‘El destino del hombre en la Naturaleza’

¿Será la religión una cuestión de élites?

En su entrada titulada Relationship between religion and science, Wikipedia contiene una información que la confirma como lo que hace tiempo venimos advirtiendo: La pesadilla que Orwell predijo en su novela 1984: El Diccionario de Neolengua.

A fecha de hoy (11 de febrero de 2016), al tratar sobre la relación entre Religión y Ciencia indica:

While the conflict thesis remains popular for the public, it has lost favor among most contemporary historians of science and the majority of scientists in elite universities in the US do not hold a conflict view.

 

Es decir:

 

Mientras la tesis del conflicto sigue siendo popular, ha perdido el favor de los historiadores contemporáneos de la ciencia y de la mayoría de los científicos en las universidades de élite de los Estados Unidos, quienes no mantienen tal visión del conflicto.

 

Ahora bien: ¿Por qué la plebe, la gente, la pobre gente, mantiene esa visión de la relación entre Religión y Ciencia como un conflicto?

¿No será acaso porque el Partido se ha empeñado en ello?. ¿No será porque la autoridad, representada entre otros por el Diccionario de Neolengua ha decidido que los pobres no tienen derecho a una Religión que no sea la de la Ciencia o la de la Evolución?

Etiquetas:

Comentario a una frase de Carl Sagan que parece de Descartes

 

La frase es la siguiente:

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe

¡He ahí la verdadera voz de la razón! , ¡Cuánta verdad condensada en tan breve frase! Diríamos que es Descartes redivivo quien habla a través de Carl Sagan. Acierta: Nunca tengamos certeza de nada, porque la sabiduría comienza con la duda.

Ahora que, veamos……..bien pensado…….y siendo efectivamente la duda una gran virtud de la que habla Sagan como ya hablase Descartes………

¿No podría ser cierto justo lo contrario?, es decir:

 

La primera gran virtud del hombre fue la fe y el primer gran defecto la duda

Porque cierto es que basar el conocimiento en la duda equivale a participar en un campeonato de atletismo descansando sentado en el sillón de la casa de uno, o también a pintar magnificos cuadros  con un color único, o a escribir partituras musicales que sólo contengan el silencio.

La duda es necesaria, fundamental. Igual que lo es el descanso para el atleta, el color blanco para el pintor o el silencio para el músico, pero sólo con la duda no hay ciencia posible.

 

 

Etiquetas:

La Guerra de los Mundos: impresiones del autor

En su obra Experimento en autobiografía, HG Wells se refiere a su época de estudiante de los cursos de ciencias en la Escuela Normal de Ciencias y Real de Minas de South Kensington,  liderada por Thomas Henry Huxley. Nos cuenta:

Cada vez me parece más sorprendente que tanto la vieja Escuela Normal como la Escuela Rural de Minas, el actual Colegio Imperial de Ciencia y Tecnología, aunque una parte importante de su labor consista aún en preparar a profesores de ciencias, nunca hayan tenido, ni tengan, ni seguramente tendrán nunca, cátedra alguna, profesor o curso de metodología y didáctica de las ciencias. Y que mucho menos exista nada que sea ciencia política, económica o social, y ninguna investigación en cuanto a los objetivos, o ningún intento de señalar, controlar y coordinar la enseñanza de los diferentes departamentos. Para las inteligencias rectoras de South Kensington un curso de geología no es más que un curso de geología. Cuando uno ha realizado un curso, cualquier curso, entonces sabe geología. ¿ Y no es eso útil para la minería y la metalurgia? Guthrie y Judd no eran más que aficionados en la enseñanza de la ciencia, y ninguno de ellos tenía ideas firmes sobre cómo interesar a los estudiantes en sus asignaturas. y en aquella organización no había en puestos de supervisión ningún filósofo pedagógico con el conocimiento y la autoridad para decírselo.

El Colegio Imperial, ahora me doy cuenta, era y todavía es en realidad no un colegio, sino un cúmulo de laboratorios y aulas. Fueran cuales fueran sus fines originales,  éstos hoy se han olvidado. No tiene ninguna idea firme de lo que es y de lo que se supone que ha de ser. Lo que quiere decir que no tiene filosofía. No tiene organización filosófica, idea social, no tiene objetivo racionalizado, que lo mantenga unido… No veo cómo podemos esperar, detener y controlar el desarrollo desastroso de los asuntos del mundo hasta que hayamos unido el desarrollo filosófico y el educativo.

Etiquetas:

Ancho es el campo que veo en el párrafo octingentésimo trigésimo octavo de El Origen de las Especies

Párrafo breve pero profético. Necesariamente ha de ser profético puesto que quien escribe es la voz de la autoridad y si no acertase, bien podría esa misma autoridad hacer cambiar las cosas para que pareciera que había acertado. Por ejemplo donde dice:

Se proyectará mucha luz sobre el origen del hombre y sobre su historia.

 

Si no acertase y el futuro no proyectase luz alguna sobre el origen del hombre, entonces bien podríamos inventar lo que fuese necesario y conveniente a tal fin. Lo dicho: Profético, que las profecías a la fuerza también son profecías.

 

 

838.

 

 In the future I see open fields for far more important researches. Psychology will be securely based on the foundation already well laid by Mr. Herbert Spencer, that of the necessary acquirement of each mental power and capacity by gradation. Much light will be thrown on the origin of man and his history.

 

En el porvenir veo ancho campo para investigaciones mucho más interesantes. La Psicología se basará seguramente sobre los cimientos, bien echados ya por míster Herbert Spencer, de la necesaria adquisición gradual de cada una de las facultades y aptitudes mentales. Se proyectará mucha luz sobre el origen del hombre y sobre su historia.

 

Lectura aconsejada:

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Antropomorfismo, Binomio Con-Con, Ciencia a debate, Ciencia ficción, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Creación, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Curiosidades y anécdotas, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Divina Comedia, Divulgación científica, Doblepensar, Dogmas, El destino del hombre en la Naturaleza, Eugenesia, Evolución, Filosofía, Flatus vocis, Fraude, General, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, Ideas, idioma darwiniano o darvinés, Infierno, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, La sombra de Darwin, Lenguaje, Máquina incapaz de distinguir, Materialismo, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Objetivos de la biología, Pseudociencia, Religión, Revoluciones, Sectarismo, Ser humano, Visión del Mundo

Aumentando el valor de las producciones en el párrafo octingentésimo trigésimo quinto de El Origen de las Especies

Una vez que nos hayamos cargado la taxonomía, que era básicamente lo que se proponía en los párrafos anteriores, entonces… Entonces, en este párrafo podemos ver cuáles serán las consecuencias de tamaño disparate. No sorprende ver entre ellas lo siguiente:

 

El estudio de las producciones domésticas aumentará inmensamente de valor.

 

 

Efectivamente. Con las producciones domésticas empezaba la obra y con las producciones domésticas termina. Objetivo cumplido. Si los ganaderos y los granjeros aumentan el valor de sus producciones entonces el autor puede ir a dormir tranquilo. El resto le importa un bledo.

 

El disparate llega a cotas inauditas, pero proféticas:

 

Una nueva variedad formada por el hombre será un objeto de estudio más importante e interesante que una especie más añadida a la infinidad de especies ya registradas.

 

835.

A grand and almost untrodden field of inquiry will be opened, on the causes and laws of variation, on correlation, on the effects of use and disuse, on the direct action of external conditions, and so forth. The study of domestic productions will rise immensely in value. A new variety raised by man will be a far more important and interesting subject for study than one more species added to the infinitude of already recorded species. Our classifications will come to be, as far as they can be so made, genealogies; and will then truly give what may be called the plan of creation. The rules for classifying will no doubt become simpler when we have a definite object in view. We possess no pedigree or armorial bearings; and we have to discover and trace the many diverging lines of descent in our natural genealogies, by characters of any kind which have long been inherited. Rudimentary organs will speak infallibly with respect to the nature of long-lost structures. Species and groups of species which are called aberrant, and which may fancifully be called living fossils, will aid us in forming a picture of the ancient forms of life. Embryology will often reveal to us the structure, in some degree obscured, of the prototypes of each great class.

 

Se abrirá un campo de investigación, grande y casi no pisado, sobre las causas y leyes de la variación, la correlación, los efectos del uso y del desuso, la acción directa de las condiciones externas, y así sucesivamente. El estudio de las producciones domésticas aumentará inmensamente de valor. Una nueva variedad formada por el hombre será un objeto de estudio más importante e interesante que una especie más añadida a la infinidad de especies ya registradas. Nuestras clasificaciones llegarán a ser genealógicas hasta donde puedan hacerse de este modo, y entonces expresarán verdaderamente lo que puede llamarse el plan de creación. Las reglas de la clasificación, indudablemente, se simplificarán cuando tengamos a la vista un fin definido. No poseemos ni genealogías ni escudos de armas, y hemos de descubrir y seguir las numerosas líneas genealógicas divergentes en nuestras genealogías naturales, mediante los caracteres de todas clases que han sido heredados durante mucho tiempo. Los órganos rudimentarios hablarán infaliblemente sobre la naturaleza de conformaciones perdidas desde hace mucho tiempo; especies y grupos de especies llamadas aberrantes, y que pueden elegantemente llamarse fósiles vivientes, nos ayudarán a formar una representación de las antiguas formas orgánicas. La embriología nos revelará muchas veces la conformación, en algún grado obscurecida, de los prototipos de cada una de las grandes clases.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Agricultura, Antropomorfismo, Binomio Con-Con, Biología, Ciencia a debate, Ciencia ficción, Clasificación, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Darwinismo, Divina Comedia, Doblepensar, El destino del hombre en la Naturaleza, Episteme, Eugenesia, Evolución, Filosofía, Fraude, Hipótesis, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, Ideas, idioma darwiniano o darvinés, Infierno, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, La sombra de Darwin, Materialismo, Origen de la biología, Progreso, Pseudociencia, reduccionismo, Religión, Revoluciones, Sectarismo, Selección Natural, Ser humano, Significado de biología, Taxonomía, Último Escolástico, Visión del Mundo, Zoología

Fundación de la Biología en el párrafo octingentésimo trigésimo cuarto de El Origen de las Especies

La supresión de la taxonomía propuesta en los dos párrafos anteriores acaba con la Historia Natural y deja un hueco enorme para otra ciencia distinta.

Es en el espacio resultante de la destrucción operada en los párrafos anteriores en donde nace la Biología: Una ciencia muy relacionada con la eugenesia. Vinculada a ella desde sus orígenes en el desprecio de formas de vivir y de formas de contemplar la naturaleza que no se ajusten directamente a la propuesta del autor, quien representa a la autoridad.  Sólo con los poderosos apoyos de Huxley y la Royal Society,  se podrá publicar y difundir esta obra fundamental del materialismo y del nihilismo:

 

Cuando no contemplemos ya un ser orgánico como un salvaje contempla a un barco, como algo completamente fuera de su comprensión; cuando miremos todas las producciones de la naturaleza como seres que han tenido una larga historia; cuando contemplemos todas las complicadas conformaciones e instintos como el resumen de muchas disposiciones útiles todas a su posesor, del mismo modo que una gran invención mecánica es el resumen del trabajo, la experiencia, la razón y hasta de los errores de numerosos obreros; cuando contemplemos así cada ser orgánico, ¡cuánto más interesante -hablo por experiencia- se hará el estudio de la Historia Natural!

 

Párrafo que aviva nuestra sospecha de que el autor de una parte importante de esta obra es TH Huxley.

 

 

 

834.

The other and more general departments of natural history will rise greatly in interest. The terms used by naturalists, of affinity, relationship, community of type, paternity, morphology, adaptive characters, rudimentary and aborted organs, etc., will cease to be metaphorical and will have a plain signification. When we no longer look at an organic being as a savage looks at a ship, as something wholly beyond his comprehension; when we regard every production of nature as one which has had a long history; when we contemplate every complex structure and instinct as the summing up of many contrivances, each useful to the possessor, in the same way as any great mechanical invention is the summing up of the labour, the experience, the reason, and even the blunders of numerous workmen; when we thus view each organic being, how far more interesting—I speak from experience—does the study of natural history become!

 

Las otras ramas más generales de la Historia Natural aumentarán mucho en interés. Los términos afinidad, parentesco, comunidad de tipo, paternidad, morfología, caracteres de adaptación, órganos rudimentarios y atrofiados, etc., empleados por los naturalistas, cesarán de ser metafóricos y tendrán el sentido directo. Cuando no contemplemos ya un ser orgánico como un salvaje contempla a un barco, como algo completamente fuera de su comprensión; cuando miremos todas las producciones de la naturaleza como seres que han tenido una larga historia; cuando contemplemos todas las complicadas conformaciones e instintos como el resumen de muchas disposiciones útiles todas a su posesor, del mismo modo que una gran invención mecánica es el resumen del trabajo, la experiencia, la razón y hasta de los errores de numerosos obreros; cuando contemplemos así cada ser orgánico, ¡cuánto más interesante -hablo por experiencia- se hará el estudio de la Historia Natural!

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Rearranging prejudices, by William James (?)

 

Etiquetas:

Robusteciendo una teoría que no lo es mediante una conclusión rotunda en el párrafo cuadrigentésimo quincuagésimo quinto de El Origen de las Especies

 

La selección natural es una expresión hueca, no es nada. ¿Nada? Un momento, lean con atención hasta el final del párrafo. ¿Leen ustedes lo que yo he leído?:

 

pero para mi imaginación es muchísimo más satisfactorio considerar instintos, tales como el del cuclillo joven, que expulsa a sus hermanos adoptivos; el de las hormigas esclavistas; el de las larvas de icneumónidos, que se alimentan del cuerpo vivo de las orugas, no como instintos especialmente creados o fundados, sino como pequeñas consecuencias de una ley general que conduce al progreso de todos los seres orgánicos; o sea, que multiplica, transforma y deja vivir a los más fuertes y deja morir a los más débiles.

 

Conclusión:

El autor busca y ha encontrado la satisfacción de su imaginación mediante una ley general que deja vivir a los más fuertes y deja morir a los más débiles.

 

 

 

 

 

 

455

This theory is also strengthened by some few other facts in regard to instincts; as by that common case of closely allied, but distinct, species, when inhabiting distant parts of the world and living under considerably different conditions of life, yet often retaining nearly the same instincts. For instance, we can understand, on the principle of inheritance, how it is that the thrush of tropical South America lines its nest with mud, in the same peculiar manner as does our British thrush; how it is that the Hornbills of Africa and India have the same extraordinary instinct of plastering up and imprisoning the females in a hole in a tree, with only a small hole left in the plaster through which the males feed them and their young when hatched; how it is that the male wrens (Troglodytes) of North America, build “cock-nests,” to roost in, like the males of our Kitty-wrens,—a habit wholly unlike that of any other known bird. Finally, it may not be a logical deduction, but to my imagination it is far more satisfactory to look at such instincts as the young cuckoo ejecting its foster-brothers, ants making slaves, the larvae of ichneumonidae feeding within the live bodies of caterpillars, not as specially endowed or created instincts, but as small consequences of one general law leading to the advancement of all organic beings—namely, multiply, vary, let the strongest live and the weakest die.

 

 

Esta teoría se robustece también por algunos otros hechos relativos a los instintos, como el caso común de especies muy próximas, pero distintas, que, habitando en partes distintas del mundo y viviendo en condiciones considerablemente diferentes, conservan, sin embargo, muchas veces, casi los mismos instintos. Por ejemplo: por el principio de la herencia podemos comprender por qué es que el tordo de la región tropical de América del Sur tapiza su nido con barro, de la misma manera especial que lo hace nuestro zorzal de Inglaterra; por qué los cálaos de África y de India tienen el mismo instinto extraordinario de emparedar y aprisionar las hembras en un hueco de un árbol, dejando sólo un pequeño agujero en la pared, por el cual los machos alimentan a la hembra y a sus pequeñuelos cuando nacen; por qué las ratillas machos (Troglodytes) de América del Norte hacen nidos de macho («cock-nests»), en los cuales descansan como los machos de nuestras ratillas, costumbre completamente distinta de las de cualquier otra ave conocida. Finalmente, puede no ser una deducción lógica, pero para mi imaginación es muchísimo más satisfactorio considerar instintos, tales como el del cuclillo joven, que expulsa a sus hermanos adoptivos; el de las hormigas esclavistas; el de las larvas de icneumónidos, que se alimentan del cuerpo vivo de las orugas, no como instintos especialmente creados o fundados, sino como pequeñas consecuencias de una ley general que conduce al progreso de todos los seres orgánicos; o sea, que multiplica, transforma y deja vivir a los más fuertes y deja morir a los más débiles.

Lectura aconsejada:

Etiquetas:

Concentración de problemas en el párrafo ducentésimo segundo de El Origen de las Especies

 

202.

In one sense the conditions of life may be said, not only to cause variability, either directly or indirectly, but likewise to include natural selection, for the conditions determine whether this or that variety shall survive. But when man is the selecting agent, we clearly see that the two elements of change are distinct; variability is in some manner excited, but it is the will of man which accumulates the variations in certain direction; and it is this latter agency which answers to the survival of the fittest under nature.

En un cierto sentido puede decirse que las condiciones de vida no solamente determinan, directa o indirectamente, la variabilidad, sino también que comprenden la selección natural, pues las condiciones determinan si ha de sobrevivir esta o aquella variedad. Pero cuando es el hombre el agente que selecciona vemos claramente que los dos elementos de modificación son distintos: la variabilidad está, en cierto modo, excitada; pero es la voluntad del hombre la que acumula las variaciones en direcciones determinadas, y esta última acción es la que corresponde a la supervivencia de los más adecuados en estado natural.

 

****************************************************************************************************

En el párrafo anterior había mencionado el autor a las condiciones externas de vida indicando que influían menos en la generación de variabilidad que una “cierta e indefinida tendencia interna”. Ésta cierta e indefinida tendencia había venido a ocupar el lugar de la selección natural, quien a su vez ocupaba el lugar de una llamada naturaleza del organismo. Para terminar de complicar las cosas éste párrafo vuelve a mencionar a las condiciones de vida incluyendo ahora entre ellas a la selección natural. Como buen fantasma semántico, es decir construcción inútil y ambigua, puede el autor utilizarla a su antojo y colocarla donde mejor le convenga y le plazca. Bien puede, si lo desea,  colocarla entre las condiciones de vida, empero con el mismo derecho y similares argumentos podría colocarla, fuera de las condiciones de vida en aquella “cierta e indefinida tendencia interna”.  Si fuera menester, podría la selección natural, su majestad, entrar a formar parte de la naturaleza del organismo o reemplazarla sentándose en su trono. Si el lector se ha dejado engañar y cree en la selección natural, flatus vocis, está perdido (salvo que por algún motivo convenga mantener ciertas creencias falsas; en ese caso hay que investigar los motivos, pero esa es otra historia….).

 

Si poco importa colocar al fantasma en uno u otro lugar, ya que los fantasmas transitan libremente por los lugares, este corto párrafo presenta problemas muy grandes que vamos e enumerar

 

  1. Dice el autor:

But when man is the selecting agent, we clearly see that the two elements of change are distinct

¿Podría alguien por favor indicar quién selecciona cuando el ser humano no es quien lo hace?

 

2. ¿A qué se refiere cuando dice the two elements of change?

 

  1. Analicemos la última frase completa:

 

But when man is the selecting agent, we clearly see that the two elements of change are distinct; variability is in some manner excited, but it is the will of man which accumulates the variations in certain direction; and it is this latter agency which answers to the survival of the fittest under nature.

 

Pero cuando es el hombre el agente que selecciona vemos claramente que los dos elementos de modificación son distintos: la variabilidad está, en cierto modo, excitada; pero es la voluntad del hombre la que acumula las variaciones en direcciones determinadas, y esta última acción es la que corresponde a la supervivencia de los más adecuados en estado natural.

 

 

O yo he leído mal o bien el autor dice que el deseo del hombre (the will of man, this latter agency) responde a la supervivencia de los más aptos en la naturaleza. ¿Acaso el deseo humano podría en algún momento llegar a confundirse con la selección natural? Todo es posible cuando se trata de fantasmas semánticos ¿Será éste el clímax o momento cumbre de la Eugenesia, cuando unos pocos elegidos sean ya capaces de controlarlo todo? ¿Estamos ante un párrafo apocalíptico o sencillamente ante una gran insensatez? Sea como sea, ninguno de los dos casos se corresponde con la ciencia y lo único seguro es que no nos encontramos ante una obra científica. A no ser que la ciencia sea algo nuevo a partir de ahora………

 

La obra (OSMNS) según vamos leyendo  muestra  la transposición más absurda del trabajo de los ganaderos y mejoradores a la naturaleza. El deseo del hombre marca la dirección en un programa de mejora genética, pero el resultado del programa está determinado por la constitución de cada especie sometida al programa. En la naturaleza, nadie está seleccionando y todo es función de la plasticidad de los organismos. Si el autor se complace en llamar a esto supervivencia de los más aptos, no debe pensar que eso suministre explicación alguna, y la ciencia lo que debe buscar son explicaciones y no puntos finales sin salida.

 

Etiquetas:

Dobzhansky versus Dostoyevski

 

Como corresponde a toda ideología de aspiraciones universales, una vieja idea central del darwinismo consiste en ocuparse de la moral colectiva, universal o global de toda la humanidad.  El propio Darwin escribió:

 

 

At present the most usual argument for the existence of an intelligent God is drawn from deep inward conviction and feelings which are experienced by most persons. But it cannot be doubted that Hindoos, Mahomedans and others might argue in the same manner and with equal force in favour of the existence of one God, or of many Gods, or as with the Buddhists of no God…

….This argument would be a valid one, if all men of all races had the same inward conviction of the existence of one God; but we know this is very far from being the case. Therefore I cannot see that such inward convictions and feelings are of any weight as evidence of what really exists….

 

Que traduzco:

En la actualidad, el argumento más habitual para la existencia de un Dios inteligente se extrae de una profunda convicción interior y sentimientos que experimenta la mayoría de las personas. Pero no cabe duda de que hindúes, mahometanos y otros podrían argumentar de la misma manera y con igual fuerza en favor de la existencia de un Dios, o de muchos dioses, o como los budistas, de ningún Dios …

…. Este argumento sería válido, si todos los hombres de todas las razas tuvieran la misma convicción interna de la existencia de un Dios, pero sabemos que esto está muy lejos de ser el caso. Por lo tanto no puedo ver que tales convicciones y sentimientos interiores son de ningún peso como prueba de lo que realmente existe ….

 

En la estela dejada por la profunda quilla de los pensamientos de Darwin y con semejantes ambiciones, es decir, siguiendo la tradición que aspira a moralizar el universo mundo,  dotarlo de la ética más apropiada con sus fines, Theodosius Dobzhansky en la introducción a su libro Diversidad Genética e Igualdad Humana dice:

 

La biología evolutiva, en particular, tiene mucho que decir en lo que se refiere a los objetivos e ideales de nuestras políticas y realizaciones educativas.

 

 

Algo contrario a la más elemental lógica según la cual,  la ciencia en general y la biología evolutiva en particular, se podrían integrar dentro de un programa político y educativo concebido y realizado mediante argumentos supra-científicos, es decir, morales. La política y la educación no deberían modificarse en función de,  y nunca someterse a,  la biología evolutiva, sino al revés. Pero la desorientación que preside este párrafo no es nueva sino que forma parte de la línea de desorientación general que caracteriza a otros pensamientos de Dobzhansky, en los que ya hemos visto como el carro se viene a colocar por delante de los bueyes o la casa se edifica comenzando por el tejado.  Ser confuso al estilo de Darwin o de Dobzhansky es de gran utilidad al fundamentalismo científico, puesto que permite imponer una autoridad a la pseudociencia por encima de toda creencia, moral y tradición.

 

Contemporáneo de  Darwin y algunas décadas anterior a Dobzhansky, su compatriota Dostoyevsky advertía en su obra “Los demonios”:

 

When the same conceptions of good and evil become prevalent in several nations, then these nations are dying, and then the very distinction between good and evil is beginning to disappear. Reason

has never had the power to define good and evil, or even to distinguish between good and evil, even approximately; on the contrary, it has always mixed them up in a disgraceful and pitiful way; science has even given the solution by the fist. This is particularly characteristic of the half-truths of science, the most terrible scourge of humanity, unknown till this century, and worse than plague, famine, or war. A half-truth is a despot… such as has never been in the world before. A despot that has its priests and its slaves, a despot to whom all do homage with love and superstition hitherto inconceivable, before which

science itself trembles and cringes in a shameful way. These are your own words, Stavrogin, all except that about the half-truth; that’s my own because I am myself a case of half-knowledge, and that’s why I hate it particularly. I haven’t altered anything of your ideas or even of your words, not a syllable.”

 

Cuando las mismas concepciones del bien y del mal se imponen  en varias naciones, entonces estas naciones agonizan, y luego, la distinción entre el bien y el mal empieza a desaparecer. La razón nunca ha tenido la capacidad de definir el bien y el mal, o incluso para distinguir entre el bien y el mal, ni siquiera aproximadamente; por el contrario, siempre los ha confundido de una forma vergonzosa y lamentable; e incluso ha dado la ciencia una solución grosera. Esto es particularmente característico de las medias verdades de la ciencia, el azote más terrible de la humanidad, desconocido hasta este siglo, y peor que la peste, el hambre o la guerra. La verdad a medias es un déspota … como nunca ha habido en el mundo antes. Un déspota que tiene sus sacerdotes y sus esclavos, un déspota a quien todos rinden un homenaje con amor y la superstición hasta entonces inconcebibles, ante el cual la ciencia misma tiembla y se estremece de una manera vergonzosa. Estos son sus propias palabras, Stavrogin, todas, excepto las que se refieren a las medias verdades, esas son mías,  porque yo mismo soy un caso de conocimiento a medias, y por eso lo odio particularmente. No he cambiado nada de sus ideas o incluso de sus palabras, ni una sola sílaba”.

 

 

 

 

 

Etiquetas: