El autor expone la otra teoría debida a su pluma en el párrafo ducentésimo vigésimo séptimo de El Origen de las Especies

  Cuando uno pensaba que ya había leido bastante sobre palomas a lo largo de todo el primer capítulo;  cuando uno ya está de sobra convencido de que no tiene nada que ver la tarea de los mejoradores de animales con la vida en el campo; entonces, enmedio de este capítulo quinto titulado ni más ni menos que “Leyes de la Variación”, vuelve el autor a la carga con su tema favorito: La columbicultura.   De nuevo el autor vuelve…