Archivo para la categoría ‘Ramón y Cajal’

El optimismo de los eunucos, según don Pío Baroja

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leyendo ayer el libro de Don  Pío Baroja titulado Juventud, Egolatría llegaba a unos párrafos que me parecen que ni pintados para celebrar el día de San Alberto Magno, patrono de los científicos (mañana, 15 de noviembre). El texto es de una sorprendente actualidad que indica que aquello que vió Baroja era el embrión de lo que hoy tenemos.

Los párrafos son los siguientes:

 

En un libro de consejos a los investigadores de Ramón y Cajal, libro de una tartufería desagradable, este histólogo, que como pensador siempre ha sido de una mediocridad absoluta, habla de cómo debe ser el joven sabio, ]o mismo que la Constitución de 1812 hablaba de cómo debía ser el ciudadano español.

Sabemos cómo debo ser el joven sabio; sereno, optimista, tranquilo… y con diez o doce sueldos.

 Me han dicho algunos amigos que en la Institución libre de enseñanza de Madrid, donde se intenta dar una orientación artística a los alumnos, se hace tácitamente una clasificación de la importancia de las artes; primero, la pintura; después, la música, y, por último, la literatura.

 Fijándose en la intención que puede tener este orden, se ve que su objeto es no dar al estudiante motivos de pesimismo. Claro, no es contemplando telas viejas pintadas con aceite de linaza, ni con el chim… bum… bum.  de la música, como saldrán descontentos; pero ¡qué sé yo! En un país como España, creo que vale más que haya descontentos que no señoritos correctísimos que vayan al laboratorio con una blusa muy limpia, hablen del Greco y de Cezanne y de la Novena sinfonía  y no protesten, porque detrás de esta corrección se adivina el optimismo de los eunucos.

 

Pío Baroja. Juventud, egolatría.

Etiquetas:

Una observación de Kölliker de especial interés

Imagen de previsualización de YouTube

Nos preguntábamos en la última entrada si entre las observaciones de Kölliker habría alguna que pudiéramos destacar especialmente. En algunas páginas web dedicadas a las mitocondrias leemos:

The granular or threadlike components of the cytoplasm that we now recognize as mitochondria were observed independently by several cytologists in the period between 1850 and 1880.  Kolliker described conspicuous “granules” aligned between the striated myofibrils of muscle, and Flemming observed “filaments” in the cytoplasm of other cell types….

Kölliker sería pues el descubridor de las mitocondrias. ¿Alguien más apoya esta opinión de que Kölliker fue el descubridor de las mitocondrias?  Sí.  En varias entradas diferentes del Diccionario de la Neolengua leemos cosas como esta:

Albert Lehninger refers to Rudolf Albrecht von Kölliker for the first description of mitochondria in 1857.

Pero además de su larga lista de contribuciones científicas, además de ser el tutor de Cajal,  entre las aportaciones de Kölliker se encuentra un texto dedicado a la crítica de El Origen de las Especies que comienza de esta manera……

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

¿Quién era Kölliker?

 

Rudolph Albert von Kölliker, nacido en Zúrich el 6 de julio de 1817 – y fallecido en Wurzburgo, en noviembre de 1905 fue anatomista, embriólogo, fisiólogo, zoólogo y botánico. A él se debe el primer tratado de histología (Handbuch der Gewebelehre, 1852)

Estudió en las universidades de Zúrich, Bonn y Berlin en la que fue discípulo de Johannes Peter Müller y de Friedrich Gustav Jakob Henle. Graduado en Filosofía ( Zurich, 1841) y en Medicina (Heidelberg, 1842), fue professor de Fisiología y anatomía primero en Zurich y luego en la Universidad de Würzburg en la que permaneció hasta el final de sus días.

Sus primeros trabajos dedicados a la zoología incluyen una memoria sobre el desarrollo de los cefalópodos (1844). Trabajó asimismo con anfibios y mamíferos introduciendo las técnicas microscópicas en zooogía (Fijación, cortes y tinciones). Su texto “Lectures on Development” , de 1861, tuvo gran difusión.

 

Discípulo de Schleiden y Schwann, aplicó la teoría cellular al tejido muscular, mostrando en 1847 que el músculo liso consta de distintas unidades o células. La contribución de  Kölliker a la histología fue amplia. Sus trabajos trataron diversos tejidos: Músculo liso, estriado, piel , hueso, dientes, conductos sanguíneos,….y se publicaron en distintos artículos y en su libro sobre Anatomía Microscópica (1850) .

Pero si para cada uno de los principales tejidos animales hay información procedente de Kölliker, es en el sistema nervioso en donde su trabajo es más recordado. En 1845 mostró la continuidad de las fibras nerviosas con las células nerviosas.

Viajó por Italia, en donde trabajó en Nápoles y España. Nombrado Fellow de la  Royal Society en 1860, en 1862 pronunció la Croonian lecture en  con el título “On the termination of nerves in muscles, as observed in the frog: and on the disposition of the nerves in the frogs heart y en 1897 recibió la  Copley medal de la Royal Society.

 

En el comentario a uno de sus principales libros se lee:

 

Kölliker wrote the first comprehensive treatise on histology (1852), and likewise the first on comparative embryology (1861). He was the first to state that hereditary characters are transmitted by the cell nucleus. In 1845 Kölliker showed that nerve-fibres are secondary to nerve-cells, and that at least some of them are processes of nerve-cells. He thus anticipated the neuron theory, which was definitely formulated in 1891 by Heinrich Wilhelm Gottfried Waldeyer-Hartz (1836-1921),…….

 

Ya vemos que Kölliker, tutor de Cajal, tenía un completo historial en el mundo de la histología y la medicina como lo demuestra su obra científica. Pero, ¿hay entre sus observaciones alguna que podamos destacar especialmente?

 

Publicaciones de Kölliker

 

Handbuch der Gewebelehre des Menschen für Aerzte und Studierende.   Leipzig, Wilhelm Engelmann, 1852. Hay ediciones en  ingles:  A Manual of Human Microscopic Anatomy ()

Der jetzige Stand der morphologischen Disciplinen mit Bezug auf allgemeine Fragen Rede des Vorsitzenden der Anatomischen Gesellschaft Weitere Beobachtungen uber die Wirbel der Selachier. 1863

Icones histiologicae oder Atlas der vergleichendern Gewebelehre. 1864

Die schwimmpolypen oder siphonophoren von Messina. 1853

Observationes de prima insectorum genesi, adiecta articulatorum evolutionis cum vert

Entwickelungsgeschichte der Cephalopoden. 1844

Observations on the Poison of the Upas Antiar

On the Action of Urari and of Strychnia on the Animal Economy

On the Frequent Occurrence of Vegetable Parasites in the Hard Structures of Animals

On the Structure of the Chorda Dorsalis of the Plagiostomes and Some other Fishes, and on the Relation of Its Proper Sheath to the Development of the Vertebrae

Entwicklungsgeschichte des Menschen und der höheren Thiere. Akademische Vorträge von Albert Kölliker, 1861

 

Über die Darwin’sche Schöpfungstheorie, 1864

Grundriß der Entwicklungsgeschichte des Menschen und der höheren Tiere, 1880

Erinnerungen aus meinem Leben., 1899

 

 

 

 

Lectura aconsejada:

 

 

 

Etiquetas:

Cajal muestra sus preparaciones en Berlin

 

Veíamos que Cajal había acudido al Congreso de la Sociedad Alemana de Anatomía en 1889 en Berlín. En el curso de este congreso pudo mostrar sus preparaciones entre los congresistas. Así lo relata él mismo:

 

Excusado es decir que mis colegas del Congreso anatómico me dispensaron acogida cortés. Había en ella algo de sorpresa y de curiosidad expectante.

Les chocaba, sin duda, encontrar un español aficionado a la ciencia y espontáneamente entregado a las andanzas de la investigación. Acabadas las lecciones orales, a que consagré, a causa de mi impaciencia, poca atención, vinieron las demostraciones. Desde muy temprano me instalé en la sala laboratorio ad hoc, donde en largas mesas y enfrente de amplios ventanales, brillaban numerosos microscopios. Desembalé mis preparaciones; requerí dos o tres instrumentos amplificantes, además de mi excelente modelo Zeiss, traído por precaución; enfoqué los cortes más expresivos concernientes a la estructura del cerebelo, retina y médula espinal, y, en fin, comencé a explicar, en mal francés, ante los curiosos, el contenido de mis preparaciones. Algunos histólogos me rodearon; pocos, porque, según ocurre en tales certámenes, cada congresista atiende a lo suyo: después de todo, natural es que se prefiera enseñar lo propio a examinar lo ajeno.

 

Entre ellos, los hubo que mostraron un interés particular:

Entre los que más interés mostraron por mis demostraciones, debo citar a His, Schwalbe, Retzius, Waldeyer, y singularmente a Kölliker. Según era de presumir, estos sabios, entonces celebridades mundiales, iniciaron su examen con más escepticismo que curiosidad. Sin duda esperaban un fiasco. Mas cuando hubieron desfilado ante sus ojos, en cortejo de imágenes clarísimas e irreprochables, el axón de los granos del cerebelo, las cestas pericelulates, las fibras musgosas y trepadoras, las bifurcaciones y ramas ascendente y descendente de las raíces sensitivas, las colaterales largas y cortas de los cordones de substancia blanca, las terminaciones de las fibras retinianas en el lóbulo óptico, etc., los ceños se desfruncieron. Al fin, desvanecida la prevención hacia el modesto anatómico español, las felicitaciones estallaron calurosas y sinceras. Me asediaban a preguntas acerca de las condiciones técnicas en cuya virtud semejantes preparados habían sido obtenidos. «Nosotros hemos ensayado reiteradamente —me decían— el método de Golgi y sólo hemos conseguido decepciones y fracasos.» Entonces les expuse, en un francés chabacano, menuda y pacientemente, todos los pequeños secretos de manipulación de la reacción cromo-argéntica; señalé las edades y condiciones de los embriones y animales más favorables al logro de buenos preparados, e indiqué las reglas prácticas encaminadas a aminorar en lo posible el carácter aleatorio del método, etc.

Pero entre todos, Cajal destaca la figura de uno en particular:

El más interesado de mis oyentes fue A. Kölliker, el venerable patriarca de la Histología alemana. Al final de la sesión, condújome en carruaje al lujoso hotel en que se alojaba; me convidó a comer; presentome después a los histólogos y embriólogos más notables de Alemania, y en fin, se desvivió por hacerme agradable la estancia en la capital prusiana.—Los resultados obtenidos por usted son tan bellos —me dijo—, que pienso emprender inmediatamente, ajustándome a la técnica de usted, una serie de trabajos de confirmación. Le he descubierto a usted, y deseo divulgar en Alemania mi descubrimiento.

 

¿Quién era Kölliker?

 

Imagen de Pintores y Pinturas

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Un congreso en Berlín (1889)

En octubre de 1889,  llevando entre su equipaje un microscopio Zeiss, Santiago Ramón y Cajal  tomaba un tren en Barcelona con destino a Berlin, al Congreso de la Sociedad Alemana de Anatomía. Él mismo nos habla del viaje en sus memorias:

La referida Sociedad anatómica celebraba aquel año de 1889 sus sesiones en la Universidad de Berlín, durante la primera quincena de octubre. Obtenido el permiso del rector (26 de septiembre de 1889) para tomar parte en las tareas del susodicho Congreso, reuní al efecto todos mis escasos ahorros, y me encaminé, lleno de esperanzas, a la capital del Imperio germánico. En el camino giré algunas instructivas visitas a las ciudades universitarias de Lyon y Ginebra y a la de Francfort, sobre el Mein, población desprovista de Universidad, pero próvida en sabios de primer orden. En ella conocí al célebre neurólogo C. Weigert, autor de valiosos métodos de teñido del tejido nervioso; a Edinger, la mayor autoridad en neurología comparada, y, en fin, a Ehrlich, inventor del proceder tintóreo de su nombre, y que, andando el tiempo, había de obtener el premio Nobel como galardón de sus grandes descubrimientos en los dominios de la Bacteriología y Seroterapia.

Pero, no lo olvidemos, la intención que llevaba a Cajal a Berlín era mostrar en este congreso sus preparaciones…..

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Santiago Ramón y Cajal: la fotografía como ejercicio científico y artístico

Etiquetas:

El hombre que lo vio todo corrige o matiza su opinión sobre las causas de la organización del ojo

El retrato del hombre de la barba,  frente a mí,  que lo vio todo y que libró al pueblo íbero de su inferioridad nativa ante la ciencia, escrutador e inmóvil, presidiendo la falta de cobayas.  Su sonrisa comprensiva y liberadora de la inferioridad explica-comprende-la falta de créditos.  Pueblo pobre, pueblo pobre. ¿Quién podrá nunca aspirar otra vez al galardón nórdico, a la sonrisa del rey alto, a la dignificación, al buen pasar del sabio que en la península seca espera que fructifiquen los cerebros y los ríos?

El párrafo procede de las primeras páginas de la novela de Luis Martín Santos titulada “Tiempo de Silencio”  y se refiere a don Santiago Ramón y Cajal, único científico que ha recibido el Premio Nobel por  una  labor desarrollada en España, de cuyo discurso de entrada en la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales leído en sesión de 5 de diciembre de 1897 existen sucesivas versiones.

Una versión antigua se encuentra en la web de la propia Academia, pero otras posteriores contienen cambios y correcciones.

Por ejemplo allá donde la versión antigua decía esto:

mas, si consideramos todas las gradaciones y formas de transición que en la serie filogénica nos ofrecen aquellos órganos, desde el esbozo ocular informe de ciertos infusorios hasta la complicada organización del ojo del vertebrado inferior, nuestra admiración pierde no poco de su fuerza, acabando el ánimo por hacerse á la idea de una formación natural en virtud de variaciones, selecciones y adaptaciones……..

En la versión posterior titulada “Reglas y Consejos Sobre la Investigación Científica (los tónicos de la voluntad)”, y editada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas vemos  una llamada en el párrafo correspondiente que nos remite a una nota a pie de página indicando:

Hoy creo menos en el poder de la selección natural que al escribir, treinta años hace, estas líneas. Cuanto más estudio la organización del ojo de vertebrados e invertebrados, menos comprendo las causas de su maravillosa y exquisitamente adaptada organización.

Imagen tomada de la web del laboratorio de Hevner en la Universidad de Washington.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Unas palabras acerca del castellano

La web castellano.org (La Página del Idioma Español), es una revista digital pionera en la promoción del idioma español en Internet y en busca de nuevos espacios para nuestra lengua en la red mundial. Sostenida por la organización no gubernamental Asociación Cultural Antonio de Nebrija, mantiene el Foro Cervantes de discusiones sobre el idioma español y el boletín de semántica y etimología «La palabra del día». Hoy (2 de julio) publica un interesante artículo del profesor Alberto Buela titulado “El castellano, mal llamado español”. Se trata de una réplica a otro artículo escrito en El Pais versión Argentina por una periodista no muy bien informada y que como indica su título (El español, un filón huérfano de prestigio) apuntaba hacia una crítica, que como demuestra el profesor Buela, carece de fundamento sólido. Del artículo de Buela, cuya lectura se recomienda, destaco algunos párrafos. Por ejemplo:

(más…)

Etiquetas: ,

Diálogos congelados

            



La literatura es fuente inagotable de sorpresas.  Por ejemplo, es posible que  dos autores, escribiendo en distintos momentos históricos, traten sobre cuestiones relacionadas a las que aportan puntos de vista complementarios. Veamos dos casos,…….



Trescientos años antes de que Carl Sagan (1934-1996) pronunciase la frase que dice:

 

A veces creo que hay vida en otros planetas, y a veces creo que no. En cualquiera de los dos casos la conclusión es asombrosa.

 

 Blas Pascal (1623-1662) había respondido:

 

No es en el espacio donde debo buscar mi dignidad sino en la ordenación de mi pensamiento.



En su novela titulada “Subir a por aire”, George Orwell relata los avatares de un vendedor inglés que desea viajar al pueblo de su infancia para reencontrarse con su pasado. Antes de salir de viaje, viene a decir que lo importante es ver. Para ello escribe:

         
(más…)

Etiquetas:

Lo importante y lo accesorio en la Ciencia: lección de Cajal con ejemplo de Koch






 


Hace ya unos meses y con motivo del día mundial de la tuberculosis que se celebró el pasado 24 de Marzo, mi amiga y compañera de bitácora en Madrimasd, Consuelo Ibáñez, dedicaba una entrada en su blog Salud Publica y algo más a esta enfermedad  que, lejos de estar extinguida, todavía causa grandes problemas como se puede ver en los comentarios a dicha entrada.

 

Entonces, Consuelo nos invitaba a Miguel Vicente, autor del blog Esos Pequeños Bichitos, y a mí a que contribuyésemos para tratar sobre el tema de la tuberculosis y la figura de Robert Koch, uno de los fundadores de la microbiología que descubrió a las bacterias de la especie Mycobacterium tuberculosis como el agente causal de la enfermedad.


En su blog, Miguel Vicente, escribió dos magníficas entradas sobre el tema. Una, dedicada a Robert Koch, titulada Robert Koch: científico, viajero y enamorado; y otra dedicada a la complejidad de la cubierta de las micobacterias. La primera de ellas contiene un valioso resumen de la vida y la obra de Koch en el que se nos cuenta, entre otras cosas, que

había nacido el once de Diciembre de 1843, en Clausthal en las montes Harz, que fue un niño muy inteligente que aprendió solo a leer el periódico y que estudió Medicina en la Universidad de Göttingen. El nombre de Koch se asocia no sólo con grandes autores de la ciencia a quienes conoció y con quienes mantuvo relación (por ejemplo Virchow), sino también con el de aparatos y artefactos de uso habitual en microbiología. El Asa de Henle, utilizada para sembrar bacterias en las Placas de Petri debe su nombre a Jacob Henle, profesor de Anatomía en Göttingen que acababa de publicar en 1840, que las enfermedades infecciosas eran causadas por organismos parásitos vivos. Las propias Placas de Petri, antaño de vidrio y hoy de plástico desechable,deben su nombre a un colega de Koch. De casi todo esto habían tratado ya Miguel y Consuelo en sus entradas ¿Qué podría yo añadir al respecto? ¿Tal vez alguna reflexión filosófica…..? ¿Quedaría algo importante por decir…..?…….

Veamos,……

(más…)

Etiquetas: