Posts etiquetados con ‘Falacias y perogrulladas de Charles Darwin’

Explicándose por fin en el párrafo septingentésimo décimo sexto de El Origen de las Especies

Lo que el autor no ha hecho en los setecientos quince párrafos precedentes promete hacerlo ahora. Así, quien acaba de decirnos dos párrafos atrás esto:

 

por lo que se refiere al valor relativo de los diferentes grupos de especies, tales como órdenes, subórdenes, familias, subfamilias y géneros, me parece, por lo menos actualmente, casi arbitrario

 

Y en el párrafo anterior esto:

 

pues toda clasificación verdadera es genealógica;

 

Y esto otro:

 

..que la comunidad de descendencia es el lazo oculto que los naturalistas han estado buscando inconscientemente

 

Ahora viene y nos explica las bases de la clasificación. Uno comprende entonces que Agassiz, que era una buena persona, hubiera reaccionado enérgicamente frente a esta invasión.

 

Y lo que es peor, vuelve para su explicación al cuadro imaginario que había pintado en el capítulo fundamental de su libro, ese en el que pretenciá definir la Selección Natural, y recordando ese cuadro imaginario nos dice ahora:

 

pueden todos ser llamados primos en el mismo millonésimo grado,…

 

Efectivamente, todos podemos llamarnos primos en el millonésimo grado, pero más que por nuestro supuesto parentesco, por nuestra credulidad y la facilidad para manipularnos.

 

 

 

 

716.

 

But I must explain my meaning more fully. I believe that the ARRANGEMENT of the groups within each class, in due subordination and relation to each other, must be strictly genealogical in order to be natural; but that the AMOUNT of difference in the several branches or groups, though allied in the same degree in blood to their common progenitor, may differ greatly, being due to the different degrees of modification which they have undergone; and this is expressed by the forms being ranked under different genera, families, sections or orders. The reader will best understand what is meant, if he will take the trouble to refer to the diagram in the fourth chapter. We will suppose the letters A to L to represent allied genera existing during the Silurian epoch, and descended from some still earlier form. In three of these genera (A, F, and I) a species has transmitted modified descendants to the present day, represented by the fifteen genera (a14 to z14) on the uppermost horizontal line. Now, all these modified descendants from a single species are related in blood or descent in the same degree. They may metaphorically be called cousins to the same millionth degree, yet they differ widely and in different degrees from each other. The forms descended from A, now broken up into two or three families, constitute a distinct order from those descended from I, also broken up into two families. Nor can the existing species descended from A be ranked in the same genus with the parent A, or those from I with parent I. But the existing genus F14 may be supposed to have been but slightly modified, and it will then rank with the parent genus F; just as some few still living organisms belong to Silurian genera. So that the comparative value of the differences between these organic beings, which are all related to each other in the same degree in blood, has come to be widely different. Nevertheless, their genealogical ARRANGEMENT remains strictly true, not only at the present time, but at each successive period of descent. All the modified descendants from A will have inherited something in common from their common parent, as will all the descendants from I; so will it be with each subordinate branch of descendants at each successive stage. If, however, we suppose any descendant of A or of I to have become so much modified as to have lost all traces of its parentage in this case, its place in the natural system will be lost, as seems to have occurred with some few existing organisms. All the descendants of the genus F, along its whole line of descent, are supposed to have been but little modified, and they form a single genus. But this genus, though much isolated, will still occupy its proper intermediate position. The representation of the groups as here given in the diagram on a flat surface, is much too simple. The branches ought to have diverged in all directions. If the names of the groups had been simply written down in a linear series the representation would have been still less natural; and it is notoriously not possible to represent in a series, on a flat surface, the affinities which we discover in nature among the beings of the same group. Thus, the natural system is genealogical in its arrangement, like a pedigree. But the amount of modification which the different groups have undergone has to be expressed by ranking them under different so-called genera, subfamilies, families, sections, orders, and classes.

