‘Creación’

NOOSFERA: Evolución: entre la Ciencia y la religión

24.06.2016 18:30h – 20:30h

Lugar: Sala A

 

Con Emilio Cervantes (Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología – CSIC)

El análisis metódico, es decir científico, de la Evolución revela aspectos más propios de la religión que de la ciencia. Sin ir más lejos es frecuente una pregunta que, aunque adquiere distintas formas, podemos expresar de esta manera: ¿Cree usted en la evolución? Pero esta pregunta no es lícita. Veremos, entre otras cosas, por qué.

Etiquetas:

¿Será la religión una cuestión de élites?

En su entrada titulada Relationship between religion and science, Wikipedia contiene una información que la confirma como lo que hace tiempo venimos advirtiendo: La pesadilla que Orwell predijo en su novela 1984: El Diccionario de Neolengua.

A fecha de hoy (11 de febrero de 2016), al tratar sobre la relación entre Religión y Ciencia indica:

While the conflict thesis remains popular for the public, it has lost favor among most contemporary historians of science and the majority of scientists in elite universities in the US do not hold a conflict view.

 

Es decir:

 

Mientras la tesis del conflicto sigue siendo popular, ha perdido el favor de los historiadores contemporáneos de la ciencia y de la mayoría de los científicos en las universidades de élite de los Estados Unidos, quienes no mantienen tal visión del conflicto.

 

Ahora bien: ¿Por qué la plebe, la gente, la pobre gente, mantiene esa visión de la relación entre Religión y Ciencia como un conflicto?

¿No será acaso porque el Partido se ha empeñado en ello?. ¿No será porque la autoridad, representada entre otros por el Diccionario de Neolengua ha decidido que los pobres no tienen derecho a una Religión que no sea la de la Ciencia o la de la Evolución?

Etiquetas:

La felicidad de contemplar cuatro gusanos en el párrafo octingentésimo cuadragésimo y último de El Origen de las Especies

Acaba la obra que hemos leido despacio, párrafo a párrafo, día a día, durante casi cuatro años.

Acaba la obra y lloramos de emoción al leer este último párrafo.

En uno de sus largos paseos, el autor se ha sentado y contempla a la naturaleza. Naturaleza que él mismo va a transformar mediante el imperativo de su mirada. No exageramos por tanto si decimos que el momento descrito en este párrafo es el final de la edad antigua y el comienzo de la nueva. El final de la Historia Natural y el principio de la Biología. El final de un mundo en que la humildad es virtud y el principio de un mundo que exige al ser humano ser arrogante.

El autor, el profeta máximo de la arrogancia y la pseudociencia, se ha sentado y contempla un enmarañado ribazo cubierto por muchas plantas de varias clases. Si fuese un botánico o un naturalista, mencionaría las especies, pero él no distingue especies, clases o variedades. En realidad él solo estudió para clérigo y de esto hace ya mucho, mucho tiempo. Pero el estudio no cayó en saco roto.

Las aves cantan en los matorrales, tampoco importa qué aves sean, ruiseñores, canarios o …buitres. En el mundo moderno, ave es suficiente.

Diferentes insectos revolotean, pero si para las plantas y para las aves no importaba la especie, te diré lo que importa en el caso de los insectos: Nada. Un insecto ya debe conformarse con tener este nombre: Insecto. Más que suficiente.

Los gusanos que se arrastran entre la tierra húmeda nos invitan a reflexionar en todas estas formas, primorosamente construidas, tan diferentes entre sí, y que dependen mutuamente de modos tan complejos.

Todas ellas, gusanos, insectos, aves, plantas y otras incluyendo al propio observador, el autor de este desafortunado libro que nunca debió ser publicado, todas ellas han sido producidas por leyes que obran a nuestro alrededor. Leyes que son, a saber: crecimiento con reproducción; herencia; variación por la acción directa e indirecta de las condiciones de vida y por el uso y desuso.

Pero,…. Un momento: ¿Puede llamarse ley a todo esto? ¿Existe algo que pueda llamarse  Ley del crecimiento con reproducción? Sospecho que no

¿Algo que se pueda llamar Ley de la herencia? Me temo que no.

