‘Romanticismo’

Lecturas románticas II: Novalis

La imagen presenta a tres semillas de Arabidopsis thaliana vistas en microscopía de fluorescencia. Porque las ideas, como las semillas, tienen un destino que es el de germinar para luego poder dar flores y frutos que contengan en sí a nuevas semillas.

Ilustra esta imagen una segunda lectura todavía más corta que la primera, pero que no por ello será de menor interés o habremos de dedicarle menos tiempo. Es seguro que quedará grabada de manera indeleble en la memoria de algún lector que, a su vez habrá de transmitirla, y así puede que, saltando de memoria en memoria, de lector a lector, la idea que contiene irá llegando a sus destinos naturales que, ansiosamente, aunque tal vez sin saberlo, le estarán esperando, y en los que podrá germinar y más adelante, dar frutos .

Se trata de un fragmento de Novalis, de su obra titulada los discípulos en Saïs, un tratado único acerca del descubrimiento de la Naturaleza que, leído con la debida paciencia puede revelar claves interesantes demostrando que el romanticismo atraviesa hoy por un momento de gran actualidad e interés.

Dice así:

(más…)

Etiquetas: ,

Lecturas románticas I: Jean Paul

La lectura adecuada de los autores románticos reserva grandes sorpresas, tanto para el biólogo aficionado como para el profesional. Hasta  es posible que alguno de sus textos guarde como un secreto oculto el sueño de un genio, esperando a ser re-encontrado por algún lector afortunado doscientos años después, de manera similar a como vimos con las ideas de Geoffroy.

En esta y en la siguiente entrada, propongo dos lecturas como ejemplo. Se trata de textos breves, que hay que leer pausadamente. Tomándose para ello el tiempo que sea necesario y, sobre todo, reflexionando. Abriendo ventanas a la imaginación e intentando participar en el misterio del Mundo tal y como lo entendieron los románticos, que, aunque parezca diferente, es el mismo que puede ser hoy visto a la luz de la moderna tecnología.

Las imágenes son granos de polen vistos al microscopio de fluorescencia. Las dos de abajo proceden del intestino de una abeja.

Acompañando estas imágenes y con más ingenuidad que malicia, propongo para la primera lectura un fragmento de Albert Béguin, un lúcido explorador del mundo de los sueños de Jean Paul:

(más…)

Etiquetas: ,

Naturalistas románticos: Oken, Carus y Kieser

Imagen: El horno romano de Carl Gustav Carus.

La Filosofía Natural Romántica, en Alemania, surge posteriormente a la filosofía de Kant (1724-1804), que ha marcado nuestra manera de ver el mundo y es contemporánea del idealismo de Fichte (1762-1814) y de la dialéctica de Hegel (1770-1831). Schopenhauer (1788-1860) estuvo próximo a este movimiento. Entre sus representantes más destacados se encuentran Achim von Arnim (1781-1831), Chamisso (1781-1838), Clemens Brentano (1788-1842), Johann Gottfried von Herder (1744-1803), E.T.A. Hoffmann (1776-1822), Friedrich Hölderlin (1770-1843), Novalis (1772-1801), FWJ von Schelling (1775-1854), Friedrich von Schlegel (1772-1829), August Wilhelm Schlegel (1767-1845), Ludwig Tieck (1773-1853), y,….. ya más en el entorno de la Historia Natural, Lorenz Oken (1770-1851) Carl Gustav Carus (1789-1869) y Dietrich Georg Kieser (1779-1862).

Oken no estaba especialmente interesado en las aplicaciones prácticas de la ciencia, sino que su interés se centraba más bien en un plantemiento filosófico amplio y en la propia actividad intelectual. Su teoría vertebral del cráneo publicada en su Naturgeschichte für alle Stände (1835) está en la linea del pensamiento de Goethe y de Geoffroy. En su obra se discute acerca de las células y del protoplasma mucho antes de la Teoría Celular.

(más…)

Etiquetas: ,

El espíritu romántico

El espíritu romántico, a veces calificado como panteísta, otras plenamente católico es, a menudo, firmemente religioso. Reconoce la incapacidad del hombre para comprender el mundo, del que es una parte inseparable y la respuesta a este reconocimiento no es una actitud de frustración ni de indiferencia o arrogancia; sino que, por el contrario es una actitud de compromiso, humilde, fuertemente idealista y, a menudo, religiosa. Hay ejemplos conmovedores del espíritu romántico, algunos bien actuales. Por ejemplo, se cuenta de un general español, que cuando iba a ser fusilado, escribió a su mujer diciendo: Muero, pero como mueren los héroes.

El poeta Jean Paul expresa la religiosidad del romanticismo de una manera vigorosa cuando escribe:

(más…)

Etiquetas: ,

El Romanticismo y la Filosofía Natural Romántica en Alemania

Ya hemos hablado algo de Goethe, de su viaje a Italia, de su idea de las metamorfosis de las plantas y hemos visto algunos de sus poemas. A veces, Goethe, es considerado uno de los representantes centrales de la Filosofia Natural Romántica en Alemania, un movimiento que hoy resulta tan difícil de entender como apasionante.

Resulta difícil de entender no sólo por ser algo antiguo, sino principalmente por basarse en premisas y puntos de vista que son diametralmente opuestos a los que abundan hoy en día. Por ejemplo, si hoy existe la tendencia a la especialización, los románticos tenían un interés general. Si hoy, la ciencia amenaza con dominar el mundo y despojarlo de sus misterios, los románticos sabían bien que el misterio es inseparable del mundo y que antes se acabará éste que aquel.

Por ejemplo, Goethe, escribió:

(más…)

Etiquetas: , ,