 

Pero debo explicar más completamente mi pensamiento. Creo yo que la ordenación de los grupos dentro de cada clase, con la debida subordinación y relación mutuas, para que sea natural, debe ser rigurosamente genealógica; pero que la cantidad de diferencia en las diferentes ramas o grupos, aun cuando sean parientes en el mismo grado de consanguinidad con su antepasado común, puede diferir mucho, siendo esto debido a los diferentes grados de modificación que hayan experimentado, y esto se expresa clasificando las formas en diferentes géneros, familias, secciones y órdenes. El lector comprenderá mejor lo que se pretende decir si se toma la molestia de recurrir al cuadro del capítulo IV. Supondremos que las letras A a L representan géneros afines que existieron durante la época silúrica, descendientes de alguna forma aun más antigua. En tres de estos géneros (A, F e I), una especie ha transmitido hasta la actualidad descendientes modificados, representados por los quince géneros (a14 a z14) de la línea superior horizontal. Ahora bien; todos estos descendientes modificados de una sola especie están relacionados en igual grado por la sangre o descendencia; metafóricamente, pueden todos ser llamados primos en el mismo millonésimo grado, y, sin embargo, se diferencian mucho y en diferente medida unos de otros. Las formas descendientes de A, separadas ahora en dos o tres familias, constituyen un orden distinto de los descendientes de I, divididas también en dos familias. Tampoco las especies vivientes que descienden de A pueden ser clasificadas en el mismo género que el antepasado A, ni las descendientes de I en el mismo género que su antepasado I. Pero el género viviente f14 puede suponerse que se ha modificado muy poco, y entonces se clasificará en un género con su antepasado F, del mismo modo que un corto número de organismos todavía vivientes pertenecen a géneros silúricos. De manera que ha llegado a ser muy diverso el valor relativo de las diferencias entre estos seres orgánicos, que están todos mutuamente relacionados por el mismo grado de consanguinidad. Sin embargo, su ordenación genealógica permanece rigurosamente exacta, no sólo en la actualidad, sino en todos los períodos genealógicos sucesivos. Todos los descendientes de A habrán heredado algo en común de su común antepasado, lo mismo que todos los descendientes de I; lo mismo ocurrirá en cada rama secundaria de descendientes y en cada período sucesivo. Sin embargo, si suponemos que un descendiente de A o de I se ha llegado a modificar tanto que ha perdido todas las huellas de su parentesco, en este caso se habrá perdido su lugar en el sistema natural, como parece haber ocurrido con algunos organismos vivientes. Todos los descendientes del género F en la totalidad de su línea de descendencia se supone que se han modificado muy poco y que forman un solo género; pero este género, aunque muy aislado, ocupará todavía su propia posición intermedia. La representación de los grupos, tal como se da en el cuadro, sobre una superficie plana es demasiado simple. Las ramas tendrían que haber divergido en todas direcciones. Si los nombres de los grupos hubiesen sido escritos simplemente en serie lineal, la representación habría sido todavía menos natural, y evidentemente es imposible representar en una serie o en una superficie plana las afinidades que descubrimos en la naturaleza entre los seres del mismo grupo. Así, pues, el sistema natural es genealógico en su ordenación, como un árbol genealógico; pero la cantidad de modificación que han experimentado los diferentes grupos no pueden expresarse distribuyéndolos en los que se llaman géneros, sublanzilias, familias, secciones, órdenes y clases.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Falacia mayúscula, error y confusión en el párrafo septingentésimo décimo segundo de El Origen de las Especies

No hay manera de tomarse en serio este tratado. Vean sino como empieza este breve pero revelador párrafo:

Nuestras clasificaciones muchas veces están evidentemente influidas por enlace de afinidades (Our classifications are often plainly influenced by chains of affinities).

Pero no es lo mismo estar influido por que ser consecuencia de

Como sospechábamos, el final del párrafo anterior era un enorme error. Donde decía:

Comprenderemos inmediatamente por qué estos caracteres poseen un valor tan grande en la clasificación: porque el sistema natural es genealógico en su disposición.

Quedaría mejor decir:

Comprenderemos inmediatamente por qué estos caracteres poseen un valor tan grande en la clasificación: porque el sistema natural no es genealógico en su disposición.

 

Para acabar, otro  error: También, al igual que con las aves, es posible definir los crustáceos: Para empezar, son invertebrados. Asimismo son artrópodos.

 

 

712.

 

Our classifications are often plainly influenced by chains of affinities. Nothing can be easier than to define a number of characters common to all birds; but with crustaceans, any such definition has hitherto been found impossible. There are crustaceans at the opposite ends of the series, which have hardly a character in common; yet the species at both ends, from being plainly allied to others, and these to others, and so onwards, can be recognised as unequivocally belonging to this, and to no other class of the Articulata.

 

Nuestras clasificaciones muchas veces están evidentemente influidas por enlace de afinidades. Nada más fácil que definir un gran número de caracteres comunes a todas las aves; pero en los crustáceos, hasta ahora, ha resultado imposible una definición de esta naturaleza. En los extremos opuestos de la serie se encuentran crustáceos que apenas tienen un carácter común, y, sin embargo, las especies en ambos extremos, por estar evidentemente relacionadas con otras y éstas con otras, y así sucesivamente, puede reconocerse que indubitablemente pertenecen a esta clase de articulados y no a otra.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Tampoco en el párrafo sexcentésimo nonagésimo séptimo del Origen de las Especies es insuperable la dificultad

Igual que en el párrafo anterior, el autor encuentra que la dificultad no es insuperable. Ahora se refiere a que las distintas especies que pertenecen a un mismo género se han propagado partiendo de un origen común. Es bien posible. Tambien es posible que no se hayan propagado partiendo de un origen común. Todo es posible cuando tratamos de un ejemplo de anti-ciencia en el cual hace ya mucho tiempo que no sabemos de qué estamos hablando.

 

697

With respect to distinct species belonging to the same genus, which on our theory have spread from one parent-source; if we make the same allowances as before for our ignorance, and remember that some forms of life have changed very slowly, enormous periods of time having been thus granted for their migration, the difficulties are far from insuperable; though in this case, as in that of the individuals of the same species, they are often great.

 

Por lo que se refiere a las distintas especies que pertenecen a un mismo género, las cuales, según nuestra teoría, se han propagado partiendo de un origen común; si tenemos en cuenta, como antes, nuestra ignorancia y recordamos que algunas formas orgánicas han cambiado muy lentamente, por lo que es necesario conceder períodos enormes de tiempo para sus emigraciones, las dificultades distan mucho de ser insuperables; aunque en este caso, como en los individuos de la misma especie, sean con frecuencia grandes.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Más falacias en el párrafo sexcentésimo nonagésimo cuarto del Origen de las Especies

Falacia 1: Debemos tener presente que muchos géneros de todas las clases son de origen antiguo, y en este caso las especies habrán tenido tiempo sobrado para su dispersión y modificación subsiguiente.

Falacia 2: Hay motivos para creer, por las pruebas geológicas, que dentro de cada una de las grandes clases los organismos inferiores cambian menos rápidamente que los superiores, y, por consiguiente, habrán tenido más probabilidades de extenderse mucho y de conservar todavía el mismo carácter específico.

 

¿Cuáles son esos motivos? ¿Cuáles las pruebas geológicas? ¿Cuáles los organismos inferiores y cuáles los superiores? ¿Algún ejemplo? ¿Qué es eso del mismo carácter especifico?

 

 

Falacia 3: una ley, observada desde hace tiempo y discutida últimamente por Alph. de Candolle por lo que se refiere a las plantas, o sea que cuanto más abajo en la escala está situado un grupo de organismos, tanto más extensa es su distribución geográfica.

 

 

¿En qué consiste eso de estar más abajo en la escala? ¿Algún ejemplo?

 

 

 

694

We should bear in mind that many genera in all classes are of ancient origin, and the species in this case will have had ample time for dispersal and subsequent modification. There is also reason to believe, from geological evidence, that within each great class the lower organisms change at a slower rate than the higher; consequently they will have had a better chance of ranging widely and of still retaining the same specific character. This fact, together with that of the seeds and eggs of most lowly organised forms being very minute and better fitted for distant transportal, probably accounts for a law which has long been observed, and which has lately been discussed by Alph. de Candolle in regard to plants, namely, that the lower any group of organisms stands the more widely it ranges.

 

Debemos tener presente que muchos géneros de todas las clases son de origen antiguo, y en este caso las especies habrán tenido tiempo sobrado para su dispersión y modificación subsiguiente. Hay motivos para creer, por las pruebas geológicas, que dentro de cada una de las grandes clases los organismos inferiores cambian menos rápidamente que los superiores, y, por consiguiente, habrán tenido más probabilidades de extenderse mucho y de conservar todavía el mismo carácter especifico. Este hecho, unido al de que las semillas y huevos de la mayor parte de las formas orgánicas inferiores son muy pequeños y más adecuados para el transporte a gran distancia, explica probablemente una ley, observada desde hace tiempo y discutida últimamente por Alph. de Candolle por lo que se refiere a las plantas, o sea que cuanto más abajo en la escala está situado un grupo de organismos, tanto más extensa es su distribución geográfica.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

La acción de la selección natural en las islas, es decir hablar por hablar, en el párrafo sexcentésimo octogésimo segundo del Origen de las Especies

No veíamos bien a dónde quería llegar el autor con tanta confusión sobre la composición de las islas, pero no hay por qué preocuparse. Se trata de lo mismo de siempre:

 

En este caso, la selección natural tendería a aumentar la altura de la planta, cualquiera que fuese el orden a que perteneciese, y de este modo a convertirla, primero, en un arbusto y, después, en un árbol.

 

¿Algún ejemplo?

 

 

682

Many remarkable little facts could be given with respect to the inhabitants of oceanic islands. For instance, in certain islands not tenanted by a single mammal, some of the endemic plants have beautifully hooked seeds; yet few relations are more manifest than that hooks serve for the transportal of seeds in the wool or fur of quadrupeds. But a hooked seed might be carried to an island by other means; and the plant then becoming modified would form an endemic species, still retaining its hooks, which would form a useless appendage, like the shrivelled wings under the soldered wing-covers of many insular beetles. Again, islands often possess trees or bushes belonging to orders which elsewhere include only herbaceous species; now trees, as Alph. de Candolle has shown, generally have, whatever the cause may be, confined ranges. Hence trees would be little likely to reach distant oceanic islands; and an herbaceous plant, which had no chance of successfully competing with the many fully developed trees growing on a continent, might, when established on an island, gain an advantage over other herbaceous plants by growing taller and taller and overtopping them. In this case, natural selection would tend to add to the stature of the plant, to whatever order it belonged, and thus first convert it into a bush and then into a tree.

 

Podrían citarse muchos pequeños hechos notables referentes a los habitantes de las islas oceánicas. Por ejemplo: en ciertas islas en que no vive ni un solo mamífero, algunas de las plantas peculiares tienen simientes con magníficos ganchos, y, sin embargo, pocas relaciones hay más manifiestas que la de que los ganchos sirven para el transporte de las semillas en la lana o pelo de los cuadrúpedos. Pero una semilla con ganchos pudo ser transportada a una isla por otros medios, y entonces la planta, modificándose, formaría una especie peculiar, conservando, no obstante, sus ganchos, que constituirían un apéndice inútil, como las alas reducidas debajo de élitros soldados de muchos coleópteros insulares. Además, las islas, con frecuencia, tienen árboles o arbustos pertenecientes a órdenes que en cualquiera otra parte comprenden tan sólo especies herbáceas; los árboles, como ha demostrado Alph. de Candolle, tienen generalmente, sea por la causa que sea, una distribución geográfica limitada. Por consiguiente, los árboles tienen que ser poco a propósito para llegar hasta las islas oceánicas distantes, y una planta herbácea que no tuviese probabilidades de competir, victoriosa, con los muchos árboles bien desarrollados que crecen en un continente, pudo, establecida en una isla, obtener ventaja sobre plantas herbáceas, creciendo cada vez más alta y sobrepujándolas. En este caso, la selección natural tendería a aumentar la altura de la planta, cualquiera que fuese el orden a que perteneciese, y de este modo a convertirla, primero, en un arbusto y, después, en un árbol.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

La distribución geográfica como consecuencia de una hipotética extensión en el párrafo sexcentésimo septuagésimo segundo del Origen de las Especies

En este párrafo, el autor atribuye la distribución de animales y plantas, o según su terminología “productions”, a su extensión. Si en lagos o ríos de Brasil encuentra especies semejantes a otras europeas, esto significa que se han “extendido”. Ya no cabe la posibilidad de orígenes diferentes, en distintas localidades, para las mismas “producciones”. Como en tantos casos anteriores, el autor ha generado un concepto verbal que impide alternativas, que bloquea el pensamiento.

 

 

 

672

As lakes and river-systems are separated from each other by barriers of land, it might have been thought that fresh-water productions would not have ranged widely within the same country, and as the sea is apparently a still more formidable barrier, that they would never have extended to distant countries. But the case is exactly the reverse. Not only have many fresh-water species, belonging to different classes, an enormous range, but allied species prevail in a remarkable manner throughout the world. When first collecting in the fresh waters of Brazil, I well remember feeling much surprise at the similarity of the fresh-water insects, shells, etc., and at the dissimilarity of the surrounding terrestrial beings, compared with those of Britain.

 

Como los lagos y las cuencas de los ríos están separados unos de otros por barreras de tierra, podría suponerse que las producciones de agua dulce no se hubiesen extendido a gran distancia dentro del mismo país, y como el mar es evidentemente un obstáculo todavía más formidable, podría suponerse que nunca se hubiesen extendido hasta países distantes. No solamente muchas producciones de agua dulce, pertenecientes a diferentes clases, tienen una enorme distribución geográfica, sino que especies afines prevalecen de un modo notable en todo el mundo. Al principio de mis recolecciones en las aguas dulces del Brasil, recuerdo muy bien que quedé muy sorprendido por la semejanza de los insectos, moluscos, etc., de agua dulce, y la diferencia de los seres terrestres de alrededor, comparados con los de Inglaterra.

 

Lectura aconsejada:

 

 

Etiquetas:

Breve recuento de la flora australiana y neozelandesa con una brillante observación de Mr Watson en el párrafo sexcentésimo sexagésimo segundo del Origen de las Especies

El sucinto mini-recuento breve de la flora mundial toca a su fin, pero no se pierdan la sabia admonición de Mr Watson:

 

 

«al alejarse de las latitudes polares, en dirección a las ecuatoriales, las floras alpinas, o de montaña, se van haciendo realmente cada vez menos árticas».

 

 

 

662

On the southern mountains of Australia, Dr. F. Muller has discovered several European species; other species, not introduced by man, occur on the lowlands; and a long list can be given, as I am informed by Dr. Hooker, of European genera, found in Australia, but not in the intermediate torrid regions. In the admirable “Introduction to the Flora of New Zealand,” by Dr. Hooker, analogous and striking facts are given in regard to the plants of that large island. Hence, we see that certain plants growing on the more lofty mountains of the tropics in all parts of the world, and on the temperate plains of the north and south, are either the same species or varieties of the same species. It should, however, be observed that these plants are not strictly arctic forms; for, as Mr. H.C. Watson has remarked, “in receding from polar toward equatorial latitudes, the Alpine or mountain flora really become less and less Arctic.” Besides these identical and closely allied forms, many species inhabiting the same widely sundered areas, belong to genera not now found in the intermediate tropical lowlands.