 

Sí existe, en cambio, algo que puede llamarse ley de la variación por la acción directa e indirecta de las condiciones de vida y por el uso y desuso. Estas son  leyes que estableció Lamarck a quien Darwin ha venido copiando desde el principio hasta el final de su obra.

El resto, ya saben, lo de siempre: Malthus,… Malthus y Dios. Es decir, la selección natural.

 

 

 

..una razón del aumento, tan elevada, tan grande, que conduce a una lucha por la vida, y como consecuencia a la selección natural, que determina la divergencia de caracteres y la extinción de las formas menos perfeccionadas. Así, la cosa más elevada que somos capaces de concebir, o sea la producción de los animales superiores, resulta directamente de la guerra de la naturaleza, del hambre y de la muerte. Hay grandeza en esta concepción de que la vida, con sus diferentes fuerzas, ha sido alentada por el Creador en un corto número de formas o en una sola, y que, mientras este planeta ha ido girando según la constante ley de la gravitación, se han desarrollado y se están desarrollando, a partir de un principio tan sencillo, infinidad de formas las más bellas y portentosas.

 

 

 

 

 

840.

 

It is interesting to contemplate a tangled bank, clothed with many plants of many kinds, with birds singing on the bushes, with various insects flitting about, and with worms crawling through the damp earth, and to reflect that these elaborately constructed forms, so different from each other, and dependent upon each other in so complex a manner, have all been produced by laws acting around us. These laws, taken in the largest sense, being Growth with reproduction; Inheritance which is almost implied by reproduction; Variability from the indirect and direct action of the conditions of life, and from use and disuse; a Ratio of Increase so high as to lead to a Struggle for Life, and as a consequence to Natural Selection, entailing Divergence of Character and the Extinction of less improved forms. Thus, from the war of nature, from famine and death, the most exalted object which we are capable of conceiving, namely, the production of the higher animals, directly follows. There is grandeur in this view of life, with its several powers, having been originally breathed by the Creator into a few forms or into one; and that, whilst this planet has gone circling on according to the fixed law of gravity, from so simple a beginning endless forms most beautiful and most wonderful have been, and are being evolved.

 

Es interesante contemplar un enmarañado ribazo cubierto por muchas plantas de varias clases, con aves que cantan en los matorrales, con diferentes insectos que revolotean y con gusanos que se arrastran entre la tierra húmeda, y reflexionar que estas formas, primorosamente construidas, tan diferentes entre sí, y que dependen mutuamente de modos tan complejos, han sido producidas por leyes que obran a nuestro alrededor. Estas leyes, tomadas en un sentido más amplio, son: la de crecimiento con reproducción; la de herencia, que casi está comprendida en la de reproducción; la de variación por la acción directa e indirecta de las condiciones de vida y por el uso y desuso; una razón del aumento, tan elevada, tan grande, que conduce a una lucha por la vida, y como consecuencia a la selección natural, que determina la divergencia de caracteres y la extinción de las formas menos perfeccionadas. Así, la cosa más elevada que somos capaces de concebir, o sea la producción de los animales superiores, resulta directamente de la guerra de la naturaleza, del hambre y de la muerte. Hay grandeza en esta concepción de que la vida, con sus diferentes fuerzas, ha sido alentada por el Creador en un corto número de formas o en una sola, y que, mientras este planeta ha ido girando según la constante ley de la gravitación, se han desarrollado y se están desarrollando, a partir de un principio tan sencillo, infinidad de formas las más bellas y portentosas.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Ancho es el campo que veo en el párrafo octingentésimo trigésimo octavo de El Origen de las Especies

Párrafo breve pero profético. Necesariamente ha de ser profético puesto que quien escribe es la voz de la autoridad y si no acertase, bien podría esa misma autoridad hacer cambiar las cosas para que pareciera que había acertado. Por ejemplo donde dice:

Se proyectará mucha luz sobre el origen del hombre y sobre su historia.

 

Si no acertase y el futuro no proyectase luz alguna sobre el origen del hombre, entonces bien podríamos inventar lo que fuese necesario y conveniente a tal fin. Lo dicho: Profético, que las profecías a la fuerza también son profecías.

 

 

838.

 

 In the future I see open fields for far more important researches. Psychology will be securely based on the foundation already well laid by Mr. Herbert Spencer, that of the necessary acquirement of each mental power and capacity by gradation. Much light will be thrown on the origin of man and his history.

 

En el porvenir veo ancho campo para investigaciones mucho más interesantes. La Psicología se basará seguramente sobre los cimientos, bien echados ya por míster Herbert Spencer, de la necesaria adquisición gradual de cada una de las facultades y aptitudes mentales. Se proyectará mucha luz sobre el origen del hombre y sobre su historia.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Antropomorfismo, Binomio Con-Con, Ciencia a debate, Ciencia ficción, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Creación, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Curiosidades y anécdotas, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Divina Comedia, Divulgación científica, Doblepensar, Dogmas, El destino del hombre en la Naturaleza, Eugenesia, Evolución, Filosofía, Flatus vocis, Fraude, General, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, Ideas, idioma darwiniano o darvinés, Infierno, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, La sombra de Darwin, Lenguaje, Máquina incapaz de distinguir, Materialismo, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Objetivos de la biología, Pseudociencia, Religión, Revoluciones, Sectarismo, Ser humano, Visión del Mundo

Cerebro encerrado en el párrafo septingentésimo cuadragésimo cuarto de El Origen de las Especies

Leemos aquí:

¡Qué inexplicables son estos casos de homologías de serie dentro de la teoría ordinaria de la creación!

Pero todavía no ha definido en qué consiste la teoría ordinaria de la creación, ni quien la ha expuesto. Dónde podría uno acudir para entender de qué se trata. Entretanto la utiliza como chivo expiatorio para atribuirle todo aquello que no cuadra, operación con la cual piensa erróneamente estar construyendo una teoría científica.

 

Demasiadas preguntas quedan sin contestar en este párrafo. No sabemos si encontrarán una solución, si no la encontrarán o si la encontrarán hasta cierto punto, es decir según el estilo ambigüo que es habitual en nuestra obra…

 

744.

 

How inexplicable are the cases of serial homologies on the ordinary view of creation! Why should the brain be enclosed in a box composed of such numerous and such extraordinarily shaped pieces of bone apparently representing vertebrae? As Owen has remarked, the benefit derived from the yielding of the separate pieces in the act of parturition by mammals, will by no means explain the same construction in the skulls of birds and reptiles. Why should similar bones have been created to form the wing and the leg of a bat, used as they are for such totally different purposes, namely flying and walking? Why should one crustacean, which has an extremely complex mouth formed of many parts, consequently always have fewer legs; or conversely, those with many legs have simpler mouths? Why should the sepals, petals, stamens, and pistils, in each flower, though fitted for such distinct purposes, be all constructed on the same pattern?

 

¡Qué inexplicables son estos casos de homologías de serie dentro de la teoría ordinaria de la creación! ¿Por qué ha de estar el cerebro encerrado en una caja compuesta de piezas óseas tan numerosas y de formas tan sumamente diferentes que parecen representar vértebras? Como Owen ha hecho observar, la ventaja que resulta de que las piezas separadas cedan en el acto del parto en los mamíferos no explica en modo alguno la misma construcción en los cráneos de las aves y reptiles. ¿Por qué habrían sido creados huesos semejantes para formar el ala y la pata de un murciélago, utilizados como lo son para fines completamente diferentes, a saber: volar y andar? ¿Por qué un crustáceo, que tiene un aparato bucal sumamente complicado, formado de muchas partes, ha de tener siempre, en consecuencia, menos patas, o, al revés, los que tienen muchas patas han de tener aparatos bucales más simples? ¿Por qué en todas las flores los sépalos, pétalos, estambres y pistilos, aunque adecuados a tan distintos fines, han de estar construidos según el mismo modelo?

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Míster Windsor Earl y el aventurero Wallace en el párrafo sexcentésimo octogésimo quinto del Origen de las Especies

 

Temprano en este párrafo aparece la cita de Míster Windsor Earl quien, se nos dice, ha hecho algunas observaciones notables sobre la relación que existe entre la profundidad del mar que separa las islas unas de otras o del continente más próximo y el grado de afinidad de los mamíferos que en ellas viven. Ignoro cuán interesantes serán estas observaciones de Míster Windsor Earl, o dónde fueron publicadas.  Este párrafo no indica nada más al respecto. Eso sí, se nos dice que sus observaciones fueron luego ampliadas por las de míster Wallace, el conocido aventurero que comparte con Darwin el dudoso honor de haber dispersado por el mundo las teorías maltusianas.

 

¿Qué sería pues lo que había descubierto para la ciencia primero Míster Windsor Earl, luego, el aventurero Wallace y, finalmente, Charles Darwin?

 

Pues que cuando las islas están separadas por mar profundo, sus especies son más diferentes que cuando las separa un mar menos profundo. Esto sería todo, y el autor nos lo viene a confirmar con su reconocida candidez que tantos han ensalzado y que a otros nos suena a falso:

 

 

No he tenido, hasta ahora, tiempo para continuar el estudio de este asunto en todas las partes del mundo; pero hasta donde he llegado subsiste la relación.

 

 

 

 

 

 

 

685

Another interesting relation exists, namely, between the depth of the sea separating islands from each other, or from the nearest continent, and the degree of affinity of their mammalian inhabitants. Mr. Windsor Earl has made some striking observations on this head, since greatly extended by Mr. Wallace’s admirable researches, in regard to the great Malay Archipelago, which is traversed near Celebes by a space of deep ocean, and this separates two widely distinct mammalian faunas. On either side, the islands stand on a moderately shallow submarine bank, and these islands are inhabited by the same or by closely allied quadrupeds. I have not as yet had time to follow up this subject in all quarters of the world; but as far as I have gone, the relation holds good. For instance, Britain is separated by a shallow channel from Europe, and the mammals are the same on both sides; and so it is with all the islands near the shores of Australia. The West Indian Islands, on the other hand, stand on a deeply submerged bank, nearly one thousand fathoms in depth, and here we find American forms, but the species and even the genera are quite distinct. As the amount of modification which animals of all kinds undergo partly depends on the lapse of time, and as the islands which are separated from each other, or from the mainland, by shallow channels, are more likely to have been continuously united within a recent period than the islands separated by deeper channels, we can understand how it is that a relation exists between the depth of the sea separating two mammalian faunas, and the degree of their affinity, a relation which is quite inexplicable on the theory of independent acts of creation.

 

Existe otra relación interesante entre la profundidad del mar que separa las islas unas de otras o del continente más próximo y el grado de afinidad de los mamíferos que en ellas viven. Míster Windsor Earl ha hecho algunas observaciones notables sobre este particular, ampliadas luego considerablemente por las admirables investigaciones de míster Wallace, por lo que se refiere al archipiélago Malayo, el cual está atravesado, cerca de Celebes, por una porción de océano profunda que separa dos faunas muy distintas de mamíferos. En cada lado, las islas descansan sobre un banco submarino de no mucha profundidad, y están habitadas por los mismos mamíferos o mamíferos muy afines. No he tenido, hasta ahora, tiempo para continuar el estudio de este asunto en todas las partes del mundo; pero hasta donde he llegado subsiste la relación. Por ejemplo: la Gran Bretaña está separada de Europa por un canal de poca profundidad, y los mamíferos son iguales en ambos lados, y lo mismo ocurre en todas las islas próximas a las costas de Australia. Las Antillas, por el contrario, están situadas sobre un banco sumergido a gran profundidad -unas mil brazas-, y allí encontramos formas americanas; pero las especies y aun los géneros son completamente distintos. Como la intensidad de las modificaciones que experimentan los animales de todas clases depende, en parte, del tiempo transcurrido, y como las islas que están separadas entre sí y de la tierra firme por canales poco profundos es más probable que hayan estado unidas, formando una región continua en su período reciente, que las islas separadas por canales más profundos, podemos comprender por qué existe relación entre la profundidad del mar que separa dos faunas de mamíferos y su grado de afinidad, relación que es por completo inexplicable dentro de la teoría de los actos independientes de creación.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Incipiente teoría en el párrafo sexcentésimo octogésimo cuarto del Origen de las Especies

Por fin, en medio de tan largo discurso, el autor viene a explicarnos algo.  No mucho, pero algo,  de lo que ha dado en llamar, párrafos atrás, teoría ordinaria de la creación. Por supuesto que no ha dado referencia alguna al respecto, pero veamos qué es lo que tiene que decirnos ahora:

 

Dentro de la teoría ordinaria de la creación no se puede decir que no ha habido tiempo para la creación de mamíferos…

 

 

O sea que de la teoría ordinaria de la creación, de la cual no sabemos nada, porque nunca nos la ha explicado, venimos ahora a averiguar que necesita un tiempo.

 

Pero la cosa no queda ahí. Veamos:

 

además, ha habido tiempo para la producción de especies peculiares pertenecientes a otras clases, y es sabido que en los continentes las nuevas especies de mamíferos aparecen y desaparecen con más rapidez que otros animales inferiores.

 

¿Qué quiere decir que ha habido tiempo para la producción? ¿Acaso los organismos de las islas no pueden proceder de tierra firme? ¿Qué significa la última parte de esta frase, es decir:

 

en los continentes las nuevas especies de mamíferos aparecen y desaparecen con más rapidez que otros animales inferiores.?

 

¿Algún ejemplo al respecto?

 

 

684

Mammals offer another and similar case. I have carefully searched the oldest voyages, and have not found a single instance, free from doubt, of a terrestrial mammal (excluding domesticated animals kept by the natives) inhabiting an island situated above 300 miles from a continent or great continental island; and many islands situated at a much less distance are equally barren. The Falkland Islands, which are inhabited by a wolf-like fox, come nearest to an exception; but this group cannot be considered as oceanic, as it lies on a bank in connection with the mainland at a distance of about 280 miles; moreover, icebergs formerly brought boulders to its western shores, and they may have formerly transported foxes, as now frequently happens in the arctic regions. Yet it cannot be said that small islands will not support at least small mammals, for they occur in many parts of the world on very small islands, when lying close to a continent; and hardly an island can be named on which our smaller quadrupeds have not become naturalised and greatly multiplied. It cannot be said, on the ordinary view of creation, that there has not been time for the creation of mammals; many volcanic islands are sufficiently ancient, as shown by the stupendous degradation which they have suffered, and by their tertiary strata: there has also been time for the production of endemic species belonging to other classes; and on continents it is known that new species of mammals appear and disappear at a quicker rate than other and lower animals. Although terrestrial mammals do not occur on oceanic islands, aerial mammals do occur on almost every island. New Zealand possesses two bats found nowhere else in the world: Norfolk Island, the Viti Archipelago, the Bonin Islands, the Caroline and Marianne Archipelagoes, and Mauritius, all possess their peculiar bats. Why, it may be asked, has the supposed creative force produced bats and no other mammals on remote islands? On my view this question can easily be answered; for no terrestrial mammal can be transported across a wide space of sea, but bats can fly across. Bats have been seen wandering by day far over the Atlantic Ocean; and two North American species, either regularly or occasionally, visit Bermuda, at the distance of 600 miles from the mainland. I hear from Mr. Tomes, who has specially studied this family, that many species have enormous ranges, and are found on continents and on far distant islands. Hence, we have only to suppose that such wandering species have been modified in their new homes in relation to their new position, and we can understand the presence of endemic bats on oceanic islands, with the absence of all other terrestrial mammals.

 

Otro caso semejante nos ofrecen los mamíferos. He buscado cuidadosamente en los viajes más antiguos, y no he encontrado ni un solo ejemplo indubitable de un mamífero terrestre -exceptuando los animales domésticos que posean los indígenas- que viviese en una isla situada a más de 300 millas de un continente o de una gran isla continental, y muchas islas situadas a distancia mucho menor están igualmente desprovistas de estos mamíferos. Las Falkland, que están habitadas por un zorro que parece un lobo, se presentan en seguida como una excepción; pero este grupo no puede considerarse como oceánico, pues descansa sobre un banco unido con la tierra firme, de la que distan unas 280 millas; además, los icebergs llevaban antes cantos a sus costas occidentales, y pudieron, en otro tiempo, haber transportado zorros, como frecuentemente ocurre ahora en las regiones árticas. No obstante, no puede decirse que las islas pequeñas no puedan sustentar mamíferos, por lo menos pequeños, pues éstos, en muchas partes del mundo, existen en islas pequeñísimas cuando están situadas cerca del continente, y apenas es posible citar una isla en la que no se hayan naturalizado y multiplicado grandemente nuestros mamíferos menores. Dentro de la teoría ordinaria de la creación no se puede decir que no ha habido tiempo para la creación de mamíferos: muchas islas volcánicas son lo bastante antiguas, según lo demuestra la enorme erosión que han sufrido y sus estratos terciarios; además, ha habido tiempo para la producción de especies peculiares pertenecientes a otras clases, y es sabido que en los continentes las nuevas especies de mamíferos aparecen y desaparecen con más rapidez que otros animales inferiores. Aun cuando los mamíferos terrestres no existan en las islas oceánicas, los mamíferos aéreos existen en casi todas las islas. Nueva Zelandia posee dos murciélagos que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo; la isla de NorfoIk, el archipiélago de Viti, las islas Bonin, los archipiélagos de las Carolinas y de las Marianas, la isla de Mauricio, poseen todas sus murciélagos peculiares. ¿Por qué la supuesta fuerza creadora -podría preguntarse- ha producido murciélagos y no otros mamíferos en las islas alejadas? En mi opinión, esta pregunta puede contestarse, porque no hay mamíferos terrestres que puedan ser transportados a través de un amplio espacio de mar, pero los murciélagos pueden volar a través de él. Los murciélagos se han visto deambulando por día lejos sobre el océano Atlántico, y dos especies de América del Norte, ya sea regular u ocasionalmente, visitan las Bermudas, a una distancia de 600 millas del continente. Yo he escuchado a Mr. Tomes, que ha estudiado especialmente esta familia, que muchas especies tienen una distribución geográfica enorme, y se encuentran en los continentes y en islas muy distantes. Por lo tanto, sólo tenemos que suponer que tales especies errantes se han modificado en sus nuevos hogares en relación a su nueva posición, y podemos entender la presencia de murciélagos endémicos de las islas oceánicas, con la ausencia de todos los mamíferos terrestres.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Vuelta a la única teoría que el autor entiende en el párrafo sexcentésimo quincuagésimo quinto del Origen de las Especies

El autor presenta serios problemas de raciocinio elemental. En primer lugar no hay teoría alguna que pueda llamarse Teoría de Creación. Ni la hay ahora ni la hubo nunca. En segundo lugar, resulta muy difícil de entender donde dice:

No podemos sostener que estas especies hayan sido creadas semejantes en relación con las condiciones físicas, casi iguales, de las regiones; pues si comparamos, por ejemplo, ciertas partes de América del Sur con partes de África meridional o de Australia, vemos regiones, muy semejantes en todas sus condiciones físicas, cuyos habitantes son completamente diferentes.

 

Además de la confusión de la redacción, da a entender que tiene un conocimiento absoluto de la totalidad de las condiciones físicas en las regiones mencionadas, lo cual es un disparate.

 

 

 

655

These cases of close relationship in species either now or formerly inhabiting the seas on the eastern and western shores of North America, the Mediterranean and Japan, and the temperate lands of North America and Europe, are inexplicable on the theory of creation. We cannot maintain that such species have been created alike, in correspondence with the nearly similar physical conditions of the areas; for if we compare, for instance, certain parts of South America with parts of South Africa or Australia, we see countries closely similar in all their physical conditions, with their inhabitants utterly dissimilar.

 

 

Dentro de la teoría de la creación, son inexplicables estos casos de parentesco próximo entre especies que viven actualmente o vivieron en otro tiempo en el mar, en las costas orientales y occidentales de América del Norte, en el Mediterráneo y el Japón, y en las tierras templadas de América del Norte y Europa. No podemos sostener que estas especies hayan sido creadas semejantes en relación con las condiciones físicas, casi iguales, de las regiones; pues si comparamos, por ejemplo, ciertas partes de América del Sur con partes de África meridional o de Australia, vemos regiones, muy semejantes en todas sus condiciones físicas, cuyos habitantes son completamente diferentes.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Conclusiones y pareceres en el párrafo sexcentésimo trigésimo cuarto del Origen de las Especies

El idioma darvinés se caracteriza, entre otras cosas, por su incapacidad de distinguir.  Así, no distingue bien entre lo que es un hecho y lo que es una teoría. Tampoco distingue bien entre lo que es una opinion personal o parecer y lo que es una conclusion científica.

Las especies han sido producidas (creadas dice en algún otro momento) en un punto. Si se encuentran en lugares muy distantes, esto ha de ser debido a cambios en la geología.  Si esto es muy frecuente, entonces recurrimos a la confusion verbal. Es decir, si no puedo explicar algo, voy al menos a decir unas frases que den la impression de que tengo una explicación. Por ejemplo:

 

De modo que nos vemos reducidos a considerar si las excepciones a la continuidad de la distribución geográfica son tan numerosas y de naturaleza tan grave que tengamos que renunciar a la opinión, que las consideraciones generales hacen probable, de que cada especie ha sido producida en una región y que desde allí ha emigrado hasta donde ha podido.

 

Esto se justifica de cualquier manera. Por ejemplo:

 

Sería inútilmente fatigoso discutir todos los casos excepcionales en que una misma especie vive actualmente en puntos distantes y separados, y no pretendo, ni por un momento, que pueda ofrecerse explicación alguna de muchos casos.

 

Para concluir:

 

la creencia de que la ley es un solo lugar de origen me parece incomparablemente la más segura.

 

 

634

Hence, it seems to me, as it has to many other naturalists, that the view of each species having been produced in one area alone, and having subsequently migrated from that area as far as its powers of migration and subsistence under past and present conditions permitted, is the most probable. Undoubtedly many cases occur in which we cannot explain how the same species could have passed from one point to the other. But the geographical and climatical changes which have certainly occurred within recent geological times, must have rendered discontinuous the formerly continuous range of many species. So that we are reduced to consider whether the exceptions to continuity of range are so numerous, and of so grave a nature, that we ought to give up the belief, rendered probable by general considerations, that each species has been produced within one area, and has migrated thence as far as it could. It would be hopelessly tedious to discuss all the exceptional cases of the same species, now living at distant and separated points; nor do I for a moment pretend that any explanation could be offered of many instances. But, after some preliminary remarks, I will discuss a few of the most striking classes of facts, namely, the existence of the same species on the summits of distant mountain ranges, and at distant points in the Arctic and Antarctic regions; and secondly (in the following chapter), the wide distribution of fresh water productions; and thirdly, the occurrence of the same terrestrial species on islands and on the nearest mainland, though separated by hundreds of miles of open sea. If the existence of the same species at distant and isolated points of the earth’s surface can in many instances be explained on the view of each species having migrated from a single birthplace; then, considering our ignorance with respect to former climatical and geographical changes, and to the various occasional means of transport, the belief that a single birthplace is the law seems to me incomparably the safest.

 

Por consiguiente, me parece, como a otros muchos naturalistas, que la opinión más probable es la de que cada especie ha sido producida en una sola región y que posteriormente ha emigrado de esta región hasta donde se lo han permitido sus facultades de emigración y resistencia, en las condiciones pasadas y presentes. Indudablemente, se presentan muchos casos en los que no podemos explicar cómo la misma especie pudo haber pasado de un punto a otro. Pero los cambios geográficos y climatológicos que han ocurrido ciertamente en tiempos geológicos recientes tienen que haber convertido en discontinua la distribución geográfica, antes continua, de muchas especies. De modo que nos vemos reducidos a considerar si las excepciones a la continuidad de la distribución geográfica son tan numerosas y de naturaleza tan grave que tengamos que renunciar a la opinión, que las consideraciones generales hacen probable, de que cada especie ha sido producida en una región y que desde allí ha emigrado hasta donde ha podido. Sería inútilmente fatigoso discutir todos los casos excepcionales en que una misma especie vive actualmente en puntos distantes y separados, y no pretendo, ni por un momento, que pueda ofrecerse explicación alguna de muchos casos. Pero, después de unas observaciones preliminares, discutiré algunos de los grupos más notables de hechos, como la existencia de la misma especie en las cumbres de regiones montañosas distintas o en puntos muy distantes de las regiones árticas y antárticas; discutiré luego -en el capítulo siguiente- la extensa distribución de las producciones de agua dulce, y después la presencia de las mismas producciones terrestres en islas y en la tierra firme más próxima, aunque separadas por centenares de millas de océano. Si la existencia de la misma especie en puntos distantes y aislados de la superficie terrestre puede explicarse en muchos casos dentro de la opinión de que cada especie ha emigrado desde un solo lugar de nacimiento, entonces, teniendo en cuenta nuestra ignorancia de los antiguos cambios climatológicos y geográficos y de los diferentes medios de transporte ocasionales, la creencia de que la ley es un solo lugar de origen me parece incomparablemente la más segura.

Lectura aconsejada:

Etiquetas: ,

Un grave error en el párrafo ducentésimo octogésimo séptimo de El Origen de las Especies

 

Dice el autor:

El ejemplo de la vejiga natatoria de los peces es bueno, porque nos muestra claramente el hecho importantísimo de que un órgano construido primitivamente para un fin (la flotación) puede convertirse en un órgano para un fin completamente diferente (la respiración).

 ¿Construido para un fin?…………… ¿De qué estamos hablando?

Porque,….¿Quién le ha dicho a este autor que hace cuatro párrafos nos hablaba de las obras de Dios y de su inteligencia que la vejiga natatoria de los peces se ha construido primitivamente para el fin de la flotación? ¿Acaso el cambio gradual es equivalente a la construcción con una finalidad? ¿Quién le ha dicho al autor que la vejiga natatoria se ha convertido en los pulmones? ¿Acaso el cambio gradual que el propone puede explicar tal cambio?

¿Es compatible la selección natural con la idea de diseño?

¿Acaso la selección natural no  elimina de la naturaleza toda idea de diseño, todo propósito?

 

287

The illustration of the swim-bladder in fishes is a good one, because it shows us clearly the highly important fact that an organ originally constructed for one purpose, namely flotation, may be converted into one for a widely different purpose, namely respiration. The swim-bladder has, also, been worked in as an accessory to the auditory organs of certain fishes. All physiologists admit that the swim-bladder is homologous, or “ideally similar” in position and structure with the lungs of the higher vertebrate animals: hence there is no reason to doubt that the swim-bladder has actually been converted into lungs, or an organ used exclusively for respiration.

 

 

El ejemplo de la vejiga natatoria de los peces es bueno, porque nos muestra claramente el hecho importantísimo de que un órgano construido primitivamente para un fin (la flotación) puede convertirse en un órgano para un fin completamente diferente (la respiración). La vejiga natatoria, además, se ha transformado como un accesorio de los órganos auditivos de ciertos peces. Todos los fisiólogos admiten que la vejiga natatoria es homóloga, o «idealmente semejante» en posición y estructura, de los pulmones de los animales vertebrados superiores; por consiguiente, no hay razón para dudar que la vejiga natatoria se ha convertido positivamente en pulmones, o sea, en un órgano utilizado exclusivamente por la respiración.

Etiquetas: