‘Literatura’

Comer azúcar o ¿por qué la gente se queda satisfecha con la explicación de la Selección Natural?

Recibo una información interesante acerca de la peligrosa costumbre de comer azúcar. Por lo visto es habitual en nuestro entorno que una persona consuma como promedio 1.3 kilos de azúcar al día:  una peligrosa costumbre que conlleva elevados riesgos de obesidad, diabetes, enfermedades coronarias y otras y, no obstante, la sensación puede ser la de estar bien alimentado; o, al menos, de estar alimentado.

Algo semejante ocurre con las pseudo-explicaciones científicas, por ejemplo la Selección Natural.  Desde su blog Los Fallos de Darwin, Platypus está de acuerdo en que el principal problema de Darwin es el concepto de Selección Natural.  Por esto me pregunta:

¿por qué la gente se queda satisfecha con la explicación de la SN?

Con determinadas explicaciones ocurre algo semejante a lo que pasa con el azúcar en la dieta.  Crean una sensación (de alimentación, de satisfacción), cuando en realidad pueden estar provocando algo distinto (enfermedad, manipulación mental).

En lo que atañe al lenguaje en general, ya sabemos que su control es muy importante y por eso, tanto en la ficción como en la realidad, desde el poder se promueven diccionarios y enciclopedias.  El fenómeno lo describió Orwell en su novela 1984, cuyo protagonista Winston Smith, trabaja en el Departamento de Registro del Ministerio de la Verdad, responsable entre otras tareas de la elaboración del diccionario de Neolengua; porque, no olvidemos que:

Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado

La misma cuestión en el campo de la realidad, en el cual estaba inspirada la obra de Orwell,  la ha tratado Herbert Marcuse en su obra  “One dimensional man”.  Algunos de sus párrafos son muy ilustradores  al respecto.  Por ejemplo:

Las tendencias dominantes del habla, que niegan estas distinciones, son expresión de los cambios en los modos de pensamiento discutidos en los capítulos anteriores: el lenguaje funcionalizado, contraído y unificado es el lenguaje del pensamiento unidimensional. Para ilustrar esta novedad, lo compararé brevemente con una clásica filosofía de la gramática que trasciende el universo del comportamiento y relaciona las categorías lingüísticas con las ontológicas.

Y también:

He aludido a la filosofía de la gramática para mostrar el grado en el que las contracciones lingüísticas indican una contracción del pensamiento que, a su vez, ellas fortalecen y promueven. La insistencia en los elementos filosóficos en la gramática, o en la relación entre el “sujeto” gramatical, lógico y ontológico señala los contenidos que son suprimidos en el lenguaje funcional, eliminados de la expresión y la comunicación. La contracción del concepto en imágenes fijas; el desarrollo detenido en fórmulas hipnóticas que se auto-validan; la inmunidad contra la contradicción; la identificación de las cosas (y de las personas) con su función: estas tendencias revelan a la mente unidimensional en el idioma que habla.

O así mismo:

Si la conducta lingüística impide el desarrollo conceptual, si se opone a la abstracción y la mediación, si se rinde a los hechos inmediatos, rechaza el reconocimiento de los factores detrás de los hechos, y por lo tanto rechaza el reconocimiento de los hechos, y de su contenido histórico. En y para la sociedad, esta organización del discurso funcional es de importancia vital, sirve como vehículo de coordinación y subordinación. El lenguaje unificado y funcional es un lenguaje irreconciliablemente anti-crítico y anti-dialéctico. En él, la racionalidad operacional y behaviorista absorbe los elementos trascendentes, los negativos, y de oposición a la razón.

……………………………………………

El lenguaje cerrado no demuestra ni  explica: comunica decisiones, fallos, órdenes. Cuando define, la definición se convierte en ” separación de lo bueno y lo malo”, establece lo que es correcto y lo equivocado sin permitir dudas, y un valor como justificación de otro. Se mueve por medio de tautologías, pero las tautologías son frases terriblemente eficaces. Expresan el juicio de una “forma prejuzgada”, pronuncian condenas. Por ejemplo, el “contenido objetivo”, es decir, la definición de términos como” desviacionista “,” revisionista “, es la de un código penal, y este tipo de validación hace nacer una conciencia para la que el lenguaje de los poderes fácticos es el lenguaje de la verdad [24].

…………………………………………………..

Este lenguaje controla mediante la reducción de las formas lingüísticas y los símbolos de reflexión, abstracción, desarrollo, contradicción, sustituyendo los conceptos por imágenes

Por todo esto, el lenguaje de Darwin es ejemplo de lenguaje cerrado, contraído, funcionalizado. Inmune a toda contradicción. Como consecuencia de todo ello la Selección Natural es una poderosa imagen, sí. Pero una imagen anticientífica. Un fantasma semántico.

Bibliografía

One dimensional man. Herbert Marcuse. 1964. El enlace lleva directamente al capítulo 4, de interesante lectura.

Versión española de Antonio Elorza para RBA Proyectos Editoriales. Planeta D’Agostini. Barcelona.

Imagen tomada del blog Cambia el mundo despierta. Entrada  Azúcar, epidemia mundial

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , , , , , , , ,

¿Qué es el materialismo?

Preguntaba ayer un participante en este blog :

¿exactamente de que hablamos cuando hablamos de materialismo? ¿lo contrario de materialismo es la magia?

Basándome libremente en textos de de dos  clásicos contemporáneos, los profesores Agustín García Calvo y Emanuele Severino, propongo hoy dos respuestas. Así,  el  Materialismo  puede ser esa pretensión o  fe de que nos hablan  estos autores.  Del primero por ejemplo:

la pretensión de una phýsis o realidad ajena y anterior a todo lenguaje, independiente de arbitrio y razón, la apelación a algo que está por debajo de las palabras, es justamente la convención y falsedad que constituye la apariencia que los hombres (todos y cada uno) toman como verdad de las cosas y las relaciones

Del segundo:

Si se cree y esta es la fe fundamental que envuelve ya todo cuanto sucede en la tierra, que las cosas pueden ir a la nada y salir de la nada (y, por lo tanto pueden ser aniquiladas y creadas por el hombre o por un dios), entonces se cree que existe un tiempo en el que las cosas son nada: el tiempo en que estas, una vez aniquiladas ya son nada y el tiempo en que antes de salir de la nada, son todavía una nada. Pero creer que existe un tiempo en que las cosas (es decir los no-nada) son nada es como creer que existe un tiempo en que el círculo es cuadrado. Pero el enigma del mundo se resuelve cuando se hace evidente que no puede existir ningún tiempo en que las cosas (ni siquiera la más irrelevante de ellas) son nada, y cuando se hace evidente, pues que las cosas-todas, de las más humildes a las más grandes, de las más desvanecidas a las más patentes, de las más familiares a las más inquietantes-son todas ingenerables, incorruptibles, inmutables, eternas. Lo que llamamos devenir del mundo es por tanto el aparecer y el desaparecer de lo eterno. En sentido análogo a cuando se dice que el sol sigue brillando, eterno incluso cuando desaparece de la bóveda del cielo. No sólo los dioses sino todas las cosas tienen esta naturaleza solar.

Imagen de Agustín García Calvo del blog Lineas Paralelas

Imagen de Emanuele Severino de GrandiPassione

Bibliografía

García Calvo, A.  Razón común. Zamora, Editorial Lucina, 1985, 1999, 2006.

Severino, E. El parricidio fallido. Editorial: Destino, 1991.


Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,

Impresionante artefacto del pensamiento decimonónico

Imagen de previsualización de YouTube

John Angus Campbell, profesor de retórica,  explora la manera en que Charles Darwin utiliza sus habilidades retóricas para persuadir a sus lectores del poder creador de la selección natural.   La entrevista analiza la lógica y la estructura de On the Origin of Species…….

(más…)

Etiquetas: , , ,

Camaleón en el Tesoro de la Lengua de Sebastián de Covarrubias

CAMALEON, este animalejo ví en Valencia en el huerto del señor Patriarca Juan de Ribera, de la misma figura que le pintan. Es cosa muy recibida de la su particular naturaleza mantenerse del aire y mudarse de la color que se le ofrece en su presencia, excepto la roja y la blanca, que estas no las imita [...] Es nombre griego: chamæleon [...] Vale tanto como humilis, seu parvulus leo ['león humilde o pequeño', A. B.] [...] Plinio [...] describe al vivo este animalejo como yo le vi. Pero canto al grandor debía ser poco más de un palmo y le tenían dentro de una jaula de calandria. Y de este tamaño era el que Pierio Valeriano refiere haber visto en Roma en tiempo de León Décimo en Palacio, lib. 27 de chamalleonte. En el lib. 28 cap. 3 alegado arriba trae Plinio parte de lo dicho y añade calidades del animal y uso dél, y de sus partes, pero no carece de superstición y por eso no lo refiero aquí, por tratarse de la moralidad que sacan los autores de la naturaleza suya. Es el camaleón símbolo del hombre astuto, disimulado y sagaz, que fácilmente se acomoda al gusto y parecer de la persona con quien trata, para engañarla. Significa también el lisonjero y adulador, que si lloráis, llora; y si reís, ríe; y si, a medio día claro, decís vos que es de noche, os dirá que es así, porque él ve las estrellas. Este tal merecía que se las hicieran ver realmente, con meterle en un pozo muy hondo, de donde dicen poderse ver a medio día; y de allí nació el proverbio de amenaza “Yo os haré ver las estrellas a medio día” [...]

Es animal de complexión muy frío. Debe de ser la causa que no se halla sangre en su cuerpo, sino muy poca en el corazón. Y así está escondido en el Invierno y sale de Verano. Su mayor enemigo es el cuervo. Debe de ser la causa el verle por la apariencia mudado en cuervo. El autor de la Sexta parte de Varia lección dice que herido y muerto el camaleón muere también el cuervo si come dél por poco que sea porque es todo veneno, si bien la naturaleza le proveyó de remedio y medicina y es que si así como se siente atormentado toma una hoja de laurel mata la ponzoña y cobra salud entera.

Tomado de Blog de la lengua española de Antonio BustosTesoro de la Lengua Castellana de Sebastián de Covarrubias Orozco. Disponible para su consulta online.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,

La abubilla en el Tesoro de la Lengua Castellana de Sebastián de Covarrrubias

Abubilla

Del nombre latín Upupa, ave conocida que tiene las plumas de la cabeza levantadas a modo de celada, graece ερoφ. Este nombre, abubilla, está compuesto de ave , y del diminutivo de upupa, conviene a saber upupilla, ave upupilla, y corrompido abubilla.

Es ave sucia, que se recrea en el estiércol; su voz desgraciada y triste, y por esto dijo el adagio latino: Epops cum cygnus certat. Cerca de los egipcios la abubilla significaba abundante vendimia, si al madurar de las uvas diese muchas voces; y esto hace por ser amiga de uvas y engordar con ellas. La misma pintada con una mata de la hierba dicha Capillis veneris, vulgarmente culantrillo de pozo, significa el hombre que busca remedio para su embriaguez; porque este ave de comer muchas uvas se emborracha y con esta hierba se cura. Significa también el hombre dado a vicios, por la inclinación que tiene a andar entre el estiércol; y por su voz triste y llorosa es comparada al malo a quien su conciencia le acusa y siempre anda descontento y quejoso. Finjen los poetas haberse convertido en este ave Tereo, luego que habiéndole dado a comer disfrazadamente a su hijo Itys, Progne y Philomele, fue tras ellas con la espada desnuda, y ellas se convirtieron , una en luscinia o ruiseñor y la otra en golondrina, el muchacho en faisán y el Tereo en abubilla, dicha en griego ερoφ (quod generus videtus dicere, Ovidio lib 6, Metamorphosis: Nomen epops volucri, facies armata videtur).

Tomado de Tesoro de la Lengua Castellana de Sebastián de Covarrubias Orozco. Disponible para su consulta online.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,

Eugenio d’Ors, descubridor del idioma darwiniano o darvinés

Hace un par de meses el blog Humor Darwinista anunciaba el descubrimiento del idioma darvinés como lenguaje impuesto en la biología.  Me pareció entonces que habíamos encontrado un filón para la lingüística y que faltaría sólo encontrar la piedra de roseta, la clave correspondiente que nos permitiría traducir tantos textos del darvinés a otros idiomas corrientes y viceversa, de los lenguajes nativos al darvinés.

Pero, ….la tarea no es tan sencilla.  En parte porque no hay nada nuevo bajo el sol, ese gran mentiroso,  y ahora resulta que el idioma darvinés o darviniano conocido ya hace tiempo, se había instalado ampliamente en diversos dominios.   Su uso va mucho más allá de los límites de la Biología,  y resulta que ya era el lenguaje impuesto en la Historia hace setenta años.

En uno de sus escritos fechado allá por los años treinta o cuarenta del último siglo del pasado milenio, Eugenio d’Ors descubría ya los trucos y la las complejidades del darvinés cuando decía:

Donde las ideas aparecen, el resultado suele ser todavía peor. Porque el historicismo, durante los años que nos preceden, tan se ha puesto a la escuela del prejuicio evolucionista, que la sombra de Darwin parece presidir la íntima devoción de cada una de estas compilaciones que, a escuela darwiniana se colocan, cuando no ocurre que, no poco a estilo de monsieur Jourdain, hablen en darviniano sin saberlo.
Esto se las conoce en su general relativismo, y más aparentemente aún y para empezar, en la gran preponderancia que se les ve conceder, desde las primeras páginas, no ya a lo prehistórico, sino a lo paleontológico, y hasta lo geológico, cuando no se llega a lo astronómico, con tendencia evidente a rebajar el color propiamente humano en la evocación del pasado del mundo. Así como en la hora de Copérnico y de Galileo la tierra pasó a ser , astronómicamente, un simple caso particular, en un sistema cosmológico más vasto, de concepción más “neutral” desde el punto de vista de los intereses humanistas o del orgullo humano, así, en otra paralela, el evolucionismo moderno tiende a sumir la civilización en la vida y ésta en la materia, con lo cual la historia humana, capitulillo insignificante por lo que dice a su duración en tiempo, viene a achicarse en importancia, ante las grandes cifras que representan cronológicamente el proceso de los mundos. No hay que insistir en lo que representan, como radicalismo evolucionista, las tres versiones de diversa envergadura dadas en su Esquema de la Historia por Herbert Wells. Pero tampoco hay por qué ocultar que principios análogos presiden sin duda a la Historia del Mundo, de José Pijoan, que el editor Salvat viene publicando en Barcelona.

No poco de lo bueno que contiene este notable esfuerzo queda inútil por culpa de ese desdichado espíritu que ha movido a abrir, por ejemplo, las ilustraciones del primer volumen, con grabados y láminas de plesiosauros, volcanes, bólidos y otras nebulosas

Bibliografía

Eugenio d’Ors. 1949. Nuevo Glosario. Vol III 1934-1943. Aguilar Madrid.
P 78

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , , , ,

La ciencia como Aparato de Convicciones: ¿Habría leído Juan Benet El origen de las especies?

Con Juan Benet, ingeniero y escritor,  autor de “Volverás a Región”,  el aire vibraba de manera especial en las entrevistas.  Algunas de las recogidas en el libro titulado “Juan Benet: Cartografía personal”, son memorables. Veamos como ejemplo el siguiente fragmento:

P- A la hora de construir un texto: ¿Qué diferencias hay entre uno puramente novelesco y otro claramente ensayístico analítico? Entiendo que en determinado momento ambos son narración, literatura perdiendo parte de su carácter ensayístico, analítico.

R.- Tú le llamas narrador a lo que simplemente es un estilista: de cualquier modo yo suscribo parcialmente tu teoría. Por ejemplo, El origen de las especies, creo, no hubiera tenido una influencia tan decisiva en todo el pensamiento posterior si no hubiera sido porque está magistralmente escrito. Y al manifiesto comunista, que está redactado con mucho primor, le pasa lo mismo; si no hubiera estado tan bien escrito el Manifiesto, el fantasma del comunismo hubiese sido menos peligroso y no habría convencido tanto. No olvides que la Ciencia es un aparato de convicciones; a ti la ciencia te convence de la ley de la gravedad, o de la segunda ley de la termodinámica aún no conociéndolas, y el estilo es un aparato tan poderoso para convencer como la Ciencia: pues para qué más quieres, es como el que ama a una mujer y además le gusta…………..

La Ciencia como Aparato de convicciones: Interesante Metáfora. Pero, reflexionemos………

¿Qué tipo de autor es el más adecuado para un aparato de convicciones?,

¿Será acaso aquel un escritor magistral de desbordante imaginación?

Mmmmmm………Sospecho que no siempre.

¿No será más útil para el Aparato de Convicciones disponer de escritores modestos e incluso mediocres pero que, en cada momento, digan una y otra vez, repitiendo hasta la saciedad, aquello que les indican quienes llevan el control del aparato?

Por lo que se refiere a originalidad o a calidad literaria ni por lo más remoto me parece que el Origen de las Especies esté magistralmente escrito. Por lo que se refiere a tesón, firmeza conseguida a base de insistencia, corrigiendo pruebas y alterando contenidos en sucesivas ediciones, sí;  es muy eficaz a la hora de transmitir firmemente una idea.

Si magistralmente se refiere a poder de convicción puede que tenga razón Benet y que El Origen sea, en ese dudoso sentido, magistral. No obstante, es sin duda también  oportunista y su difusión es inseparable de una importante red editorial, publicitaria y comercial.

Pero, por otra parte, tampoco creo que Benet le hubiese dedicado mucha atención a su lectura. Lo demuestra en una respuesta a una pregunta posterior:

P.- En algunas ocasiones has adoptado una actitud provocadora de provecho. En otros casos son opiniones que a mucha gente le parece una boutade, así sobre Joyce, Cortázar, Martín Santos. En una ocasión charlando sobre Sade lo comparaste con Benavente……

R.- Sade es Benavente y Klossowski el “El Caballero Audaz”, ni más ni menos.
Lo que pasa es que es muy fácil: Lo más fácil del mundo es ser Passolini. Los Klossowski y Passolinis se han subido al pedestal de lo maldito por voluntad propia. En 1977 con un Sade completamente perdonado, lo hemos convertido en un maldito. Ser maldito por tocar los tabúes ya me dirás lo que es, y Sade los conocía, sabía que en 1795 no se podía hablar de religión, de sexualidad; y construye un texto en contra de la sociedad, de la virtud. Sade tiene el mismo predicamento intelectual que el Play Boy, pues ya sabemos que poner a una señora con medias negras justas, pues eso es Sade. A la altura del Play Boy está Sade, que es lo mismo pero en el siglo XVIII…., no tenía estilo, ni gracia, no sabía hacer una metáfora, no sabía pasar a otro erotismo, es decir, no tenía ningún poder verbal ni ninguna gracia escribiendo. Y Darwin, sí: ¿El Origen de las Especies, qué es?, ¿Que hay una evolución?, ¡Qué va a haber una evolución! lo que pasa es que está muy bien escrito.

Francamente,  tan divertidas  conclusiones no parecen apropiadas para alguien que haya leido meticulosamente el Origen de las Especies. Ni la obra está tan bien escrita, ni su lectura permite concluir que no haya una evolución.   La lectura de El Origen no permite dirigir la crítica contra la evolución, sino que la guía indefectiblemente hacia el centro de la Teoría: La Selección Natural.


Imágenes de Blanca Andreu blog y Cinematismo.

Bibliografía:

Juan Benet: Cartografía personal. 1997. Cuatro Ediciones, Valladolid. 328 páginas.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,

El pensamiento como hipopótamo

“Es casi seguro que vamos hacia una era de dictaduras totalitarias -una época en que la libertad de pensamiento será en un principio un pecado mortal y más tarde una abstracción sin sentido.  El individuo autónomo va a ser borrado del mapa. Pero esto significa que la literatura, en la forma en que la conocemos, tiene que sufrir por lo menos una muerte temporal. La literatura del liberalismo está llegando a su fin y la literatura del totalitarismo aún no ha aparecido y es apenas imaginable. En cuanto al escritor, sentado en la punta de un iceberg, no es más que un anacronismo, un vestigio de la era burguesa, tan condenado al fracaso como el hipopótamo.”

Almost certainly we are moving into an age of totalitarian dictatorships — an age in which freedom of thought will be at first a deadly sin and later on a meaningless abstraction. The autonomous individual is going to be stamped out of existence. But this means that literature, in the form in which we know it, must suffer at least a temporary death. The literature of liberalism is coming to an end and the literature of totalitarianism has not yet appeared and is barely imaginable. As for the writer, he is sitting on a melting iceberg; he is merely an anachronism, a hangover from the bourgeois age, as surely doomed as the hippopotamus.

George Orwell. Inside the Whale. 1940

Imagen de aquí


“Función social del científico: ¿Qué es la ciencia?, un viejo artículo de Orwell”

Etiquetas:

La perspicacia se pierde en el dogma

Cualidad menguante y ya casi extinguida, la perspicacia, solía reflejarse cual rayo de luz al leer textos de los periodistas antiguos, cuya agudeza penetraba en los recovecos de la realidad hasta puntos insospechados.

La perspicacia llevaba a veces al periodista a perderse en digresiones. Tan lejos habría llegado  en su sondeo de la realidad que luego resultaba difícil encontrar el camino de retorno. Así por ejemplo, llegado un artículo a una frase muy inspirada, podría continuar con otras bien confusas.

Al igual que mi amigo Joaquín, del Majao Público, he estado ojeando una reciente edición de las obras completas de Leopoldo Alas “Clarín”.

En un texto publicado en 1894, Clarín nos ofrece un magnífico ejemplo de perspicacia. Las dos primeras líneas son buena muestra de agudeza y capacidad de penetración. El resto es prueba de la confusión que proviene sin duda de haberse perdido o de haber dado por bueno un dogma. Veamos:

Porque, nótese, que así como ahora el transformismo transformado de los continuadores de Darwin no admite que entre en la herencia el resultado orgánico del uso individual, así en la ciencia que habíamos de continuar, heredaríamos, si acaso, de antiguas tendencias y aptitudes, rasgos generales, pero no la manera particular del pensamiento y de los ideales de entonces. Así, por ejemplo, nuestros nuevos metafísicos no necesitarían ser, ni serían como por herencia, ante todo teólogos de un dogmatismo positivo, y dentro de éste, defensores extremados de la concentración autoritaria. No es fácil prever qué sesgo tomarían las cualidades propias de la raza enfrente de la nueva vida científica emprendida, no por copia sacada, como al trasluz de los extranjeros, sino por asimilación seria, sistemática, constante.

Lo que hay que destacar es el “no admite”. Clarin se daba cuenta de que existía una prohibición en la ciencia. La prohibición generaba confusión y echaba a perder el discurso.

Referencia

Clarín. Un Proyecto. El Globo, 23 de Abril de 1894.

Tomado de:  Obras Completas de Clarín. VIII Artículos 1891-1894. p 725.

Ediciones Nobel SA Oviedo. 2005.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas:

Presentación del libro “El naturalista en su siglo homenaje a D. Mariano de la Paz Graells en el CC aniversario de su nacimiento”

El naturalista en su siglo homenaje a D. Mariano de la Paz Graells en el CC aniversario de su nacimiento from Videos CRM on Vimeo.

(más…)

Etiquetas: