‘Blog del día Mi+d’

Evolución: Hojas de plantas acuáticas

 

23. Tampoco podemos, por lo pronto, entrar a observar más detenidamente las hojas secundarias; anotemos tan solo, de paso, que, especialmente cuando forman parte del tallo, en la posterior transformación de éste, serán igualmente transformadas de modo extraño.

 

24. Tal como las hojas les deben su primera alimentación principalmente a las partes acuosas más o menos modificadas, extraidas del tronco, así le deben a la luz y al aire su mayor elaboración y refinamiento. En tanto que los cotiledones nacidos dentro de la envoltura sencilla, como si fueran embutidos de una savia cruda, se nos antojan carentes de organización, toscos e informes, las hojas de las plantas que crecen debajo del agua se nos presentan con una organización más primitiva que las expuestas al aire libre; tal es así que una misma especie de plantas desarrolla hojas más lisas y menos refinadas cuando crecen en lugares bajos y húmedos; en cambio, en regiones más altas, produce hojas ásperas, provistas de pelos, elaboradas con más finura.

 

23. Auch können wir uns vorerst in die nähere Beobachtung der Afterblätter nicht einlassen; wir bemerken nur im Vorbeigehn, daß sie, besonders wenn sie einen Teil des Stiels ausmachen, bei der künftigen Umbildung desselben gleichfalls sonderbar verwandelt werden.

24. Wie nun die Blätter hauptsächlich ihre erste Nahrung den mehr oder weniger modifizierten wässerichten Teilen zu verdanken haben, welche sie dem Stamme entziehen, so sind sie ihre größere Ausbildung und Verfeinerung dem Lichte und der Luft schuldig. Wenn wir jene in der verschlossenen Samenhülle erzeugten Kotyledonen, mit einem rohen Safte nur gleichsam ausgestopft, fast gar nicht, oder nur grob organisiert und ungebildet finden: so zeigen sich uns die Blätter der Pflanzen, welche unter dem Wasser wachsen, gröber organisiert als andere, der freien Luft ausgesetzte; ja sogar entwickelt dieselbige Pflanzenart glättere und weniger verfeinerte Blätter, wenn sie in tiefen feuchten Orten wächst; da sie hingegen, in höhere Gegenden versetzt, rauhe, mit Haaren versehene, feiner ausgearbeitete Blätter hervorbringt.

23.  Also, we cannot allow ourselves to enter for the time being into the closer observation of the after-leaves; we observe only in passing by, that they during the accruing transmutation of the same also become metamorphosed oddly, specifically when they put out a section of the stem.

24. Now as the leaves must owe their first nutrition principally to the more or less modified watery parts, such as they deprive the trunk, so do they owe their greater development and refinement to the light and to the air.  If we find  those  produced in the closed seed shells, now quasi-stuffed with a green juice, virtually none, or only coarsely organized and ill-bred cotyledons, so  the leaves of the plants appear to us more grossly organized than others, which grow expunged of the free air under the water; yes, actually, the same smoother and less refined plant species develop, if they grow in deeply dammed places; whereas, it, displaced in upper regions there, rough, provided with hairs, brings forth more refined, elaborated leaves.

 

 

 

Fragmento de La Metamorfosis de las Plantas de Johann Wolfgang von Goethe.

Tomado de la edición:  La Metamorfosis de las Plantas. Afinidades. Asociación Valle Inclán Elkartea. Universidad del Pais Vasco. Johann Wolfgang von Goethe.   Die Metamorphose der Pflanzen     (1790). Versión en alemán de Zeno.org. Versión en inglés de Starkliteraria.

Imagen  tomada de Adirondack Park Invasive Plant Project: http://www.adkinvasives.com/aquatic/plantid/fanwort.html

Etiquetas: ,

Evolución: Cuando el peciolo tiene forma de hoja

 

22. El hecho de que este peciolo independiente tiene igualmente la tendencia a adoptar forma de hoja, lo vemos en distintos vegetales, por ejemplo los Agrumena; más adelante, su organización nos invitará a realizar algunas observaciones que esquivamos por el momento.

 

22. Daß dieser für sich bestehende Blattstiel gleichfalls eine Neigung habe, sich in Blättergestalt zu verwandeln, sehen wir bei verschiedenen Gewächsen, z.B. an den Agrumen, und es wird uns seine Organisation in der Folge noch zu einigen Betrachtungen auffordern, welchen wir gegenwärtig ausweichen.

 

22. We see on various plants, for example on the agrumen, that this existent petiole could have likewise for itself  a tendency to turn into leaf-form, and it will still invite us to some observations on its organization consequently, which we at this stage sidestep.

Fragmento de La Metamorfosis de las Plantas de Johann Wolfgang von Goethe.

Tomado de la edición:  La Metamorfosis de las Plantas. Afinidades. Asociación Valle Inclán Elkartea. Universidad del Pais Vasco. Johann Wolfgang von Goethe.   Die Metamorphose der Pflanzen     (1790). Versión en alemán de Zeno.org. Versión en inglés de Starkliteraria.

Imagen de Jardín Mundani

Etiquetas: ,

La proporción en la naturaleza: El tiempo y la tortuga, según Giacomo Leopardi

 

En su obra titulada ZIBALDONE y subtitulada Pensieri di varia filosofia e di bella letteratura, pausadamente escrita entre los años 1817 y 1832, Giacomo Leopardi presenta diversas reflexiones sobre aspectos variados de la naturaleza. Así por ejemplo, el siguiente fragmento que trata de la proporción:

La tartaruga lunghissima nelle sue operazioni ha lunghissima vita. Così tutto è proporzionato nella natura, e la pigrizia della tartaruga di cui si potrebbe accusar la natura non è veramente pigrizia assoluta cioè considerata nella tartaruga ma rispettiva. Da ciò si possono cavare molte considerazioni.

La tortuga lentísima en sus operaciones tiene una larguísima  vida. Así, todo es proporcional en la naturaleza, y la pereza de la tortuga de la cual podríamos acusar a la naturaleza no es verdaderamente pereza absoluta, sino que considerada en la tortuga, es relativa. De esto podemos obtener una gran cantidad de consideraciones.


 

Indicando también más adelante:

 

Di questi pensieri della tartaruga si potrà forse dire anche del Pigro della cui vita bisogna vedere presso i naturalisti se sia lunga.

Estos pensamientos que se aplican a la tortuga quizás también podrían servirle al perezoso, cuya vida tendrán los naturalistas que ver si es o no es larga.

 

Imágenes: Giacomo Leopardi (numéro cinq), Fontana delle tatarughe en Roma (flickriver), perezoso (wikifaunia).

 


Etiquetas:

Un triunfador

 

Para mi, aunque parezca paradójico, la figura de Lamarck es la de un triunfador. Un triunfador, no en la posteridad, como profetizaba su amante hija, sino que alcanzó la meta perseguida durante su propia existencia.

Otros hombres, más dúctiles y adaptables, menos opuestos a los errores y prejuicios de su época, más propensos a ceder y contemporizar, suelen alcanzar la riqueza y sienten sus hombros encorvarse bajo el peso de los honores recibidos.

 

A esos son a los que comúnmente se considera triunfadores. Y, sin embargo, cuántos de ellos en la soledad de su gabinete de trabajo o en el silencio callado de su alcoba, pensarán entristecidos en todos los retorcimientos de su inteligencia que han tenido necesidad de hacer para llegar a escalar la cúspide en que se encuentran. Y mientras el coro de alabanzas canta su gloria, más de un rubor incontenible debe decirles que, en realidad, hay mucho de falso en ella o es demasiado el precio que en simulaciones y mentiras pagaron por alcanzarla.

 

Página 4 del libro  “Lamarck intérprete de la naturaleza” de  Enrique Beltrán,

México 1945 (Tall. Graf. de la Nación). Tirada de cien ejemplares (100).

Imagen: Palaua morchara (Malváceas) del herbario de Lamarck

 

Etiquetas: ,

Nada sabemos del origen de las variedades domésticas en el Quincuagésimo segundo párrafo de El Origen de las Especies

 

Vuelve a aparecer aquí un fantasma semántico: el  de la selección inconsciente, un procedimiento imposible, porque si hay selección, desde luego, ésta no es inconsciente. Si como resultado del proceso de mejora (Selección, cruzamiento, reproducción) obtenemos algún tipo de ventaja no buscada, esto no es resultado de la selección, sino consecuencia del proceso de mejora.

Por eso acierta el autor al decir que apenas conocemos nada del origen o historia de ninguna de nuestras razas domésticas. Cierto y no sólo eso, tampoco conocemos casi nada del origen de las razas salvajes, ni del origen de las especies, ni  podremos conocer nada de todo ello si empleamos el lenguaje con total arbitrariedad.

 

 

These views appear to explain what has sometimes been noticed, namely, that we know hardly anything about the origin or history of any of our domestic breeds. But, in fact, a breed, like a dialect of a language, can hardly be said to have a distinct origin. A man preserves and breeds from an individual with some slight deviation of structure, or takes more care than usual in matching his best animals, and thus improves them, and the improved animals slowly spread in the immediate neighbourhood. But they will as yet hardly have a distinct name, and from being only slightly valued, their history will have been disregarded. When further improved by the same slow and gradual process, they will spread more widely, and will be recognised as something distinct and valuable, and will then probably first receive a provincial name. In semi-civilised countries, with little free communication, the spreading of a new sub-breed will be a slow process. As soon as the points of value are once acknowledged, the principle, as I have called it, of unconscious selection will always tend–perhaps more at one period than at another, as the breed rises or falls in fashion–perhaps more in one district than in another, according to the state of civilisation of the inhabitants–slowly to add to the characteristic features of the breed, whatever they may be. But the chance will be infinitely small of any record having been preserved of such slow, varying, and insensible changes.

 

 

 

Esta opinión parece explicar lo que se ha indicado varias veces, o sea que apenas conocemos nada del origen o historia de ninguna de nuestras razas domésticas. Pero, de hecho, de una casta, como de un dialecto de una lengua, difícilmente puede decirse que tenga un origen definido. Alguien conserva un individuo con alguna diferencia de conformación y obtiene cría de él, o pone mayor cuidado que de ordinario en aparear sus mejores animales y así los perfecciona, y los animales perfeccionados se extienden lentamente por los alrededores inmediatos; pero difícilmente tendrán todavía un nombre distinto y, por no ser muy estimados, su historia habrá pasado inadvertida. Cuando mediante el mismo método, lento y gradual, hayan sido más mejorados, se extenderán más lejos y serán reconocidos como una cosa distinta y estimable, y recibirán entonces por vez primera un nombre regional. En países semicivilizados, de comunicación poco libre, la difusión de una nueva sub-raza sería un proceso lentísimo. Tan pronto como los rasgos característicos son conocidos, el principio, como lo he llamado yo, de la selección inconsciente tenderá siempre -quizá más en un período que en otro, según que la raza esté más o menos de moda; quizá más en una comarca que en otra, según el estado de civilización de los habitantes- a aumentar lentamente los rasgos característicos de la raza, cualesquiera que sean éstos. Pero serán infinitamente pequeñas las probabilidades de que se haya conservado alguna historia de estos cambios lentos, variantes e insensibles.

 

 

 

Etiquetas: ,

Los ingleses y la moral

 

Ya hemos ido viendo acá y  allá ciertas peculiaridades del temperamento inglés según las descubren algunos de sus más destacados literatos.  Veíamos cómo David Herbert Lawrence, en su obra Mujeres Enamoradas, indicaba que en Inglaterra nunca se bajaba el pistónHenry James nos hacía ver que a los ingleses no les gustan las situaciones netas, observación que resultaba de gran interés en el ámbito de la Biología EvolutivaOrwell nos recordaba su mundialmente famosa hipocresía, su sonambulismo y su incapacidad para la filosofía.

Abundando en el tema de la idiosincrasia del carácter inglés,  volvemos hoy a disfrutar con la lectura de un fragmento de Henry James, en donde de nuevo viene a dar en el clavo al mencionar un aspecto de gran importancia y que tanto tiene que ver con las versiones al uso de la Evolución. Tan importante cuestión  es ni más ni menos que la moral. En la lucha por la supervivencia propuesta por el darwinismo como motor de la evolución,  la moral se esfuma. Ya vimos como en el párrafo de Francis Bacon elegido para la presentación de El Origen de las Especies  había ocurrido una amputación en este sentido, eliminando el contenido moral de una sentencia que originalmente era una sentencia moral.  En su obra “La Copa Dorada”,  Henry James relaciona la moral de los ingleses con aquello  que puede ser su base y sustento:  las tazas de té. La relación es sencilla y directa:  A más té, más moral:

 

On this, for a little, they sat face to face; after which, without comment, she asked him if he would have more tea. All she would give him, he promptly signified; and he developed, making her laugh, his idea that the tea of the English race was somehow their morality, “made,” with boiling water, in a little pot, so that the more of it one drank the more moral one would become.

 

En esto, un poco, se sentaron frente a frente, tras lo cual, sin comentarios, ella le preguntó si iba a tomar más té. Todo lo que le daría, dió a entender; y desarrolló, haciéndole reir,  su idea de que el té de la raza inglesa, de alguna manera era su moral, “hecha”, con agua hirviendo, en una olla pequeña, de modo que cuanto más se bebía, en más moral uno se convertiría.

 

Aquí hay un debate de  esta entrada.

Etiquetas:

Una multitud de dificultades se le habrá ocurrido al lector mucho antes de haber llegado a esta parte de mi trabajo

 

Long before having arrived at this part of my work, a crowd of difficulties will have occurred to the reader.

Mucho antes de haber llegado a esta parte de mi trabajo, una multitud de dificultades se le habrán ocurrido al lector.

 

 

Some of them are so grave that to this day I can never reflect on them without being staggered; but, to the best of my judgment, the greater number are only apparent, and those that are real are not, I think, fatal to my theory.

 

Algunas de ellas son tan graves que, hasta hoy, no puedo reflexionar sobre ellas sin titubeo, pero, a lo mejor de mi juicio, el mayor número de ellas son sólo aparentes, y las que son reales no son, creo, fatales para mi teoría.

 

 

These difficulties and objections may be classed under the following heads:—Firstly, why, if species have descended from other species by insensibly fine gradations, do we not everywhere see innumerable transitional forms? Why is not all nature in confusion instead of the species being, as we see them, well defined?

 

Estas dificultades y objeciones pueden clasificarse en los siguientes tipos:-En primer lugar, ¿por qué, si las especies han descendido de otras especies por gradaciones insensiblemente finas, no se ven por todas partes innumerables formas de transición? ¿Por qué no está toda la naturaleza confusa, en lugar de las especies, como las vemos, bien definidas?

 

Secondly, is it possible that an animal having, for instance, the structure and habits of a bat, could have been formed by the modification of some animal with wholly different habits? Can we believe that natural selection could produce, on the one hand, organs of trifling importance, such as the tail of a giraffe, which serves as a fly-flapper, and, on the other hand, organs of [172]such wonderful structure, as the eye, of which we hardly as yet fully understand the inimitable perfection?

 

En segundo lugar, es posible que un animal que tiene, por ejemplo, la estructura y las costumbres de un murciélago, pudiera haberse formado por la modificación de un animal con hábitos totalmente diferentes? ¿Podemos creer que la selección natural podría producir, por una parte, órganos de escasa importancia,
tales como la cola de una jirafa, que sirve como espanta-moscas, y, por por otra parte, órganos de [172] tan maravillosa estructura, tales como el ojo, de los cuales apenas entendemos plenamente la perfección inimitable?

 

 

Thirdly, can instincts be acquired and modified through natural selection? What shall we say to so marvellous an instinct as that which leads the bee to make cells, which has practically anticipated the discoveries of profound mathematicians?

 

En tercer lugar, pueden los  instintos adquirirse y modificarse por selección natural? ¿Qué vamos a decir de un instinto tan maravilloso como el que lleva la abeja para hacer las celdas, que prácticamente se ha anticipado a los descubrimientos de matemáticos profundos?

 

Fourthly, how can we account for species, when crossed, being sterile and producing sterile offspring, whereas, when varieties are crossed, their fertility is unimpaired?

En cuarto lugar, ¿cómo podemos explicar que cuando se cruzan las especies son estériles y producen descendencia estéril, mientras que, cuando se cruzan las variedades, la fertilidad no se ve afectada?

 

Las imágenes 1, 2, 3 y 5 proceden del calendario Nature’s Hidden Secrets, de Cell signalling para 2009, cuyo PDF se encuentra en la red.  La imagen 4 es de treknature. La 6 de faqs. org. Hay más  “dificultades”, por ejemplo aquí, aquí, aquí, aquí y aquí. También en el Diccionario de Neolengua, en las entradas para Tettiigonidae y otras.

Los párrafos del texto proceden de El Origen de las Especies.  Sexta edición en Proyecto Gutenberg.

 

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: , ,

La postmodernidad desnuda y otras bromas de mal gusto

Una famosa “broma” fue protagonizada por Alan Sokal, al enviar un artículo escrito en jerigonza, es decir en un lenguaje difícil de entender pero al parecer carente de contenido científico, a la revista Social Text.  En el momento en que el artículo fue aceptado, Sokal  envió otro a la revista Lingua Franca ridiculizando a la primera revista por haber aceptado el primero, que no iba en serio sino de broma.  No contento con la hazaña, Sokal escribió el  libro titulado Intelectual Impostures en el que, con más o menos razón, crítica los textos de otros muchos autores. No sé si todos los que están incluidos en el libro son protagonistas de engaños o imposturas, pero sí me consta que son muchos los que no están.

Conociendo la historia, es fácil calificar como impostura al  artículo que hizo famoso a Sokal (“Transgressing the Boundaries: Towards a Transformative Hermeneutics of Quantum Gravity“) , pero aún siendo éste escrito para pasar por tal impostura, hay que reconocer que  otras más graves llevan décadas pasando por no serlo. Incluso muchas de ellas permanecen en las estanterias de bibliotecas públicas en instituciones académicas y son habitualmente objeto de recomendada lectura, justa tortura para un alumnado siempre dócil. El libro de Sokal en colaboración con Bricmont parece interesante aunque seguro que no lo es tanto como el de Horace Freeman Judson;  pero,  por encima de todo,  lo que más  llama la atención es descubrir que un comentario al mismo publicado en Nature y pomposamente titulado Postmodernism Disrobed: La postmodernidad desnuda había sido escrito ni más ni menos que por ……….Richard Dawkins …..

(más…)

Etiquetas: ,

¿Es la selección natural ley natural? Discusión con la ayuda de Rafael Sánchez-Ferlosio

La definición de Selección Natural en el Diccionario de Neolengua (english version) correspondiente al día 27 de agosto de 2010 decía:

”’Natural selection”’ is a natural law

Pero el dia siguiente la misma definición cambiaba a:

”’Natural selection”’ is a natural process

La definición de hoy ha perdido natural y en ella se lee sólo process

Ciento cincuenta y dos años después de la publicación de la obra de Darwin (On the Origin of Species by means of Natural Selection or the Preservation of Favoured Races  in the Struggle for survival……) y todavía no sabemos qué es el concepto clave de esta importante, sublime obra maestra: la Selección Natural. Ayer, ley natural; hoy proceso. También (o mejor dicho tampoco) mecanismo, teoría, hipótesis, teorema, etc, etc……..

El estudio de la evolución desde Darwin se ha convertido en una máquina incapaz de distinguir teorías, hechos, verdades, procesos, mecanismos, causas, etc, etc…..Ciento cincuenta y dos años después todavía no sabemos qué es la Selección Natural

Entiendo perfectamente que a los supervisores del Diccionario de Neolengua  no les guste la definición de Selección Natural como Natural Law, pero no entiendo que de esas dos palabras se haya quitado Law, dejando Natural para combinarlo con Process. ¿Cómo va a ser la Selección Natural un Proceso Natural? Si el proceso es la Evolución de las Especies no podríamos consentir que la explicación venga a ocupar el lugar de lo explicado.

Puestos a hacer juegos de palabras, actividad principal del darwinismo desde su fundación, mucho mejor habría sido que se quitase la palabra Natural dejando Law asociada a Scientific. Scientific Law. Aunque también incorrecto, daría mucha mejor presencia a la definición que Natural Law y desde luego mejor que Natural Process o el actual Process, un término sencillo y huérfano y por lo tanto poco apto para la struggle for survival de la que se trata.

Aunque el problema no tiene solución puesto que se trataría en cualquier caso  de mantener un concepto inútil e indefendible, hoy vamos a tratar el concepto de Natural Law y sus misteriosas relaciones con el darwinismo. Para ello contamos con la ayuda de una figura importante de las letras contemporáneas: Rafael Sánchez Ferlosio quien en su artículo titulado “La amenaza del universalismo” publicado en el diarío ABC el día once de Septiembre de 2002 y luego en el libro titulado “Sobre la Guerra” trata el tema del Derecho Natural de la siguiente manera:

Sobre lo que es el derecho positivo sobran milenios de justicia institucionalizada, promulgación de leyes, compilación de códigos, formalización de términos, como para que hoy se haya vuelto más o menos accesible a una definición de fisonomía casí “científica”. En cambio, lo que sea o pueda ser lo que llamamos “derecho natural” sigue siendo, desde los estoicos, que osaron suponerlo por primera vez, una cuestión privativa de la filosofía. Es una instancia esencialmente hipotética y sin duda resbaladiza y peligrosa (según Walter Benjamin, no le falta un sesgo por el que podría “legitimar” incluso el darwinismo social), pero absolutamente irrenunciable frente al propio derecho positivo.

Los profetas de corte del presidente Bush –que no son cuatrocientos como los del rey Acab, que le auguraron el favor de Yavé para el ataque a Ramot de Galaad, pero si al menos los sesenta mencionados-ponen la voz directamente en el registro del “Universalismo” y del “derecho natural”. El “internacionalismo” sólo aparece implícitamente connotado cuando afirman que atenerse a un dictamen de la ONU sería “una opción suicida”. El “derecho natural” asoma ya en frases como esta: “Los fundadores de los EE.UU. basándose en la tradición de la ley natural, así como en la afirmación religiosa fundamental de que todos los hombres han sido creados a imagen de dios, asentaron como “evidente en sí misma” la noción de la igualdad en dignidad de todos ellos. La expresión política más pura de ésta creencia en una dignidad humana transcendente es la “democracia”. Y el “universalismo” sale, a su vez, a escena unas líneas más abajo: “consecuencia inmediata es la convicción de que hay verdades morales universales (que los fundadores de nuestra nación llamaron “Leyes de la Naturaleza y del Dios de la Naturaleza”) y que conciernen, como tales, a todo ser humano”. Baste con eso para ilustrar la apretada conexión entre universalismo y derecho natural establecida por esos sesenta benigüigüis del gobierno a raíz del bombardeo de Afganistán.

¡Caramba!, o sea que según Ferlosio, para Walter Benjamin el Derecho Natural podría legitimar lo más ilegitimable, que no es otra cosa que el darwinismo.  Se entiende bien así que se hayan dado tanta prisa en cambiar Natural law por natural process en la versión inglesa de la Wikipedia.  No hacerlo habría sido ponerse en evidencia. Aunque para claridad y comprensión, mejor dejarlo como estaba.

según Ferlosio, para Walter Benjamin el Derecho Natural podría legitimar lo más ilegitimable: el darwinismo

Curiosos atajos del lenguaje: La tan mencionada y celebrada Selección Natural no es mecanismo, teoría ni proceso. Si al menos fuese ley, cuánto mejor entonces que fuese ley científica….y no ley natural, pero……¿podrá Ser ley científica la selección natural?  Ya lo veremos pero creo que tampoco.

Referencia

Sánchez Ferlosio “Sobre la Guerra”. Colección Imago Mundi. Editorial Destino. Barcelona, 2007. Las frases citadas son de la páginas 332-333.

Imagen:

Rape of Lucretia by Simon Vouet: Disobeying Natural Law. Tomada de Lex Christianorum.

Esta entrada se discute ampliamente en la sección Blog del dia de Madrimasd.

Blogalaxia: ~ Technorati: ~ AgregaX:
Etiquetas: ,

Los Ciclos en la Naturaleza

Una de las claves de la ciencia consiste en ver las cosas de manera diferente a la habitual, es decir, la originalidad. Aunque la originalidad surge a veces de modo espontáneo, también puede ayudar a ser original entender el modo habitual de ver las cosas.

Por lo general tendemos a ver las cosas como si ocurriesen siempre por primera y última vez, pero éste no es el único modo y puede que no sea tampoco el más acertado. Todo depende de cómo se mire. En cualquier caso, en la Naturaleza, las cosas no pasan de una vez por todas, sino que, por el contrario, todo tiene lugar en ciclos.

Una semilla germina. Esto ha ocurrido millones de veces y, por lo tanto, cada vez que sucede no se trata de un hecho independiente sino más bien de algo que se repite, una parte de un ciclo. La semilla germina para dar lugar a una planta que producirá semillas que volverán a germinar. Al germinar, la semilla repite exactamente lo que hicieran otras semillas muchos miles de veces.

La germinación de las semillas es un proceso dentro del ciclo vital de las plantas. La figura 1 representa semillas de Arabidopsis thaliana, la planta modelo:

semillas1

Figura 1: Semillas de Arabidopsis thaliana, la planta modelo. Izquierda, la semilla seca; derecha, una vez germinada.

(más…)

Etiquetas: