, entonces aquellas habrían tenido el … SIGA LEYENDO El origen de géneros nuevos se explica igual que el de las especies en el párrafo centésimo octogésimo de El Origen de las Especies  El origen de los géneros se explica aquí igual que el de las especies: descendencia con modificación. Especies diferentes procederán de la misma especie,  géneros distintos, procederán de especies distintas. … SIGA LEYENDO Falacia y falta de ejemplos en el septuagésimo Concentración de problemas en el párrafo ducentésimo segundo Lamarck de incógnito en el párrafo ducentésimo tercero Nueva falacia en el párrafo centésimo sexagésimo quinto El origen de géneros nuevos se explica igual est: ducentésimo, especies, origen, párrafo, quinto, Supersimplificación ← Un hospital moderno, pero sin agua – ABC Color Busqueda Search for: […]

Deja un comentario