‘Significado de biología’

El origen de la biología en el siglo XIX

La palabra Biología aparece en la literatura en 1766 (Hanov, 1766), luego desaparece para, más tarde reaparecer en dos libros publicados independientemente en Francia y en Alemania (Lamarck, 1802; Treviranus, 1802); no obstante y a pesar de la temprana existencia de la palabra, la Biología como disciplina no existió hasta mucho tiempo después.

Libros que en su título lleven la palabra Biología comienzan a ser frecuentes a finales del siglo XIX en Francia y Alemania (por ejemplo Letourneau, 1878; Erdmann, 1887; Dreyer, F. 1892; Driesch, 1893). Apenas los hay antes de esas fechas, como tampoco existen facultades, departamentos o revistas específicas de esta disciplina. En España, los tratados de Biología son algo posteriores, por ejemplo el titulado “Elementos de Biología General”, de José Gogorza (1905).

(más…)

Etiquetas:

Claude Bernard en el laboratorio II: El páncreas, el silogismo y la experiencia

                  

    Sigo copiando del mismo libro que en la entrada anterior (Bernard, C. 1865. Introducción al Estudio de la Medicina Experimental. Ed Fontanella. Barcelona. 1976), un ejemplo que nos demuestra en primer lugar que, no por envejecer un libro se hace obsoleto y, en segundo lugar que entre los contemporáneos de Darwin, no todo tiene que ser especulación sin fundamento o transnochada sino que hay textos que son todavía de una enorme utilidad porque se escribieron partiendo de experiencias fundamentales.

Segundo ejemplo (continuación del anterior).

Al sacrificar los conejos a los que había hecho comer carne, noté que los quilíferos, blancos y lechosos, comenzaban a ser visibles en el intestino delgado, en la parte inferior del duodeno, a partir de unos treinta centímetros por debajo del píloro. Este hecho atrajo mi atención, porque en los perros los quilíferos comienzan a ser visibles mucho más arriba del duodeno, e inmediatamente después del píloro. Examinando las cosas más de cerca, comprobé que esta particularidad en el conejo coincidía con la inserción del canal pancreático, situado en un punto muy bajo y precisamente cerca del lugar en donde los quilíferos comenzaban a tener quilo vuelto blanco y lechoso por la emulsión de las materias grasas alimenticias.

La observación fortuita de este hecho despertó en mí una idea, e hizo nacer en mi espíritu el pensamiento de que el jugo pancreático bien podía ser la causa de la emulsión de las materias grasas, y, por consiguiente, la de su absorción por los vasos quilíferos. Hice entonces instintivamente el siguiente silogismo: El quilo blanco es debido a la emulsión de la grasa; es así que en el conejo el quilo blanco se forma a partir de la entrada del jugo pancreático en el intestino; luego es el jugo pancreático el que emulsiona la grasa y forma el quilo blanco. Esto era lo que debía juzgarse por la experiencia.

(más…)

Etiquetas:

El espíritu romántico

El espíritu romántico, a veces calificado como panteísta, otras plenamente católico es, a menudo, firmemente religioso. Reconoce la incapacidad del hombre para comprender el mundo, del que es una parte inseparable y la respuesta a este reconocimiento no es una actitud de frustración ni de indiferencia o arrogancia; sino que, por el contrario es una actitud de compromiso, humilde, fuertemente idealista y, a menudo, religiosa. Hay ejemplos conmovedores del espíritu romántico, algunos bien actuales. Por ejemplo, se cuenta de un general español, que cuando iba a ser fusilado, escribió a su mujer diciendo: Muero, pero como mueren los héroes.

El poeta Jean Paul expresa la religiosidad del romanticismo de una manera vigorosa cuando escribe:

(más…)

Etiquetas: ,

¿En qué consiste el genio? I Aproximación con ejemplos variados

Se oyen a menudo las palabras genio, genial, genialidad. ¿Pero en qué consiste el genio?. ¿Se puede explicar desde una perspectiva biológica?. Vamos por partes.

En general, entendemos que alguien es un genio cuando destaca excepcionalmente en una actividad, por lo general científica o artística. Hay que subrayar aquí el término “excepcionalmente”, porque una capacidad notable o excelente puede no ser suficiente. El genio tiene que ser excepcional y esto contribuye a rodearlo de una aureola de misterio separándolo de todo aquello que la ciencia suele analizar. Simplemente porque, por definición, la ciencia huye de lo excepcional y busca lo reproducible.

°º¤ø,¸¸,ø¤º°`°º¤ø,¸¸,ø¤º°`°º¤ø,¸¸,ø¤º°`°º¤°º¤ø,¸¸,ø¤

(más…)

Etiquetas: ,

La biología es una ciencia experimental

De la entrada anterior, había quedado pendiente la explicación detallada a la respuesta contundente que dábamos a la pregunta: ¿Qué es la biología?. La respuesta contundente era ésta: La biología es una ciencia experimental.

Y sin embargo, por el cada vez más ambiguo mundo de la divulgación científica y de la enseñanza, sin hacer énfasis en este aspecto clave, se sigue afirmando vagamente que la biología es la ciencia que estudia la vida. Pues no: está claro que esta definición no basta; entre otras cosas porque, como veíamos, el estudio y la vida son toros de lidia difíciles de poner en la misma yunta.

Decir que la biología es la ciencia que estudia la vida es dar una definición deficiente, porque: ¿Qué es eso de estudiar la vida?. ¿Acaso todo estudio no es estudio de la vida?, ¿Y acaso la principal conclusión de todos los estudios no es que la vida mal se deja estudiar?. Justamente, el auténtico saber de Ortega (saber a qué atenerse) es la prueba palpable de que saber en la vida no consiste precisamente en estudiar, porque para saber a qué atenerse no es necesario el estudio.

(más…)

Etiquetas: , , ,

La palabra Biología III: Su significado actual y real

Ya decíamos en una de las primeras entradas del blog que se equivocan de medio a medio quienes, al escribir sus historias de la biología, encuentran material en cualquier momento histórico. La biología es una ciencia experimental que no pudo existir sin un Método Científico bien desarrollado.

En su libro “Las palabras y las cosas” (1969), Michel Foucault lo explica claramente:

Se quieren hacer historias de la biología en el siglo XVIII, pero no se advierte que la biología no existía y que su corte del saber, que nos es familiar desde hace más de ciento cincuenta años, no es válido en un período anterior. Y si la biología era desconocida, lo era por una razón muy sencilla: la vida misma no existía. Lo único que existía eran los seres vivientes que aparecían a través de la reja del saber constituida por la historia natural,….”

Y también:

Hay Historia Natural porque lo Mismo y lo Otro sólo pertenecen a un único espacio; algo así como la biología se hace posible cuando esta unidad de plan empieza a deshacerse y surgen las diferencias en un fondo de una identidad más profunda y como más seria que aquélla.”

Es decir, la biología comienza a vislumbrarse cuando los motivos de igualdad entre los seres vivos comienzan a imponerse a las diferencias: La Teoría Celular, la evolución, la identidad en los principios de la bioquímica y de la genética…, sientan las bases que, de una vez por todas, la hacen posible.

(más…)

Etiquetas: , , ,

La palabra Biología II: Su significado etimológico

La palabra biología viene del griego antiguo: bios y logos. La vida y la palabra: dos toros de lidia unidos por una yunta invisible y ciertamente trágica. Aunque no sabemos lo que para un griego era la vida, sospechamos que no era idéntico a lo que es hoy; con logos es todavía peor. Casi es más dificil pensar lo que quería decir un griego cuando decía logos que cuando decía bios.

La familia del logos griego, sus hijos y derivados es amplia, abarca muchos significados: la lógica, el razonamiento, el lenguaje, el discurso, pero también…… la palabra en su sentido más amplio y más rico, la palabra no como lo que es hoy, es decir algo vano; sino la palabra como voluntad: fuente y origen de toda acción y quizás también el reflejo de una razón o principio ordenador del Universo. La devaluación sufrida por el lenguaje y las palabras la han pagado más cara éstas que son esenciales. Cara la ha pagado el lenguaje deteriorado y  cara también la paga una palabra que ya nadie tiene.

(más…)

Etiquetas: , , ,

Historia y Biología II

Puede que, como decía Toynbee en la entrada anterior, la historia tenga mucho de ficción. Y si la historia tiene mucho de ficción, entonces agarréenseeeeee……….

Si es así, entonces es casi seguro que la historia de la biología también tendrá mucha ficción. Tanto los biólogos profesionales como los aficionados deberemos estar preparados al respecto si queremos tener puntos de vista adecuados y emitir opiniones maduras. Ahora bien, lamentable o afortunadamente, para analizar la frase y ver qué puede haber de bueno en ella, cuánto de ficción en la ciencia, tenemos la obligación de conocer la historia, algo que no siempre ocurre porque la especialización científica del mundo moderno nos lleva a vivir en compartimentos separados.  Por ejemplo, abundan los textos sobre historia de la biología y,…de momento no diré dónde,… que empiezan hablando de la biología en los textos de Aristóteles o en la Edad Media…….

Se equivocan de medio a medio.

(más…)

Etiquetas: , , ,