 

En las montañas meridionales de Australia, el doctor F. Müller ha descubierto varias especies europeas; en las tierras bajas se presentan otras especies no introducidas por el hombre, y, según me informa el doctor Hooker, puede darse una larga lista de géneros europeos encontrados en Australia y no en las regiones tórridas intermedias. En la admirable Introduction to the Flora of New Zealand, del doctor Hooker, se citan hechos notables análogos relativos a plantas de aquella gran isla. Vemos, pues, que ciertas plantas que crecen en las más altas montañas de los trópicos en todas las partes del mundo y en las llanuras templadas del Norte y del Sur son las mismas especies o variedades de las mismas especies. Hay que observar, sin embargo, que estas plantas no son formas estrictamente árticas, pues, como míster H. C. Watson ha señalado, «al alejarse de las latitudes polares, en dirección a las ecuatoriales, las floras alpinas, o de montaña, se van haciendo realmente cada vez menos árticas». Aparte de estas formas idénticas o muy próximas, muchas especies que viven en estos mismos territorios, separadas por tanta distancia, pertenecen a géneros que actualmente no se encuentran en las tierras bajas tropicales e intermedias.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Aceptamos iceberg como medio de transporte en el párrafo sexcentésimo cuadragésimo cuarto del Origen de las Especies

Entre los medios de transporte se encuentran también los iceberg.  No en vano sir C. Lyell escribió a míster Hartung para confirmarlo. Así, el recurso a estas autoridades puede ahora servir para que el detallamiento continúe…

 

 

644

As icebergs are known to be sometimes loaded with earth and stones, and have even carried brushwood, bones, and the nest of a land-bird, it can hardly be doubted that they must occasionally, as suggested by Lyell, have transported seeds from one part to another of the arctic and antarctic regions; and during the Glacial period from one part of the now temperate regions to another. In the Azores, from the large number of plants common to Europe, in comparison with the species on the other islands of the Atlantic, which stand nearer to the mainland, and (as remarked by Mr. H.C. Watson) from their somewhat northern character, in comparison with the latitude, I suspected that these islands had been partly stocked by ice-borne seeds during the Glacial epoch. At my request Sir C. Lyell wrote to M. Hartung to inquire whether he had observed erratic boulders on these islands, and he answered that he had found large fragments of granite and other rocks, which do not occur in the archipelago. Hence we may safely infer that icebergs formerly landed their rocky burdens on the shores of these mid-ocean islands, and it is at least possible that they may have brought thither the seeds of northern plants.

 

Como es sabido que los icebergs están a veces cargados de tierra y piedras, y que hasta han transportado matorrales, huesos y el nido de un pájaro terrestre, apenas puede dudarse que ocasionalmente pudieron haber transportado, como ha sido sugerido por Lyell, semillas de una parte a otra de las regiones árticas y antárticas y, durante el período glaciar, de una parte a otra de las regiones que hoy son templadas. En las Azores -por el gran número de plantas comunes a Europa, en comparación con las especies de otras islas del Atlántico que están situadas más cerca de tierra firme y, como ha sido observado por míster H. C. Watson, por su carácter algo septentrional en comparación con la latitud- sospeché que estas islas han sido en parte pobladas por semillas traídas por los hielos durante la época glaciar. A ruego mío, sir C. Lyell escribió a míster Hartung preguntándole si habla observado cantos erráticos en estas islas, y contestó que habían hallado grandes pedazos de granito y de otras rocas que no se encuentran en el archipiélago. Por consiguiente, podemos deducir con seguridad que los icebergs en otro tiempo depositaron su carga de piedras en las playas de estas islas oceánicas, y es, por lo menos, posible que puedan haber llevado a ellas algunas semillas de plantas del Norte.

Lectura aconsejada:


Etiquetas:

Razonar en falso: más confusión en el párrafo sexcentésimo trigésimo segundo del Origen de las Especies

Una de las maneras de razonar en falso consiste en tomar la conclusión por premisa. Resulta así una falacia. Este párrafo comienza con un ejemplo de tal falacia o razonamiento falso:

es evidente que las diferentes especies del mismo género, aunque vivan en las partes más distantes del mundo, tienen que haber provenido primitivamente de un mismo origen, pues descienden del mismo antepasado

 

Para terminar con algo parecido:

 

Es también evidente que los individuos de la misma especie, aun cuando vivan ahora en regiones distantes y aisladas, tienen que haber provenido de un solo sitio, donde antes se originaron sus padres; pues, como se ha explicado, no es creíble que individuos exactamente iguales hayan sido producidos por padres específicamente distintos.

 

 

632

According to these views, it is obvious that the several species of the same genus, though inhabiting the most distant quarters of the world, must originally have proceeded from the same source, as they are descended from the same progenitor. In the case of those species which have undergone, during whole geological periods, little modification, there is not much difficulty in believing that they have migrated from the same region; for during the vast geographical and climatical changes which have supervened since ancient times, almost any amount of migration is possible. But in many other cases, in which we have reason to believe that the species of a genus have been produced within comparatively recent times, there is great difficulty on this head. It is also obvious that the individuals of the same species, though now inhabiting distant and isolated regions, must have proceeded from one spot, where their parents were first produced: for, as has been explained, it is incredible that individuals identically the same should have been produced from parents specifically distinct.

 

Según estas opiniones, es evidente que las diferentes especies del mismo género, aunque vivan en las partes más distantes del mundo, tienen que haber provenido primitivamente de un mismo origen, pues descienden del mismo antepasado. En el caso de las especies que han experimentado durante períodos geológicos enteros pocas modificaciones, no hay gran dificultad en creer que hayan emigrado desde la misma región; pues, durante los grandes cambios geológicos y climatológicos que han sobrevenido desde los tiempos antiguos, son posibles cualesquiera emigraciones, por grandes que sean: pero en muchos otros casos, en los que tenemos motivos para creer que las especies de un género se han formado en tiempos relativamente recientes, existen grandes dificultades sobre este punto. Es también evidente que los individuos de la misma especie, aun cuando vivan ahora en regiones distantes y aisladas, tienen que haber provenido de un solo sitio, donde antes se originaron sus padres; pues, como se ha explicado, no es creíble que individuos exactamente iguales hayan sido producidos por padres específicamente distintos.

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Faunas diferentes y floras diferentes en regiones diferentes en el párrafo sexcentésimo vigésimo sexto del Origen de las Especies

Continúa la imprecisión acostumbrada:

encontraremos regiones sumamente semejantes en todas sus condiciones

 

¿Todas sus condiciones? ¿Cuáles son esas condiciones?

 

Pero esto es,  en particular,  intrigante:

 

Y también podemos comparar en América del Sur las producciones de latitudes superiores al grado 30 con las del Norte del grado 25, que están, por consiguiente, separadas por un espacio de diez grados de latitud..

 

¿Será posible  que las producciones de latitudes superiores al grado 30 se encuentren separadas por un espacio de diez grados de aquellas que se encuentran al norte del grado 25?

 

 

626

 

In the southern hemisphere, if we compare large tracts of land in Australia, South Africa, and western South America, between latitudes 25 and 35 degrees, we shall find parts extremely similar in all their conditions, yet it would not be possible to point out three faunas and floras more utterly dissimilar. Or, again, we may compare the productions of South America south of latitude 35 degrees with those north of 25 degrees, which consequently are separated by a space of ten degrees of latitude, and are exposed to considerably different conditions; yet they are incomparably more closely related to each other than they are to the productions of Australia or Africa under nearly the same climate. Analogous facts could be given with respect to the inhabitants of the sea.

 

En el hemisferio sur, si comparamos grandes extensiones de tierra en Australia, África Austral y oeste de América del Sur, entre 25º y 35º de latitud, encontraremos regiones sumamente semejantes en todas sus condiciones; a pesar de lo cual no sería posible señalar tres faunas y floras por completo más diferentes. Y también podemos comparar en América del Sur las producciones de latitudes superiores al grado 30 con las del Norte del grado 25, que están, por consiguiente, separadas por un espacio de diez grados de latitud y se encuentran sometidas a condiciones considerablemente diferentes, y, sin embargo, están incomparablemente más relacionadas entre si que lo están con las producciones de Australia o de África que viven casi en igual clima. Hechos análogos pueden citarse por lo que se refiere a los seres marinos.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: