Archivo de octubre, 2013

De nuevo el lecho de Procrusto o cómo presentar la realidad alterada cuando lo que vemos no conviene a nuestros fines en el párrafo cuadrigentésimo de El Origen de las Especies

El autor expone sin preocupación alguna que la consideración de los instintos podría tirar toda su teoría por tierra. Es muy retórico. Hablar por hablar. En realidad hay muchos motivos para rechazar su obra, para que nunca se hubiese publicado,  pero en ella no hemos encontrado hasta el momento teoría alguna.

Ya hemos dicho que una de las estrategias que utiliza el autor para hacer creer a sus lectores que tiene una teoría consiste en escribir páginas y páginas acerca de los inconvenientes de su teoría. El problema es que no vemos teoría por ningún lado que añada un ápice de ciencia a la teoría de la Transformación de las especies de Lamarck. Nada nuevo.

 

No obstante como el autor cree tener una teoría, entonces intenta que ninguna consideración interrumpa su creencia ¿Cómo?

 

Su estrategia quedaba al descubierto en el párrafo centésimo décimo tercero:

 

Familiarizándose un poco, estas objeciones tan superficiales quedarán olvidadas.
Todo consiste en repetir, familiarizar al lector con la obra, lavar el cerebro de éste.

 

¿Cómo hacer para que la consideración de una cuestión tan compleja e importante como los instintos no de al traste con una “teoría” que propone que todo cambia por adquisición gradual de ventajas?

 

La solución es más sencilla de lo que podría parecer y reside en un mecanismo ya conocido desde los clásicos y descrito en este blog: El lecho de Procrusto. Dice el autor:

 

that I have nothing to do with the origin of the mental powers, any more than I have with that of life itself.

 

Debo sentar la premisa de que no me ocupo del origen de las facultades mentales, de igual modo que tampoco lo hago del origen de la vida misma.

 

Es decir su teoría sólo se ocupa de aquellas cosas que no le darán problemas. Aquellas que no la tirarán por tierra. Las otras quedan excluidas. ¡Así cualquiera!

 

 

400

 

Many instincts are so wonderful that their development will probably appear to the reader a difficulty sufficient to overthrow my whole theory. I may here premise, that I have nothing to do with the origin of the mental powers, any more than I have with that of life itself. We are concerned only with the diversities of instinct and of the other mental faculties in animals of the same class.

 

Muchos instintos son tan maravillosos, que su desarrollo parecerá probablemente al lector una dificultad suficiente para echar abajo toda mi teoría. Debo sentar la premisa de que no me ocupo del origen de las facultades mentales, de igual modo que tampoco lo hago del origen de la vida misma. Nos interesa sólo la diversidad de los instintos y de las demás facultades mentales de los animales de una misma clase.

 

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

Introducción a la lectura del capítulo VIII de OSMNS que trata sobre los instintos

 

Le Transformisme en particulier qui croyait expliquer, par l’intervention de l’intelligence,un grand nombre d’actions accomplies par les insectes, ne semble avoir justifié en rien ses prétentions.

 

Le domaine de l’Instinct est régi par des lois qui échappent a toutes nos théories. C’est donc avec les mêmes convictions inébranlables que je maintiens les idées que je n’ai cessé de soutenir et de défendre.

 

 

El Transformismo en particular que creía explicar, por la intervención de la inteligencia, un gran número de acciones cumplidas por los insectos, no parece haber justificado en nada sus pretensiones. El dominio del Instinto es regido por leyes que escapan a todas nuestras teorías. Es pues con las mismas convicciones inquebrantables que mantengo las ideas que nunca dejé de sostener y de defender.

 

Favre.  Préface aux Souvenirs entomologiques

 

Además:

If with the Progressionists we conceive the species of living things undergo transmutation at the present day; that this transmutation is from a lower to a higher type; and that all the kinds of living beings which have ever existed upon the Earth’s surface have originated in this way; the idea is a perfectly legitimate one and must be admitted or rejected according to the evidence available; but if fully proved, it would not be, in any sense any explanation of creation; “such creation in the manner of natural law” would in fact simply be an orderly miracle. (Hooker,1856).

Si con los Progresistas concebimos que las especies de seres vivos sufren la transmutación actualmente; que esta transmutación es de un inferior a un tipo más alto; y que todas las clases de las criaturas vivas que alguna vez han existido sobre la superficie de la Tierra han surgido de este modo; la idea absolutamente legítima y debe ser admitida o rechazada según las pruebas disponibles;  pero el caso de ser totalmente demostrada, no sería, en ningún sentido una explicación de la creación; ” tal creación en manera de ley natural ” de hecho simplemente sería un milagro ordenado. (Hooker, 1856).

 

Hooker, J.D. (1856). Quote from Hooker’s Journal of Botany, London, Lovell, Vol.8, p. 252. Tomada de aquí.

 

 

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Resumen del capítulo séptimo titulado Miscelaneous Objections to the Theory of Natural Selection (Objeciones Misceláneas a la teoría de Selección Natural)

Si el capítulo anterior, el sexto,   se dedicaba a presentar dificultades de la teoría,  el capítulo séptimo, que ahora acaba,  también se dedica a presentar diversas objeciones a la “teoría”.

Al comenzar daba una lista de ellas y explicaba que los cuatro capítulos comprendidos entre el VI y el IX se dedicaban a explorar dificultades de la teoría. El X  y el XI se titulan respectivamente “De la imperfección del archivo geológico” y “De la sucesión geológica de los seres orgánicos”,  por tanto se dedican también a explorar más dificultades. Tenemos así que, de los quince capítulos de que consta OSMNS, al menos seis de los centrales se dedican a explorar sus dificultades. Empero, con eso y con todo, quedan intactas las principales que Flourens puso tan claramente de manifiesto y que recordamos aquí:

 

  1. Abuso del lenguaje.
  2. Desconocimiento de aspectos elementales de Historia Natural.
  3. Falta de originalidad : Darwin copia de Lamarck.
  4. Eugenesia, esa peligrosa doctrina social que se encuentra detrás de la Supervivencia de los más aptos.

 

Comienza este capítulo, escrito íntegramente para la cuarta edición,  respondiendo a algunos críticos. Nos encontramos así ante una curiosa situación mediante la cual el libro que debería presentar una teoría científica que explicase el origen de las especies no sólo no lo hace sino que contiene, en su mayor parte, una exposición de sus dificultades, objeciones o puntos débiles. Hasta ahí podríamos entenderlo, pero es que este capítulo contiene además una selección de tales críticas escritas con posterioridad a la publicación de las primeras ediciones. El autor (o autores) ha (han) escogido cuidadosamente las críticas que mejor convienen a su teoría, evitando las auténticas críticas,  es decir, las que demuestran que no hay teoría alguna, Por ejemplo el libro de Pierre Flourens titulado Examen du libre de M Darwin sur l’Origine des Espèces (Paris, 1864) o la crítica de Kölliker acertadamente titulada Uber die Darwinische Shöpfungstheorie (Sobre la teoría darwinista de la Creación).

Durante setenta y cinco largos párrafos el autor se complace en repasar aquellas objeciones de su elección (objeciones presentadas a sus opiniones, indica él mismo, como si en ciencia se tratase de opiniones), es decir aquellas objeciones que están más de acuerdo con sus opiniones o lo que es lo mismo, objeciones que no tienen nada que objetar.  Así es como leemos en el párrafo tricentésimo trigésimo:

Por lo que se refiere a las plantas, este asunto ha sido discutido por Nägeli en un admirable trabajo. Admite que la selección natural ha hecho mucho, pero insiste en que las familias de plantas difieren entre sí principalmente por caracteres morfológicos que parecen no tener importancia alguna para la prosperidad de las especies. Cree, por consiguiente, en una tendencia innata hacia el desarrollo progresivo y más perfecto. Señala la disposición de las células en los tejidos y la de las hojas en el eje como casos en que la selección natural no pudo haber obrado. A éstos pueden añadirse las divisiones numéricas de las partes de la flor, la posición de los óvulos, la forma de la semilla cuando no es de utilidad alguna para la diseminación, etc.

Creencias y opiniones forman el contenido central de la obra. En consecuencia, las falacias y las contradicciones siguen abundando y así tenemos como ejemplo de lo primero:

se admitirá que las flores de las orquídeas presentan multitud de conformaciones curiosas, que hace algunos años se habrían considerado como simples diferencias morfológicas sin función alguna especial,

 

Hace años se habrían considerado….¿Por quién? ¿Quién piensa que toda diferencia morfológica es simple si no tiene una función especial conocida? Sólo el autor. Pero, como digo, esta es su creencia, su opinión particular. Nada que ver con la ciencia. Este estilo genera todo tipo de dificultades, ambigüedades y contradicciones.

 

 Y, así es fácil encontrar ejemplos de contradicción:

Contradicción 1, (párrafo   334):

 but they are now known to be of the highest importance for the fertilisation of the species through the aid of insects, and have probably been gained through natural selection.

 

La primera parte es contradictoria con la segunda. La primera tiene sentido:

 

 but they are now known to be of the highest importance for the fertilisation of the species through the aid of insects,…

 

 La segunda no lo tiene:

and have probably been gained through natural selection.

 

Contradicción 2 (párrafo   340):

No puede haber sido de gran importancia para la mayor parte de los mamíferos, aves y reptiles el estar cubiertos de pelo, de pluma o de escamas, y, sin embargo, el pelo se ha transmitido a casi todos los mamíferos, las plumas a todas las aves y las escamas a todos los reptiles verdaderos.

Pero…. ¿Por qué el estar cubierto de pelo no es importante para los mamíferos?, ¿en qué cabeza cabe que para un ave las plumas no sean importantes? ¿O para un reptil lo sean las escamas? Que continúa de esta manera:

Una estructura, cualquiera que sea, común a muchas formas afines, la consideramos como de gran importancia sistemática, y, por consiguiente, con frecuencia se da por sentado que es de gran importancia vital para la especie.

El autor confunde importancia con importancia sistemática. Su texto es pura elucubración.  Algunos de los caracteres de mayor utilidad en taxonomía, en especial en Botánica, no tienen ninguna utilidad conocida. Pero tengan o no tengan utilidad conocida, los caracteres nada pueden aportar en favor de la selección natural, una entidad confusa que el autor asocia con la idea de progreso:

 

Aun cuando no tenemos ninguna prueba buena de que exista en los seres orgánicos una tendencia innata hacia el desarrollo progresivo, sin embargo, esto se sigue necesariamente, como he procurado demostrar en el capítulo cuarto, de la acción continua de la selección natural, pues la mejor definición que se ha dado de un tipo superior de organización es el grado en que los órganos se han especializado o diferenciado, y la selección natural tiende hacia este fin, en cuanto que los órganos son de este modo capaces de realizar sus funciones más eficazmente.

Y continúa tomando ejemplos e ideas de Lamarck sin citarlo, saltando de crítico a crítico y cambiando de tema sin cesar, siempre evitando cuidadosamente la mención de sus principales críticos (Flourens y Kölliker).

 

El autor continúa esquivando inconvenientes. Hasta aquí, uno tras otro, ha mencionado nombres abstrusos, que se refieren a estructuras variadas, detalles de la anatomía de los diversos grupos animales: vibráculos y ovicularios, pedicellarios. La mención de estos nombres, asociada con el conocimiento de las estructuras que designan, hace aparecer al autor como naturalista profesional, algo que no es. Pero es que, aunque lo fuese, la mención de nombres y el conocimiento de estructuras no le autorizarían a jugar con las palabras: La selección natural no es explicación, sino que por el contrario, viene a reemplazar toda explicación. En nada se explica de este modo la formación de las estructuras mencionadas y, mucho menos de las especies.

La jirafa, los picos de los patos, las barbas de la ballena, los pleuronéctidos, las orquídeas, las plantas trepadoras. El mundo entero ofrece ejemplos palmarios de la Selección Natural en acción. Y si no se lo creen recuerden:

 

Familiarizándose un poco, estas objeciones tan superficiales quedarán olvidadas.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

El autor advierte al creyente del riesgo de abandonar las regiones de la ciencia en el párrafo tricentésimo nonagésimo noveno

En un tono algo amenazante y clerical, como corresponde a su verdadera formación, el autor advierte al lector para que este no se vaya a perder en las regiones del milagro abandonando así  las de la ciencia.  Esto,  que parece a primera vista un consejo razonable,  tiene mucha miga y requiere una explicación.

 

Evidentemente ningún científico va a defender a los milagros como explicación de algo.  Eso es obvio hoy y hace cien o doscientos años.  El problema es que tampoco un científico puede admitir a los juegos de palabras como explicación de algo.  El autor puede descansar tranquilo: Sus lectores no saldremos de los terrenos rectos y bien medidos de la ciencia. Al menos no podemos salir de ellos puesto que, a lo largo de la lectura de OSMNS, nunca hemos entrado en ellos.  Nada hubiéramos deseado más que entrar en los terrenos limpios y aseados de la Ciencia a lo largo de nuestra lectura lectura, pero,….. no! Esto no ha sido posible. No saldremos de ellos  pero no porque creamos en los milagros, como parece sospechar el autor, sino porque no hemos visto  argumentos científicos a lo largo de nuestra lectura.

 

Acaba así de una vez este capítulo VII tortuosamente redactado para la cuarta edición en el que se nos han presentado una serie de objeciones misceláneas a la Teoría de Selección Natural.  Ni en este capítulo ni en el sexto, titulado Dificultades de la Teoría, se ha presentado la principal dificultad u objeción, a saber:

 

Que la Teoría de Selección Natural no es teoría alguna sino un juego de palabras, un fantasma semántico.

 

 

 

399

He who believes that some ancient form was transformed suddenly through an internal force or tendency into, for instance, one furnished with wings, will be almost compelled to assume, in opposition to all analogy, that many individuals varied simultaneously. It cannot be denied that such abrupt and great changes of structure are widely different from those which most species apparently have undergone. He will further be compelled to believe that many structures beautifully adapted to all the other parts of the same creature and to the surrounding conditions, have been suddenly produced; and of such complex and wonderful co-adaptations, he will not be able to assign a shadow of an explanation. He will be forced to admit that these great and sudden transformations have left no trace of their action on the embryo. To admit all this is, as it seems to me, to enter into the realms of miracle, and to leave those of science.

 

 

El que crea que alguna forma antigua, mediante una tendencia o fuerza interna, se transformó de repente, por ejemplo, en otra provista de alas, estará casi obligado a admitir, en oposición a toda analogía, que variaron simultáneamente muchos individuos; y es innegable que estos cambios de estructura, grandes y bruscos, son muy diferentes de los que parecen haber experimentado la mayor parte de las especies. Estará, además, obligado a creer que se han producido repentinamente muchas conformaciones admirablemente adaptadas a todas las otras partes del mismo ser y a las condiciones ambientes; y no podrá presentar ni una sombra de explicación de estas complejas y portentosas adaptaciones. Estará forzado a admitir que estas grandes y bruscas transformaciones no han dejado huella alguna de su acción en el embrión. Admitir todo esto es, a mi parecer, entrar en las regiones del milagro y abandonar las de la Ciencia.

 

 

Lectura aconsejada:

 

Etiquetas:

Prodigiosas transformaciones en el párrafo tricentésimo nonagésimo octavo de El Origen de las Especies

 

Está claro que el autor no admite transformaciones que sean prodigiosas y como si algún curioso lector le fuese a pedir ejemplos se apresura y da dos al comienzo del párrafo:

 

  1. el súbito desarrollo de las alas de las aves y murciélagos
  2. la conversión repentina de un Hipparion en un caballo

 

Pero,…un momento, ¿Está seguro el autor de que Mivart defiende estas transformaciones?,  ¿Alguien en su sano juicio ha hablado nunca del súbito desarrollo de las alas de las aves y murciélagos? Y finalmente ¿Qué es el Hipparion? Aunque el nombre ya ha aparecido en una ocasión en OSMNS, ni antes ni ahora se ha tomado el autor la molestia de describirlo.

 

El párrafo contiene la idea que llevó posteriormente a Haeckel a trucar sus imágenes de embriones de vertebrados exagerando las semejanzas entre los distintos géneros. Está expresada en estas sentencias:

 

Así, pues, el embrión ha quedado casi sin ser modificado, y sirve como un testimonio de la condición pasada de la especie. De aquí que las especies vivientes tan frecuentemente se asemejen, durante las primeras fases de su desarrollo, a formas antiguas y extinguidas pertenecientes a la misma clase.

 

Afirmación que da mucho que dudar puesto que no indica ejemplo alguno.

 

 

398

Unless we admit transformations as prodigious as those advocated by Mr. Mivart, such as the sudden development of the wings of birds or bats, or the sudden conversion of a Hipparion into a horse, hardly any light is thrown by the belief in abrupt modifications on the deficiency of connecting links in our geological formations. But against the belief in such abrupt changes, embryology enters a strong protest. It is notorious that the wings of birds and bats, and the legs of horses or other quadrupeds, are undistinguishable at an early embryonic period, and that they become differentiated by insensibly fine steps. Embryological resemblances of all kinds can be accounted for, as we shall hereafter see, by the progenitors of our existing species having varied after early youth, and having transmitted their newly-acquired characters to their offspring, at a corresponding age. The embryo is thus left almost unaffected, and serves as a record of the past condition of the species. Hence it is that existing species during the early stages of their development so often resemble ancient and extinct forms belonging to the same class. On this view of the meaning of embryological resemblances, and indeed on any view, it is incredible that an animal should have undergone such momentous and abrupt transformations as those above indicated, and yet should not bear even a trace in its embryonic condition of any sudden modification, every detail in its structure being developed by insensibly fine steps.

 

A menos que admitamos transformaciones tan prodigiosas como las invocadas por míster Mivart, tales como el súbito desarrollo de las alas de las aves y murciélagos, o la conversión repentina de un Hipparion en un caballo, la creencia en modificaciones bruscas apenas arroja luz alguna sobre la falta de formas de unión en las formaciones geológicas; pero contra la creencia en tales cambios bruscos, la embriología presenta una enérgica protesta. Es notorio que las alas de las aves y murciélagos y las extremidades de los caballos y otros cuadrúpedos no se pueden distinguir en un período embrionario temprano, y que llegan a diferenciarse por delicadas gradaciones insensibles. Semejanzas embriológicas de todas clases pueden explicarse, como veremos después, porque los progenitores de las especies vivientes han variado después de su primera juventud y han transmitido sus caracteres nuevamente adquiridos a sus descendientes en la edad correspondiente. Así, pues, el embrión ha quedado casi sin ser modificado, y sirve como un testimonio de la condición pasada de la especie. De aquí que las especies vivientes tan frecuentemente se asemejen, durante las primeras fases de su desarrollo, a formas antiguas y extinguidas pertenecientes a la misma clase. Según esta opinión sobre la significación de la semejanza embriológica -y en realidad según cualquier opinión-, es increíble que un animal hubiese experimentado transformaciones instantáneas y bruscas como las indicadas antes, y, sin embargo, no llevase en su estado embrionario siquiera una huella de ninguna modificación súbita, desarrollándose cada detalle de su conformación por delicadas gradaciones insensibles.

Imagen tomada de la versión inglesa del Diccionario de neolengua. Le acompaña la leyenda:

Illustrations of dog and human embryos, looking almost identical at 4 weeks then differing at 6 weeks, shown above a 6-week turtle embryo and 8-day hen embryo, presented by Haeckel in 1868 as convincing proof of evolution. The pictures of the earliest embryonic stages are now considered inaccurate.[22]

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Continúa la serie de disparates en el párrafo tricentésimo nonagésimo séptimo de El Origen de las Especies

¿A qué especies se refiere el autor cuando dice?:

Although very many species have almost certainly been produced by steps not greater than those separating fine varieties;…

(Aun cuando muchísimas especies se han producido, casi con seguridad, por grados no mayores que los que separan variedades pequeñas;..)

 

¿A qué especies se refiere en la siguiente frase de este párrafo memorable y fundamental?:

 yet it may be maintained that some have been developed in a different and abrupt manner

(sin embargo, puede sostenerse que algunas se han desarrollado de un modo diferente y brusco)

 

¿Está escrito esto por el mismo autor que un poco antes decía lo siguiente?:

 

  1. Many large groups of facts are intelligible only on the principle that species have been evolved by very small steps.

 

(Muchos grupos grandes de hechos son comprensibles sólo según el principio de que las especies se han desarrollado a pasos pequeñísimos)

Y también:

  1. My reasons for doubting whether natural species have changed as abruptly as have occasionally domestic races, and for entirely disbelieving that they have changed in the wonderful manner indicated by Mr. Mivart, are as follows

 

(Las razones que tengo para dudar de que las especies naturales hayan cambiado tan bruscamente como a veces lo han hecho las razas domésticas, y para no creer en absoluto que hayan cambiado del modo extraño indicado por míster Mivart, son las siguientes)

 

  1. Everyone who believes in slow and gradual evolution, will of course admit that specific changes may have been as abrupt and as great as any single variation which we meet with under nature, or even under domestication. But as species are more variable when domesticated or cultivated than under their natural conditions, it is not probable that such great and abrupt variations have often occurred under nature, as are known occasionally to arise under domestication.

(Todo el que crea en una evolución lenta y gradual, admitirá sin duda que los cambios específicos pueden haber sido tan bruscos y grandes como cualquier variación aislada de las que nos encontramos en la naturaleza, o hasta en estado doméstico.)

4. Mr. Mivart is further inclined to believe, and some naturalists agree with him, that new species manifest themselves “with suddenness and by modifications appearing at once.” For instance, he supposes that the differences between the extinct three-toed Hipparion and the horse arose suddenly. He thinks it difficult to believe that the wing of a bird “was developed in any other way than by a comparatively sudden modification of a marked and important kind;” and apparently he would extend the same view to the wings of bats and pterodactyles. This conclusion, which implies great breaks or discontinuity in the series, appears to me improbable in the highest degree.

 

(Míster Mivart, además, se inclina a opinar, y algunos naturalistas están de acuerdo con él, que las especies nuevas se manifiestan «súbitamente y por modificaciones que aparecen de una vez». Supone, por ejemplo, que las diferencias entre el extinguido Hipparion, que tenía tres dedos, y el caballo, surgieron de repente. Piensa que es difícil creer que el ala de un ave se desarrollase de otro modo que por una modificación «relativamente súbita de carácter señalado e importante», y, al parecer, haría extensiva la misma opinión a las alas de los murciélagos y pterodáctilos. Esta conclusión, que implica grandes interrupciones o discontinuidad en las series, me parece sumamente improbable.)

 

En resumen y por concluir podríamos decir sin temor a equivocarnos algo así como lo siguiente:

Muchísimas especies se han producido por grados no mayores que los que separan variedades pequeñas (casi con seguridad, puede ser), empero, puede sostenerse también que algunas se han desarrollado de un modo diferente y brusco. No debe, sin embargo, admitirse esto (ni aquello)  sin que se aporten pruebas poderosas. Apenas merecen consideración las analogías vagas, y en muchos respectos falsas, como lo ha demostrado míster Chauncey Wright, …………..

 

397

Although very many species have almost certainly been produced by steps not greater than those separating fine varieties; yet it may be maintained that some have been developed in a different and abrupt manner. Such an admission, however, ought not to be made without strong evidence being assigned. The vague and in some respects false analogies, as they have been shown to be by Mr. Chauncey Wright, which have been advanced in favour of this view, such as the sudden crystallisation of inorganic substances, or the falling of a facetted spheroid from one facet to another, hardly deserve consideration. One class of facts, however, namely, the sudden appearance of new and distinct forms of life in our geological formations supports at first sight the belief in abrupt development. But the value of this evidence depends entirely on the perfection of the geological record, in relation to periods remote in the history of the world. If the record is as fragmentary as many geologists strenuously assert, there is nothing strange in new forms appearing as if suddenly developed.

 

Aun cuando muchísimas especies se han producido, casi con seguridad, por grados no mayores que los que separan variedades pequeñas, sin embargo, puede sostenerse que algunas se han desarrollado de un modo diferente y brusco. No debe, sin embargo, admitirse esto sin que se aporten pruebas poderosas. Apenas merecen consideración las analogías vagas, y en muchos respectos falsas, como lo ha demostrado míster Chauncey Wright, que se han aducido en favor de esta teoría, como la cristalización repentina de las substancias inorgánicas o la transformación de un poliedro en otro mediante una cara. Una clase de hechos, sin embargo, apoya, a primera vista, la creencia en el desarrollo brusco: es la aparición súbita en las formaciones geológicas de formas orgánicas nuevas y distintas. Pero el valor de esta prueba depende enteramente de la perfección de los registros geológicos, en relación con períodos remotos de la historia del mundo. Si los registros son tan fragmentarios como enérgicamente lo afirman muchos geólogos, no hay nada de extraño en que aparezcan formas nuevas, como si se hubiesen desarrollado súbitamente.

 

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Siguen los disparates en el párrafo tricentésimo nonagésimo sexto de El Origen de las Especies

¿Qué es un grupo grande de hechos (large groups of facts)?  Acaso el autor, incapaz de reconocer su incompetencia en taxonomía y en historia natural, se propone ahora clasificar los hechos en general?

 

396

Many large groups of facts are intelligible only on the principle that species have been evolved by very small steps. For instance, the fact that the species included in the larger genera are more closely related to each other, and present a greater number of varieties than do the species in the smaller genera. The former are also grouped in little clusters, like varieties round species; and they present other analogies with varieties, as was shown in our second chapter. On this same principle we can understand how it is that specific characters are more variable than generic characters; and how the parts which are developed in an extraordinary degree or manner are more variable than other parts of the same species. Many analogous facts, all pointing in the same direction, could be added.

 

Muchos grupos grandes de hechos son comprensibles sólo según el principio de que las especies se han desarrollado a pasos pequeñísimos; por ejemplo, el hecho de que las especies comprendidas en los géneros mayores estén más relacionadas entre sí y presenten un mayor número de variedades que las especies de los géneros menores. Las primeras están, además, reunidas en pequeños grupos, como las variedades alrededor de la especie, y presentan otras analogías con las variedades, como se explicó en el capitulo segundo. Según este mismo principio, podemos comprender por qué es que los caracteres específicos son más variables que los genéricos, y por qué las partes que están desarrolladas en grado o modo extraordinarios son más variables que otras partes de la misma especie. Podrían añadirse muchos hechos análogos, todos en el mismo sentido.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:
Categorias: OSMNS Chapter 7

Error del traductor y nuevo disparate en el párrafo tricentésimo nonagésimo quinto de El Origen de las Especies

 

Estudiemos aislada la primera línea de este párrafo, que en el original inglés dice:

That many species have been evolved in an extremely gradual manner, there can hardly be a doubt.

 

Y que una traducción inmediata daría:

Apenas puede dudarse de que muchas especies han evolucionado en una manera extremadamente gradual.

 

Con lo cual surgirían muchas dudas pues el autor no ha mostrado ni un solo ejemplo de una especie que haya evolucionado de manera extremadamente gradual. Además el adjetivo extremadamente es muy sospechoso aquí.

 

La traducción 1 obtenida de aquí dice:

 

Es casi indudable que muchas especies se han desarrollado de un modo sumamente gradual.

 

Lo cual, manteniendo el error, genera más confusión puesto que cambia evolución por desarrollo.

 

Pero las traducciones debidas a J. Fuster y a Anibal Froufé, dicen, en cambio:

 

Que muchas especies se han transformado por evolución de un modo sumamente gradual  es casi indudable.

 

Si la primera frase de la versión original es confusa,  su traducción viene a añadir así más confusión. La lectura del párrafo completo, inunda al lector en un inmenso mar de  confusión. Se trata de un disparate de campeonato y va en contra de las observaciones más elementales de la Historia Natural.

 

 

 

395

That many species have been evolved in an extremely gradual manner, there can hardly be a doubt. The species and even the genera of many large natural families are so closely allied together that it is difficult to distinguish not a few of them. On every continent, in proceeding from north to south, from lowland to upland, etc., we meet with a host of closely related or representative species; as we likewise do on certain distinct continents, which we have reason to believe were formerly connected. But in making these and the following remarks, I am compelled to allude to subjects hereafter to be discussed. Look at the many outlying islands round a continent, and see how many of their inhabitants can be raised only to the rank of doubtful species. So it is if we look to past times, and compare the species which have just passed away with those still living within the same areas; or if we compare the fossil species embedded in the sub-stages of the same geological formation. It is indeed manifest that multitudes of species are related in the closest manner to other species that still exist, or have lately existed; and it will hardly be maintained that such species have been developed in an abrupt or sudden manner. Nor should it be forgotten, when we look to the special parts of allied species, instead of to distinct species, that numerous and wonderfully fine gradations can be traced, connecting together widely different structures.

 

Es casi indudable que muchas especies se han desarrollado de un modo sumamente gradual. Las especies, y aun los géneros de muchas grandes familias naturales, son tan próximos entre sí, que es difícil distinguir ni aun siquiera un corto número de ellas. En todos los continentes, yendo de norte a sur, de las regiones elevadas a las bajas, etc., nos encontramos con una legión de especies muy relacionadas o representativas, como nos ocurre también en ciertos continentes distintos que tenemos razones para creer que estuvieron unidos en otro tiempo. Pero al hacer estas y las siguientes observaciones, me veo obligado a aludir a asuntos que han de ser discutidos más adelante. Si fijamos la atención en las numerosas islas situadas a alguna distancia alrededor de un continente, se verá el gran número de sus habitantes que sólo pueden ser llevados a la categoría de especies dudosas. Lo mismo ocurre si consideramos los tiempos pasados, y comparamos las especies que acaban de desaparecer con las que viven todavía dentro de los mismos territorios, o si comparamos las especies fósiles enterradas en los subpisos de una misma formación geológica. Es evidente que multitud de especies están relacionadas del modo más intimo con otras que viven todavía o que han existido recientemente, y apenas es sostenible que tales especies se hayan desarrollado de un modo brusco o repentino. Tampoco habría que olvidar, cuando consideramos partes determinadas de especies afines en lugar de especies diferentes, que pueden seguirse numerosas gradaciones asombrosamente delicadas que reúnen conformaciones muy diferentes.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Razones para dudar (La trampa ha funcionado) en el párrafo tricentésimo nonagésimo cuarto de El Origen de las Especies

Aquí el autor expresa sus razones para dudar que las especies hayan cambiado abruptamente y no creer en procesos espectaculares como los que propone Mivart. Su análisis muestra el uso de expresiones indefinidas (abrupt, abruptly, suddenly), subjetivas (wonderful manner, wonderfully) o de verbos poco apropiados en un texto científico (believe, disbelieve).

El argumento prometido es incompleto, inconsistente por referirse continuamente a las variaciones en estado de domesticación, y remite a otras partes de la obra:

If such occurred under nature, they would be liable, as formerly explained, to be lost by accidental causes of destruction and by subsequent intercrossing

Lo importante es que el párrafo ha cumplido su misión. El concepto tan sólido que era evolución se ha convertido ahora en otro: theory of gradual evolution (by natural selection, of course). La trampa ha funcionado.

 

 

394

My reasons for doubting whether natural species have changed as abruptly as have occasionally domestic races, and for entirely disbelieving that they have changed in the wonderful manner indicated by Mr. Mivart, are as follows. According to our experience, abrupt and strongly marked variations occur in our domesticated productions, singly and at rather long intervals of time. If such occurred under nature, they would be liable, as formerly explained, to be lost by accidental causes of destruction and by subsequent intercrossing; and so it is known to be under domestication, unless abrupt variations of this kind are specially preserved and separated by the care of man. Hence, in order that a new species should suddenly appear in the manner supposed by Mr. Mivart, it is almost necessary to believe, in opposition to all analogy, that several wonderfully changed individuals appeared simultaneously within the same district. This difficulty, as in the case of unconscious selection by man, is avoided on the theory of gradual evolution, through the preservation of a large number of individuals, which varied more or less in any favourable direction, and of the destruction of a large number which varied in an opposite manner.

 

Las razones que tengo para dudar de que las especies naturales hayan cambiado tan bruscamente como a veces lo han hecho las razas domésticas, y para no creer en absoluto que hayan cambiado del modo extraño indicado por míster Mivart, son las siguientes: Según nuestra experiencia, las variaciones bruscas y muy marcadas se presentan en nuestras producciones domésticas aisladamente y a intervalos de tiempo bastante largos. Si esto ocurriese en estado natural, las variaciones estarían expuestas, como se explicó anteriormente, a perderse por causas accidentales de destrucción y por cruzamientos sucesivos, y sabemos que esto ocurre en estado doméstico, a menos que las variaciones bruscas de esta clase sean especialmente conservadas y separadas por el cuidado del hombre. Por consiguiente, para que apareciese súbitamente una nueva especie de la manera supuesta por míster Mivart, es casi necesario creer, en oposición a toda analogía, que en el mismo territorio aparecieron simultáneamente muchos individuos portentosamente modificados. Esta dificultad, lo mismo que en el caso de la selección inconsciente por el hombre, queda salvada, según la teoría de la evolución gradual, por la conservación de un gran número de individuos que variaron más o menos en cualquier sentido, favorable, y por la destrucción de un gran número que variaron del modo contrario.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

Algo incomprensible en el párrafo tricentésimo nonagésimo tercero de El Origen de las Especies

Párrafo cuya primera frase es incomprensible:

Everyone who believes in slow and gradual evolution, will of course admit that specific changes may have been as abrupt and as great as any single variation which we meet with under nature, or even under domestication

 

(Todo el que crea en una evolución lenta y gradual, admitirá sin duda que los cambios específicos pueden haber sido tan bruscos y grandes como cualquier variación aislada de las que nos encontramos en la naturaleza, o hasta en estado doméstico)

 

 ¿Qué significa to believe in slow and gradual evolution? ¿Qué significa specific changes? ¿Qué extraña relación puede haber entre slow and gradual evolution en la primera parte y as abrupt and as great as any single variation, en la segunda?, ¿Acaso no es slow and gradual, lo contrario de as abrupt and as great as any single variation which we meet with under nature?

A continuación una confusa frase con tres partículas de probabilidad en dos líneas:

Of these latter variations several may be attributed to reversion; and the characters which thus reappear were, it is probable, in many cases at first gained in a gradual manner

Pero el objetivo, sembrar confusión,  lo vemos más claro en el análisis de otro párrafo…

393

Everyone who believes in slow and gradual evolution, will of course admit that specific changes may have been as abrupt and as great as any single variation which we meet with under nature, or even under domestication. But as species are more variable when domesticated or cultivated than under their natural conditions, it is not probable that such great and abrupt variations have often occurred under nature, as are known occasionally to arise under domestication. Of these latter variations several may be attributed to reversion; and the characters which thus reappear were, it is probable, in many cases at first gained in a gradual manner. A still greater number must be called monstrosities, such as six-fingered men, porcupine men, Ancon sheep, Niata cattle, etc.; and as they are widely different in character from natural species, they throw very little light on our subject. Excluding such cases of abrupt variations, the few which remain would at best constitute, if found in a state of nature, doubtful species, closely related to their parental types.

 

Todo el que crea en una evolución lenta y gradual, admitirá sin duda que los cambios específicos pueden haber sido tan bruscos y grandes como cualquier variación aislada de las que nos encontramos en la naturaleza, o hasta en estado doméstico. Pero, como las especies son más variables cuando están domesticadas o cultivadas que en sus condiciones naturales, no es probable que tales variaciones grandes y bruscas hayan ocurrido con frecuencia en la Naturaleza, como se sabe que surgen accidentalmente en domesticidad. De estas últimas variaciones, algunas pueden atribuirse a reversión, y los caracteres que de este modo reaparecen, en muchos casos, fueron probablemente obtenidos al principio de un modo gradual. Un número todavía mayor merecen el nombre de monstruosidades, como los hombres de seis dedos, los hombres puercos espines, las ovejas ancon, las vacas ñatas, etc.; pero como difieren mucho por sus caracteres de las especies naturales, arrojan poca luz sobre nuestro asunto. Excluyendo estos casos de variaciones bruscas, los pocos restantes, si se encontrasen en estado natural, constituirían, a lo sumo, especies dudosas muy afines con sus tipos progenitores.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: