‘Lenguaje’

La épica en el Origen de las Especies

 

 

 

 

 

 

 

 

La literatura épica constituye un género especial muy diferente de los géneros científicos o didácticos al uso. Su finalidad, lejos de describir fenómenos naturales o de plantear hipótesis científicas, consiste en conmover, emocionar al lector para cambiar sus esquemas mentales.

La lectura de El Origen de las Especies realizada en este blog a lo largo de los años y el análisis retórico de esta obra ha permitido obtener como conclusión que El Origen de las Especies es, como la Iliada o la Eneida, un clásico de la épica.

Entre los detalles que confirman esta conclusión encontramos la presencia de los elementos característicos, los símbolos propios de este estilo literario, el caballo y la espada.

¿Saben ustedes cuántas veces aparece la palabra caballo en El Origen de las Especies?  Setenta y siete.

Lógico, dirán algunos. El caballo es una especie y el libro trata sobre el origen de las especies. Puede ser, pero eso no justifica setenta y siete citas.

Y entonces…¿ la espada? Se preguntarán otros ¿Cuántas veces aparece la espada, el otro gran símbolo de la épica en El Origen de las Especies? Sólo una, pero impresionante. Dice:

The males of carnivorous animals are already well armed; though to them and to others, special means of defence may be given through means of sexual selection, as the mane of the lion, and the hooked jaw to the male salmon; for the shield may be as important for victory as the sword or spear.

 

Los machos de los carnívoros están siempre bien armados, aun cuando a ellos y a otros pueden ser dados medios especiales de defensa mediante la selección natural, como la melena del león o la mandíbula ganchuda del salmón macho, pues tan importante puede ser para la victoria el escudo como la espada o la lanza.

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Ciencia a debate, confusión, Confusión mental, Conocimiento, Crítica, Críticos de Darwin, Curiosidades y anécdotas, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Divulgación científica, Dogmas, El destino del hombre en la Naturaleza, Épica, Evolución, Filosofía, Fraude, General, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, Ideas, idioma darwiniano o darvinés, Ingsoc, La sombra de Darwin, Lenguaje, Literatura, Materialismo, Método Científico, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Naturaleza fantástica, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life, Origen de la biología, OSMNS, Post-darwinismo, Prosopopeya, Pseudociencia, Racismo, Retórica, Sectarismo, Selección Natural, Visión del Mundo

Substituto de la religión: Una interpretación parcialmente correcta del El Origen de las Especies por Juan Benet

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juan Benet, que no había leído el Origen de las Especies, se refería en una entrevista a la Ciencia como Aparato de Convicciones.

En su libro titulado Londres Victoriano, este autor dedica unos párrafos memorables al Origen de las Especies, libro que, repetimos, no había leído, y por tanto no podía entender.

No obstante acierta en algunos de sus comentarios y destaca realmente lo que es esta obra: Un acontecimiento capital de la Época victoriana.  Empero, se equivoca al decir que el libro resumía treinta años de pacientes investigaciones biológicas. No hay ni una sola investigación biológica original en este libro.

Acierta plenamente en otros puntos de los que resumimos dos:

  1. El libro estaba llamado a cambiar la concepción intelectual del mundo
  2. Suponía la destrucción de los fundamentos de la religión, del Estado, de la familia y del orden social.

 

Pero lean ustedes estos párrafos, obra cumbre de la escritura sintética, por si pudiese habérsenos escapado algún otro aspecto importante, que seguro será digno de mención y crítica en posteriores ocasiones. Y fíjense sobre todo en los errores y en los aciertos al hablar de El Origen de las Especies, un libro, dice,… que resumía treinta años de pacientes investigaciones biológicas, lo cual es falso…y que estaba llamado a cambiar la concepción intelectual del mundo al desplazar las doctrinas mítico-religiosas y ocupar con una teoría científica el hueco dejado por ellas. Y esto último es cierto a medias, un libro destinado a desplazar una serie de doctrinas mítico-religiosas, cierto. Pero con… ¿con una teoría científica? No. Eso no es posible. Las doctrinas mítico-religiosas sólo pueden ser reemplazadas por otras doctrinas mítico-religiosas. Se equivoca de nuevo Benet. En el libro de Darwin no había teoría científica ni formulación lógica alguna.

Como bien dice al final de estos párrafos,  se trataba de algo que habían entendido bien las mentes ortodoxas-y las anglicanas, las más fieras. Se trataba  de sentar las bases para la destrucción de los fundamentos de la religión del Estado, de la familia y del orden social. Lo dicho. Lean, piensen y comenten…

….Comienza la cita de Londres victoriano…

Ciertamente, en sus últimos años Alberto había podido asistir a una auténtica erupción de la energía, del talento y del coraje de su pueblo; a un renacimiento —por segunda vez en el siglo— de la ciencia, de la industria y del arte. Cuando en el último cuarto de siglo Oscar Wilde acuñó el concepto de “Renacimiento inglés”, como tema central de sus conferencias en Gran Bretaña y Estados Unidos se estaba sin duda refiriendo a las grandes señales que había en la década de su nacimiento. En el año 1858 se procedió a la botadura del Great Eastern, un monstruo de hierro de 20 000 toneladas de desplazamiento, sólo superado en el siglo XX, que podía transportar 4 000 pasajeros alojados en cinco cubiertas y depositarlos al otro lado del Atlántico en cuatro días de navegación, aunque nunca llegó a hacerlo; Wallace y Darwin impartían sus primeras lecciones sobre la selección natural que apenas despertaron unas pocas controversias entre los especialistas: Maxwell enunciaba las leyes del campo electromagnético. Thompson, posteriormente lord Kelvin, definía los límites térmicos del universo. En aquellos años Dickens publica Tiempos difíciles, Pequeña Dorrit, La historia de dos ciudades y Grandes esperanzas; George Eliot, las Escenas de la vida clerical, Silas Marner y Adam Bede; Stevenson, La isla del tesoro, y De Quincey, la versión final de Las confesiones de un opiómano inglés: Fitzgerald,  la traducción de Rubbaiyat de Ornar Khayyam, y Morris, La defensa de Guenevere al tiempo que funda su compañía de textiles. Millais pinta Sir Isumbras, Vale of Rest y Autumn Leaves. Whistler At the Piano; Scott construye la capilla del colegio de Exeter. Stevens el monumento a Wellington y Landseer los leones de la columna de Nelson, un aditamento que en lo sucesivo se considerará obligado para toda clase de parlamentos, puentes, bancos y muscos. Speke descubre y explora el lago Nyanza y Livingstone el Nyassa; Stanley, en busca de este último, descubre las fuentes del Nilo.

Pero sin duda el acontecimiento capital de entonces fue la publicación por Darwin de El Origen de las Especies, un libro que resumía treinta años de pacientes investigaciones biológicas y que estaba llamado a cambiar la concepción intelectual del mundo al desplazar las doctrinas mítico-religiosas y ocupar con una teoría científica el hueco dejado por ellas.

No es fácil imaginar hoy en día una polémica que se trasladó hacia los principios morales y religiosos en que reposaba la sociedad en lugar de centrarse sobre los hechos o las familias de hechos estudiados por Darwin y reunidos todos en una única y lógica formulación. En el pasado, la ciencia era una actividad un tanto marginal y esotérica, casi una actividad de brujos, sus hallazgos sólo tenían una limitada aplicación en la vida social, y de hecho la ciudad y el campo podían vivir ajenos a ellos, y si sus teorías chocaban con las doctrinas oficiales bastaba con declararlas heréticas y dejar que siguiera el curso de la historia. Pero la Ilustración, los progresos y descubrimientos  científicos de los siglos XVIII y XIX y la Revolución Industrial, habían hecho de la ciencia, sobre todo de la experimental, uno de los pilares de la sociedad, tan imprescindible como los otros. En tiempos de Darwin, un conflicto entre ciencia y doctrina ofrecía ya pocas posibilidades de componendas y obligaba a elegir. La teoría de la evolución fue recibida con horror por las mentes ortodoxas-y las anglicanas, las más fieras- persuadidas de que cualquier hipótesis contraria a la creación del mundo por seis actos de potestad divina en seis días de una semana muy cargada de trabajo, suponía la destrucción de los fundamentos de la religión del Estado, de la familia y del orden social.

…Fin de la cita.

 

Bibliografía

Benet, J. 1989. Londres victoriano. Editorial Planeta. Barcelona.

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), Binomio Con-Con, Biología, Ciencia a debate, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Creación, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Curiosidades y anécdotas, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Diseño, Diseño Inteligente (ID), Divulgación científica, Doblepensar, Dogmas, El destino del hombre en la Naturaleza, Evolución, Filosofía, Fraude, Fundación del Creacionismo en OSMNS, General, Hipótesis, Historia, Historia de la biologia, Historia Natural, Humanismo, Ideas, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, La sombra de Darwin, Lenguaje, Literatura, Materialismo, Método Científico, Mitos y Leyendas de la Ciencia, Objetivos de la biología, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life, Origen de la biología, OSMNS, OSMNS Contradicciones, OSMNS Errores, OSMNS Falacias, Post-darwinismo, Progreso, Pseudociencia, Religión, Revoluciones, Sectarismo, Selección Natural, Ser humano, Significado de biología, Vida y costumbres de Charles Darwin, Visión del Mundo

Decididamente Darwin se opone a la idea de Diseño: Algunas opiniones al respecto.

Son muchos entre los lectores de El Origen de las Especies los que detectaron su objetivo de ir en contra de la idea de diseño. Ya vimos por ejemplo la interpretación del Reverendo Charles Hodge en su libro “What is darwinism?” .

Otro lector con interpretación semejante es más conocido y menos religioso. Se trata de Henry James, quien había estado en la casa del naturalista inglés, no sabemos si tomando el té o no, tal vez sí. Y por lo tanto tal vez fuese ahí, en Down, en la casa de Darwin, tomando el té en donde se inspiró para escribir aquel párrafo memorable en el que relacionaba la moral de los ingleses con el té, identificándolos.

Pues bien, Henry James, amigo de Darwin había dicho de su obra que con ella se había eliminado de una vez por todas el diseño de la mente de los científicos:“has once for all displaced design from the minds of the ‘scientific”.

Que hubiese podido ocurrir esto sería difícil de entender sin una ayuda. Pero Henry James sabía lo que decía.  Según indica Kristin Boudreau James sospechaba de la autoridad institucional, aceptando las ideas por su utilidad más que por el status de sus fuentes:

 

James was cheerfully suspicious of institutional authority, accepting ideas because of their usefulness rather than because of the status of their sources.

 

En España un lector de Darwin que se  percató de su intención fue Cánovas del Castillo, quien en un discurso indicó que Darwin se proponía hacer inútil la idea de Dios.

Etiquetas:
Categorias: AAA (ver todas las entradas), adaptación, Agassiz, Arias Montano, Binomio Con-Con, Biología, Ciencia a debate, Concepto de Especie, confusión, Confusión mental, Conocimiento, contradicción, Creación, Creencia, Crítica, Críticos de Darwin, Cuvier, Darwinismo, Debates históricos y debates de ficción, Diseño, Diseño Inteligente (ID), Divulgación científica, Doblepensar, Dogmas, El destino del hombre en la Naturaleza, Evolución, Filosofía, Fraude, Fundación del Creacionismo en OSMNS, Historia de la biologia, Historia Natural, Hodge, Humanismo, Huxley, Ideas, idioma darwiniano o darvinés, Ingsoc, Institucionalización de la ciencia, La sombra de Darwin, Lenguaje, Lyell, Método Científico, Mitos y Leyendas de la Ciencia, On the Origin of Species by Means of Natural Selection, Origen de la biología, OSMNS, OSMNS Contradicciones, OSMNS Falacias, Post-darwinismo, Religión, Richard Owen, Ser humano

Dr Sutton’s case in favor of Science

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi comentario al artículo del  Prof. Mike Sutton en Bestthinking:

The De Facto “MacDarwin Industry” and it’s Member’s Pseudo-Scholarly Corporate Denial of the Very Existence of Uncomfortable New Facts

One of the major problems of contemporary Science is fraud: The extension of it and the lack of adequate mechanisms to stop and prevent it.

But fraud is not reduced to several hundred (or thousand) cases where results are invented, data modified or figures falsified according to the convenience of the authors. Fraud is not even limited to cases where articles in peer review journals, or even whole journals, are produced to satisfy particular interests.

Scientific fraud has profound causes that need to be investigated and uncovered. Some of them concern abusive use of language and excess of importance given to tradition. Both abuse of language and excessive support of tradition, can be done in favour of an authority, whose arguments are not anymore scientific.

Fraud includes also to copy, plagiarise results or ideas of another scientist.

Pierre Flourens (1794-1867), founder of Neurobiology and perpetual secretary of the Academy of Sciences of France during decades, in his book entitled Examen du livre de M Darwin sur l’Origine des Especes (1864) wrote:

Le fait est que Lamarck est le père de M. Darwin. Il a commencé son système.

Toutes les idées de Lamarck sont, au fond, celles de M. Darwin. M. Darwin ne le dit pas d’abord; il a trop d’art pour cela. Il effaroucherait son lecteur, et il veut le séduire; mais, quand il juge le moment venu, il le dit nettement et formellement.

(The fact is that Lamarck is the father of M. Darwin. He was who began his system.

All of Lamarck’s ideas are, basically, those of Mr. Darwin. Mr. Darwin did not say it first, he had too much art to say it. It would have frightened his readers, and what he wanted was to seduce them, but the moment arrived, he says it clearly and formally.)

In fact, at the time of publication of The Origin of Species, it was known that Darwin had copied from Lamarck, who was the first to develop a theory of Evolution, more than he recognized in his book. It was also known that Darwin had copied from Patrick Matthew and from Edward Blyth, who wrote about Natural Selection before Darwin, without giving to these authors due credit in The Origin of Species.

To solve these questions, from the third edition of The Origin of Species Darwin wrote an Historical Sketch that is included before the Introduction and by which he tries to give credit to many authors he apparently “forgot” to quote properly in the course of the book.

Nevertheless though obvious for some, it was not so generally known that Darwin had read a book by PierreTrémaux, whose information he used in the Origin of Species without quoting the author. Trémaux is not even mentioned in the Historical Sketch.

Darwin copied. That was known at the time of publication of The Origin of Species. But in Science to know is not enough. Once you know something, you have to give proofs of it. And proofs depend of the technologies available at each moment.

Now, new technologies of information search in the Internet, have allowed Dr Sutton to prove that indeed Darwin copied from Patrick Matthew.

The data obtained by Dr Sutton and the way he has presented the results, in a book and a peer review scientific journal, are impeccable.

But now it seems that these results are not of the taste of the establishment. The scientific establishment (SE) wants, it seems, to maintain Darwin as the founding father of Evolution while the founding father of Evolution is Lamarck. The SE also wants to maintain Darwin as the inventor of Natural Selection. But! 1) The inventor of Natural Selection is Patrick Matthew and 2) Natural Selection is an erroneous concept that results from the mistake of confounding selection with breeding, demonstrating the lack of understanding of the role of selection in the breeding process.Selection is limited to the farms and there is no selection in nature. The farm is never a model for nature.

In his book, Pierre Flourens also indicated that Darwin was abusing of language and that Natural Selection was an erroneous concept (he called in French natural election to remark the oxymoron).

Playing with words is one of the main strategies of the authority (SE) to maintain a position of force. But in science, scientific authority is also oxymoron, because the only authority in science (SE) must be based in reason, not in word games.

Not surprisingly then, one of the first effects of confronting Darwinism that Dr Sutton has experienced, has been the confrontation with the Wikipedia editors. Wikipedia, the Newspeak Dictionary that Orwell predicted in his novel 1984, is an important strategy made by the Party to maintain the authority. The authority of the Party is interested in maintaining Darwin and Natural Selection at the basis of Science. But Darwin copied from Matthew and Natural Selection is an oxymoron, a play of words that only generates much confusion.

Dr Sutton has published results showing that Darwin copied from Matthew. One would expect the general recognition of these results and as a consequence, many letters and articles of apologies and retractations by those authors that defend Darwin or have quoted him in the place where Matthew should be quoted. But what we see is completely different:

Instead or receiving acknowledgments for his discoveries, resulting of a well done work, Dr Sutton receives insults.

This is, unfortunately, the only signal that indicates the quality and irrefutability of Dr Sutton discovery. Insults only demonstrate the absence of arguments against Dr Sutton discoveries, i.e. claim the absence of arguments in defense of Darwin. Darwin copied.

It may take a longtime to recognize in the Scientific World that Darwin copied. This information is not coming from the sermon of a Creationist, but from hard and methodic work. The problem is that Pierre Flourens already wrote it in 1864.

Etiquetas:

Conferencia-Debate sobre el fraude científico. El fraude científico a la luz del Método Científico

 

 

 

 

 

 

 

 

En algunas actividades humanas existen estrictos códigos de conducta. A nadie le resultará difícil indicar ejemplos. Pero: ¿Es este el caso en la Investigación Científica?

Si no lo fuese ¿Cómo sería posible, no ya denunciar, si no ya ni siquiera detectar el fraude?

La observación de un motorista a 100 por hora en una calle en donde la velocidad está limitada a 60 hace saltar nuestros resortes: ¡Infracción! , ¡Multa!

Pero…: ¿Cuándo saltarán dichos resortes en un caso de fraude científico?

El simple planteamiento de la cuestión nos proporciona ya una información interesante: El Método científico existe. En ciencia no vale actuar de cualquier modo.  Es necesario respetar un método.

Ahora bien ¿Cuáles son las principales características del Método Científico?

Ciencia -> Método (Respeto) -> Lenguaje (claridad) -> Originalidad:

  • Modelos
  • Valores y jerarquía

 

Se discutirán tres artículos sobre el Fraude Científico:

 

1. Henry Bauer. Science in the 21st Century: Knowledge Monopolies and Research Cartels. Journal of Scientific Exploration, 18 (4), 643-660, 2004. Traducción de Emilio Cervantes disponible en plataforma Moodle de la asignatura y en Digital CSIC.

 

2. Brey Abalo, JJ. El fraude en la investigación científica.

 

3. Bosch, X. Historia reciente del fraude en la investigación biomédica.

 

 

Etiquetas:

Bad news for the Darwinist sector

 

Dr Michael (Mike) Sutton, criminologist, is the founding General Editor of the Internet open access Journal of Criminology. As a Reader in Criminology, he teaches hi-tech crime and crime reduction, and is founding Director of the Centre for the Study and Reduction of Hate Crimes at Nottingham Trent University. In the field of Hate Crimes, Sutton has published journal articles on the subject of inter-racial relationships, hate-crimes and associated violence.

Since 2014, Dr Michael Sutton has been writing about the results of his academic research into the discovery of natural selection.  This led to an investigation of possible plagiarism by Darwin and Wallace of the prior-published original ideas a previous author: Patrick Matthew.

Sutton’s work will lead to two spectacular results. The first has already come and it is the fact-led demonstration that Darwin and Wallace ‘more-likely-than-not’ copied from Matthew without giving any credit. In Science, as a principle, something has to be demonstrated even if it appears obvious. Although the fact that Darwin and Wallace copied may appear obvious, the conclusive proof by Dr Sutton consists of a valuable series of documents obtained with new technologies. Results have been published by diverse means:

A book: Nullius in Verba: Darwin’s Greatest Secret. Published as an e-book by Thinker Media USA

A research article: On Knowledge Contamination: New Data Challenges Claims of Darwin’s and Wallace’s Independent Conceptions of Matthew’s Prior-Published Hypothesis

 

This article is now an interesting research resource in itself since it seems that one of the journal’s expert and eminent Darwinist advisors, Dr John van Wyhe, resigned in the wake of the journal publishing the proven facts that Darwin lied about the prior-readership of Matthew’s book.

The Blog:

http://patrickmatthew.com/

Among this information it is highly recommended to read Dr Sutton’s letter to the Royal Society:

http://patrickmatthew.com/protest%20to%20the%20royal%20society.html

Besides all results, Dr Sutton is also the protagonist of a verbal diatribe with Wikipedia, demonstrating again that 1) Wikipedia is the Newspeak Dictionary, the prophecy that Orwell published in his novel 1984,  and 2) that the Wikipedia editors have an enormous interest to support by keeping afloat now proven lies, fallacies, myths and other deceits disseminated by Darwin scholars.

Dr Sutton’s second discovery – is one that he does not agree with at all – but in my opinion is yet to come. And when it does come, it will fall down by its own weight as soon as the first one has had the necessary diffusion.

The second discovery will consist of the fact that what Darwin and Wallace, neither of them being professional scientists, copied from Matthew; and that they tried to pass for a scientific theory something that does not have any value in science. Nature does not select and the concept of Natural Selection is simply a mistake that is compelling only because it plays so well on words.

Etiquetas:

¿Será la religión una cuestión de élites?

En su entrada titulada Relationship between religion and science, Wikipedia contiene una información que la confirma como lo que hace tiempo venimos advirtiendo: La pesadilla que Orwell predijo en su novela 1984: El Diccionario de Neolengua.

A fecha de hoy (11 de febrero de 2016), al tratar sobre la relación entre Religión y Ciencia indica:

While the conflict thesis remains popular for the public, it has lost favor among most contemporary historians of science and the majority of scientists in elite universities in the US do not hold a conflict view.

 

Es decir:

 

Mientras la tesis del conflicto sigue siendo popular, ha perdido el favor de los historiadores contemporáneos de la ciencia y de la mayoría de los científicos en las universidades de élite de los Estados Unidos, quienes no mantienen tal visión del conflicto.

 

Ahora bien: ¿Por qué la plebe, la gente, la pobre gente, mantiene esa visión de la relación entre Religión y Ciencia como un conflicto?

¿No será acaso porque el Partido se ha empeñado en ello?. ¿No será porque la autoridad, representada entre otros por el Diccionario de Neolengua ha decidido que los pobres no tienen derecho a una Religión que no sea la de la Ciencia o la de la Evolución?

Etiquetas:

Comentario a una frase de Carl Sagan que parece de Descartes

 

La frase es la siguiente:

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe

¡He ahí la verdadera voz de la razón! , ¡Cuánta verdad condensada en tan breve frase! Diríamos que es Descartes redivivo quien habla a través de Carl Sagan. Acierta: Nunca tengamos certeza de nada, porque la sabiduría comienza con la duda.

Ahora que, veamos……..bien pensado…….y siendo efectivamente la duda una gran virtud de la que habla Sagan como ya hablase Descartes………

¿No podría ser cierto justo lo contrario?, es decir:

 

La primera gran virtud del hombre fue la fe y el primer gran defecto la duda

Porque cierto es que basar el conocimiento en la duda equivale a participar en un campeonato de atletismo descansando sentado en el sillón de la casa de uno, o también a pintar magnificos cuadros  con un color único, o a escribir partituras musicales que sólo contengan el silencio.

La duda es necesaria, fundamental. Igual que lo es el descanso para el atleta, el color blanco para el pintor o el silencio para el músico, pero sólo con la duda no hay ciencia posible.

 

 

Etiquetas:

Caja de resonancia: Un programa dedicado a Dejarse Hablar

El programa de radio USAL titulado Caja de resonancia dedicó susesión del miércoles, 27 de febrero de 2016 a la serie de Debates públicos titulados Dejarse Hablar, que tiene lugar en la Biblioteca Pública de la Casa de las Conchas, en Salamanca.

Para escuchar el programa, hacer click AQUÍ

 

 

 

Etiquetas:

Los gusanos en el sermón

 

 

-          La retórica permite analizar el discurso.

-          Y bien? -Dirán algunos-, nada nuevo bajo el sol.

 

Pero… cuidado! La retórica permite también analizar el discurso científico que también es discurso. Así,  quienes pensaban que la ciencia sigue su curso independiente de las llamadas “letras” se pueden llevar grandes sorpresas.

Una sorpresa nos llevábamos el otro día al realizar el análisis retórico de El Origen de las Especies y encontrar que de las tres finalidades que Ciceron atribuía al lenguaje: Docere, movere, delectare, la obra de Darwin se dedica a la segunda (movere, conmover) y no a la primera como correspondería a un texto científico. Dicho de otro modo, que el Origen de las Especies es obra de la Épica y no de la Ciencia.

Hay, en esta obra, párrafos y sentencias que son propios de un sermón. No en vano la formación académica de Charles Darwin era la de un clérigo. Así el párrafo final que comienza de esta manera:

 

Es interesante contemplar un enmarañado ribazo cubierto por muchas plantas de varias clases, con aves que cantan en los matorrales, con diferentes insectos que revolotean y con gusanos que se arrastran entre la tierra húmeda, y reflexionar que estas formas, primorosamente construidas, tan diferentes entre sí, y que dependen mutuamente de modos tan complejos, han sido producidas por leyes que obran a nuestro alrededor.

 

Ahí están esos gusanos. Ah! los gusanos, sempiternos gusanos, tan frecuentes a lo largo y ancho de la Biblia y presentes en multitud de sermones  como éste del predicador del Oeste  que encontramos en la novela Tierra de Gigantes de OE Rolvaag:

 

Se dijo el pastor que había descendido al terreno de los lugares comunes, pero siguió hablando, poniendo todo su corazón en las palabras… La gente le escuchaba con toda atención; la madre de los tres niños cesó de ahuyentar a la mosca; daban ganas de decirle que siguiera cumpliendo su deber y no prestara atención… Pero, de pronto, pareció convertirse en la propia madre del pastor, como si esta se hallara delante en carne y hueso; y el pastor recordó como su madre había luchado y sufrido, una de tantas precursoras, primero en Illinois y después en Minnesota. Se conmovió profundamente al percibir el reflejo del destino de la que le dio el ser; sus palabras brotaron ahora fluidas, sin el menor esfuerzo… “Pero cuando un amor así existe entre una madre inmigrante y sus hijos ¿Qué no será cuando el amor se eleva hacia la divinidad, cuando el amor de quien es fuente de todo amor, de quien cuida de toda vida, si, hasta de la vida del gusano que se arrastra por la tierra?…”

 

Lectura recomendada:

 

Está usted de broma Mr Darwin? La retórica en el corazón del darwinismo.

 

 

 

Imagen: “Early bird stereograph2″ by E.R. McCollister – Library of Congress[1]. Licensed under Public Domain via Commons – https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Early_bird_stereograph2.jpg#/media/File:Early_bird_stereograph2.jpg

Etiquetas: